Post is pinned.Post has attachment
A new and beautiful video made by Martin Culligan (Ireland)

ANÁLISIS DEL CRONOGRAMA DEL LIBRO DE URANTIA
(Mandato de Publicación)

En el Mandato de Publicación del Libro de Urantia, los reveladores nos dan una serie de instrucciones sobre cómo aprender a servir y difundir la revelación. En este análisis presentaremos algunas enseñanzas del Libro de Urantia que reflejan esas instrucciones de los reveladores.

Dice el Mandato: "…Se estipuló una publicación temprana del Libro para que esté disponible para la capacitación de líderes e instructores…Vosotros, que habéis dedicado vuestras vidas al servicio del Libro y de la Hermandad…viviréis y moriréis sin comprender plenamente que estáis participando en el nacimiento de una nueva era de religión en este mundo.”

Parecería que el revelador está mencionando dos tipos de servidores de la revelación, los líderes y los instructores. Sin embargo, al estudiar los conceptos del Maestro Jesús y de los reveladores sobre “líderes e instructores”, surge un concepto sorprendente:

Dice el Libro: “La religión necesita nuevos líderes, hombres y mujeres espirituales que se atreverán a depender únicamente de Jesús y de sus enseñanzas incomparables. Si el cristianismo insiste en olvidar su misión espiritual mientras continúa ocupándose de los problemas sociales y materiales, el renacimiento espiritual tendrá que esperar la llegada de esos nuevos instructores de la religión de Jesús que se consagrarán exclusivamente a la regeneración espiritual de los hombres. Entonces, esas almas nacidas del espíritu proporcionarán rápidamente el liderazgo y la inspiración necesarios para la reorganización social, moral, económica y política del mundo.” (2082.9) 195:9.4

Amigos, a mi juicio, ese párrafo tiene dos partes. La primera parte se refiere a los nuevos líderes de la religión, que serán los nuevos instructores de la religión de Jesús.

La segunda parte del párrafo se refiere a los hombres espiritualmente regenerados como “esas almas nacidas del espíritu” que proporcionarán rápidamente el liderazgo y la inspiración necesarios para la reorganización social, moral, económica y política del mundo.” El revelador aquí ya no está hablando de los líderes-instructores, y esto se evidencia en que éstos “se consagrarán exclusivamente a la regeneración espiritual de los hombres”, no se dedicarán a reorganizar social, moral, económica y políticamente el mundo. Los hombres espiritualmente regenerados gracias a la instrucción y liderazgo espiritual de los nuevos líderes-instructores, serán esas almas renacidas del espíritu mencionadas. La “reorganización social, moral, económica y política del mundo” será una consecuencia natural de la experiencia interior del alma en la experiencia religiosa espiritual personal: (192.4) 16:6.8 3. Adoración — es el ámbito espiritual de la realidad de la experiencia religiosa.

El revelador dice que los nuevos líderes serán los nuevos instructores de la religión de Jesús. Esto significa, naturalmente, que los líderes-instructores son seres renacidos del espíritu, espiritualizados, que viven la religión de Jesús, que conocen en profundidad las enseñanzas divinas y las transmiten, no solo con palabras, sino también con su ejemplo personal de vida consagrada a hacer la voluntad del Padre, tal como lo hizo Jesús, «No solamente en palabras, sino también en poder y en el Espíritu Santo» - ahora, después de Pentecostés, es “en el Espíritu de la Verdad”: “… este Espíritu de la Verdad se convertirá en el punto de apoyo que multiplicará vuestro poder.” (1930.3) 178:1.6).

Entonces, cuando el revelador dice en el Mandato “líderes e instructores,” no se refiere a dos tipos de servidor, está hablando de UN solo tipo, el líder e instructor. Las almas renacidas del espíritu gracias a su servicio “proporcionarán rápidamente el liderazgo y la inspiración necesarios para la reorganización social, moral, económica y política del mundo” por la siguiente razón:

Dice el LU: “Esta nueva religión de Jesús no carecía completamente de implicaciones prácticas, pero todo valor práctico político, social o económico que se pueda hallar en sus enseñanzas es una consecuencia natural de esta experiencia interior del alma que manifiesta los frutos del espíritu en el espontáneo ministerio diario de la genuina experiencia religiosa personal.” (1585.4) 140:10.6

El ministerio diario de la genuina experiencia religiosa personal implica dos cosas: que el alma se alimenta diariamente en la experiencia interior de meditar-orar-adorar-comulgar con el Padre, y que manifiesta los frutos del espíritu sirviendo diariamente a sus hermanos.

“…La fe espiritual (la adoración) es la religión de la realidad de la experiencia espiritual.” (192.6) 16:6.10

Si lo pensamos bien, es lógico que los líderes deban ser instructores, y los instructores, líderes. Dijo el maestro: “El buen pastor entra al corral después que el portero le abre la puerta, y su rebaño, conociendo su voz, sale cuando llama; y cuando ha sacado afuera todas sus ovejas, el buen pastor va delante de ellas; las conduce y las ovejas le siguen.” (1818.5)

El portero es Jesús-Miguel, que abre la puerta del corral. El buen pastor conoce el camino espiritual del progreso eterno por experiencia personal, y sabe conducir a las ovejas por ese camino; la voz del pastor significa que él enseña la verdad divina viva, experiencial, guiada por el Espírito de la Verdad y el amor vivo del Padre, que las ovejas reconocen porque ellas también son guiadas por el Espíritu de la Verdad. Eso es ser un líder-instructor de la verdad divina revelada.

Para guiar a otros al reino se requiere que caminemos en la luz clara de la verdad viva (liderazgo espiritual) y para enseñar la verdad viva también hay que conocerla y comprenderla en profundidad (instrucción espiritual).

El revelador lo dice nuevamente, con otras palabras:
(2084.1) 195:10.1 ... “El mundo necesita ver a Jesús viviendo de nuevo en la Tierra en la experiencia de los mortales nacidos del espíritu que revelen el Maestro eficazmente a todos los hombres. … La cultura moderna debe bautizarse espiritualmente con una nueva revelación de la vida de Jesús, e iluminarse con una nueva comprensión de su evangelio de salvación eterna. Y cuando Jesús sea elevado así, atraerá a todos los hombres hacia él. Los discípulos de Jesús deberían de ser más que conquistadores, e incluso fuentes desbordantes de inspiración y de vida realzada para todos los hombres. La religión no es más que un humanismo elevado hasta que se hace divina mediante el descubrimiento de la realidad de la presencia de Dios en la experiencia personal” [con Dios].

La nueva revelación de la vida de Jesús significa Jesús vivo en la experiencia espiritual de los renacidos del espíritu que viven la experiencia de la presencia de Dios en ellos, y la nueva comprensión de su evangelio de salvación eterna surge de la combinación del conocimiento de la revelación con la experiencia de la verdad eterna y viva dentro de nosotros. Esa elevación de Jesús en la vida de esos seres humanos espiritualizados atraerá, por medio del liderazgo espiritualizado y la instrucción esclarecida, a todos los hombres hacia Jesús. Los líderes-instructores revelarán a Jesús realmente, pues vivirán, amarán y servirán a todos como Jesús vivió, amó y sirvió. Y eso no se puede hacer sin conocer y vivir las enseñanzas del Libro.

Dice el Maestro Jesús:
En el antiguo camino, intentáis suprimir, obedecer y conformaros a unas reglas de vida; en el nuevo camino, primero sois transformados por el Espíritu de la Verdad [renacimiento espiritual] y, por ello, fortalecidos en vuestra alma interior mediante la constante renovación espiritual de vuestra mente; así estáis dotados con el poder de ejecutar, con certeza y alegría, la voluntad misericordiosa, aceptable y perfecta de Dios. (1609.5) 143:2.4
Y dice el revelador:
La adoración intensifica y amplía los poderes reflexivos de la mente. La oración puede enriquecer la vida, pero la adoración ilumina el destino. (1123.5) 102:4.5

… Los creyentes deben aprender cada vez más a apartarse de las precipitaciones de la vida — a huir de los agobios de la existencia material — mientras que vivifican su alma, inspiran su mente y renuevan su espíritu por medio de la comunión en la adoración. (1739.7) 156:5.12
…El contacto del hombre con la realidad objetiva más elevada — Dios — solo se efectúa a través de la experiencia puramente subjetiva [interior] de conocerlo, adorarlo y comprender la filiación con él. (2095.5) 196:3.21

La verdad divina viva solo se puede conocer experiencialmente en nuestra alma al contactar a Dios, al conocerlo y recibir los valores y dones divinos, para así poder “caminar en la luz clara de la verdad viva” y guiar a otros al reino del Padre. Ese es el objetivo de la revelación del Libro de Urantia, y quien desee servir a la revelación (servir a Dios) debe estudiar con dedicación sus enseñanzas y aplicarlas en sí mismo.

El gran desafío para el hombre moderno consiste en conseguir una mejor comunicación con el Monitor divino que reside en la mente humana. La aventura más grande del hombre en la carne consiste en el esfuerzo sano y bien equilibrado por elevar los límites de la propia conciencia a través de los reinos imprecisos de la conciencia embrionaria del alma, en un esfuerzo sincero por alcanzar la zona fronteriza de la conciencia espiritual — el contacto con la presencia divina. Esta experiencia constituye la conciencia de Dios, una experiencia que confirma poderosamente la verdad preexistente de la experiencia religiosa de conocer a Dios. Esta conciencia del espíritu equivale a conocer la realidad de la filiación con Dios. De otro modo, la seguridad de la filiación es la experiencia de la fe. (2097.2) 196:3.34

Ese esfuerzo por alcanzar el contacto con la presencia divina en la supraconciencia es la comunión de adoración, la técnica revelada para alcanzar ese nivel de la mente donde está presente el Padre.

Sigue diciendo el Cronograma-Mandato:
“…haréis bien en estudiar diligentemente el orden, el plan y los métodos de progreso que fueron implementados durante la vida terrestre de Miguel, cuando el Verbo se hizo carne. …Debéis estudiar nuevamente los tiempos de Jesús en la Tierra. Debéis tomar nota cuidadosa de cómo el reino del cielo fue inaugurado en el mundo. Evolucionó lentamente y se desarrolló de una forma natural? O surgió con una repentina demostración de fuerza y con una exhibición espectacular de poder? Fue evolucionario o revolucionario?”

