Post has attachment
Photo

Post has attachment
Los procesos para la obtención de los productos petroquímicos se llevan a cabo en refinerías e implican cambios físicos y químicos de los hidrocarburos. El proceso básico, que divide al petróleo y al gas natural en diversos compuestos más ligeros, se conoce como cracking (se desdoblan las moléculas).

Además de todo lo expuesto hay que dejar patente que, según los datos obtenidos, la petroquímica es un tipo de industria que tiene la particularidad de que ha crecido de manera vertiginosa desde su puesta en marcha en todo el mundo. De ahí que actualmente sea una importante área económica gracias a los importantes volúmenes de dinero y de beneficio que genera.

México o Arabia Saudí son dos de los países en los que más importancia y presencia tiene la petroquímica. No obstante, existen otros muchos que también han hecho de esta rama de la industria química una fuente de riqueza.


Photo

Hasta ahora hemos considerado el uso del petróleo, de sus derivados y del gas natural como combustibles, es decir, como fuentes de calor o de propulsión. Pero la tendencia actual, en nuestro país y en todo el mundo, es buscar otras fuentes de energía y utilizar gran parte del petróleo y del gas para transformarlos en productos que, a su vez, originan otros de gran demanda, como las fibras textiles, los detergentes, los plásticos, los medicamentos, etc.

La industria de transformación que utiliza petróleo, gas natural o de refinería como materias primas se llama petroquímica.

Ésta es una industria reciente, que nació en los Estados Unidos de América en 1918 pero que se desarrolló a partir de la Segunda Guerra Mundial, ante la necesidad de producir explosivos, caucho artificial para los equipos y fibras textiles para las vestimentas. Fuera de ese país, se destacaron por sus investigaciones y realizaciones Gran Bretaña, Holanda, Italia, La República Federal Alemana y Japón.

En Latinoamérica, el primer lugar le corresponde a México y luego siguen Brasil, Venezuela y la Argentina.

En los últimos años comenzaron a instalarse en nuestro país “polos petroquímicos”, se construyeron en luna misma región diferentes plantas donde la materia prima sufre sucesivas transformaciones hasta llegar al producto fina. Las más importantes realizaciones en este sentido son: Petroquímica Bahía Blanca y Petroquímica General Mosconi (Ensenada, provincia de Buenos Aires).

productos que elabora la petroquímica.

Se pueden dividir los productos según su utilización en:

Solventes, entre los cuales se encuentran diversos alcoholes, acetona y otros que se usan en la extracción de esencias para perfumes o de aceites de semillas oleaginosas, limpieza de ropas, etcétera:

Productos químicos industriales, tales como el negro de humo para pinturas y neumáticos; azufre para preparar ácido sulfúrico; aditivos para la nafta; anticongelantes para radiadores, etcétera;

Detergentes, que en gran parte reemplazan a los jabones y son más eficaces cuando se emplean aguas duras;

Productos químicos agropecuarios, tales como fertilizantes y herbicidas, cuyo uso determina aumentos en el rendimiento de las tierras cultivadas; insecticidas para combatir depredadores como la langosta e insectos portadores de diversas enfermedades;

Plásticos, como el polietileno, el polipropileno, el cloruro de polivinilo, etcétera, que al ser moldeados permiten la fabricación de innumerables objetos: tubos, envases, cubiertas impermeables, juguetes, materiales para la construcción;

Fibras sintéticas, variedades de plásticos que se transforman en filamentos continuos por el pasaje a través de finos orificios; por ejemplo: el nailon, el dacrón, el poliéster, etcétera.

La petroquímica, por lo tanto, aporta los conocimientos y mecanismos para la extracción de sustancias químicas a partir de los combustibles fósiles. La gasolina, el gasoil, el querosén, el propano, el metano y el butano son algunos de los combustibles fósiles que permiten el desarrollo de productos de la petroquímica.

Esta ciencia también posibilita la producción de fertilizantes, pesticidas y herbicidas, la obtención de asfalto y fibras sintéticas y la fabricación de distintos plásticos. Los guantes, los borradores y las pinturas, entre muchos otros artículos de uso cotidiano, forman parte de la producción petroquímica.

