Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Los judíos mesiánicos, qué son? Cuál es su propósito? 

Post has shared content
Que Dios te permita tener una linda semana!
Invierte un minuto de tu tiempo para VER EL VIDEO y LEER UNA REFLEXIÓN... Esta #PalabraDeDios traerá cambios a tu vida y tu relación con el Señor... Click en la imagen para ver:
#VideosCristianos

SEÑOR POLÍTICO
¿Por qué no entiende que cualidades como la honradez, la bondad, la compasión y el altruismo se valoran en todas partes del mundo y a la mayoría de nosotros sus electores nos resultan atrayentes?
Por qué no se gozan en la alegría y la satisfacción que da el servir, sin esperar nada a cambio? Por qué no comprender que llegar a un cargo de autoridad, donde miles de personas han depositado su confianza en usted, le brinda una excelente oportunidad para su crecimiento personal y familiar, pero sobre todo para su crecimiento espiritual?

Post has attachment
Bendiciones para todos los que aman al Señor Amén 

Post has attachment
Que hermosa Dios bendiga a este angelito y le dé mucha salud a ella y su mamá 😍😍😍😍💞💞💞💞💞💞💞

UN SALTO A LA ETERNIDAD
Existe una delgada línea que separa nuestra vida carnal de la espiritual; no obstante, no hemos sido capaces de traspasarla, precisamente por terquedad y necedad como lo dijo el mismo Jesús. Conocer a Dios implica dar un brinco hacia lo espiritual; para lo cual, al igual que cualquier salto de atleta, implica compromiso y preparación para dejar atrás el espacio avanzado. Salto que nos lo da la fe (creer), pues sin esta, no es posible buscar la presencia de Dios en nuestras vidas. Gozar de su presencia hará que sintamos toda su energía fluyendo a través nuestro. Es el resultado de volvernos a conectar a la fuente de todo poder y gloria.

Post has attachment
La gloria es para Dios, sobre todas las cosas y hablando de salvación aún más, la gloria es para Dios, no para nosotros. Aleluya! 

Post has attachment
Matinal Para Adultos 2017 Para: 15 de Febrero.

ENFOQUEMÓNOS EN CRISTO.

«De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es». 2 Corintios 5: 17.

CUANDO CRISTO se hizo humano, unió la humanidad consigo mediante un lazo que ningún poder es capaz de romper, salvo la decisión de cada ser humano. Satanás nos presentará de continuo tentaciones para persuadirnos de que rompamos ese vínculo, a que decidamos separarnos de Cristo. Hemos de orar, velar y luchar para que nada pueda inducirnos a elegir otro maestro; ya que siempre tenemos la posibilidad de hacerlo.

Mantengamos por lo tanto los ojos fijos en Cristo, y él nos protegerá. Confiando en Jesús estamos seguros. Nada ni nadie puede arrebatarnos de su mano. Contemplándolo constantemente «somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu» (2 Cor. 3: 18, NVI).

Así fue como los primeros discípulos llegaron a asemejarse a su amado Salvador. Cuando aquellos discípulos oyeron las palabras de Jesús, sintieron su necesidad de él. Lo buscaron, lo encontraron y lo siguieron. Estaban con él en la casa, a la mesa, en los lugares solitarios o en el campo. Lo acompañaban según la costumbre de que los discípulos siguieran a su maestro, y diariamente recibían de sus labios lecciones de santa verdad.

Lo miraban como los siervos a su señor, para aprender cuáles eran sus tareas. Aquellos discípulos eran seres humanos con «debilidades como las nuestras» (Sant. 5: 17, NVI); que tenían que librar la misma batalla contra el pecado, y que como nosotros tenían necesidad de la gracia para poder vivir una vida de santidad.

Incluso Juan, el discípulo amado, el que llegó a reflejar la imagen del Salvador de forma más plena, no poseía por naturaleza esa belleza de carácter. No solo hacía valer sus derechos y ambicionaba honores, sino que era impetuoso y se resentía cuando lo ofendían. Sin embargo, cuando contempló el carácter divino de Cristo, vio su propia deficiencia y este conocimiento le hizo ser más humilde.

La fortaleza y la paciencia, el poder y la ternura, la majestad y la mansedumbre que vio en la vida diaria del Hijo de Dios, lo llenaban de admiración y amor. Cada vez más su corazón fue sintiéndose atraído hacia Jesús, hasta que en su amor por su Maestro perdió de vista su propio yo. Su rencor y su ambición fueron cediendo al poder transformador de Cristo.

La influencia regeneradora del Espíritu Santo cambió su corazón. El poder del amor de Cristo transformó su carácter. Este es el resultado de la comunión con Cristo. Cuando él mora en el corazón, toda nuestra naturaleza se transforma. El Espíritu de Cristo y su amor conmueven el corazón, conquistan el alma y elevan los pensamientos y anhelos a Dios y al cielo.— El camino a Cristo, cap. 8, pp. 107-109.

#EnfoquemónosEnCristo
#MatinalDeAdultos
#RadioJovenAdventista
#MeditacionesDiarias

Tomado de: Lecturas Devocionales para Adultos 2017
“DE VUELTA AL HOGAR.”
Por: Elena G. de White.
TOMADO DE:
http://www.meditacionesdiarias.com/2017/02/enfoquemonos-en-cristo/
Wait while more posts are being loaded