El revelador se está refiriendo a dos cosas:
1- El orden, el plan y los métodos de progreso habla de cómo debemos servir a la revelación y cómo debe prepararse cada discípulo de Jesús que quiera servir a sus hermanos (toda la humanidad) en nombre del Libro de Urantia, viviendo la enseñanza divina y alcanzando un elevado desarrollo humano, espiritual e intelectual, en amor y sabiduría, según el ejemplo de Jesús, haciendo lo que Jesús hizo y enseñó que debe hacerse para servir al reino del Padre. Debemos estudiar atentamente toda la vida humana del Maestro, cómo él se preparó hasta alcanzar primero su magnífico desarrollo espiritual, y luego aplicó los resultados en su enseñanza y en la preparación de sus apóstoles y discípulos. Y aquí está cómo lo hizo: “El secreto de su incomparable vida religiosa fue esta conciencia de la presencia de Dios; y la consiguió mediante oraciones inteligentes y adoración sincera — una comunión ininterrumpida con Dios — y no por medio de directrices, voces, visiones, apariciones o prácticas religiosas extraordinarias.” 2088.5) 196:0.10. Su comunión con el Padre no fue una meditación mística, fue oración y comunión adoradora real con Dios.
2- A la difusión lenta y gradual del Libro de Urantia, sin acelerarla artificialmente, difundiéndola por contacto personal y ejemplo vivo de las enseñanzas aplicadas en nosotros mismos, o que cada buscador de la verdad lo encuentre por sí mismo.

El propósito de la revelación del Libro de Urantia es establecer el reino del cielo a través de la espiritualización personal consciente de cada creyente en ella. Y el revelador nos dice que la clave para ello es conocer la vida religiosa de Jesús y cómo la vivió.

“La vida terrenal de Jesús estuvo consagrada a una sola gran finalidad — hacer la voluntad del Padre, vivir la vida humana religiosamente y por la fe.” (2090.1) 196:0.14

“«Seguir a Jesús» significa compartir personalmente su fe religiosa y entrar en el espíritu de la vida del Maestro de servicio altruista al hombre. Una de las cosas más importantes del vivir humano es descubrir qué creía Jesús, cuáles eran sus ideales, y luchar por alcanzar este propósito excelso de la vida. De todo el conocimiento humano, el que tiene mayor valor es el conocer la vida religiosa de Jesús y como la vivió.” (2090.4) 196:1.3


Jesús vivió la experiencia completa de la vida ideal de una criatura humana en la carne mortal, consagrada a hacer la voluntad de Dios de todo corazón, y esa consagración incondicional al Padre lo capacitó para revelar al Padre Universal.

Dijo Jesús: “Vosotros, que quisierais ser los ayudantes del pastor de los rebaños de mi Padre, no solamente tenéis que ser unos líderes meritorios, sino que también tenéis que alimentar al rebaño con buena comida; no seréis unos verdaderos pastores a menos que conduzcáis a vuestros rebaños a los verdes pastos y al lado de unas aguas tranquilas.” (1819.2) 165:2.6

El ayudante del pastor debe llamar a las ovejas con la voz del buen pastor (Jesús), es decir, manifestando el amor divino, los frutos espirituales, los valores divinos, y alimentar al rebaño con la buena comida de la verdad divina completa, la cual el ayudante (líder-instructor) conoce intelectual y experiencialmente, y así conduce a las ovejas a los modos, métodos, medios y técnicas revelados para que ellas alcancen las realizaciones espirituales personales de un progreso espiritual verdadero. El pastor verdadero es Jesús, y el pastor ayudante es un instructor y líder de la hermandad espiritual del reino del Padre, alguien que conoce la verdad y vive motivado por el ideal espiritual, elevando el estado de su alma y conciencia por la comunión espiritual al adorar a Dios diariamente, estudiando la revelación y meditando sobre los significados divinos, amando cada vez más a sus hermanos, sirviéndolos y guiándolos por el camino vivo.

Dijo el Maestro Jesús cuando se estaba despidiendo del apóstol Andrés:
“En mi universo y en el universo de universos de mi Padre, nuestros hijos-hermanos son tratados como individuos en todas sus relaciones espirituales, pero en todas las relaciones colectivas, procuramos invariablemente que exista un liderazgo definido. Nuestro reino es un reino de orden, y cuando dos o más criaturas volitivas actúan en cooperación, siempre se provee la autoridad del liderazgo.» (1958.3) 181:2.16

El Maestro no está hablando de liderazgo social. Ser un líder en las relaciones colectivas del reino del Padre - la revelación divina del Libro de Urantia y el servicio a ella son asuntos del reino del Padre- implica ser un instructor también, las dos cosas son inseparables. Ser un líder del reino del Padre implica guiar a nuestros hermanos hacia el reino, y una vez dentro, guiarlos en el camino del crecimiento personal y espiritual integral, y para hacerlo se necesita conocer, comprender, vivir y enseñar la revelación. Y solo hay un modo en que esos líderes-instructores pueden surgir, y es dependiendo únicamente de Jesús y de sus enseñanzas incomparables, viviendo la religión del espíritu, estudiando la verdad, espiritualizándose y enseñando la verdad viva a sus hermanos. Es entonces que esa persona, totalmente dedicada a hacer la voluntad del Padre y a servir a sus hermanos, recibe de Miguel la autoridad del liderazgo.

Está claro, queridos hermanos, en qué consiste el verdadero liderazgo establecido por la revelación. Los dirigentes de las organizaciones sociales de servicio a la revelación, solo si viven la verdadera religión del espíritu tendrán la perspicacia espiritual necesaria para evitar que el movimiento colectivo de servicio social a la comunidad de creyentes en la revelación del LU pierda de vista sus verdaderos objetivos. (1089.10)

La perspicacia espiritual es perspicacia del alma, y se adquiere amando lo bello, buscando la verdad de todo corazón, siendo fieles a nuestros deberes espirituales, empezando por nuestro primer deber espiritual, que es adorar a Dios, y amar a Dios cada vez más, para poder en consecuencia amar a nuestros hermanos y ayudarlos a recibir el pan espiritual y el agua de la vida del Padre que ama tanto a sus hijos.


Necesitamos vivir la experiencia sublime de conocer a Dios en nosotros mismos, experimentando su presencia, recibiendo sus valores divinos, adquiriendo una fe viva y una convicción profunda de la realidad de la presencia de Dios en nosotros, para alcanzar así una expresión inconsciente y espontánea del alma de esa experiencia personal con Dios, tal como Jesús lo hizo.

Para ello debemos abrir el corazón a la voluntad de Dios, y estar dispuestos a seguir la guía divina y la voluntad del Padre, dondequiera que ésta nos lleve. La forma ideal de transmitir la verdad divina es por medio de una vida que refleje la experiencia viva con esa verdad, pues es así como surgirá el verdadero liderazgo en los asuntos de la revelación del Libro de Urantia, como queda claro en la siguiente declaración de Jesús:
«Dejadme expresar enérgicamente esta verdad eterna: Si gracias a vuestra coordinación con la verdad, aprendéis a manifestar en vuestra vida esta hermosa integridad de la rectitud, entonces vuestros semejantes os buscarán para conseguir lo que habéis adquirido así. » (1726.2) 155:1.5

El liderazgo espiritual verdadero se ocupa de atraer a los buscadores de la verdad divina y conducirlos al reino del Padre, por estar coordinado con esa verdad, porque la vive y muestra el fruto. El liderazgo de la hermandad espiritual se basa en el conocimiento de la verdad viva y en la experiencia real de contacto consciente con Dios, que produce los frutos transformadores del espíritu.

Esto nos permite tener una vida interior creativa, controlada, dirigida y constructiva, por medio de nuestra elevación consciente al contacto adorador en la supraconciencia, la cual permite que los conceptos y los valores espirituales y divinos puedan ser traídos al nivel de la conciencia humana, manifestando los frutos del espíritu divino. El crecimiento espiritual atestigua que Dios reina en el corazón del líder-instructor o dirigente, habiéndolo idealizado, ennoblecido y espiritualizado.

“La teoría muerta, incluso de las doctrinas [enseñanzas] religiosas más elevadas, no tiene poder para transformar el carácter humano o para controlar el comportamiento de los mortales. Lo que el mundo de hoy necesita es la verdad que vuestro instructor de antaño declaró: «No solamente en palabras, sino también en poder y en el Espíritu Santo». La semilla de la verdad teórica está muerta y los conceptos morales más elevados no tienen efecto a menos que, y hasta que, el Espíritu divino sople sobre las formas de la verdad y vivifique las fórmulas de la rectitud.” (380.7) 34:6.6

La doctrina (enseñanza) religiosa más elevada disponible actualmente está contenida en el Libro de Urantia. Por lo tanto, ni siquiera las maravillosas enseñanzas del Libro tienen poder para transformar nuestro carácter, hasta que abramos el corazón a la voluntad y acción del Espíritu divino en nosotros. Que el Espíritu divino sople sobre las formas de la verdad y vivifique las fórmulas de la rectitud significa permitir que el Espíritu haga su obra vivificante en nosotros, dándonos la experiencia de la verdad, la realidad divina, conduciéndonos a vivir en verdadera rectitud creciente.

Así surgirán los liderazgos sabios, inteligentes y amorosos que conducirán e instruirán a los grupos de personas religiosas que aman y estudian la revelación divina, en dirección a la experiencia viva con Dios en sí mismos, alcanzando así la transformación de la luz y vida personal siguiendo el modelo de la vida y enseñanzas de Jesús, y así algún día se alcanzará la luz y vida de toda la humanidad.

Muchas gracias por la atención dada esta presentación. Que el Padre los bendiga y guíe a todos.

Su hermana,

Jeannie Vázquez.

ANÁLISE DO CRONOGRAMA
DO LIVRO DE URÂNTIA
(Mandado de Publicação)

No Mandado de Publicação do Livro de Urântia, os reveladores dão uma série de instruções sobre como aprender a servir e disseminar a revelação. Nessa análise apresentaremos alguns ensinamentos do Livro de Urântia que refletem essas instruções dos reveladores.

Diz o Mandado: “Uma publicação antecipada do Livro foi providenciada para que estivesse disponível para o treinamento de líderes e instrutores... Vós, que tendes dedicado as vossas vidas ao serviço do Livro e da Irmandade... indubitavelmente vivereis e morrereis sem entender plenamente que estais participando do nascimento de uma nova era de religião neste mundo. ”

Pareceria que o revelador está falando de dois tipos diferentes de servidores da revelação, os líderes e os instrutores. No entanto, ao estudar os conceitos do Mestre Jesus e dos reveladores sobre os líderes e instrutores, surge um conceito surpreendente:

Diz o Livro: “A religião necessita de novos líderes, de homens e mulheres espirituais, que ousarão depender apenas de Jesus e dos seus ensinamentos incomparáveis. Se o cristianismo persistir em negligenciar a sua missão espiritual e continuar a ocupar-se de problemas sociais e materiais, o renascimento espiritual deve esperar a vinda desses novos instrutores da religião de Jesus, que irão devotar-se exclusivamente à regeneração espiritual dos homens. E, então, essas almas nascidas do espírito rapidamente proverão a liderança e a inspiração necessária para a reorganização social, moral, econômica e política do mundo. ” (2082.9) 195:9.4

Amigos, ao meu ver, esse parágrafo consta de duas partes. A primeira parte se refere aos novos líderes da religião, que serão os novos instrutores da religião de Jesus.

