3.- Dolores de cabeza. Por la noche, inconscientemente, la presión con la que apretamos la mandíbula puedes ser hasta de un 40% superior. Por este motivo, al despertar se puede sufrir dolor de cabeza, e incluso, en algunos casos dolor de oídos.

4.- Chasquidos. Si notamos pequeños chasquidos al abrir o cerrar la boca, puede que seamos una persona más dentro del 70% de la población que tiene el habito de apretar mucho los dientes o rechinarlos. La mayoría de las veces, sin darnos cuenta.

5.- Desgaste de las piezas dentales. En la visita de revisión anual a nuestro Dentista, puede que nos detecte alguno de los problemas derivados de apretar mucho los dientes y que nos generan dolor de mandibula. Por ejemplo: desgaste de piezas, aumento de la sensibilidad gingival o pequeñas fisuras en nuestro esmalte dentario.

6.- Mareos. En algunos casos, debido a la relación que existe entre todos los músculos del cuello, puede ser que el paciente sufra mareos, perdidas de equilibrio o dolor de cervicales. En muchos casos estos problemas no se asocian con el hecho de apretar mucho los dientes, si no que se piensan que se deben a otros motivos, como malas posturas, una mala almohada, etc. Con frecuencia un tratamiento de Fisioterapia y una Ferula de Descarga puede aliviar la situación, incluso hacerla desaparecer.

Ferula-contra-sintomas-bruxismo

Post has attachment
El dolor mandibular es el principal de los sintomas del Bruxismo, nos indica que estamos apretando demasiado los dientes.

Apretar demasiado los dientes puede ser considerado como Bruxismo, problema que ya hemos comentado en este Blog. Estos son los 10 síntomas que nos pueden avisar de que algo esta pasando:

1.- Dolor de Mandibula. Provocado por la tensión aplicada en la zona al apretar los dientes, se puede sentir un un dolor en los músculos de las articulaciones que tenemos en la mandíbula.

2.- Rechinar los dientes. Si no somos conscientes de ello, puede que otras personas con las que convivimos detecten que rechinamos los dientes mientras dormimos.
Photo

Post has attachment
CLINICA DENTAL GUERRERO
CLINICA DENTAL GUERRERO
clinicadentalguerreroloscabos.com

Post has attachment

Dientes permanentes y dientes primarios
El que salgan los definitivos por detrás, de hecho, es lo normal. Pero también lo normal es que se empiecen a mover primero los de leche, se caigan, y vayan saliendo los otros. Sin embargo en ocasiones sucede que los de atrás ya están despuntando y los de adelante no se mueven absolutamente nada. ¿Es esto motivo de preocupación? Pues en principio no.
Photo

Post has attachment
El olor del mal aliento varia, dependiendo del origen o de la causa. Existen personas que se preocupan de su aliento siendo que tienen poco o ningún olor, mientras que otras que tienen mal aliento no lo saben. Puede ser por una pobre higiene bucal, causada por placa dental, restos de comida y el desarrollo de gingivitis.

La mayoría del mal aliento comienza en su boca y hay varias causas que incluyen: ciertos alimentos consumidos (ajo y cebollas), alcohol o cigarrillos, una pobre higiene oral, enfermedad de las encías, diabetes, la boca seca, infecciones de los senos frontales o de la garganta, infecciones pulmonares, insuficiencia hepática renal y problemas gastrointestinales.
Photo

Post has attachment
HALITOSIS (MAL ALIENTO)
El mal aliento, algunas veces llamado halitosis, en general es causado por unos malos hábitos de higiene bucal: infecciones en la boca, hábitos poco saludables como fumar, tomar alcohol y comidas que se ingieren.
Photo

Dientes permanentes y dientes primarios
A veces los dientes definitivos erupcionan de forma totalmente paralela a los de leche, un poco por detrás. Si están paralelos, unos detrás de otros, significará que no se están reabsorbiendo, como sería lo normal, las raíces de los de leche, y por tanto estos no se moverán en absoluto. En esos casos, y si esto permanece así durante un tiempo, habrá que consultar con el odontólogo, que hará una radiografía para confirmar la situación. En casos así es posible que haya que extraer los de leche, que tendrán su raíz

Post has attachment
Dientes permanentes y dientes primarios
Hay casos en los que los dientes definitivos no tienen apenas sitio para salir. Se ven los dientes de leche muy juntos, sin los típicos espacios entre diente y diente (diastemas) y con la arcada dental muy estrecha. Esto es típico en niños que se chupan el dedo o que respiran por la boca (o las dos cosas a la vez). En estos casos ya se aprecia que hay una falta de espacio, que los dientes definitivos, empezando por los incisivos, no tienen por dónde erupcionar. Es el inicio del apiñamiento dental. Los dientes definitivos se colocarán de lado porque ocupan menos sitio. Esto hacé que sean más propensos a la caries y a la gingivitis porque es muy difícil limpiar correctamente los dientes, sobre todo en las caras interdentales. En estos casos ya estamos teniendo señales tempranas de que algo sucede en esa boca y será necesario actuar cuanto antes para favorecer el crecimiento correcto del hueso y que los dientes se coloquen en su sitio correcto.

Todas estas cosas son muy fácilmente controlables en las revisiones rutinarias que hay que hacerles a los niños cada 6 meses. Es un tiempo más que prudencial para comprobar si hay alteraciones, si es necesario actuar o revisar con más frecuencia.
Photo

Post has attachment
Dientes Permanentes y Dientes Primarios
Con cierta frecuencia acuden los padres a la consulta para resolver la situación de su hijo: tiene dientes en doble fila. Están erupcionando los incisivos inferiores permanentes sin que se hayan caido los dientes de leche. O simplemente están saliendo 'por detrás'.
Photo

Post has attachment
¿Cómo puedo ayudar a prevenir las caries?

Cepillar los dientes por lo menos dos veces al día, utilice hilo dental y enjuague bucal diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.

Someterse a revisiones dentales periódicas. La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas y que los problemas menores se conviertan en mayores.Lleve una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, intente hacerlo junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone sus dientes al ácido que producen las bacterias.
Photo
Wait while more posts are being loaded