15 Photos - Nov 16, 2014
Photo: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.comPhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera 
Hoy viajamos a San Francisco, una ciudad íntimamente ligada a la literatura, cuna de muchos autores pertenecientes a la generación beat que, a partir de los años 50 actuó como un imán para un gran grupo de artistas, músicos y escritores.
En esta ciudad precisamente, en Columbus Avenue, encontramos un edificio triangular cuya visita es imprescindible. Se trata de City Lights Booksellers & Publishers.

Fundada en 1953 por el poeta Lawrence Ferlinghetti y Peter D. Martin, esta librería es uno de los grandes referentes en Estados Unidos cuando se habla de librerías independientes. Con un catálogo que ha crecido año tras año y una intensa actividad cultural, mantiene el espíritu beat, como puede apreciarse en esas grandes pancartas con mensajes cambiantes que ya son un clásico de San Francisco.
Con el tiempo, se han constituido también como editorial, y van editando libros de todos los géneros que ahora ocupan un lugar entre sus muchos, muchos estantes.
Una librería que ya se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las letras, y cuya fachada también es un reclamo turístico de quienes quieren conocer las luces de la ciudad. La literatura ilumina las mentes, no cabe duda, y en esta podemos encontrar cualquier cosa que busquemos. Solo que corremos el riesgo de no querer salir.

Una librería con mucha historia. Si las paredes hablaran... contarían la historia del sótano de este lugar. Descubierto por casualidad por el propietario, que se encontró con un taller utilizado como almacén por un electricista chino, o como guarida del dragón ceremonial del Año Nuevo Chino durante mucho tiempo (de hecho el propio Ferlinghetti habla de ello en uno de sus poemas). O tal vez, nos contara la historia de cuando se convirtió en una bodega literaria en la que se podían consumir libros o un tablón usado como una surte de "correo literario" por la que pasaron muchos, muchos grandes nombres. Si las paredes hablaran... nos recomendarían visitar este lugar.

Y nunca, nuca, olvidéis mirar al suelo al caminar por San Francisco. En las dos últimas imágenes os muestro el motivo.

Fotografías: flickr.com