A segunda parte do parágrafo se refere aos homens espiritualmente regenerados como “essas almas nascidas do espírito” que rapidamente proverão a liderança e a inspiração necessárias para a reorganização social, moral, econômica e política do mundo. ” O revelador aqui já não está se referindo aos líderes-instrutores, e isso é demonstrado em que estes “irão devotar-se exclusivamente à regeneração espiritual dos homens”, não irão devotar-se a reorganizar social, moral, econômica e politicamente o mundo. Os homens espiritualmente regenerados graças à instrução e liderança espiritual dos novos líderes-instrutores, serão essas almas renascidas do espírito mencionadas. A reorganização social, moral, econômica e política do mundo será uma consequência natural da experiência interior da alma na experiência religiosa espiritual pessoal: 192:4 3. A Adoração – o âmbito espiritual da realidade da experiência religiosa.


O revelador diz que os novos líderes serão os novos instrutores da religião de Jesus. Isso significa, naturalmente, que os líderes-instrutores são seres renascidos do espírito, espiritualizados, que vivem a religião de Jesus, que conhecem em profundidade os ensinamentos divinos e os transmitem, não apenas com palavras, mas também com o seu exemplo pessoal de vida consagrada a fazer a vontade do Pai, tal como Jesus o fez, “Não apenas em palavras, mas também em poder e no Espírito Santo” - agora, depois de Pentecostes, é “no Espírito da Verdade”: “...esse Espírito da Verdade tornar-se-á o vosso ponto de apoio multiplicador de poder.” (1930.3) 178:1.6).

Portanto, quando o revelador diz “líderes e instrutores” no Mandado, ele não está falando de dois tipos de servidores, está falando de UM tipo de servidor, o líder e instrutor. E as almas renascidas do espírito graças ao seu serviço “rapidamente proverão a liderança e a inspiração necessária para a reorganização social, moral, econômica e política do mundo” pela seguinte razão:

Diz o LU: “Essa nova religião de Jesus não estava isenta de implicações práticas, mas tudo o que pode ser encontrado no seu ensinamento, de valor prático político, social ou econômico, será uma decorrência natural dessa experiência interior da alma, que manifesta os frutos do espírito na ministração diária espontânea da experiência religiosa pessoal genuína. ” (1585.4) 140:10.6

A ministração diária da experiência religiosa pessoal genuína implica duas coisas: que a alma é alimentada diariamente na experiência interior de meditar-orar-adorar-comungar com o Pai, e que manifesta os frutos espirituais servindo diariamente aos seus irmãos;

“...A fé espiritual (a adoração) é a religião da realidade da experiência espiritual. ” (192.6) 16:6.10

Se pensarmos bem, é lógico que os líderes devam ser instrutores, e os instrutores, líderes. Disse o Mestre: “O verdadeiro pastor entra no aprisco depois que o porteiro lhe abriu a porta, e suas ovelhas, conhecendo a sua voz, saem ao seu comando; ele as precede e as ovelhas o seguem. ” (1818.5) 165:2.4

O porteiro é Jesus-Miguel, que abre a porta do aprisco. O verdadeiro pastor conhece o caminho espiritual do progresso eterno por experiência pessoal, e sabe conduzir as ovelhas por esse caminho; a voz do pastor significa que ele ensina a verdade divina viva, experiencial, guiada pelo Espírito da Verdade e pelo amor vivo do Pai, que as ovelhas reconhecem por que elas também são guiadas pelo Espírito da Verdade. Isso é ser um líder-instrutor da verdade divina revelada.

Para guiar outros para o reino é preciso caminharmos na luz clara da verdade viva (liderança espiritual) e para ensinar essa verdade viva também é preciso conhecê-la e compreendê-la em profundidade (instrução espiritual).

O revelador diz isso novamente, com outras palavras:
(2084.1) 195:10.1 ... “O mundo necessita ver Jesus vivendo novamente na Terra, na experiência de mortais nascidos do espírito e que efetivamente revelem o Mestre a todos os homens. ... A cultura moderna deve tornar-se espiritualmente batizada com uma nova revelação da vida de Jesus e iluminada por um novo entendimento do seu evangelho de salvação eterna. E quando Jesus tornar-se elevado assim, ele atrairá todos os homens para si. Os discípulos de Jesus, mais do que conquistadores, deveriam ser fontes transbordantes de inspiração e de vida elevada para todos os homens. A religião é apenas um humanismo elevado, até que seja tornada divina pela descoberta da realidade da presença de Deus, na experiência pessoal” [com Deus].

A nova revelação da vida de Jesus significa Jesus vivo na experiência espiritual dos renascidos do espírito que vivem a experiência da presença de Deus neles, e a nova compreensão do seu evangelho de salvação eterna surge da combinação do conhecimento da revelação com a experiência da verdade eterna e viva dentro de nós. Essa elevação de Jesus na vida desses seres humanos espiritualizados atrairá, por meio da liderança espiritualizada e pela instrução esclarecida, a todos os homens para Jesus. Os líderes-instrutores revelarão Jesus realmente, pois viverão, amarão e servirão a todos como Jesus viveu, amou e serviu. E nada disso pode ser feito sem conhecer e viver os ensinamentos do Livro.


Diz o Mestre Jesus:
Pelo velho caminho vós buscais suprimir, obedecer e adaptar-vos às regras de vida; pelo novo caminho vós sois, primeiro, transformados pelo Espírito da Verdade [renascimento espiritual] e, desse modo, sois fortalecidos na vossa alma interior pela renovação espiritual constante da vossa mente e, assim, sois dotados com o poder de cumprir, com certeza e júbilo, a graciosa, aceitável e perfeita vontade de Deus. (1609.5) 143:2.4
E diz o revelador:
Os poderes refletivos da mente são aprofundados e ampliados pela adoração. A prece pode enriquecer a vida, mas a adoração ilumina o destino. (1123.5) 102:4.5

... Os crentes devem aprender cada vez mais a se colocar à parte da afobação da vida — a escapar dos embaraços da existência material —, refrescando a alma, inspirando a mente e renovando o espírito por meio da comunhão na adoração. 1739.7) 156:5.12
O contato do homem com a realidade objetiva mais elevada – Deus –, dá-se apenas por intermédio da experiência puramente subjetiva [interior] de conhecê-Lo, de adorá-Lo, de compreender a filiação a Ele. (2095.5) 196:3.21

A verdade divina viva só pode ser conhecida experiencialmente na nossa alma ao contatar Deus, conhecê-lo e receber os valores e dons divinos, para assim poder “caminhar na luz clara da verdade viva” e guiar a outros para o reino do Pai. Esse é o propósito da revelação do Livro de Urântia, e quem quiser servir à revelação (servir a Deus) deve estudar com dedicação os ensinamentos e aplicá-los em si próprio.

O grande desafio para o homem moderno é alcançar uma comunicação melhor com o Monitor divino que reside dentro da mente humana. A maior aventura do homem na carne consiste no esforço, bem equilibrado e sadio, de ultrapassar as fronteiras da própria consciência, penetrando nos domínios imprecisos da consciência embrionária da alma, em um esforço sincero para alcançar a região fronteiriça da consciência do espírito – o contato com a presença divina. Essa experiência constitui a consciência de Deus, uma experiência poderosamente confirmativa da verdade preexistente da experiência religiosa de conhecer a Deus. Essa consciência do espírito é equivalente ao conhecimento da realidade da filiação com Deus. De outro modo, a certeza da filiação é a experiência da fé. (2097.2) 196:3.34

Esse esforço por alcançar o contato com a presença divina na supraconsciência é a comunhão de adoração, a técnica revelada para alcançar esse nível da mente onde está presente o Pai.

Prossegue dizendo o Cronograma-Mandado:
"... vós fareis bem em diligentemente estudar a ordem, o plano e os métodos de progressão que foram implementados durante a vida terrestre de Miguel, quando a Palavra se tornou carne... Deveis novamente estudar os tempos de Jesus na Terra. Deveis cuidadosamente tomar nota de como o reino do céu foi inaugurado no mundo. Teve uma evolução lenta e se desenvolveu naturalmente? Ou veio com uma súbita demonstração de força e com exibição espetacular de poder? Foi evolucionário ou revolucionário? ”

O revelador está se referindo a duas coisas:
1- A ordem, o plano e os métodos de progressão refere-se a como devemos servir à revelação e como deve se preparar cada discípulo de Jesus que deseje servir aos seus irmãos (toda a humanidade) em nome do Livro de Urântia, vivendo o ensinamento divino e alcançando um elevado desenvolvimento humano, espiritual e intelectual, em amor e sabedoria, segundo o exemplo de Jesus, fazendo o que Jesus fez e ensinou que deve ser feito para servir ao Reino do Pai. Devemos estudar atentamente toda a vida humana do Mestre, como ele se preparou até alcançar primeiro o seu magnifico desenvolvimento espiritual, e depois aplicou os resultados no seu ensinamento e na preparação dos seus apóstolos e discípulos. E aqui está como ele o fez: “O segredo da sua vida religiosa sem par foi essa consciência da presença de Deus; e ele a alcançou por meio da oração inteligente e da adoração sincera – de comunhão ininterrupta com Deus – e não por indicações, vozes, visões, nem por práticas religiosas extraordinárias. ” (2088.5) 196:0.10. A sua comunhão com o Pai não foi uma meditação mística, foi comunhão adoradora real com Deus.
2- À disseminação lenta e gradual do Livro de Urântia, sem acelerá-la artificialmente, disseminando-a por contato pessoal e exemplo vivo dos ensinamentos aplicados em nós próprios, ou que cada buscador da verdade o ache por si próprio.

O propósito da revelação do Livro de Urântia é estabelecer o Reino do Céu por meio da espiritualização pessoal consciente da cada crente nela. E o revelador nos diz que a chave para realizar isso é conhecer a vida religiosa de Jesus e como a viveu.

“A vida terrena de Jesus foi devotada a um grande propósito – fazer a vontade do Pai, viver a vida humana, religiosamente e pela fé. ” (2090.1) 196:0.14

“«Seguir Jesus» significa compartilhar pessoalmente a sua fé religiosa e entrar no espírito da vida do Mestre, de serviço altruísta ao homem. Uma das coisas mais importantes, na vida humana, é averiguar em que Jesus acreditava, descobrir seus ideais e esforçar-se pela realização do seu elevado propósito de vida. De todo o conhecimento humano, o de maior valor é conhecer a vida religiosa de Jesus e como ele viveu-a.” (2090.4) 196:1.3

Jesus viveu a experiência completa da vida ideal de uma criatura humana na carne mortal, consagrada a fazer a vontade de Deus de todo o coração, e essa consagração incondicional ao Pai capacitou-lhe a revelar o Pai Universal.

