El habla de Cuba es propia del español caribeño.
PLANO FÓNICO
Tendencia a alargamiento vocálico.
Tendencia a la nasalización de vocales en contacto con nasal final; también con pérdida de la nasal: [pã] ‘pan’.
Seseo.
Yeísmo.
Aspiración faríngea de /x/: ['ka.ha].
Suele caer /d/ final.
La marca fónica más característica de Cuba, sobre todo de su parte occidental, aunque no es exclusiva de la isla, es la fuerte tendencia a asimilar las consonantes finales, muy especialmente /ɾ/. Se oyen pronunciaciones características como [kob.'ba.ta] ‘corbata’ o [mjem.'ma.no] ‘mi hermano’.
También en el caso de /ɾ/ y /l/ es frecuente la retroflexión. La retroflexión es una articulación que produce un sonido que no es ni [ɾ] ni [l], que queda a mitad de camino entre los dos y que suena parecido a una [d].
PLANO GRAMATICAL
Tuteo y sistema de tratamiento con ustedes para la segunda persona del plural.
Tendencia al orden Sujeto-Verbo-Objeto, con anteposición del sujeto en interrogativas y ante infinitivos: ¿qué tú quieres?, ¿dónde tú vives?; sonreí al tú decirme eso; él lo hizo todo para yo poder descansar.
Tendencia a uso expreso de pronombre personal sujeto: ¿tú te quedas o tú te vas?
Queísmo (ausencia de preposición): me di cuenta que no tenía amigos.
Son frecuentes los diminutivos en ic: gatico, ahoritica.
PLANO LÉXICO
Voces características, como guagua ‘autobús, colectivo’, y usos léxicos propiamente cubanos, como afinar ‘congeniar’, abofado ‘combado, ahuecado’,ajiaco ‘confusión, enredo’, féferes ‘alimento’, jaba ‘bolsa, cesta’, jarcia ‘cuerda gruesa de henequén’, maruga ‘sonajero’, prieto ‘negro’ o revejido ‘enclenque’.
Indigenismos, fundamentalmente de origen arahuaco: ají, batey, bohío, cacique, caoba, carey, guacamayo, hamaca, iguana, maíz, maní, yuca.
Afronegrismos, entre ellos los generales en las Antillas: bachata, bemba, bongó, guinea, mambo, ñame.

Post has attachment
Wait while more posts are being loaded