IDEALISMO Y MATERIALISMO!!!

El término “idealismo” fue utilizado por vez primera en el siglo XVII para caracterizar la filosofía platónica en cuanto ésta había establecido que la realidad consiste en Ideas, una tesis que trajo consigo el espiritualismo, o doctrina que sostiene la existencia de entidades simples, inmateriales y trascendentes como el alma, los ángeles y Dios. Según el idealismo, lo que verdaderamente existe puede ser comprendido por el entendimiento, pero no percibido por los sentidos, pues es inmaterial. De esta manera se reduce la realidad a pensamiento, pero no a una clase de pensamiento que no fuera más que una representación subjetiva, sino a existencias reales, incorpóreas e invisibles, pero no ininteligibles. El término “materialismo” apareció también en el siglo XVII. Con él se dio nombre a las doctrinas filosóficas que solamente reconocen la existencia de sustancias materiales y niegan, en consecuencia, la de las espirituales e ideales. Como decía Fichte, el idealismo ve que la realidad deriva de la conciencia, la Idea o el Espíritu y el materialismo que la conciencia, la Idea o el Espíritu derivan de la materia.
El materialismo es la doctrina ontológica según la cual la materia es la realidad fundamental o verdadera y lo inmaterial no existe o puede reducirse de un modo u otro a la materia. Pero el idealismo y el materialismo no son dos sistemas filosóficos que hayan evolucionado en paralelo, sin tocarse el uno al otro. Mas bien se han entrecruzado a lo largo de la historia de ambos, como se verá en lo que sigue.
1. Materialismo e idealismo en la Antigüedad
La Edad Antigua osciló entre el idealismo de Platón, el primer filósofo que postuló la existencia de las Ideas, y el materialismo de Demócrito, que afirmó la existencia única de la materia y redujo a ésta todo lo demás.
Platón (427-347 a. C.) presenta la Idea, o esencia inteligible que se sustrae al cambio, contra todo lo material, mutable y múltiple. Idea fue para él la especie universal, el modelo y fundamento ontológico de las múltiples cosas individuales. Que haya un ser que es más o menos que otro se debe a que hay un tercero que no es ni más ni menos, sino absoluto, en comparación con el cual los otros dos son más o menos. De otro modo no sería posible comparar entre sí dos cosas cualesquiera. Así es como Platón convierte la Idea en modelo.
¿Cómo conocer las Ideas? Por recuerdo, o anámnesis, dice Platón. El alma no debe salir de sí para encontrarlas, pues en una vida anterior las pudo contemplar de frente. Si las ha olvidado ha sido porque fue condenada al encierro del cuerpo y ahora tiene que usar los sentidos de éste a modo de señales que las traigan a su memoria. El uso de los sentidos es, pues, imprescindible para comprenderlas, aunque sólo sea porque hacen ver la apariencia sensible como mera apariencia de la verdad. Si el filósofo les agrega el uso de la dialéctica, puede estar seguro de entender las Ideas cuanto es posible hacerlo en esta vida.
Demócrito, por su lado, negó la existencia de seres inmateriales y redujo la realidad a dos únicas entidades, los átomos y el vacío. Los átomos son partículas materiales sólidas, impenetrables, duras, eternas e invariables. Solamente tienen figura, orden y posición, cualidades de las que derivan todas las propiedades de los objetos. El vacío es un cierto no-ser necesario para posibilitar el movimiento rectilíneo de los átomos. La realidad material no puede conocerse por los sentidos, sino solamente por la razón.
Aristóteles incorporó a su teoría metafísica de la sustancia la materia de la tradición jónica y la forma trans-física de la filosofía de Parménides, que había sido continuada por Platón. Este dualismo se prolongó en otro mucho más explícito cuando sentó la tesis de que el mundo de las sustancias naturales, corpóreas o materiales, tiene necesidad del Ser inmaterial, el Acto Puro, para imprimirle movimiento.
El estoicismo y el epicureismo defendieron posteriormente la materialidad y unicidad del cosmos, tratando de refundir el Acto Puro en la materia eterna para dotarla así de movimiento propio. De este modo procuraron sortear el dualismo aristotélico por medio de la instauración de un monismo materialista. En lo cual sólo en parte siguieron la metafísica de Demócrito.