Disse Jesus: “Vós, que gostaríeis de ser os pastores auxiliares dos rebanhos do meu Pai, deveis, não apenas ser líderes condignos, mas deveis também alimentar o rebanho com bom alimento; só sereis pastores verdadeiros se conduzirdes os vossos rebanhos a pastos verdejantes e à beira de águas tranquilas. ” (1819.2) 165:2.6


O pastor auxiliar deve chamar as ovelhas com a voz do bom pastor (Jesus), isto é, manifestando o amor divino, os frutos espirituais, os valores divinos, e alimentar o rebanho com o bom alimento da verdade divina completa, a qual o ajudante (líder-instrutor) conhece intelectual e experiencialmente, e assim ele conduz as ovelhas aos modos, métodos, meios e técnicas reveladas para elas alcançar as realizações espirituais pessoais de um progresso espiritual verdadeiro. O verdadeiro pastor é Jesus, e o pastor auxiliar é um instrutor e líder da irmandade espiritual do reino do Pai, que conhece a verdade e vive motivado pelo ideal espiritual, elevando o estado da sua alma e consciência por meio da comunhão espiritual ao adorar Deus diariamente, estudando a revelação e meditando sobre os significados divinos, amando cada vez mais aos seus irmãos, servindo-os e guiando-os pelo caminho vivo.


Disse o Mestre Jesus, quando estava se despedindo do apóstolo André:
“No meu universo e no universo dos universos do meu Pai, os nossos filhos-irmãos são tratados como indivíduos, em todas as suas relações espirituais, mas em todos os relacionamentos grupais nós infalivelmente provemos uma liderança definida. O nosso reino é um domínio de ordem, e, onde duas ou mais criaturas volitivas atuam em cooperação, sempre se provê a autoridade da liderança”. (1958.3) 181:2.16

O Mestre não está falando de liderança social. Ser um líder nos relacionamentos grupais do reino do Pai – a revelação divina do Livro de Urântia e o serviço a ela são assuntos do reino do Pai – implica ser também um instrutor, as duas coisas são inseparáveis. Ser um líder do reino do Pai implica guiar os nossos irmãos para o Reino, e uma vez dentro, guiá-los no caminho do crescimento pessoal e espiritual integral, e para fazer isso é preciso conhecer, compreender, viver e ensinar a revelação. E há apenas um modo pelo qual esses líderes-instrutores podem surgir, e é dependendo unicamente de Jesus e dos seus ensinamentos incomparáveis, vivendo a religião do espírito, estudando a verdade, espiritualizando-se e ensinando a verdade viva aos seus irmãos. É assim que essa pessoa, totalmente dedicada a fazer a vontade do Pai e a servir aos seus irmãos, recebe de Micael a autoridade da liderança,

Fica claro, queridos irmãos, em que consiste a verdadeira liderança estabelecida pela revelação. Os dirigentes das organizações sociais de serviço à revelação, unicamente se viverem a verdadeira religião do espírito terão a perspicácia espiritual necessária para evitar que o movimento coletivo de serviço social à comunidade de crentes na revelação do LU perca de vista os seus verdadeiros objetivos. (1089.10)

A perspicácia espiritual é perspicácia da alma, e é adquirida amando o belo, procurando a verdade de todo o coração, sendo fiéis aos nossos deveres espirituais, começando pelo nosso dever espiritual principal, que é adorar a Deus, e amar a Deus cada vez mais, para poder. Em consequência, amar aos nossos irmãos e ajudá-los a receber o pão espiritual e a água da vida do Pai que tanto ama os seus filhos.


Precisamos viver a experiência sublime de conhecer Deus em nós próprios, experimentando a sua presença, recebendo os seus valores divinos, adquirindo uma fé viva e uma convicção profunda da realidade da presença de Deus em nós, para assim alcançar uma expressão inconsciente e espontânea da alma dessa experiência pessoal com Deus, tal como Jesus o fez.

Para isso devemos abrir o coração à vontade de Deus, e estar dispostos a seguir a guia divina e a vontade do Pai, para onde quer que ela nos levar. O modo ideal de transmitir a verdade divina é por meio de uma vida que reflita a experiência viva com essa verdade, pois é assim que surgirá a liderança verdadeira nos assuntos da revelação do Livro de Urântia, como fica claro na seguinte declaração de Jesus:

“Permiti-me afirmar enfaticamente esta eterna verdade: Se vós, por meio de vossa coordenação com a verdade, aprenderdes a exemplificar nas vossas vidas essa magnífica integridade de retidão, os vossos semelhantes, então, vos seguirão para poder obter o que vós adquiristes desse modo...” (1726.2) 155:1.5

A liderança espiritual verdadeira ocupa-se de atrair os buscadores da verdade divina e conduzi-los para o reino do Pai, por estar coordenada com essa verdade, por que a vive e mostra o fruto. A liderança na irmandade espiritual é baseada no conhecimento da verdade divina e na experiência real de contato consciente com Deus, a qual produz os frutos transformadores do espírito.

Isso capacita-nos a ter uma vida interior criativa, controlada, dirigida e construtiva, por meio da nossa elevação consciente ao contato adorador na supraconsciência, o qual permite que os conceitos e valores espirituais e divinos sejam trazidos para o nível da consciência humana, manifestando os frutos do espírito divino. O crescimento espiritual testifica que Deus reina no coração do líder-instrutor ou dirigente, tendo-o idealizado, enobrecido e espiritualizado.

“A teoria morta, mesmo a das mais elevadas doutrinas [ensinamentos] religiosas, é impotente para transformar o caráter humano ou para controlar o comportamento dos mortais. O que o mundo de hoje necessita é da verdade que o vosso mestre de outrora declarou: “Não apenas em palavras, mas também em poder e no Espírito Santo”. A semente da verdade teórica está morta, os mais elevados conceitos morais não têm efeito, a menos que, e até que, o Espírito divino sopre sobre as formas da verdade e vivifique as fórmulas da retidão.” (380.7) 34:6.6

A doutrina (ensinamento) religiosa mais elevada disponível atualmente está contida no Livro de Urântia. Portanto, nem sequer os maravilhosos ensinamentos do Livro podem transformar o nosso caráter, até abrirmos o nosso coração à vontade e ação do Espírito divino em nós. Que o Espírito divino sopre sobre as formas da verdade e vivifique as fórmulas da retidão significa permitir que o Espírito faça a sua obra vivificadora em nós, dando-nos a experiência da verdade, a realidade divina, conduzindo-nos a viver em verdadeira retidão crescente.


Assim surgirão as lideranças sábias, inteligentes e amorosas que conduzirão e instruirão aos grupos de pessoas religiosas que amam e estudam a revelação divina, na direção da experiência viva com Deus em si próprios, alcançando assim a transformação da luz e vida pessoal ao seguir o modelo da vida e dos ensinamentos de Jesus e assim, um dia, se alcançará a luz e vida de toda a humanidade.

Muito obrigada pela atenção prestada a essa apresentação. Que o Pai guie e abençoe a todos.

Sua irmã,

Jeannie Vázquez.

Post has attachment
Conferencia Online - Domingo 26 de Julio 2015. Ver horarios por país en el afiche.
Para participar ingrese en urantia.com.br/sala
Ingreso libre y gratuito, sin clave ni registro. Sólo escriba su nombre-ciudad y haga click en "OK". Todos son bienvenidos.

Conferência online. Domingo 26 de Julho 2015. Ver  horários por país no anúncio. Para participar acesse urantia.com.br/sala. O acesso é livre e gratuíto, sem chave nem registro, apenas escreva seu nome-cidade e clique em "OK."  Todos são bem-vindos.
Photo
Photo
2015-07-21
2 Photos - View album

Post has attachment
DE JAIME DIAZ PAGE MÉXICO
JULIO 2015

ESCRITO 116


EL ESPÍRITU DE LA VERDAD
REALIDADES ESPIRITUALES DE LA VERDAD DIVINA


Muy amados hermanos y hermanas, los saludo cordialmente. Esta vez vamos a compartir realidades del Espíritu de la Verdad y de la Verdad divina, para conocer más de cerca lo relativo a esta presencia maravillosa que Cristo Miguel-Jesús nos donó con mucho amor y esperanza, para ayudarnos a avanzar hacia arriba y hacia adentro hasta alcanzar a Dios Padre en el Paraíso de Havona. Iniciaremos con unas palabras de Cristo Miguel-Jesús al respecto de su donación espiritual al mundo y después continuaremos con una serie de preguntas y respuestas para realizar esta presentación espiritual.

 

PALABRAS DE NUESTRO PADRE CREADOR CRISTO MIGUEL-JESÚS 

 

“Derramaré el Espíritu de la Verdad sobre todo el género humano. El espíritu de mi Padre ya está en vuestros corazones, y cuando llegue ese día, también me tendréis a mí con vosotros así como ahora tenéis al Padre. Este nuevo don es el Espíritu de la Verdad viviente. Los incrédulos no escucharán al principio las enseñanzas de este espíritu, pero los hijos de la luz lo recibirán con alegría y de todo corazón. Cuando llegue este espíritu, lo conoceréis como me habéis conocido a mí, recibiréis este don en vuestro corazón, y él permanecerá con vosotros. Estaré con cada uno de vosotros al mismo tiempo”. 1948:2  180

 

“El Padre me envió a este mundo, pero sólo unos pocos de vosotros habéis elegido recibirme plenamente. Derramaré mi espíritu sobre todo el género humano, pero no todos los hombres elegirán recibir a este nuevo instructor como guía y consejero del alma. Pero todos los que lo reciban serán iluminados, purificados y confortados. Y este Espíritu de la Verdad se convertirá en ellos en una fuente de agua viviente que brotará durante la vida eterna”. 1954:1  181

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 

1 ¿Qué es el Espíritu de la Verdad y de donde proviene?

2 ¿Dónde está centrado el Espíritu de la Verdad?

3 ¿Cómo funciona el Espíritu de la Verdad?

4 ¿Qué hace el Espíritu de la Verdad por nosotros?

5 ¿A qué vino el Espíritu de la Verdad?

6 ¿Qué debemos hacer para ser instruidos por el Espíritu de la Verdad?

7 ¿Qué prueba tenemos de nuestra comunión con el Espíritu de la Verdad?

8 ¿Qué es la Verdad Divina?

9 ¿A qué influencias espirituales está sujeta la humanidad?

10 ¿Qué es la Regla de Oro?

11 ¿Existe alguna relación entre la Regla de Oro y el Espíritu de la Verdad?

12 ¿Algo más sobre el Espíritu de la Verdad?

