10 Photos - Sep 14, 2014
Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/Photo: Domingo de libros, domingo de ruta Librera.
Hoy viajamos a Nueva York, allí, en Prince Street, muy cerquita de Lafayette, nos encontramos con  McNally Jackson.

McNally Jackson es una librería independiente que, poco a poco, se va abriendo un enorme hueco en el espacio cultural literario de Manhattan. Su apuesta pasa por ofertar prácticamente de todo, de libros a café pasando por wi-fi, sillones improvisados repartidos por la tienda y miles de títulos ordenados geográficamente. Allí los autores se esconden esperando ser encontrados por el lector adecuado que recorre dos enormes plantas con secciones para cocina, mascotas, deporte, guías de viaje y todo lo que uno pueda imaginar. Y cuando alguien dice "todo" tiene que cumplirlo, así que también poseen una máquina de impresión bajo demanda en apenas unos minutos. Aprovechemos pues esos minutos para tomarnos un café en un espacio cuyas paredes están atestadas de páginas de libros y en la que, cuando uno mira al techo para saber si las páginas continúan allí, descubre que se convirtieron en algún momento en libros colgantes. Todo un espectáculo visual, no cabe duda.

Un lugar que merece la pena en el que prácticamente a diario hay algún evento relacionado con la literatura y en el que, indudablemente, se respira el amor por las letras impresas de su propietaria. Porque esas cosas, se notan.

Fotografías: http://www.yelp.es/