Entre las experiencias más agradables que vivimos las personas está el enamoramiento, cuando conocemos a una persona con la que compartir nuestras vidas,es un momento en el que nos sentimos felices, alegres, llenos de vida, vemos a nuestra pareja como alguien perfecto, sin defectos, capaz de hacernos sentir emociones placenteras y llenos de vida. Toda esta felicidad y el bienestar alcanzado hacen que la pareja se plantee una vida en común, en la cual todo girará en torno a la otra persona y a partir de la cual la familia y amigos seguirán estando presentes pero en un grado distinto.
Se va construyendo un proyecto común, que irá creciendo con el paso del tiempo; sería por ejemplo como quien construye una  casa, al principio todo son proyectos, planos, y cuando se deciden a construirla primero van los cimientos, y sobre estos se va haciendo el armazón de la casa hasta el tejado, se va reforzando la estructura.

Sin embargo si  un día nuestra pareja decide que ya no quiere seguir compartiendo con nosotros su vida, que ha dejado de querernos o que ha conocido a otra persona que  la hace más feliz en ese momento comenzamos a experimentar una de tantas situaciones negativas de nuestra vida, EL ABANDONO.

Para poder empezar de nuevo e intentar superar esta situación todas las personas pasamos por la etapa del DUELO. 
Wait while more posts are being loaded