 

1 ¿Qué es el Espíritu de la Verdad y de donde proviene?

 

Cada Hijo Creador proveniente del Paraíso está dotado por Dios de un Espíritu de Presencia Universal, este es el Espíritu de la Verdad que cada uno de ellos vierte o derrama sobre un mundo después de recibir el título espiritual de dicho mundo. Este Espíritu emerge de la propia naturaleza espiritual de cada Hijo Creador. Este Espíritu Confortador es la fuerza espiritual que nos conduce siempre como buscadores de la Verdad ante Miguel de Nebadon (Jesús de Nazaret) quien personifica la Verdad en nuestro universo local.  Este espíritu es el don de la Verdad Viviente. Nuestro Padre Creador Miguel se comunica perfectamente con el mundo de su encarnación, Urantia, y con los mundos en los cuales se donó un Hijo Magisterial, mediante su propia presencia espiritual, el Espíritu de la Verdad. 377:9; 1948:2; 241:4.  180-21

 

En nuestro universo local de Nebadon existen tres circuitos distintos de espíritu, uno de estos circuitos es el Espíritu donado por nuestro Padre Creador Miguel: el Confortador, el Espíritu de la Verdad. 377:5,6. 34

 

El Espíritu de la Verdad es el nuevo ayudante o instructor que Cristo Miguel-Jesús prometió enviar a morar en los corazones de los creyentes, derramándolo sobre toda la humanidad. El Espíritu de la Verdad es el Don Personal de Cristo Miguel-Jesús para cada ser humano. 1949:3, 2063:3 180-194

 

El Espíritu de la Verdad no es la letra o la ley de la verdad, tampoco está destinado a funcionar como la forma o la expresión de la verdad. Este nuevo instructor es la convicción de la verdad, o sea que por su intermedio adquirimos la conciencia y la seguridad de los verdaderos significados en los niveles espirituales reales. Este nuevo instructor donado por Miguel es el Espíritu de la Verdad Viviente y Creciente, que se expande, se desarrolla y se adapta en las almas de los buscadores sinceros de la Verdad. 1949:3. 180

 

2 ¿Dónde está centrado el Espíritu de la Verdad?

 

El Espíritu de la Verdad aunque es derivado de la Personalidad del Hijo Creador Miguel, está centrado funcionalmente en la persona de la Ministra Divina. Este Espíritu Materno del universo local actúa como el centro y foco universal del Espíritu de la Verdad y de su propio espíritu, el Espíritu Santo.   377:11; 378:1; 34

 

3 ¿Cómo funciona el Espíritu de la Verdad?

 

El Espíritu de la Verdad funciona en unidad con el Espíritu Santo de la Ministra Divina. Este doble enlace espiritual permanece suspendido sobre cada mundo de este universo local, y busca enseñarnos la Verdad divina, iluminar nuestras mentes e inspirar nuestras almas para conducirnos hasta el Paraíso, nuestro destino divino. Todo esto se hace una realidad para nosotros cuando decidimos hacer la voluntad del Padre que está en el Paraíso. 379:4.   34

 

El Espíritu de la Verdad está casi totalmente limitado en función y poder, porque la influencia de este Espíritu en nosotros depende de que aceptemos y vivamos lo que constituye la suma y la substancia de la religión de Cristo Miguel-Jesús que es y siempre será: “la adoración a Dios y el servicio al hombre”. Cuando hacemos la voluntad del Padre, desaparece la limitación y el Espíritu influye plenamente en nosotros conduciéndonos a la Verdad en unión y armonía con el Espíritu Santo y nuestro Ajustador del Pensamiento. 379:5; 1769:9     34-159

 

El Espíritu Santo es parcialmente independiente de nuestra actitud humana y se encuentra parcialmente condicionado por la decisión y cooperación de nuestra voluntad humana. Sin embargo el Espíritu Santo es muy efectivo santificando y espiritualizando la vida interior de los hombres que más completamente obedecen la guía o dirección divina. 379:5    34

 

Nosotros no poseemos un fragmento o porción del Espíritu de la Verdad, tampoco del Espíritu Santo. Este doble enlace espiritual permanece junto a nosotros, cerca de nuestra alma. Estos dos Espíritus trabajan coordinadamente y en armonía perfecta con nuestro Ajustador del Pensamiento. La presencia del Ajustador dentro de nosotros y las presencias del Espíritu de la Verdad y del Espíritu Santo junto a nosotros denota simetría de Ministerio y dotaciones espirituales que nos habilitan para comprender conscientemente por la fe que somos hijos de Dios Padre. 379:6; 380:1; 17:2   34-prólog.

 

4 ¿Qué hace el Espíritu de la Verdad por nosotros?

 

Este nuevo Maestro que envió Cristo Miguel-Jesús, nos estará revelando como buscadores sinceros de la Verdad, todo aquello que estaba divinamente contenido o incorporado en la persona y naturaleza de Cristo Miguel-Jesús. Este Espíritu de la Verdad se revela por siempre en todos aquellos que con sinceridad buscan la Verdad. El Espíritu de la Verdad provee la expansión eterna y el crecimiento interminable de la religión de progreso sin fin y de descubrimiento divino que Cristo Miguel-Jesús vivió y del Evangelio que con tanto amor él proclamó. 2063:6. 194

 

No todas las personas de este mundo escogen recibir a este nuevo instructor como guía y consejero de su alma, pero todas las personas que lo aceptan y lo reciben en su corazón son iluminadas, purificadas y confortadas. El Espíritu de la Verdad se convierte en todas ellas en una fuente de agua viviente espiritual que estará brotando durante toda la vida eterna. Esta fuente viviente vierte los frutos del espíritu, la bondad, la rectitud, la sabiduría divina etc... 1954:1. 181

 

Este Espíritu nos guiará a toda la Verdad a medida que pasamos por las distintas moradas del universo del Padre Divino. Este Espíritu nunca hablará de sí mismo, pero  proclamará a los buscadores de la Verdad todo lo que el Padre Divino ha revelado a su Hijo Miguel, incluso nos mostrará cosas por venir; glorificará al Hijo así como el Hijo ha glorificado al Padre Divino. Este Espíritu que sale del Hijo Miguel revelará su Verdad; el nuevo instructor tomará de lo que es del Hijo y nos lo revelará en nuestra experiencia de búsqueda de la verdad. 1951:5.     180

 

La Verdad divina está viva, es una realidad espiritual viviente. Cuando hacemos la voluntad de Dios, el Espíritu de la Verdad siempre nos estará guiando como hijos de la luz hacia nuevos dominios de realidad espiritual y de servicio divino. 1917:3.   176

 

Cuando experimentamos conscientemente al Espíritu de la Verdad en nuestra vida espiritual, este hecho nos produce tal alegría que tonifica nuestra salud, estimula nuestra mente y nos otorga energía constante para el alma.  Este Espíritu derramado, si lo aceptamos y lo recibimos, purifica nuestro corazón conduciéndonos a formular un sólo propósito de vida dedicado a hacer la voluntad de Dios y a promover el bienestar de los seres humanos. 2065:7.     194

 

La comunión adoradora con Dios Padre y el ministerio del Espíritu de la Verdad ayudan a todas las personas nacidas del espíritu a producir en su vida los frutos del espíritu. Cuando por la fe viva una persona se vuelve divinamente consciente de Dios, entonces nace del espíritu como hijo o hija de la luz y de la vida eterna. 2054:3; 2052:3

193

 

En cualquier hora sombría, en cualquier encrucijada en nuestra lucha por el progreso espiritual, el Espíritu de la Verdad, hablará siempre, diciendo “Este es el camino”. 383:2. 34

 

5 ¿A qué vino el Espíritu de la Verdad?

 

El primer propósito del Espíritu de la Verdad consiste en fomentar y personalizar la verdad en los creyentes, que los creyentes sean la Verdad misma, manifestándola al mundo, pues esto es la comprensión de la Verdad y constituye la forma más elevada de la libertad humana. El segundo propósito del Espíritu consiste es destruir en los creyentes el sentimiento de soledad. Habiendo estado Jesús entre los hombres todos los creyentes experimentarían una sensación de soledad si su Espíritu de la Verdad no hubiera venido a residir en sus corazones. 2060:7.   194

 

La donación del Espíritu de la Verdad preparó de manera eficaz a las mentes normales de los hombres para la donación subsecuente de los Ajustadores del Pensamiento a toda la humanidad. En cierto sentido el Espíritu de la Verdad es el Espíritu del Padre Universal y del Hijo Creador Miguel. 2061:1. 194

 

El Espíritu de la Verdad vino para crear en nosotros los creyentes buscadores de la Verdad, una conciencia de Miguel, el Hijo. Este Espíritu no crea en nosotros una conciencia de sí mismo; tampoco tendremos una fuerte conciencia intelectual del Espíritu de la Verdad. 2061:2. 194

 

El Espíritu de la Verdad vino a ayudar a todos los que lo reciben con todo el corazón, a que recuerden y comprendan las palabras de Cristo Miguel-Jesús, así como a iluminar y reinterpretar su vida en el mundo a través de los creyentes que han nacido del espíritu y que hacen la voluntad de Dios. 2061:3.   194

 

El Espíritu derramado a la humanidad vino a ayudarnos para que demos testimonio de las realidades de las enseñanzas de Cristo Miguel-Jesús y de su vida tal como la vivió como ser humano, y como la vive ahora una y otra vez a través de cada creyente en cada generación sucesiva de los hijos de Dios que están plenos del espíritu. 2061:4.   194

 

El Espíritu vino a conducir a todo creyente, a toda la Verdad, al conocimiento de la experiencia de la conciencia espiritual viva y creciente, de la realidad eterna y ascendente de que es un hijo de Dios. 2061:5.   194

 

La donación del Espíritu de la Verdad trajo al mundo y a nuestra humanidad el último don espiritual para ayudarnos en la búsqueda ascendente de Dios Padre. 2062:9.

