Photo: Hierbas a mano. Si prefiere cultivar las flores en el exterior, pero les gustaría tenerlas a mano para cocinar, coloque en la cocina algunos ramilletes de hierbas frescas de uso cotidiano, como perejil, romero y salvia, en tarros y jarritas. Deben cortarse por la mañana y mantenerse en agua hasta que se usen.
Photo: Cestos de hierbas. Los cocineros quieren tener siempre a mano un amplio surtido de hierbas. Estas tres cestas colgadas proporcionan, además, un bello conjunto decorativo.
Photo: En el estante. Si no tiene espacio suficiente en el alféizar de la ventana de su cocina para colocar macetas de hierbas, puede ponerlas en una divertida estantería como la que aparece en la imagen.
Photo: Coronas aromáticas. Unas coronas de pimientos y de hojas secas de castaño o laurel, colgadas en la cocina quedan preciosas. Pueden secarse de forma natural en un lugar cálido y ventilado.
Photo: Exposición en macetas. Para tener hierbas frescas hasta bien entrado el invierno, plante sus hierbas favoritas durante el otoño y trasladelas al interior. Elija recipientes que combinen con el estilo de la cocina; estos tiestos son ideales para una cocina moderna.
Loading...
Sabores de la Alpujarra
Public
Coronas aromáticas. Unas coronas de pimientos y de hojas secas de castaño o laurel, colgadas en la cocina quedan preciosas. Pueden secarse de forma natural en un lugar cálido y ventilado.
no plus ones