6 Photos - Feb 18, 2014
Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/Photo: Domingo, toca hacer las maletas para nuestra ruta librera.
Hoy viajamos a Beijing a la librería The Bookworm.

Bookworm dicen ellos, gusano de libro, y nosotros lo modificamos un poco y hablamos de rata de biblioteca, pero poco importa el animal cuando el significado es el mismo: amante de los libros.
Esta librería, en constante expansión, cuenta con más de 16.000 títulos entre sus estantes acompañados de un personal que, sin prisa, nos habla de letras. Cómo no perder el reloj allí, y quedarnos en su restaurante o tomar un café buscando llevarnos la taza con su famoso gusanito.
Horas pasan allí sus visitantes entre veladas musicales, presentaciones, firmas... entre amigos. Personas que comparten una pasión y acaban recibiendo la noche en una espectacular terraza con una copa en la mano sin saber si hoy, será el día que improvisen una de sus famosas veladas musicales.
¿Necesitas otro atractivo? Tienen un festival propio, El Festival Internacional de Literatura Bookworm.
Y eso que no os he hablado de su famosa tarta de chocolate, o sus combinados y su carta de whiskies.
Fotos: http://beijingbookworm.com/