2. Materialismo e idealismo en la Edad Media
La filosofía escolástica medieval heredó el idealismo y el espiritualismo de origen platónico, pero no desdeñó la materia, que por influjo directo de la religión cristiana fue dotada de una dignidad que los anteriores idealismos no habían podido reconocerle. Santo Tomás es sin duda alguna el filósofo que logra de modo más acabado una síntesis bien fundada de las corrientes materialistas e idealistas presentes tanto en la filosofía como en la religión.
La oposición máxima a toda doctrina materialista fue seguramente la del neoplatonismodel siglo III d. C., según el cual la materia es el momento de máxima decadencia del Uno, el momento en que el Ser se aproxima más a la Nada y al Mal.
La interpretación neoplatónica de las Ideas como contenidos de la mente del Uno habría de ser heredada por toda la filosofía medieval, sobre todo a partir de San Agustín. Las Ideas de Dios, que siguieron siendo eternas para los cristianos, como habían pensado Platón y Aristóteles, fueron durante la Edad Media paradigmas de la creación, modelos que Dios tuvo en su mente antes de que existieran las cosas.
El Acto Puro o Primer Motor Inmóvil de la metafísica aristotélica se identificó con el Dios de la religión revelada, en la demostración de cuya existencia llegaron a su cumbre más alta el espiritualismo y el idealismo medievales. Las pruebas más célebres son las de San Anselmo y Santo Tomás. La del primero ha recibido el nombre de argumento ontológico, o demostración a priori, por partir de la esencia de Dios para concluir en su existencia. Las de Santo Tomás fueron llamadas por él mismo vías per effectum (por el efecto) porque parten de experiencias comunes. Actualmente se conocen como demostraciones a posteriori.
El insensato debe convencerse, pues, de que existe, al menos en el entendimiento, algo mayor que lo cual nada puede pensarse, porque cuando oye esto, lo entiende, y lo que se entiende existe en el entendimiento. Y, en verdad, aquello mayor que lo cual nada puede pensarse, no puede existir sólo en el entendimiento. Pues si sólo existe en el entendimiento puede pensarse algo que exista también en la realidad, lo cual es mayor. Por consiguiente, si aquello mayor que lo cual nada puede pensarse, existe sólo en el entendimiento, aquello mayor que lo cual nada puede pensarse es lo mismo que aquello mayor que lo cual puede pensarse algo. Pero esto ciertamente no puede ser. Existe, por tanto, fuera de toda duda, algo mayor que lo cual nada puede pensarse, tanto en el entendimiento como en la realidad. (San Anselmo, Proslogion)
Las vías de Santo Tomás son cinco. Esquemáticamente dicen lo que sigue:
1ª.- Del movimiento. Hay cosas que se mueven. Todo lo que se mueve es movido por otro. Puesto que sería absurdo que hubiera una serie causal infinita, debe admitirse que existe un primer motor inmóvil, al cual llamamos Dios.
2ª.- De la causa eficiente. Nada puede ser causa eficiente de sí mismo. La causa de algo o bien es incausada o bien tiene otra causa. Si tiene otra, ésta a su vez tendrá otra, y así hasta el infinito. Pero es absurdo que haya una serie causal infinita. Luego hay una causa incausada, una causa eficiente primera, a la cual llamamos Dios.
3ª.- De la contingencia. Encontramos algunas cosas que son contingentes, es decir, que pueden existir y no existir. Si todo fuera contingente, alguna vez no hubo nada, porque lo que es posible que suceda sucede necesariamente en un tiempo suficiente. Pero entonces no habría nada ahora mismo, porque nada empieza a existir si no es por algo que existe ya. Pero es falso que ahora nada exista. Luego no todo es contingente y hay algo que es necesario. Lo necesario puede ser por sí o por otro. Si fuera por otro, éste sería por otro y así hasta el infinito, lo cual es imposible. Luego existe un ser necesario por sí, al cual llamamos Dios.
