Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Aquino, Santo Tomás de
El ente y la esencia
"De ente et essentia" es un opúsculo que Santo Tomás escribió antes de cumplir treinta años. En él muestra en trazos concisos y directos los más importantes conceptos de su metafísica. Un preámbulo, un corto capítulo para definir algunos términos, un apartado para tratar de las sustancias y otro para tratar de los accidentes, componen un total de doce páginas en la edición citada. Esas pocas páginas son un compendio de la realidad entera, incluyendo el universo material, los ángeles y Dios. Fue compuesto socaire del aristotelismo griego y árabe que sirvió para abrir paso a una revolución filosófica por parte de quien no tenía otra intención que ser fiel a su propia tradición filosófica y teológica y estaba queriendo entenderla. Un joven dominico, meditari intra se jam incipiens taciturnus, estaba ya recogiendo los frutos de Roma, Grecia y el Islam, y los estaba utilizando para componer una síntesis de argumentaciones bien trabadas y visibles, donde cada elemento sustentaba a otro y éste al siguiente, etc., como las catedrales góticas del momento. Después, sobre todo en las dos Summae, habría de desarrollar las ideas de este breve tratado, que gira por entero alrededor de los conceptos de esencia y existencia, con los que da cuenta de los diferentes grados de realidad y de lo que los caracteriza.
Ver más: http://efrueda.com/libros/aquino-tomas-de-el-ente-y-la-esencia
Photo

Post has attachment
Aristóteles
El arte poética
Traducción, prólogo y notas de José Goya y Muniaín

“El arte poética” de Aristóteles fue un escrito esotérico, destinado a ser conocido solo por los alumnos del Liceo. Ese hecho lo ha convertido en un texto incompleto y oscuro, sobre cuya composición no ha habido acuerdo universal entre editores y estudiosos desde que fue conocido. Lo cual no ha restado un ápice a la enorme importancia que siempre se le ha otorgado. Se ha llegado a decir, no sin razón que las teoría estéticas actuales están hechas a imagen de las contenidas en esta vieja obra. Las de Francia, España y otros países a lo largo de los siglos XVII y XVIII son herencia aristotélica sin duda alguna. A ello se han debido las múltiples traducciones que se han hecho en todos ellos. Las más importantes de las vertidas a nuestro idioma también tuvieron lugar en esas fechas ilustradas. Fue la primera de de Alonso Ordóñez das Seijas, en el año 1626, que vio una reimpresión corregida y anotada el 1778, bajo la pluma de Casimiro Flórez Canseco, hasta que José Goya y Muniaín, que tuvo ante sí las dos anteriores y alguna otra de la que ahora hay escasa constancia, sacó a la luz una tercera versión el año 1798. Esta es la que aquí se ofrece. La presente edición se abre con una dedicatoria del traductor a Jovellanos, un prólogo llamado “Al que leyere”, el contenido de la obra de Aristóteles (la primera edición era bilingüe, para que hubiera la oportunidad de confrontar el original griego con la traducción de Goya) y unas notas que acompañan a cada uno de los seis capítulos para ayudar a la comprensión de las ideas aristotélicas. Dichas ideas, verdaderamente preciosas, según Goya, puesto que ninguna nación culta las ha dejado sin verter a su propia lengua, cobran especial importancia en un momento en que el universo de la estética está siendo invadido por el Romanticismo. El traductor hace frente a este movimiento tomando armas junto a Aristóteles, modelo del clasicismo que estaba siendo amenazado. Pero no se trata solo de eso, sino también de su deseo de poner a España junto a las naciones cultas de Europa, pues, a su juicio, los españoles no han descuidado nunca las ideas del mejor de los filósofos a la hora de dar cuerpo a sus obras estéticas. Por ello alude a la cumbre artística del siglo XVI español, cuando se estudiaban los mejores originales de las antiguas Grecia y Roma.