Hay que subrayar, además de todo lo expuesto hasta el momento, que la petroquímica es una rama de la industria química que se puede dividir claramente en dos grupos que se encuentran perfectamente diferenciados.

Así, por un lado, nos encontramos con la conocida como petroquímica primaria. Bajo dicha denominación se encuentra la disciplina que se encarga de manera fundamental de acometer lo que sería el procesamiento tanto del gas natural como de los derivados del petróleo.

Por otro lado, se halla la petroquímica secundaria. En su caso, la misma podemos establecer que se encarga de proceder a transformar distintos productos, fundamentalmente los básicos e intermedios, en otros que ya están elaborados y que se convierten en parte básica de la sociedad de consumo en la que vivimos. De esta manera, se obtienen gracias a esta industria desde detergentes hasta fertilizantes pasando por fibras sintéticas o pinturas, entre otros.

A partir de los combustibles sólidos, también podemos conseguir otra serie de productos muy importantes para el control de plagas, algo muy importante en los cultivos. Así, se pueden obtener fertilizantes, pesticidas y herbicidas que ayudan a evitar los ataques a los cultivos, con lo que ayudan a evitar pérdidas millonarias y a que la población pueda pasar hambre.

Si bien es cierto que en los combustibles sólidos son una materia con fecha de caducidad, ya que se espera que, aunque el plazo sea para dentro de mucho tiempo, se acaben y, por extensión los productos que se producen gracias a él.

Hoy día es imposible entender el mundo en que vivimos sin la aportación tan impresionante y tan importante de la industria petroquímica. Si la revolución industrial, que comenzó entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, fue el inicio de la era moderna, la aparición del petróleo y, por extensión de la industria petroquímica, es lo que nos ha permitido no sólo darnos una calidad de vida y prosperidad a nivel industrial, sino que todos sus logros van influir en el futuro de nuestro mundo. Aunque esta influencia que es positiva y muy importante, también tiene su lado negativo.

Hay que pensar que gracias a la investigación de la industria petroquímica podemos tener una serie de productos esenciales que, de otra manera sería imposible de conseguir y que, sin embargo lo vemos como algo normal en nuestra sociedad. Ejemplo de ello, como todo el mundo puede saber, es el gasoil, la gasolina o el queroseno. Pero también hay otros productos que sin la industria petroquímica no existirían, como por ejemplo el metano, el butano, el propano u otros productos como, por ejemplo, el plástico o el asfalto e incluso las fibras sintéticas.

Del petróleo se obtienen determinados compuestos que son la base de diversas cadenas productivas que determinan en una amplia gama de productos denominados petroquímicos que se utilizan en las industrias de fertilizantes, plásticos, alimenticia, farmacéutica, química y textil, entre otras. Las principales cadenas petroquímicas son las del gas natural, las olefinas ligeras (etileno, propileno y butenos) y la de los aromáticos.

A partir del gas natural se produce el gas de síntesis que permite la producción a gran escala de hidrógeno, haciendo posible la producción posterior de amoníaco por su reacción con nitrógeno, y de metanol, materia prima en la producción de metil-terbutil-éter, entre otros compuestos.

Del etileno se producen un gran número de derivados, como las diferentes clases de polietileno, cloruro de vinilo, compuestos clorados, óxidos de etileno, monómeros de estireno entre otros que tienen aplicación en plásticos, recubrimientos, moldes, etc.

Del propileno se producen compuestos como alcohol isopropílico, polipropileno y acrilonitrilo, que tienen gran aplicación en la industria de solventes, pinturas y fibras sintéticas.

Por deshidrogenación de butenos, o como subproducto del proceso de fabricación de etileno se obtiene el 1.3-butadieno que es una materia prima fundamental en la industria de los elastómeros, para la fabricación de llantas, sellos, etc.

Una cadena fundamental en la industria petroquímica se basa en los aromáticos (benceno, tolueno y xilenos). El benceno es la base de producción de ciclohexano y de la industria del nylon; así como del cumeno para la producción industrial de acetona y fenol. Los xilenos son el inicio de diversas cadenas petroquímicas, principalmente las de las fibras sintéticas.

Post has attachment
Photo

Post has attachment

Post has attachment
La industria de la petroquímica.
Wait while more posts are being loaded