194

 

La misión principal del Espíritu de la Verdad consiste en enseñarnos las verdades del amor del Padre Divino y la misericordia de su Hijo. El Espíritu de la Verdad se ocupa de revelarnos la naturaleza espiritual de nuestro Padre divino y el carácter moral de su Hijo. Cristo Miguel-Jesús reveló a Dios a los hombres y el Espíritu de la Verdad en nuestro corazón nos revela a Miguel, al Hijo Creador. 2062:10. 194

 

La donación del Espíritu de la Verdad dejó en el mundo una poderosa influencia mundial que nos conduce hacia lo alto y hacia adelante en el universo. Este impulso hacia adelante es la fuerza impulsora más poderosa que existe en el mundo. Cuando conocemos o aprendemos la Verdad, nuestras almas se vuelven las más progresivas y enérgicas del planeta. 2063:2. 194

El Espíritu de la Verdad vino para que todos los creyentes en Dios y en Cristo Miguel-Jesús, estuvieran más calificados para predicar el Evangelio del Reino con mayor efectividad. 2063:3. 194

 

El Espíritu de la Verdad vino a todos los creyentes sinceros del mundo, y cada alma lo recibió de acuerdo a su amor por la verdad y a su capacidad para captar y comprender las realidades espirituales. De esta manera la religión se liberó de la custodia de los sacerdotes y de las clases sagradas. Ahora la religión encuentra su real manifestación en el alma vinculada a Dios de cada ser humano. 2063:4.   194

 

La venida del Espíritu de la Verdad dotó con armas espirituales, a los nuevos instructores de la religión de Cristo Miguel-Jesús, porque ahora salen a conquistar al mundo con una compasión inquebrantable, con una incomparable buena voluntad y abundante amor. Están equipados para vencer al mal con el bien, a vencer al odio con el amor, a destruir el temor con una fe valiente y viviente en la Verdad. 2064:3. 194

 

El Espíritu derramado dotó a los hombres con poder para perdonar las ofensas personales, a mantener la dulzura en medio de la injusticia, a mantenerse impasible ante el peligro aterrador y a desafiar los males del odio y de la ira mediante actos audaces de amor y tolerancia. 2064:4.   194

 

Con la llegada del Espíritu de la Verdad, las mujeres, seguidoras del Maestro Jesús fueron liberadas de toda discriminación religiosa basada en el sexo. El ministerio del servicio religioso dejó de ser exclusivo de los hombres y se eliminó toda discriminación religiosa basada en la discriminación racial, diferencias culturales, castas sociales o prejuicios en cuanto al sexo. Así, los creyentes de la nueva religión exclaman: “Donde se encuentra el Espíritu del Señor, ahí está la libertad”. 2065:2. 194

 

La venida del Espíritu de la Verdad llamó y sigue llamando a todos los creyentes del Evangelio del Reino a la unidad espiritual. La religión de Cristo Miguel-Jesús es la influencia unificadora más poderosa que la humanidad haya conocido. 2065:5. 194

 

La llegada del Espíritu de la Verdad estaba destinada a disminuir la presunción de las personas, los grupos, las naciones y las razas. La tensión de este ánimo de presunción aumenta tanto, que de cuando en cuando provoca guerras destructivas. La humanidad sólo se puede unificar mediante el camino espiritual, y el Espíritu de la Verdad es una influencia mundial que afecta a todos los seres humanos. 2065:6.   194

 

La mentalidad egoísta material ha sido anulada con esta nueva donación altruista del Espíritu de la Verdad. 2065:7. 194

 

La oración de los creyentes no trajo al Espíritu de la Verdad en aquel día de Pentecostés, pero ayudó mucho determinando la capacidad de recepción que caracterizaba a cada creyente.  La oración no mueve al corazón de Dios a donarse generosamente, pero a menudo cava unos canales más amplios y más profundos por los cuales los dones divinos fluyen hasta el corazón y el alma de aquellos que se acuerdan de mantener una comunión ininterrumpida con su Creador por medio de la oración sincera y la adoración verdadera. 2065:8.   194

 

6 ¿Que debemos hacer para ser instruidos por el Espíritu de la Verdad?

 

Pienso que deberíamos hacer dos cosas, en primer lugar, con amor y gratitud aceptar y recibir por medio de la fe y el pensamiento al Espíritu de la Verdad que ya permanece junto a nosotros; en segundo lugar, hacer la voluntad del Padre, lo que tanto Cristo Miguel-Jesús proclamó durante su misión espiritual. Nuestro Maestro Jesús enseñó la necesidad de establecer un firme enlace espiritual con la Chispa Divina que mora en nuestra mente. Señaló Jesús que utilizáramos la técnica de la oración-adoración que él mismo descubrió y vivió para crear el enlace espiritual con el Padre Divino. El Maestro Jesús nos encomendó que fuéramos constantes en la comunión adoradora durante nuestra vida en la tierra, para obtener los mejores y más elevados logros espirituales, porque el crecimiento en la gracia es esencial para permanecer en el reino del Padre. 1431:2; 1478:5; 1621:3,4; 1640:3            130-133-144-146

 

Cuando hacemos la voluntad del Padre, oramos y adoramos a nuestro Padre Universal con la ayuda de su presencia divina que es el Ajustador del Pensamiento. Jesús nos ha instruido diciéndonos que al finalizar nuestra oración, nos mantengamos un tiempo, cerrando los ojos, en un estado de receptividad silenciosa, sin pedir nada al Padre Divino, sólo estar atentos con la atención mental puesta en nuestra Chispa Divina con mucho amor, ser pacientes y escuchar, permaneciendo con devoción ante la divinidad, en silencio mental, sin hacer uso del pensamiento; esto es la contemplación de lo espiritual (Adoración). Sabemos que, cuando adoramos a Dios de esta manera por un tiempo adecuado, estamos ante la presencia del Espíritu de la Verdad, pues siempre permanece junto a nosotros y de acuerdo a nuestra fe, amor y constancia en la adoración a Dios, este Espíritu instructor nos irá guiando hacia la Verdad divina, hacia la verdad revelada para progresar espiritualmente. El Espíritu de la Verdad esclarecerá nuestra mente, nos purificará, confortará e iluminará al unísono con la acción del Espíritu Santo de nuestra Madre divina que es el Espíritu Creativo de nuestro universo de Nebadon. La realización por nuestra parte de la meditación adoradora es lo que Jesús llamó: la fe experiencial; el camino directo para comulgar con Dios y conocer la Verdad divina ennobleciendo nuestras almas. Dios se revela en nuestra alma y mediante la constancia de esta actividad espiritual, de la comunión con Dios, daremos fe de las enseñanzas que Jesús tanto proclamó, vivió y enseñó. 1641:1; 1572:9        146-140

 

 

7 ¿Qué prueba tenemos de nuestra comunión con el Espíritu de la Verdad?

 

 La prueba de nuestra comunión con el Espíritu de la Verdad se encuentra en nuestra experiencia espiritual, en la que alcanzamos una realzada comunión con Cristo Miguel. 2061:2.     194

 

8 ¿Qué es la Verdad Divina?

 

La Verdad es una comprensión de las relaciones cósmicas, los hechos del universo y los valores espirituales. Esta Verdad la podemos comprender mejor mediante el Ministerio del Espíritu de la Verdad. Cuando buscamos la Verdad vamos en pos de aquello que es divinamente verdadero, esta Verdad está a nuestro alcance mediante el don divino del Ajustador del Pensamiento y el don divino del Espíritu de la Verdad que de manera combinada influyen sobre nuestra mente y alma, pues estos espíritus funcionan sobre y por intermedio de nuestras ideas, ideales, discernimientos y luchas espirituales. 1138:6; 42:5; 1104:6         103-2-101

 

Cristo Miguel-Jesús nos enseña que la experiencia humana más emocionante e inspiradora que podemos tener es la de la búsqueda personal de la Verdad, donde mediante la experiencia religiosa personal, nuestra mente y alma realizan el descubrimiento espiritual glorioso de Dios, la Verdad Suprema. 1729:5   155

 

Cristo Miguel-Jesús nos aclara que únicamente los fieles creyentes que crecen espiritualmente conociendo la Verdad, y que debido a este hecho desarrollan la capacidad de apreciar divinamente las realidades espirituales compartirán plenamente la alegría de Dios Padre. 1917:3    176

 

Cristo Miguel-Jesús nos aclara también que los seguidores profesos de su enseñanza, a quienes se les ha confiado la Verdad y que no la han fructificado de manera alguna debido a su indolencia espiritual, convirtiéndose en custodios estériles de la Verdad, no serán justificados ante el Maestro de la Verdad, quien les exigirá una rendición de cuentas de acuerdo a la Verdad que les fue confiada. En el mundo siguiente se les pedirá que den cuenta de sus dotaciones y gestiones como custodios de la Verdad en este mundo. 1917:3; 1918:1      176

 

Cristo Miguel-Jesús nos dice que si usamos las dotaciones divinas para fines egoístas y no prestamos ninguna atención al deber superior de producir de manera creciente los frutos del espíritu, tal como se manifiestan en el servicio a los hombres y en la adoración a Dios, entonces como creyentes egoístas deberemos aceptar las consecuencias de nuestra elección deliberada. 1918:1   176

 

La Verdad divina es una realidad viviente que es discernida espiritualmente por nuestra alma. La Verdad divina sólo existe en los elevados niveles espirituales de la comprensión de la Divinidad y en la conciencia de la comunión con Dios. Como podemos notar la comprensión de la Divinidad y la conciencia de la comunión con Dios, sólo podemos alcanzarlas mediante la experiencia religiosa espiritual, mediante la oración y la adoración a nuestra Divinidad interior. Mediante este camino totalmente espiritual, podemos conocer la Verdad y vivir la Verdad, también podemos experimentar el crecimiento de la Verdad en nuestra alma y disfrutar de la libertad que su iluminación produce en nuestra mente, pero no podemos aprisionar la Verdad divina en códigos, credos o esquemas intelectuales de nuestra conducta humana. Como dijimos, la Verdad es una realidad viviente y dinámica, y sólo puede disfrutar de una existencia experiencial en nuestra mente humana. Siempre que intentemos formular de manera humana la Verdad divina, ella morirá rápidamente. 1949:4.    180

 

La Verdad divina es un valor de la realidad espiritual (Dios) que experimentan o viven las personas dotadas de espíritu que funcionan en los niveles supramateriales de la conciencia universal, y que después de conocer o comprender la Verdad dejan que su espíritu activador viva y reine en sus almas. Cuando adoramos a Dios de todo corazón, con fe, devoción y constancia, comulgamos con nuestro espíritu divino y recibimos el ministerio del Espíritu de la Verdad, de esta manera funcionamos en los niveles supramateriales de la conciencia universal. 1949:5.     180

 

Veamos más enseñanzas de Cristo Miguel-Jesús que son muy interesantes e ilustrativas para que comprendamos lo que es la verdad divina:

 

1 La Verdad no la podemos definir con palabras, sino solamente viviéndola.

 

2 La Verdad siempre es más que los conocimientos.

 

3 La Verdad trasciende los niveles puramente materiales de la existencia porque se asocia con la sabiduría y abarca imponderables como nuestra experiencia religiosa con las realidades espirituales vivas. El conocimiento pertenece a las cosas que son observadas. 

 

4 La Verdad se origina en nuestra experiencia religiosa de la vida espiritual. Cuando amamos y buscamos la Verdad. El conocimiento se origina en la ciencia.

 

5 La Verdad tiene que ver con los valores de la realidad espiritual y divina. El conocimiento tiene que ver con los hechos de la vida material. 

