Mucho se habla de la neocolonización del hombre en la actualidad tomando parte en el devenir histórico cuando en realidad ha sido parte en todo momento desde muchos planos de referencia.

Sin ahondar en quien fue el primero que se ocupó de repensar el concepto de reificación y sí esta fue una reflexión filosófica de carácter marxista donde la transmisión de una teoría social fundamentalmente economicista cayo en cuenta el valor de uso cual fetiche ha convertido al hombre (genérico) en mercancía.

Pero esta mercancía no es cualquier cosa, es una mercancía que cumple sueños y va de la mano del campo socio-cultural centrado en el ego hedonista.

Es cuando caemos en cuenta que la reificación da parte en cualquier momento y espacio en nuestra cotidianidad sobretodo en nuestro centro existencial o ámbito familiar.

Nuestra historia de vida nace y se propaga dentro de los valores y principios que nos son dados en nuestra familia, llevando y recibiendo como respuestas a las acciones desplegadas y recibidas con los más allegados dentro de nuestras primeras socializaciones mediadas con nuestro género y roles también esperados los cuales cohesionan personalidades marcadas como pautas teológicas de la iglesia, educación, lo que trae consigo un entorno mediado por doctrinas e idealizaciones reproducidas por medios de información y comunicación, expresadas y compartidas en redes sociales.

¿verdaderamente son expresadas o son producto de estrategias creadas para vender la imagen que deseamos proyectar para alcanzar éxito y alcances de vida?...

Es así como recibimos en nuestro facebook la solicitud de amistad de la persona que más nos odia y compite en nuestro alcance de algo...con sentimientos y emociones encontradas y no compartidas pero que necesita alimentarse de nuestra forma de vida para recrear ese resentimiento y encontrar nuestro punto más flaco o débil para desacreditarnos con los otros y utilizar un recurso muy natural...el descrédito y la descalificación personal, lo cual tiene alta influencia en los demás cuando en realidad las razones éticas y morales están en desuso.

El ego prevalece de tal manera que no hay nadie más importante para nosotros mismo que nosotros. Los otros están para servirnos como medios de alcance y si no cumplen ese papel son desechados y excretados.

Este modo de vida está naturalizado desde sus propios orígenes y si eres una persona emprendedora y exitosa estas obligado a cumplir los deseos de los demás que desean lo que tu tienes, sean estas "cosas" una pareja, una vivienda, un carro, unos zapatos, entre otras...si no lo haces eres pedante, egoísta, malvado(a), entre otros calificativos...

Todos ven tus defectos y nadie tus virtudes sino las propias, viviendo en un mundo de subjetividades...regodeándose del morbo que producen los chismes, el cotilleo, el hablar de los demás pero desde un punto malsano, destructivo...

En las iglesias vemos caras y no corazones...y si haces un favor estas pensando en la forma que vas a cobrarlo...todo tiene un precio...todo tiene una razón de ser...nada es gratuito...

Este pensamiento es el causante de rencores, miedos y fracasos..."él no me quiso"...."el me mintió, no me amaba y nunca me amo"..."el dejo que lo adorara y nunca me amo"..."mentira todo era mentira"..."las falsas promesas que siempre decía"...

"El drama" es parte de nuestras vidas...somos dramáticos por naturaleza....mirando a través de estos catalejos creamos nuestros mundos, nuestras percepciones, nuestras emociones...presas de falsedad e injusticias hacía nosotros...cuando somos merecedores de cosas lindas, bellas, verdaderas tal cual somos los mejores.

Esta iniciativa de reflexión es a discernir y ampliar nuestra visión común o sentido común para identificar la teoría y práctica de reificación de manera universal y no desacreditarla ni atacarla desde una oposición sino desde una comprensión del drama y el morbo y situarnos arriba del péndulo y no ser parte de ella...buscando emancipar el sentido común nos libramos de visiones estereotipadas que no nos llevan a planos más superiores a evolucionar como seres humanos y no utilizar la humanidad para criterios individuales...
Wait while more posts are being loaded