Ver más: http://efrueda.com/libros/aristoteles-el-arte-poetica
Photo

Post has attachment
Aquino, S. Thomae de,
Summa theologiae

Santo Tomás fue un filósofo y teólogo dotado de una gran capacidad de asimilación y ordenamiento de los elementos más dispersos. A nadie se sujetaba y a ninguna escuela pertenecía, de todas partes tomaba las ideas o teorías interesantes para construir con ellas un edificio de líneas elegantes y bien trabadas en el que cada puntal se apoya en otro y sostiene a un tercero de manera que todos contribuyen al fortalecimiento de un conjunto elegante y bien construido similar a las catedrales góticas, como la de Burgos. En la búsqueda de piezas para su obra no olvidó a nadie, ya fuera latino, griego, judío o musulmán. A todos trataba con respeto, pero con ninguno transigía, porque estaba convencido de que la filosofía no se ha hecho para saber qué piensan los hombres, sino cuánto hay de verdad en ellos. Ejemplo magno de todo ello es la “Summa theologiae”, obra cumbre del periodo medieval.
Ver más: http://efrueda.com/libros/aquino-s-thomae-de-summa-theologiae
PhotoPhotoPhotoPhoto
22/5/16
4 Photos - View album

Post has attachment
Ludovico Ariosto
Orlando furioso

Orlando furioso es, a juicio de Cesare Cantú, el más bello poema de la lengua italiana, un “modelo acabado de poesía sencilla, elegante y animada”.
A diferencia de las antiguas narraciones legendarias, las del tiempo de Ariosto no elegían un personaje que encarnara un pueblo o una civilización. Buscaban más los méritos de la confección literaria que las loas de una estirpe. Su inspiración más frecuente estaba por ello en las novelas españolas y francesas y no les importaba tanto la procedencia de su héroe. Ariosto, que llevó la poesía del cinquecento italiano a su cumbre más alta, escribió esta obra como continuación del Orlando enamorado de Matteo Boiardo, narrando hechos reales o fantásticos que habrían sucedido durante el reinado de Carlomagno. El argumento enhebra con gran intensidad la brujería, los amores, la magia, las villanías, traiciones y aventuras de sus protagonistas, incluso sus escarceos sensuales más o menos procaces, en una composición tan brillante que hace del Orlando furioso una de las obras maestras de la literatura universal.
Ver más: http://efrueda.com/libros/ludovico-ariosto-orlando-furioso
Photo
Photo
22/5/16
2 Photos - View album

Post has attachment
Anónimo
La estrella de Sevilla

“La estrella de Sevilla” (atribuida a veces a Lope de Vega), una de las obras clásicas del Siglo de Oro español, es de carácter trágico. Su argumento tiene “algo de común con el Cid de Corneille: por orden del Rey, y arrastrado de una lealtad exagerada, un caballero sevillano mata a un amigo suyo, hermano de la dama con quien iba á desposarse; el Rey procura sacarle inocente y salvo de su delito, pero los jueces se niegan a interrumpir el curso de la ley, y aquel valiente caballero solo debe su salvación á la confesión ingenua y plena de su criminal soberano.” En esta tragedia no hay incidentes cómicos y sí muchas escenas de todo punto admirables, “como la del Rey estrechando y obligando a Sancho á que mate a su amigo, la de la infeliz e inocente Estrella, que se encuentra en medio de sus sueños de felicidad con el cadáver de su hermano muerto por su amante, y la de los alcaldes, que se niegan á atropellar la justicia por complacer al Rey: el desenlace es muy superior al del Cid, porque la dama abandona el mundo y se retira á la soledad del claustro.” (Ticknor)
Ver más en: http://efrueda.com/libros/anonimo-la-estrella-de-sevilla
Photo

Post has attachment
Anónimo
El auto de los Reyes Magos

Antigua obra de teatro escrita en el siglo XII. Fue hallada en un códice del Cabildo de la Catedral de y en la actualidad se encuentra en la Biblioteca Nacional de España. Se cree que es la primera obra teatral escrita en castellano. Consta de 147 versos de varia métrica y está incompleta.