 

6 La Verdad es el ámbito de nuestra mente dotada de espíritu que discierne a Dios, que está consciente de conocer a Dios. El conocimiento es el ámbito de nuestra mente humana que discierne los hechos materiales.

 

7 La Verdad se experimenta en el alma; el conocimiento se puede demostrar.

 

8 La Verdad es una experiencia del alma, de nuestro yo que progresa. El conocimiento es una posesión de nuestra mente. 1435:2. Las personas que buscan a Dios, su Verdad, experimentan la realidad espiritual en su alma y se vuelven conscientes de esta experiencia en su mente. 1136:1   130-103

 

9 La Verdad es una fase del nivel mental espiritual de los universos, y el conocimiento es una función del nivel no espiritual.

 

10 Nuestras mentes espiritualizadas disciernen un mundo de valores verdaderos. Las mentes materiales perciben un mundo de conocimientos basado en hechos. 1435:2; 1459:2,4;        130-132    

 

Estas diferencias señaladas por Jesús nos ayudan mucho a comprender las realidades de la Verdad divina, la Verdad que está más allá de las palabras y de las letras, más allá del mundo material. Cristo Miguel-Jesús nos dice que la Verdad revelada, cuando es descubierta personalmente, es la delicia suprema para las almas de aquellos que aman a Dios y buscan la Verdad de todo corazón. 1459:4.    132

 

Se nos enseña que los valores divinos de la Verdad, la Belleza y la Bondad se sienten y lo que siente es el alma, la creación conjunta de nuestra mente que sabe y el Ajustador Divino que hace que nuestra alma se vuelva real. 1219:5.     111

 

Cuando nuestra alma se impregna de los valores divinos de la Verdad, la Belleza y la Bondad que son valores de comprensión o realización de la conciencia de Dios, nuestra alma se vuelve indestructible, vive para siempre. 1219:6.       111

 

Los significados de los valores revelados provienen de la comprensión y reconocimiento que surgen en nuestra experiencia religiosa personal con Dios,  Los significados y los valores divinos tan solo podemos encontrarlos  o percibirlos en los ámbitos o niveles supramateriales de nuestra experiencia religiosa viviente con Dios, en los elevados niveles de la comunión con el Padre Divino. 1220:1     111

 

Jesús nos aclara que nunca podremos poseer la Verdad divina si no ejercitamos la fe viviente, la que nos conduce a Dios, a la Verdad Divina. Al ejercitar la fe viviente poseeremos las cualidades divinas o valores supremos, que pertenecen a la realidad espiritual y divina que es Dios. Estas cualidades o valores son el alimento espiritual para nuestra alma, de esta manera nuestra alma se va asemejando a Dios. 1459:5.     132

 

Dios Padre es la Verdad Absoluta y ÉL desea compartir su Verdad Infinita con todos aquellos de sus hijos que creen en él, que lo aman y le buscan. El comparte su Verdad con sus hijos humanos mediante el Espíritu de la Verdad que ÉL junto con su Hijo Miguel nos ha enviado.

 

9¿A qué influencias espirituales está sujeta la humanidad?

 

Desde la donación del Espíritu de la Verdad, nuestra humanidad está sujeta a la enseñanza y guía de una triple dotación espiritual: el espíritu del Padre Universal, el Ajustador del Pensamiento; el espíritu del Hijo, el Espíritu de la Verdad; y el espíritu del Espíritu Materno del universo local, el Espíritu Santo. 2061:9. 194

 

10 ¿Qué es la Regla de Oro?

 

Es el Mandato de Cristo Miguel; es una regla de relación universal que dice: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. El sincero amor fraternal produce el cumplimiento adecuado de la Regla de Oro. 1950: 2, 3; 1573:3.    180-140

 

11 ¿Existe alguna relación entre el Espíritu de la Verdad y la Regla de Oro?

 

Los reveladores nos enseñan que cuando la Regla de Oro está desprovista de la comprensión o discernimiento suprahumano del Espíritu de la Verdad, esta se convierte tan solo en una simple regla de conducta ética elevada. 1949:7     180

 

En la hermandad de los creyentes que aman la Verdad y que conocen a Dios, la Regla de Oro adquiere cualidades vivientes de comprensión espiritual en los niveles elevados de interpretación que hace que los creyentes se den cuenta que el mandato del Maestro Jesús les pide que se relacionen con sus semejantes de tal manera que éstos reciban el mayor bien posible. Esta es la esencia de la verdadera religión: “Que ames a tu prójimo como a ti mismo”. 1950:2      180

 

En verdad la comprensión más elevada y la interpretación más verdadera de la Regla de Oro permanece en nuestra conciencia espiritualizada, como la verdad de la realidad de este mandato divino eterno y viviente. La comunión con el Espíritu de la Verdad nos brinda la comprensión verdadera de la Regla de Oro. 1950:3      180

 

Cuando somos guiados por el Espíritu de la Verdad comprendemos el verdadero significado de la Regla de Oro, experimentando la plenitud y la certeza de ser ciudadanos de un universo amistoso, y nuestros ideales de realidad espiritual sólo se satisfacen cuando amamos a nuestros semejantes así como Jesús nos amó y ama a todos. Esta es la realidad de la comprensión del amor de Dios. 1950:3      180

 

 

Nuestra fe viviente en Dios vivifica la religión, nuestra alianza con Dios, porque nos obliga a vivir de manera heroica la Regla de Oro. 1115:1    101

 

 

12 ¿Algo más sobre el Espíritu de la Verdad?

 

Sí, podemos recordar una enseñanza de Cristo Miguel-Jesús que está vinculada directamente con el Espíritu de la Verdad y la Verdad divina:

 

Dice Cristo Miguel-Jesús: “En el antiguo camino, intentáis suprimir, obedecer y conformaros a unas reglas de vida; en el nuevo camino primero sois transformados por el Espíritu de la Verdad, y por ello, fortalecidos en vuestra alma interior mediante la constante renovación espiritual de vuestra mente; estáis dotados así con el poder de ejecutar, con certeza y alegría, la voluntad misericordiosa, aceptable y perfecta de Dios. 1609: 5      143

 

Veamos ahora lo que dice Jesús sobre lo que es hacer la voluntad de Dios:

 

“La voluntad de Dios es el camino de Dios, asociarse con la elección de Dios frente a cualquier alternativa potencial. En consecuencia hacer la voluntad de Dios es la experiencia progresiva de parecerse cada vez más a Dios, y Dios es el origen y destino de todo lo que es bello, verdadero y bueno. La voluntad del hombre es el camino del Hombre, la suma y la sustancia de lo que el ser humano escoge ser y hacer”. 1431:2    130

 

Y un mensajero Solitario de Orvonton nos dice: “Hacer la Voluntad de Dios es ni más ni menos que una exhibición  de la disposición de la criatura de compartir la vida interior con Dios, con el mismo Dios que ha hecho posible esa vida de valor y significado interior para la criatura.” “La imitación de Dios es la clave para la perfección; hacer su voluntad es el secreto de la sobrevivencia y de la perfección en la sobrevivencia”. 1221:2,3.

111

 

Un Melquisedec de Nebadon nos dice que cualquier hombre que elija hacer la voluntad divina, conocerá el camino de la verdad. La confianza semejante a la de un niño asegura al hombre su entrada al reino del ascenso celestial, pero el progreso espiritual depende totalmente del ejercicio vigoroso de la fe robusta y confiada del hombre adulto. 1118:4   102

 

Cristo Miguel-Jesús nos dejó la técnica espiritual de la oración-adoración para acercarnos a Dios, comulgar con él y asemejarnos a él. Mediante esta elección podemos ser transformados por el Espíritu de la Verdad y conocer la Verdad divina, ennobleciendo nuestra alma con las cualidades divinas que nos dan la semejanza con Dios. La oración y la adoración a Dios Padre es el camino que nos permite compartir la vida interior con Dios; mediante este camino logramos la autorrealización espiritual de nuestra alma, practicando la fe experiencial o fe viviente con determinación, confianza y constancia. Dando la lucha de la fe, honraremos y complaceremos al Padre Celestial que tanto nos ama y espera.

 

De esta manera vemos que la Religión de Jesús, la Religión del Espíritu, fomenta el tipo más elevado de civilización porque crea la clase más elevada de personalidad espiritual y proclama el carácter sagrado de esa persona. 2063:5    194

 

COMENTARIO FINAL

 

Amados hermanos y hermanas en la luz del Padre, hemos compartido realidades del Espíritu de la Verdad y de la Verdad divina. Estas realidades reveladas a nosotros por el Padre divino por medio de Cristo Miguel-Jesús y los Reveladores son alimento para nuestra mente en perfeccionamiento, que busca comprender las realidades divinas y abrirse paso en el sendero de la ascensión espiritual. Esta es una información muy valiosa para todos los buscadores sinceros de Dios y su Verdad divina, es una información plena de sabiduría espiritual, que con su estudio, comprensión y aceptación nos permite tomar decisiones importantes para obtener verdadero crecimiento espiritual, tanto para el alma como para nuestra mente. Es una información que busca impulsarnos a la acción espiritual, a poner en acción real nuestra personalidad, alma y mente en enlace amoroso con nuestra chispa divina que es la presencia del Padre Universal morando en nuestra mente humana.

 

Al esforzarnos espiritualmente por medio de una fe viviente en Dios y sus realidades divinas, haciendo su voluntad en cada día de nuestra vida, las realidades del Espíritu de la Verdad y la Verdad divina serán una realidad viva en nuestra alma y mente, que serán iluminadas, fortalecidas y ennoblecidas por las fuerzas espirituales y divinas de Dios Padre. De esta manera daremos verdaderos pasos de progreso espiritual transformando en nosotros lo humano en divino, disfrutando en cada día de nuestra existencia  de la alegría, de la paz y de la satisfacción espiritual que nos otorgan el Padre divino y Cristo Miguel-Jesús en nuestra alianza verdadera y de hecho con sus sublimes presencias divinas plenas de amor, misericordia, bondad y sabiduría divina, que sólo desean que nosotros sus hijos, recibamos el mayor bien posible en nuestra carrera de ascensión espiritual al Paraíso, nuestra meta y destino divino.

