Exfolia tu cara
Con azúcar y crema
tu piel quedara suave y terca como la de un bebe.
OJO: No exageres con la exfoliación
Muchas veces abusamos de la exfoliación y nos volvemos locas con ella. Lamentablemente el exceso resulta en muchos vasos capilares rotos; así que usar un limpiador con una esponja para rostro es más que suficiente.

3 típs para cuidar la piel de tu cuerpo.

Regla 1
Protejo la piel del sol

Para mantener la piel saludable, no salgas al sol sin protección. Aplica una crema solar con un SPF que esté adaptado a tu tipo de piel. Repite la aplicación de manera regular. También es recomendable que no se esté bajo el sol durante las horas de más calor del día.

Regla 2
Solo uso jabón suave para la piel

¿La piel de tu cuerpo tiende a secarse, sobre todo después de la ducha? Es importante usar productos de cuidado de la piel suaves y sin jabón para la rutina de limpieza. Si utilizas productos demasiado fuertes, tu piel puede volverse extremadamente seca y sentirse molesta. Los mejores productos que se pueden usar son: jabones ricos en lípidos.

Regla 3
¡En la ducha!

Para la piel es mejor la ducha que el baño, que tiende a deshidratar la piel. Asegúrate de que el agua esté templada mejor que caliente. Para los amantes del baño, esta bien darse un baño de tanto en cuanto. Sin embargo, ¡no estéis en el agua mucho tiempo!


TIPS PARA EL CUIDADO DE LA CARA
#1 Sé cuidadosa
Quizás decir esto parezca una obviedad. Sin embargo, en el cuidado de la piel...¡debes ser más que cuidadosa! No uses lociones limpiadoras o exfoliantes faciales con mucha cantidad de ácido, por ejemplo, pues resecan demasiado la piel. Elige con atención los productos más adecuados para tu tipo de piel y, siempre que puedas, opta por soluciones naturales.

#2 Lava tu rostro con miel
La miel es un ingrediente natural muy efectivo para la belleza de la piel, así que en lugar de utilizar una loción limpiadora o agua y jabón especial para quitar las impurezas, toma un frasco de miel y aplica un poco de ella en el rostro. ¡Haz la prueba! Notarás que tu piel queda naturalmente limpia y suave.

#3 Enjuaga tu rostro con agua fría
Cuando apenas te levantes y vayas al baño a mojarte la cara para despertarte...¡usa agua fría! La temperatura baja del agua no solo es la más indicada para despabilarnos rápidamente sino también para promover una mejor humectación en la piel y cerrar los poros. El agua caliente, de lo contrario, la vuelve más seca y escamosa.

#4 Sécate con una toalla suave
Recuerda uno de los puntos anteriores: ¡sé cuidadosa! Cuando termines de enjuagarte, no frotes tu rostro de manera fuerte y brusca contra la toalla. Recuerda que la piel de la cara es muy sensible; así que apenas acaríciala con la toalla y luego deja que se seque naturalmente.

#5 Utiliza aceites vegetales
Otros ingredientes naturales fantásticos para tener una piel perfecta son los aceites vegetales, como el aceite de almendras, el aceite de rosa mosqueta, el aceite de coco, el aceite de oliva... Estos productos hidratan, limpian y suavizan la piel de manera inofensiva, natural y, por supuesto, económica. ¡Son de lo mejor!

#6 No te pases con el alcohol
Uno de los efectos del consumo de alcohol en el organismo es la deshidratación y, con ella, una mayor sequedad en la piel. Si bien una copa de vino después de la cena es beneficiosa para el cuidado del corazón, intenta no excederte con el alcohol si quieres tener una piel atractiva, luminosa y saludable. Es un gran enemigo: recuérdalo.

#7 Bebe frutas y verduras
Nada mejor para la piel y la salud en general que un suculento licuado de frutas y verduras repleto de nutrientes y antioxidantes. ¡Además, son deliciosos! Intenta beber algún licuado de frutas y verduras cada dos días. Una opción puede ser una mezcla de zumo de manzana, zanahoria y pimientos rojos.

#8 Disfruta
Las frutas y las verduras son los alimentos más sanos que podemos encontrar. Ellos nos aportan vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para la salud y también para la belleza, pues lo que comemos tiene efecto en nuestra apariencia.

#9 ¡Muévete!
El ejercicio es uno de los mejores hábitos para tener una mejor salud, un cuerpo espectacular y, ¡una piel hermosa! Porque cuando transpiramos, liberamos toxinas y se oxigenan nuestras células.


Receta de mascarilla con aceite de oliva y huevo
Bate en un recipiente pequeño un huevo y luego añade una cucharada pequeña de aceite de oliva y dos cucharadas de mayonesa. Aplica sobre el cabello y deja que actúe unos quince minutos como mínimo y media hora como máximo. Pasado este tiempo aclara con abundante agua y lávalo con tu shampú habitual. Resultado de imagen para aceite de oliva
Receta de mascarilla con aguacate (o palta)
Pela un aguacate y quítale su pulpa, puedes también cortarlo al medio para que sea más sencillo. Coloca en un recipiente y vierte una cucharada de aceite de oliva y una yema de huevo. Bate todo muy bien hasta que se forme una mezcla homogénea (te puedes ayudar con la batidora o la licuadora). Aplica esa pasta en tu cabello, sobre todo en las puntas. Deja algunos minutos y luego quita la mascarilla con abundante agua. Después lava tu cabeza como de costumbre.Resultado de imagen para aguacate y aceite
Receta de mascarilla de aloe vera
Precisarás al menos dos tallos de aloe vera o sábila, los cuáles cortas de forma longitudinal para poder extraer toda su pulpa. Coloca en un recipiente y añade tres cucharadas de tu acondicionador habitual. Licúa ambos durante cinco minutos y aplica en el cuero cabelludo mediante masajes circulares. Coloca una gorra de plástico y deja que actúe unos 30 minutos. Retira con abundante agua y lava con shampú.Resultado de imagen para aloe vera


Tips para un bronceado perfecto:

Un bronceado perfecto tiene muchas ventajas para el cuerpo, debido a que mejora tu apariencia, fortalece tus huesos y ayudan a prevenir algunas enfermedades, gracias a los rayos solares, principal fuente de vitamina D.

1.- Prepárate para el sol: 15 días antes de que te expongas al sol, aplica prebronceadores, para activar la melanina y evitar las quemaduras. Puedes comprarlos en cualquier tienda de productos de belleza.

2.- Dieta para la piel: Semanas antes de tu viaje consume alimentos ricos en caroteno (zanahoria, tomate) y alfacaroteno (maíz, brócoli, kiwi) para mejorar la pigmentación de la piel y evitar que los rayos UV provoquen algún daño. Además, los productos ricos en vitamina E y B (pescado y legumbres) evitan la deshidratación, la descamación de la epidermis y prolongan el bronceado.

3.- Exfoliación: Elimina las células muertas de tu piel, para que perdure un poco más tu bronceado. Trata de aplicarlo con un paño tibio y húmedo; frota todo tu cuerpo en pequeños círculos y enjuaga con agua tibia.

4.- Utiliza un fotoprotector: La aplicación de un filtro solar ayudará a prevenir la presencia de manchas y te ayudarán a conseguir un bronceado uniforme.

5.- Hidrata tu piel: No olvides tomar dos litros de agua al día e ingerir alimentos hidratantes; utiliza una crema, leche o gel para después del sol, que contenga manteca de cacao o aloe vera, la cual tiene efectos calmantes, antiinflamatorios y regeneradores, los cuales mitigarán el dolor, ardor o infecciones.


Wait while more posts are being loaded