4ª.- De la perfección. Observamos que hay grados jerárquicos de perfección entre las criaturas. Pero el más y el menos exigen lo absoluto. Luego hay un ser absoluto y perfecto que es causa de todos los demás seres y al que llamamos Dios.
5ª.- Del orden. Todas las cosas tienen una teleología, un fin. Su movimiento está ordenado a conseguir algo. Luego hay un orden del mundo. Pero no podría haberlo sin una inteligencia ordenadora, a la cual llamamos Dios.
Pese a las apariencias, el espiritualismo de los medievales no les impidió examinar el concepto de materia con una profundidad desconocida hasta entonces. En su metafísica estuvo siempre presente el neoplatonismo, que hubo de chocar frontalmente con las consecuencias del creacionismo: si la materia es obra de Dios, si Dios mismo se ha hecho carne, si ha resucitado y ascendido corporalmente a los cielos y si su cuerpo está presente en la Eucaristía, entonces no puede admitirse que la materia sea una aproximación al Mal y a la Nada.
Luego es necesario pensar en ella sin las restricciones metafísicas y morales impuestas por el neoplatonismo y la filosofía helénica. La materia no puede seguir siendo pensada como fuente de maldad. Tampoco pueden aceptarse sin más las propiedades que el propio Aristóteles le había impuesto, propiedades como la impenetrabilidad, o imposibilidad de que un cuerpo ocupe el lugar de otro, y la locación restrictiva, o imposibilidad de que un cuerpo esté en dos lugares a la vez.
Si, por ejemplo, dos cuerpos no pudieran estar simultáneamente en el mismo sitio, observa Santo Tomás, entonces Cristo no podría haber ascendido a los cielos cuando resucitó, pues tendría que haber traspasado las esferas celestes, lo cual habría sido imposible. Si esto sucedió fue porque el cuerpo de Cristo fue un cuerpo glorioso. Ésta es una noción religiosa, pero una noción que abrió la posibilidad de ser utilizada por vía naturalista. Tal es el caso, por ejemplo, del éter electromagnético de Maxwell, que los astros atraviesan en sus órbitas.
3. Materialismo e idealismo en la Edad Moderna
Por todo ello la escolástica medieval señaló las tres vías que habrían de seguir los siglos posteriores:
a) El dualismo, que respetó la propia tradición escolástica, admitiendo la entidad propia de los dos mundos, el material y el espiritual.c) El idealismo, que tendió a suprimir la diferencia entre los dos mundos, llegando a concebir la materia como emanación del ser incorpóreo.
b) El materialismo, que llegó a suprimir la diferencia entre ellos en beneficio de la materia corpórea.
a) El dualismo
Descartes (1596-1650), fundador del racionalismo, mantuvo la convicción de que existen dos mundos, el de la materia y el del espíritu. Las ideas, que la filosofía medieval había colocado en la mente de Dios, fueron situadas por él en la del sujeto. Este no puede conocer directamente las cosas, sino solamente las ideas que tiene de ellas, ideas que proceden de la sola razón y que él llamó innatas por este motivo. De la realidad extramental no hay noticia directa. Si la filosofía acepta su existencia es porque, después de haber probado la de Dios, comprende que, dado que Él no es capaz de engaño, pues es bueno, ha hecho que las ideas se correspondan con el mundo.
La realidad de las cosas finitas se distribuye, en consecuencia, entre dos clases de sustancia netamente diferenciadas, la mente espiritual e inextensa y la materia inerte y extensa, quedando en entredicho la posibilidad de comunicación entre ambas.
Los filósofos del momento prestaron su adhesión a este dualismo y al subjetivismo idealista implícito en él. Unos defendieron la tesis central de Descartes, a saber, la de la existencia de las ideas innatas en la razón. Otros la negaron y sostuvieron que todas las ideas proceden de la experiencia sensible. Los primeros fueron llamados racionalistas, los segundos empiristas.
Entre los primeros destacan Nicolás Malebranche (1638-1715), para quien las ideas están solamente en Dios, que las pone en nosotros, y Godofredo Guillermo Leibniz(1646-1716), para quien el mundo está compuesto de mónadas o sustancias individuales espirituales, cerradas sobre sí de tal manera que nada penetra en su interior y son independientes unas de otras.

