Buen día. ☆

"Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia. Sean mutuamente tolerantes. Si alguno tiene una queja contra otro, perdónense de la misma manera que Cristo los perdonó. Y sobre todo, revístanse de amor, que es el vínculo perfecto. Que en el corazón de ustedes gobierne la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos. La palabra de Cristo habite ricamente en ustedes. Instrúyanse y exhórtense unos a otros con toda sabiduría; canten al Señor salmos, himnos y cánticos espirituales, con gratitud de corazón.
Colosenses 3:12‭-‬16 )



Eclesiastés 5:2 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.

Post has attachment
Amen, a El sea la Gloria.
Photo

Post has attachment
Romanos 6:23 "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro."

Photo

Post has attachment
No hay en el mundo nada ni nadie que pueda garantizar protección permanente. Sólo Cristo es la garantía eterna para quien se refugie en Él. Nunca nos ha fallado...
#CristoMiAltoRefugio
Photo

Post has attachment
LA CORAZA DE JUSTICIA
"Vestíos de toda la armadura de Dios [¿Para qué? Para la siguiente razón] para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo" (Efesios 6:11). Cuando usted se aparta para orar, está entrando al campo de combate [arena] de la guerra espiritual. Allí, estará bajo el ataque del enemigo. Por supuesto que necesitará toda la armadura de Dios para protegerse (las armas de defensa) y la espada del Espíritu (su arma ofensiva) a fin de ganar la batalla.

Los policías, en la mayoría de las naciones, visten chalecos antibalas. Si uno recibe un disparo de una pistola de bajo calibre, el chaleco detiene la bala para que no hiera o mate al policía.
En los tiempos antiguos, la amenaza venía de las piedras, lanzas y espadas. El pectoral o coraza, proveía protección a la parte superior del torso del guerrero contra tales ataques.
La coraza de justicia tiene la misma función para usted y para mí en el presente: proveer protección en la batalla que libramos contra el pecado y Satanás.
La "coraza de justicia" es una parte importante de nuestra armadura espiritual. Ésta, protege y cubre nuestro corazón (emociones y afectos). Ambas, necesitan ser protegidas si es que deseamos repeler las tentaciones del maligno.
Hay dos conceptos de justicia en el Nuevo Testamento. Ambos, son correlativos a nuestra coraza o pectoral.

1. Posición De Rectitud, Justicia Imputada (Acreditada)
Una es nuestra "posición o carácter de rectitud" delante de un Dios Santo. Es la bondad de Su carácter que es pasada a nosotros a través de Jesucristo cuando creemos. Es un don de Su gracia, "justicia imputada" (acreditada a nuestra cuenta), cuando ponemos nuestra fe en Cristo como Señor y Salvador.
La Biblia dice: "Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia…" (Santiago 2:23). Eso es lo que recibimos cuando amontonamos todos nuestros pecados en un lado y todas nuestras obras buenas en otro; y corremos de ellas hacia Jesús.
Cuando confiamos total y únicamente en la gracia de Dios, no sólo somos perdonados, sino también somos vestidos de la justicia de Cristo.
Dios nos ve en Su Hijo como creyentes sin pecado, pues Jesús tomó nuestros pecados y nos adjudicó su justicia. A eso lo denominamos "justicia imputada".

2. Comportamiento Recto, Justicia Impartida
a. Lo Que Dios Espera. Romanos 6, 7 y 8 describen una segunda clase de justicia. Dios no sólo nos "imputa" (acredita) Su justicia, sino que también "imparte" Su naturaleza justa dentro de nosotros. Dios desea que nosotros expresemos o vivamos una vida justa por medio del revestimiento del Espíritu Santo. Es importante que:
1)Tengamos motivos "justos"
2)Pensemos pensamientos "justos"
3)Hablemos palabras "justas" y
4)Hagamos obras "justas".
b. Cuando Otros Le Ven A Usted. Esa segunda clase de justicia es santidad de carácter y conducta. Es expresar la vida de Jesús a través de la nuestra.
Esta es una clase de justicia muy práctica que las personas pueden observar al igual que Dios. Significa:
1)Tener motivos puros,
2)Tener actitudes correctas,
3)Ser obedientes a la autoridad,
4)Hablar la verdad en amor,
5)Ser honesto en todos nuestros asuntos,
6)Trabajar en nuestro trabajo como si Jesús fuera nuestro jefe,
7)Servir a otros con gozo,
8)¡Y muchas otras cosas más...!
c. El Espíritu Santo Es La Clave. Romanos 8 nos dice que la clave o llave para vivir una vida justa, radica en el poder del Espíritu Santo.
La norma para la vida justa reside en la Ley, pero ésta no puede ayudarnos a vivirla. Sólo el Espíritu Santo puede hacer eso.
No obstante, Él es un Espíritu "santo".
1) Contriste Al Espíritu Y Perderá Su Protección. Cada vez que le demos cabida a un deseo "impuro" o motivos a nuestra carne, "contristamos o entristecemos" al Espíritu. Su poder en esa área de la vida es ‘apagada' o debilitada, “30Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención...19No apaguéis al Espíritu” (Efesios 4:30; 1 Tesalonicenses 5:19), ya no tendremos la protección que necesitamos.
En efecto, hemos puesto nuestra "coraza de justicia" a un lado y quedamos completamente expuestos ante el ataque del enemigo. ¡Es una invitación para que nos ataque, y de seguro que lo hará!
2) Viva Una Vida Pía Y Disfrutará De Protección. Hay protección detrás de la coraza de justicia (el comportamiento correcto, la manera correcta de actuar). Si hacemos lo que es recto, estaremos seguros. Si somos cuidadosos, diligentes y morales en todo lo que hacemos, decimos y pensamos, disfrutaremos de protección y victoria.
Así que, seamos puros, limpios y rectos delante del Señor y de las demás personas en todas nuestras actitudes y acciones.
Nuestros motivos, los propósitos más profundos de nuestro corazón, siempre deberán ser el glorificarle y hacer Su voluntad.
Escuche las palabras del Apóstol Juan a medida que escribía a la iglesia de Sardis: "4Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. 5El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. 6El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias." (Apocalipsis 3:4-6).

