En una viajera melodía me embarqué, con
Un porqué sonriente, con un porqué misterioso.
Mis ojos eran un naufragio contemplativo,
Cautivos, abandonados en la sublime desembocadura de las cúspides gloriosas,
Coronadas de niebla .
Fantasía fantasmal que viertes el etéreo
En los montes no te lleves mi corazón
Que cautivó está en tus olas de encanto
Viajero soy más sin ti me voy.
Wait while more posts are being loaded