►QUINCE AÑOS ATRÁS◄

Una mañana cualquiera,la pequeña Saxana se despertó sobresaltada de la cama,cosa que no era muy habitual en ella,la causa fue graves gritos acompañados de un sonoro llanto que sonaba junto a su cama.

Sin entender nada,la niña se levantó de su casa,comenzando a mirar hacía los lados dubitativa,ya que no sabía de donde venía ese llanto,pero pudo ver una pequeña figura agachada junto a la puerta,abrazándose a sus piernas,allí vio como su hermana gemela,Julietta,a la que ella llamaba Nana,estaba llorando,y ella desconocía la razón.

Saxana,se sentó juntó a su hermana,y la abrazó tratando que dejase de llorar.A esto que le preguntó por que causa estaba llorando,y Julietta la miró con los ojos rojos,sin dejar de llorar un segundo.

—Mamá y papá no dejan de discutir...creo que se van a separar y nos llevarán a cada una con uno de ellos.

Murmuró la niña,haciendo que los ojos de Saxana se abriesen como platos comenzando a negar nuevamente con la cabeza.

—Eso es imposible ¡Nunca dejaré que me alejen de ti!

Dijo esto en un tono elevado,que se podía escuchar en todo el dormitorio.

Ambas niñas acabaron levantándose del suelo. Mientras que Saxana se encontraba abriendo poco a poco la puerta para poder observar detrás de ella a sus padres e intentar escuchar algo con respecto a la conversación de ambos, Julietta estaba ideando un plan para que evitasen que separasen a las niñas. Ya que había conocido como unas amigas de las gemelas habían tenido que separarse tras la separación de sus padres.

—¡Ya lo tengo! Podemos escaparnos e ir a la casa vieja, al sótano. Sólo nosotras sabemos ese lugar. Y ahí no nos podrá encontrar nadie.

Saxa tras escuchar las palabras de su hermana, se giró lentamente para observar que hablaba totalmente en serio. Al mirarle a los ojos sabía que así era. Cerró despacio la puerta, y al cabo de unos minutos hablando decidieron qué era lo mejor para ambas.

Las niñas cogieron una de sus pequeñas mochilas,comenzando a meter cosas en esta,cuando por fin tuvieron todo listo,lo guardaron,y esperaron a que la noche cayera para por fin escaparse de aquel lugar.

Una vez que la noche cayó, ambas salieron trepando por la hiedra que había en su ventana cargadas con las mochilas con algunas que otras chocolatinas, bebidas...

Emprendieron camino a la casa donde solo las niñas sabían,y tras estar 15 minutos andando,llegaron a su destino. Como sabían que no iban a poder entrar por la puerta,entraron por el gran ventanal del patio,penetrando una por una,y tras esto por fin estuvieron dentro.

Cuando por fin estuvieron dentro,se dirigieron a la planta subterránea de la casa,comenzando a colocar las cosas por los sitios de allí. Esa sería la primera noche

En ese momento cuando sus destinos cambiarían. Cosas que ninguna de las niñas lo sabría.
¿Que pasaría con ellas?
Wait while more posts are being loaded