Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
¿ ES CONFIABLE LA VERSIÓN BÍBLICA( NVI) NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL? (Fragmento del mensaje)
En Deuteronomio 23:17, 1 Reyes 15:12, 22:46 y 2 Reyes 23:7 la frase “prostitutas del templo” son usadas en lugar de “sodomitas”. O sea, que la NVI es la “Biblia” preferida de los homosexuales. Además de esto, el Comité decidió producir otra edición de la NVI dedicada a igualar los géneros al eliminar palabras “machistas” como “hijo del hombre” (Hebreos 2:6; Salmos 8:4) para que lea “ser humano”. En Daniel 7:13, la NVI cambió la frase “hijo del hombre” a “con aspecto humano”. Este pasaje es uno de los pasajes que nos habla de la deidad de Cristo como el Anciano de Días. En Hechos 1:21, la NVI sugiere que también las mujeres pudieron haber sido consideradas para ser “apóstolas”, al sustituir la palabra “hombres” con “uno de los que”.

Post has attachment
CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD...

Post has attachment
LAS SEÑALES NOS HABLA, DE LA PRONTA VENIDA DE CRISTO

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,Ni estuvo en camino de pecadores,Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
Salmos 1:1
Photo

PADRES Y MADRES PORFAVOR EDACAD BIEN A TUS HIJOS!!

Los padres deberían ser modelos de veracidad, porque ésta es la lección diaria que debe imprimirse en el corazón de los niños. Principios inconmovibles deberían dirigir a los padres en todas las ocupaciones de la vida, especialmente en la educación y enseñanza de sus hijos. “Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta fuere limpia y recta”.

Una madre que carece de discernimiento y que no sigue la dirección del Señor, puede educar a sus hijos para ser engañadores e hipócritas. Los rasgos de carácter, estimulados de esta manera, pueden hacerse tan permanentes que mentir será tan natural como respirar. El fingimiento se tomará por sinceridad y realidad.

Padres, no mintáis nunca; nunca digáis lo que no es verdad en precepto o en ejemplo. Si queréis que vuestros hijos sean veraces, sed veraces vosotros mismos. Sed rectos e inconmovibles. No debería permitirse ni una mentira por pequeña que sea. Debido a que las madres están acostumbradas a mentir, los hijos siguen su ejemplo.

Es indispensable que se practique la honradez en todos los detalles de la vida de la madre, y en la educación de los hijos, es importante que se enseñe a las niñitas y a los niñitos a no mentir o engañar en lo más mínimo.



AY MIS AMIGOS NO SOIS VUESTROS!!

Creemos sin duda alguna que Cristo va a venir pronto. Esto no es una fábula para nosotros; es una realidad. Cuando el viniere, no lo hará para limpiarnos de nuestros pecados, quitarnos los defectos de carácter o curarnos de las flaquezas de nuestro temperamento y disposición. Si es que se ha de realizar en nosotros esta obra, se hará antes de aquel tiempo.

Cuando venga el Señor, los que son santos seguirán siendo santos. Los que han conservado su cuerpo y espíritu en pureza, santificación y honra, recibirán el toque final de la inmortalidad. Pero los que son injustos, inmundos y no santificados permanecerán así para siempre. No se hará en su favor ninguna obra que elimine sus defectos y les dé un carácter santo. Todo esto debe hacerse en las horas del tiempo de gracia. Ahora es cuando debe realizarse esta obra en nosotros.

Estamos en un mundo que se opone a la justicia, a la pureza de carácter y al crecimiento en la gracia. Dondequiera que miremos, vemos corrupción y contaminación, deformidad y pecado. Y ¿cuál es la obra que hemos de emprender aquí precisamente antes de recibir la inmortalidad? Consiste en conservar nuestros cuerpos santos y nuestro espíritu puro, para que podamos subsistir sin mancha en medio de las corrupciones que abundan en derredor nuestro en estos últimos días.

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios”. 1 Corintios 6:19, 20.

No nos pertenecemos. Hemos sido comprados a un precio elevado, a saber, los sufrimientos y la muerte del Hijo de Dios. Si pudiésemos comprender plenamente esto, sentiríamos que pesa sobre nosotros la gran responsabilidad de mantenernos en la mejor condición de salud, a fin de prestar a Dios un servicio perfecto. Pero cuando nos conducimos de manera que nuestra vitalidad se gasta, nuestra fuerza disminuye y el intelecto se anubla, pecamos contra Dios. Al seguir esta conducta no le glorificamos en nuestro cuerpo ni en nuestro espíritu que son suyos, sino que cometemos lo que es a su vista un grave mal.
Wait while more posts are being loaded