Se presenta a los tres magos sabios que la tradición cambió en reyes siguiendo la estrella que los guía al lugar en que ha nacido el Salvador. Se ha dividido en cinco escenas, pero la acotación del manuscrito brilla por su ausencia. Se abre con tres monólogos en que cada uno de los magos habla sobre el significado de la estrella, continúa con la decisión de presentar unos regalos que aclaren la verdadera naturaleza del niño nacido, la visita a Herodes, que promete adorar también al niño, pero que llama a sus sabios para debatir con ellos el episodio. La obra se interrumpe en este debate.
Photo

Post has attachment
Aristóteles
Metafísica
Este universo animado, dotado de movimiento propio, es lo único existente. En él no hay almas espirituales ni ideas platónicas. Su centro está ocupado por la Tierra inmóvil y su periferia por las estrellas fijas. Entre el centro y la periferia están las esferas cristalinas invisibles, esferas de éter, quinta esencia más pura que el fuego. Estas esferas concéntricas arrastran en su rotación a las estrellas, tachonadas en ellas como clavos de luz. Las inferiores son movidas por las superiores en giros perfectamente regulares que, combinados entre sí, son susceptibles de explicar los movimientos irregulares de los planetas. Por debajo de las esferas de éter, que viven y sienten, se sitúan las regiones sublunares de la tierra, el agua, el aire y el fuego hacia abajo o hacia arriba. Hechos de fuego y éter, los astros y las esferas son divinos. Pero no basta con esto para entender el universo. Hace falta alguna razón, orden u organización de la que todo él dependa. Ya se ha advertido repetidamente que nada puede ser causa de su propio movimiento, porque mientras un cambio tiene lugar la potencia está incompletamente actualizada y porque el agente del cambio debe estar en posesión de la forma. Lo que fuera capaz de moverse a sí mismo debería ser potencial a la vez que actual, lo que es absurdo. Lo mismo vale para el universo entero; también para él debe haber una causa formal exterior, que debe ser eterna, porque él es eterno. Lo mismo que el embrión acaba realizando la forma de su progenitor, el universo tiende a realizar una forma; sólo que él nunca la alcanza, porque es una forma desprovista de materia, forma perfecta, acabada e inmóvil.
Ver más: http://efrueda.com/libros/aristoteles-metafisica
Photo

Post has attachment
Lupercio Leonardo de Argensola
Información de los sucesos del reino de Aragón
Después de los sucesos de 1590 y 1591, los diputados de Aragón pidieron al cronista del rey Felipe II, Lupercio Leonardo de Argensola, que redactara un escrito en que hiciera la narración de tales hechos y pusiera de manifiesto a un tiempo la lealtad de los aragoneses hacia el monarca y la excelsitud de sus fueros. Pidieron, pues, que ensalzara lo universal y lo particular. Difícil empeño que, según el propio autor, culminó en quince días, mas no quedó al gusto del canciller Torralba, que sugirió algunas modificaciones al texto, a lo que se negó Argensola, razón por la cual no llegó a ver la luz de la imprenta, si bien circularon bajo cuerda muchas copias manuscritas del mismo hasta la edición primera, que tuvo lugar el año 1808.
La importancia de lo que aquí se cuenta es grande, toda vez que con los sucesos de esos dos años y los que de ellos derivaron cobró fuerza y vigor la leyenda negra antiespañola que Guillermo de Orange había comenzado unos años antes. Ello fue posible por las “Relaciones” y las “Cartas” de Antonio Pérez, secretario de Estado que fue de Felipe II, escritas en venganza de su antiguo señor tras haber salido mal parado de los sucesos narrados en este libro. El tal Antonio Pérez, huido de la justicia real, ofreció sus servicios a Isabel de Inglaterra y Enrique IV de Francia, que los aceptaron, dedicándose entonces a informar a ambos de las flaquezas, recursos, debilidades, etc., de la monarquía española con el fin de perjudicar lo más que pudiera a su señor natural. No es de extrañar que sus escritos tuvieran un éxito enorme. Las acusaciones que le dirigió, entre las que se contaban la de mantener amores con la princesa de Éboli y dar la orden de degollar a su hijo Carlos, se extendieron por toda Europa, dando lugar, junto a otros libelos que después surgieron, a una imagen siniestra de Felipe II que no se corresponde con la realidad.
Ver más: http://efrueda.com/libros/lupercio-leonardo-de-argensola-informacion-de-los-sucesos-del-reino-de-aragon
Photo
Wait while more posts are being loaded