1. Describe las principales caractericas que confirman que tienes la fortaleza para comprender y aplicar la filosofía ahora? Que soy un ser vivo, por lo cual yo tengo la capacidad de aprender tanto quiere nada me debe de ser imposible, no tengo que tener limites cuando se trata de aprender, ahora que ya me imparten la materia de filosofía, me tiene que ser mas sencillo porque día a día voy viendo mas sobre filosofía, todo es sencillo cuando uno quiere.

2. Cual es tu respuesta argumentada en el contexto de este salón (grupo) sorbe lo que es y para lo que es la filosofía? Pues creo que cuando el maestro nos habla de la filosofía lo hace para que nosotros sepamos el porque y para que de la filosofía saber filosofar no es difícil, tan solo es querer, y querer es poder no debemos de tener limite alguno.

3. Según tu entendimiento describe los criterios argumentales por los cuales es posible que tu construyas tu identidad como ?persona, ciudadano y alumno d la universidad de Guadalajara? Claro que mi personalidad en todo los aspectos es desde que uno nace, puesto que yo soy un ser humano que crece día a día y su o mejor dicho mi personalidad se va dando, ya que nadie puede obtener o usurpar mi personalidad, en ningún aspecto, todos tenemos nuestra propia identidad nadie es igual a nadie.

4. Describe cada una de las potencias fundamentales del ser humano con las cuales puede manifestar la resolución de todo conflicto o la problematizacion de toda su vida con maldad? Yo creo que nadie tiene maldad, simoplemente son enojos o algo similar, maldad la que tengo yo, jaja pueden enfrentar sus conflictos desde el punto que implican estos, osea desde el punto clave.

5. El materialismo y el idealismo son corrientes filosóficas . Permiten que el ser humano genere una diversidad de posturas filosóficas. Menciona mínimo 20
Pues el Materialismo proviene de material... El materialismo es una corriente de la Filosofía que surge estricta y exclusivamente como contrapartida de otra, denominada idealismo, para responder a aquella cuestión fundamental de la filosofía sobre qué es primero: el pensamiento o lo material. El materialismo es una corriente de la Filosofía que surge estricta y exclusivamente como contrapartida de otra, denominada idealismo, para responder a aquella cuestión fundamental de la filosofía sobre qué es primero: el pensamiento o lo material. El materialismo es una corriente de la filosofía que surge estricta y exclusivamente como contrapartida de otra, denominada idealismo, para responder aquella cuestión fundamental de la filosofa sobre que es primero: El pensamiento o lo material. La noción de idealismo posee dos grandes acepciones. Por un lado, se emplea para describir la posibilidad de la inteligencia para idealizar. Por otra parte, el idealismo se presenta como un sistema de carácter filosófico que concibe las ideas como el principio del ser y del conocer.

CLASE DEL 13 DE SEPTIEMBRE!!!! Del 0 al 100 en que numero me encuentro.

Yo considero que estoy en el nivel 0 ya que no soy capaz de expresar mis ideas u opiniones, aveces suele ser por ignorancia o por vergüenza a equivocarme. No creo estar completamente en el 0 ya que en estas clases que he tenido de filosofía ya soy capaz de poder filosofar mis ideas, ya es menos la ignorancia al hablar de Filosofía.
Para lo que resta de este semestre me planteare leer y comprender mas a fondo el tema o mas bien todo lo que tiene que ver con la filosofa, para poder filosofar correcta mente todo lo que yo quiera.

17-Agosto-2016!!

´Describe lo que consideras que sea fundamental para la filosofía? Entender la realidad que lo rodea, las pregunta que nos planteamos de la vida, la muerte el mundo y el ser humano.

Mi inicio con la filosofía

En realidad de la filosofía no tenia idea de lo que era, jamas le puse interés alguno, no me interesaba hasta hoy que ya estoy cursando esa materia, cabe destacar que la filosofía no es difícil, pues si no simplemente es todo lo que nos rodea, así que creo que ya es momento de poner en practica el pensar, escuchar, reflexionar y demás.

Usando mi azotea.

Pues empecé desde que tuve uso de razón en todos los sentidos Cuando empecé a ver oír sentir oler aprender reflexionar y así sucesivamente uno aprende tanto ya sea mucho o poco Depende de lo que uno quiere aprender todo depende de uno mismo por ejemplo si me pongo a reflexionar sobre filosofía por Dios no tenía idea alguna de lo que esto era porque nunca le puse interés alguno más sin embargo ya no es así pues ya me llamó la atención el porqué y para qué de la filosofía que es para qué sirve es necesario vaya son muchísimas cosas que pronto poniendo el famoso empeño en la materia poder resolver.
La azotea que yo tengo a más bien o más bien creo tener no es un simple adorno es para ser utilizado ponerlo a trabajar a reflexionar a actuar a que haga su trabajo mientras yo hago el mío poniéndolo a pensar el llevarlo a que a que pida mis neuronas o partes de mi cuerpo a funcionar ya que es de mi azotea De dónde proviene mis pensamientos para que sea mejor todo ahí arriba Claro que todo esto es para mi reflexión ya sea en filosofía o no en ella.
En conclusión a todo lo anterior tengo muy presente que tengo que desarrollar cada vez mi azotea claro tiene que ser más cada vez y verde muchos puntos todo diría el filósofo Plutón Yo sólo sé que no sé nada y la azotea terminará Sabiendo.