Mañana continuaremos con la segunda parte de este estudio titulado LA CORAZA DE JUSTICIA.

Que Dios les bendiga,

Photo

Post has attachment
Mateo 18:20 "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos."

Photo

Post has attachment
Romanos 12:12 "Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración."

Photo

Post has shared content
Precioso Espíritu Santo, llenanos de tu presencia ungenos cada dia con aceite fresco, para poder dar de lo mucho que tu nos das. Amén.
Photo



QUÉ ES LA SANTIDAD Y POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Así como AQUÉL que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: “Sed santos porque Yo soy santo” (1 Pedro 1:15-16)

“Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al SEÑOR” (Hebreos 12:14)

La enseñanza cristiana acerca de la santidad ha sido olvidada en gran parte. Y eso es una lástima, porque es central para la gloria de DIOS y el bien de las almas.

Hubo un tiempo en que todos los cristianos ponían gran énfasis en la realidad del llamado de DIOS a la santidad y hablaban con profundo conocimiento acerca de cómo ÉL nos capacita para ello.

¡Pero qué distinto es todo hoy! Al escuchar nuestros sermones y leer los libros que nos escribimos unos para otros y después de observar la manera mundana, estrafalaria y pendenciera en que nos comportamos como cristianos, uno jamás imaginaría que alguna vez el camino de la santidad estuvo bien marcado para los creyentes en la Biblia, de modo que los ministros y la gente sabía qué cosa era, y podía hablar de ella con autoridad y confianza.

Santo en los idiomas bíblicos, hebreo y griego, quiere decir “separado y apartado para DIOS, consagrado y hecho para ÉL. La Palabra implica tanto devoción como asimilación: devoción en el sentido de vivir una vida al servicio de DIOS; asimilación en el sentido de imitar, conformarse a, y parecerse al DIOS al que uno sirve.

La santidad comienza dentro de la persona, con un propósito recto que busca expresarse en una conducta recta.

Los objetivos, la pasión, el deseo, el anhelo, la aspiración, la meta y el impulso que motivan a una persona santa es agradar a DIOS, tanto por lo que uno hace, como por lo que evita hacer. En otras palabras, uno practica las buenas obras y desecha las malas.

La santidad es siempre la respuesta agradecida del pecador por la gracia recibida.

Hoy en día ¿Qué es lo que los cristianos predicamos y enseñamos, y el tema acerca del cual producimos programas de TV y videocasetes? La respuesta parece no ser la santidad si no el éxito y los sentimientos positivos; alcanzar la salud, la riqueza, la liberación de las preocupaciones, el sexo saludable y las familias felices.

Estoy seguro de que habrás oído muchos, muchísimos sermones acerca de la fe. Me pregunto ¿cuán a menudo habrás escuchado una sucesión o incluso un solo sermón acerca del arrepentimiento? Tienes libros en tu hogar que dicen cómo vivir la vida cristiana victoriosa. ¿Mencionan ellos el arrepentimiento, o dicen que es vital para una larga vida disciplinada?

Pero si tratamos con ligereza o ignoramos la importancia de la santidad estamos absoluta y completamente equivocados. De hecho, se nos ordena la santidad.

En realidad, la santidad es el objetivo de nuestra redención. La santidad es el objetivo de nuestra nueva creación. Nacemos de nuevo para que podamos crecer en nuestra semejanza a CRISTO.

La santidad empequeñece con efectividad a Satanás en sus planes en nuestras vidas.

La justicia, que significa la integridad y rectitud santas, es la coraza de la armadura de DIOS que los cristianos deben usar a fin de contrarrestar los ataques del maligno (Efesio 6:14)

La conducta santa destacará nuestro testimonio, mientras que la conducta mundana lo minará. “Vosotros sois la luz del mundo … Así brillen vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro PADRE que está en los cielos … “ (Mateo 5:14-16)

Por último, es la sustancia de la cual brota la felicidad. Los que persiguen la felicidad, no pueden alcanzarla; en tanto que quienes persiguen la santidad mediante la gracia de CRISTO, reciben la felicidad sin pedirla. “Me deleitaré en tus mandamientos, los cuales amo … porque son el gozo de mi corazón “ (Salmo 119:47, 111)

La Paz Del Señor Jesucristo. 
Wait while more posts are being loaded