8 Photos - Aug 24, 2014
Photo: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timelinePhoto: Domingo de libros, domingo de Ruta Librera. Hoy nos vamos a Barcelona a visitar la librería Gigamesh.
Cuando Alejo Cuervo decidió que hacía falta un espacio como este, allá por 1984, supongo que poco imaginaba que acabaría por tener una librería de referencia dentro del mundo de la ciencia ficción. Porque eso es hoy en día esta librería ubicada en la calle Bailén número 8.
500 metros cuadrados poblados, según cuentan, por seis kilómetros de estanterías, una sala polivalente donde hay firmas, juegos y todo lo que uno pueda pensar, y un mural presidiendo uno de sus mostradores obra de Enrique Corominas, parecerían motivos suficientes para ello. Pero hay más; allí podemos asistir a firmas y actos, podemos tropezarnos con zombis o caminantes y podemos, sobre todo, sentirnos a gusto en un espacio especialmente creado para los que gustamos de disfrutar de nuestro lado más friki. O simplemente si tenemos curiosidad por él.
Como nota curiosa os diré que hay en la librería un par de carritos para que podamos llevar cómodamente nuestras compras. Esto, así contado, puede parecer exagerado y teatral, pero luego uno se pierde entre estantes y acaba en la zona de ofertas y empieza a comprender la utilidad de dichos carros. 
Sumemos unos libreros estupendos, que se nota disfrutan de cada letra que venden, y creo que sobran los motivos para dejarnos caer por allí. Eso sí, hoy entre las fotos os dejo una muestra de lo que puede pasar si os asomáis.
Ya lo avisan: "Vicio y subcultura"
Fotografías: https://www.facebook.com/LibreriaGigamesh/timeline