😥😥😥😥😥 Tareas, tareas, tareas!!! O shet😏

ORIGEN, DEFINICION Y OBJETO DE LA ACTIVIDAD FILOSOFICA
CARACTERISTICAS DE LA FILOSOFIA

La filosofía es uno delos diversos intentos del ser humano de comprender tanto la realidad que lo rodea como así mismo. También la ciencia o la religión pretenden dar una respuesta a las preguntas que nos planteamos acerca de la vida, la muerte, el mundo, el ser humano, el bien y el mal y cuestiones similares que nos afectan muy profundamente. Ahora bien, existen diferencias notables que hacen de la filosofía un empeño peculiar en esa búsqueda por comprender.
En primer lugar, y en contra posición a la religión, la filosofía es, o pretende ser, una indagación racional de la realidad o del mundo.

En la filosofía no hay lugar para dogmas o revelaciones divinas y tampoco juegan ningún papel la autoridad a la hora de dilucidad cual pudiera ser la verdad sobre una cuestión. Así mismo, los mitos, las tradiciones o sentido común acrítico, son igualmente descartados en la medida que no examinen en profundidad, y por medio de la razón, las ideas que los sostienen. No obstante, esto no quiere decir que la filosofía no analice o que ignore por completo los presupuesto o afirmaciones de la religión o de la tradición. Estas son también objeto de estudio de la filosofía, así como de la antropología, psicología.

En su afán por conocer mejor al ser humano. la filosofía, por otra parte , en muchas ocasiones, como cuál será el lugar del ser humano en el mundo , o el sentido de la vida, pero lo importante, repetimos, es la manera en que aborda los problemas, y esta es su forma crítica, examinando cada afirmación sin dar ninguna por supuesta o comprobada previamente ( y en caso de que no se haya podido examinar una formación, por la complejidad del tema o por otra circunstancias, no por ello se acepta como dogma de fe, si no sigue siendo considerada susceptible de un examen crítico).
En segundo lugar, y ahora en relación a la ciencia, la filosofía pretende ser un saber omniabarcante, referente a la totalidad de lo real, y no solo a una rama particular de esta, como sucede en caso de las ciencias que a lo largo de la historia en ido fermentándose en diversos ramas o especialidades cada una de las cuales atiende a un solo ámbito específico de la realidad (hacia en ido la astronomía, la biología, la geología, etc.). la filosofía es por lo tanto, un saber general, y como tal ponen cuestión cualquier tema y reflexiona sobre el ser humano (¿ qué es el ser humano?, ¿Qué significa ser “personas”?), sobre la ciencia (¿ es la ciencia un conocimiento seguro?, ¿Cómo se distingue la ciencia en otro tipo de conocimiento?) o sobre la propia filosofía ( pues la pregunta “¿Qué es la filosofía?” es a su vez una pregunta filosófica), entre otras cosas esta concepción de la filosofía como un tipo de saber es resumida claramente por el filósofo ingles Bertrand Russell (1872-1970).
Existe, no obstante, otra concepción de la filosofía, la filosofía como actitud, que nos remite a los orígenes de la filosofía en la antigüedad Grecia en el siglo V a. c según esta concepción lo verdaderamente lo significativo del filósofo en su capacidad de asombro ante el mundo unida a la curiosidad por conocer cuando le rodea. El filósofo, en este sentido no es un sabio, que ya conoce todas las respuestas, ni un ignorante, que las desconocen y ni siquiera tiene interés en conocerlas, si no, tal y como nos dice el sentido etimológico del término “filosofo” (filo-sapos), un amigo o amante de la sabiduría, aquel que aspira al saber , que es consciente de su propia ignorancia y que no se conforma con aceptar sin poner en cuestión las afirmaciones que le brinda el sentido común a la demás personas.

Mi taarea :c profe

:)
Wait while more posts are being loaded