 

Antes de despedirme deseo exponer algunas realidades espirituales, relativas al tema que hemos presentado y que debiéramos considerar para el bienestar y seguridad de nuestro desarrollo espiritual:

 

A-   El Ajustador del Pensamiento se comunica con nosotros de manera constante, indirecta y sin reconocimiento de nuestra parte, especialmente durante las sublimes experiencias del contacto adorador de nuestra mente con el espíritu en la supraconciencia. 1203:3

B-   La falta de nuestra capacidad de recepción espiritual dificulta transmitir a nuestra mente las verdades espirituales residentes en lo más elevado de la supraconciencia. 1209:4

C-   Cuando nuestra oración es realmente sincera y plena de fe verdadera, aumenta la capacidad de recepción espiritual del alma, recibiendo más alimento espiritual para el crecimiento de nuestra alma. 1621:1

D-    La presencia espiritual de la Divinidad en nosotros, la determina nuestra capacidad espiritual de receptividad y el grado en que nosotros consagremos nuestra voluntad a hacer la voluntad de Dios. 64:4

E-   Entonces, la cantidad de bendiciones celestiales que podemos apropiarnos personalmente y comprender conscientemente, depende de la capacidad espiritual de recepción de nuestra alma. 1621:3

F-     Jesús nos enseña que la medida de la capacidad espiritual de recepción de nuestra alma en evolución, es la fe que tengamos en la Verdad divina (Dios) y el amor que tengamos por los seres humanos, que son nuestros hermanos. 1740:4

G-  Cada decisión que hagamos en nuestro camino espiritual, impedirá o facilitará la guía de nuestro Ajustador del Pensamiento. Esas decisiones determinarán nuestro avance (progreso espiritual) en los círculos cósmicos del logro humano.  1210:1

 

Tomemos la mano de nuestro Espíritu Ajustador del Pensamiento para el avance de nuestra alma y para que nuestra personalidad sea cada día más real, logrando la conquista de los círculos cósmicos y el dominio de nosotros mismos.

 

Amados hermanos y hermanas, tomemos en cuenta estas realidades que nos comunican los Reveladores y Cristo Miguel, pues en verdad es necesario que vayamos ampliando la capacidad de recepción de nuestra alma para recibir abundantes bendiciones celestiales que asemejen nuestra alma al Padre divino y pueda Cristo Miguel-Jesús caminar de nuevo sobre la Tierra a través de aquellos que le aman y producen los frutos del espíritu y que han aprendido a hacer la voluntad del Padre de todo corazón. Atrevámonos a vivir en nosotros mismos la Religión del Espíritu, que transforma en nosotros lo humano en divino.

 

Damos gracias amorosamente a nuestros divinos Padres Creadores por esta información tan necesaria, valiosa, maravillosa y esclarecedora para nuestra mente humana que tanto necesita de la luz divina para no tropezar en el camino ascendente del perfeccionamiento del alma.

 

Amados hermanos y hermanas, agradezco su presencia, tiempo e interés en escuchar esta presentación espiritual. Reciban todos ustedes un fuerte abrazo fraternal en la luz del Padre amor. Sinceramente su hermano Jaime.

 

FUENTE: EL LIBRO DE URANTIA.  www.urantia.org/es
Photo

Post has attachment
Grabación de la conferencia de Jaime Díaz en el Grupo de Estudio del Libro de Urantia:

DISERTACIÓN ESPIRITUAL: REALIDADES DEL EVANGELIO DEL REINO DE JESÚS - PREGUNTAS Y RESPUESTAS

1- http://199.116.250.222/video/434/3236aPruGV3UvP.mp4
2- http://199.116.250.222/video/434/345XOa6U9ge9lo.mp4
Photo

DE: JAIME DIAZ PAGE (México)
MAYO 2014
ESCRITO 104

DISERTACIÓN ESPIRITUAL

REALIDADES DEL EVANGELIO DEL REINO DE JESÚS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

El propósito de esta presentación es que fijemos nuestra atención en ciertas verdades espirituales de nuestro Maestro Jesús y los Reveladores celestiales, para que tomemos una mayor conciencia espiritual de estas realidades, ampliando el discernimiento y la comprensión espiritual, abriéndonos paso en el camino de la ascensión y el progreso espiritual personal, haciendo las cosas que el Evangelio del reino de Jesús demanda a los creyentes  de la Verdad divina y dando la importancia debida a las palabras vivientes de Jesús.

El Evangelio del Reino es: la realidad de la Paternidad de Dios y la verdad asociada de la filiación con Dios, la creencia de que los hombres son hijos de Dios y hermanos entre sí, la fraternidad de los hombres. Me permito agregar lo siguiente: después de la consagración de los doce apóstoles, Jesús habló con Juan sobre una realidad esencial del Evangelio del Reino que consistía en: la fe en la eficacia del deseo supremo del hombre de hacer la voluntad de Dios, de asemejarse a Él. De esta manera, por medio de la fe podemos obtener todas las cosas esenciales para la salvación del alma. 2059:4; 2052:4; 1585:7; 1859:11; 1585:7.  

Un jueves por la mañana y cerca del campamento de Jesús y los apóstoles, Jesús entregó nuevas verdades a los apóstoles y a un grupo de discípulos elegidos. Verdades que atañen a los creyentes del Evangelio de Jesús, incluidos nosotros. Entre esas nuevas verdades se encuentran éstas: 

 El Evangelio del Reino es una verdad viva. Es como la levadura dentro de la masa o como el grano de la semilla de mostaza; es como la semilla del ser vivo, que de generación en generación, aunque sigue siendo la misma semilla viviente, infaliblemente se desarrolla a sí misma en  nuevas manifestaciones que crecen aceptablemente en canales de nueva adaptación a las necesidades y condiciones particulares de cada generación sucesiva.

Jesús dijo a los apóstoles que la revelación del Evangelio del Reino que él les había hecho, era y es una revelación viva. “Es mi  deseo que produzca los frutos apropiados en cada individuo y en cada generación de acuerdo a la ley espiritual del crecimiento en aumento que se adapta y se desarrolla. De generación en generación el Evangelio del Reino debe mostrar una vitalidad creciente, exhibiendo a la vez una mayor profundidad de poder espiritual. No debe permitirse que el Evangelio del Reino se vuelva simplemente  un recuerdo sagrado o una simple tradición sobre  mi persona y los tiempos en que ahora vivimos”. 1931:6.

A) El Maestro Jesús dijo a los apóstoles: “Porque el reino que predicáis es Dios dentro de Vosotros”.  “Vuestro mensaje para el mundo será: Buscad primero el reino de Dios y su rectitud...” 1569:2. De acuerdo a estas declaraciones de Jesús, “Dios es el Reino”, entonces debemos buscar a Dios dentro de nosotros mediante la constancia de la oración y adoración a Dios Padre; esta actividad es un deber y un privilegio que tenemos como hijos de Dios. 

Jesús dijo que muchos hombres aceptan intelectualmente la teoría de la existencia de Dios, pero que espiritualmente sus mentes fracasan en darse cuenta de la presencia de Dios. Es debido a este hecho que varias veces nuestro Maestro enseñó y recomendó que la mejor manera de sentir y comprender el reino del cielo (Dios) era adquiriendo la actitud de un niño sincero, la simplicidad espiritual de un pequeño que cree con facilidad y que confía plenamente. Jesús no desea que nos quedemos en las teorías y las especulaciones sobre la existencia de Dios; él siendo nuestro Dios Creador y pleno de sabiduría divina, conoce el pleno potencial que tenemos los seres humanos para poder descubrir y sentir a Dios en nuestras propias almas. Todo hijo de Dios que busque a Dios con la actitud del niño pequeño que el recomienda, descubrirá a Dios y lo sentirá con tal fuerza y realidad, que jamás lo olvidará. Jesús desea que amemos a Dios, que busquemos a Dios, y más que nada, que “encontremos a Dios sintiéndolo en el alma”. Es importante que nos esforcemos  por comprender esta enseñanza de Jesús y no nos quedemos estancados en el crecimiento espiritual. Mediante la actitud del niño pequeño, nuestro espíritu interior se alegrará y podrá guiarnos más fácilmente en el sendero de la ascensión espiritual.  Este camino es para todas las criaturas inteligentes de los universos creados. 303:5.

 Dijo Jesús: “Habiendo entrado al reino, se encuentran los peldaños progresivos de rectitud que todo creyente debe ascender para crecer hasta la plena estatura de los vigorosos hijos de Dios”. 1861:9.

Cuando buscamos a Dios dentro de nosotros,  estamos haciendo la voluntad de Dios y el Padre divino nos otorga el Pan y el Agua de la vida. De esta manera nuestra fe se convierte en una fe viviente y dinámica que nos provee de la verdad divina y de la conciencia certera de Dios, experimentamos a Dios realmente. Todo esto nos facilita la recepción y/o captación de las cualidades divinas, los valores supremos; manifestando gradualmente la producción de los frutos del espíritu  para la sobrevivencia del alma. La influencia de las fuerzas espirituales como son el Ajustador del pensamiento, el Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo, será permanente en nuestra vida espiritual, fortaleciendo y vivificando nuestra alma e iluminando nuestra  mente. El discernimiento espiritual propio aparecerá y aumentará progresivamente mediante nuestra constante oración-adoración a Dios. Nuestra conducta y carácter mejorarán notablemente. De manera natural y espontánea compartiremos con nuestro prójimo aquello que estamos recibiendo de las fuerzas espirituales de Dios. De esta manera nos asemejaremos progresivamente a Dios, a quien adoramos mediante la fe y la constancia. Esto es lo que Dios quiere de nosotros, que alcancemos semejanza con Él. Así, paso a paso, vamos ascendiendo los peldaños de la rectitud progresiva para la gloria de Dios y bendición de nuestra alma, de la mano de nuestro espíritu interior, el Ajustador del Pensamiento que es Dios en nosotros.

Cierta vez Jesús declaró: “En verdad, en verdad os digo que cuando la voluntad del Padre es vuestra ley, difícilmente estáis en el reino. Pero cuando la voluntad del Padre se convierte realmente en vuestra voluntad, entonces estáis en verdad en el reino, porque el reino se ha vuelto así una experiencia establecida dentro de vosotros”. 1588:5.

Jesús enseñó a los apóstoles que el deber total del hombre está resumido en el Gran Mandamiento: “Ama al Señor tu  Dios, con toda tu mente y toda tu alma, y a tu prójimo como a ti mismo”. Jesús dijo a los apóstoles que enseñaran este Mandamiento y no las 613 reglas de vida expuestas por los Fariseos. 1805:5.

Cuando por la fe hacemos la voluntad del Padre, nos volvemos divinamente conscientes de Dios y conocemos la Verdad divina. Cuando por la fe misma descubrimos que somos hijos de Dios y la voluntad de Dios se convierte en nuestra voluntad, el reino de esta manera, se torna una experiencia establecida dentro de nosotros, en el alma y en la mente. De esta manera somos elevados a la alta posición de los hijos liberados del reino porque el conocimiento de la verdad nos ha hecho libres.

Jesús dijo: “Os lo digo otra vez, Pedid y se os dará; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca encuentra; y al que llama a la puerta de la salvación se le abrirá”. 1619:1.

Esta es una gran verdad, Jesús nos insta a pedir, buscar y llamar a la puerta de la salvación ante la presencia de la soberanía de Dios, siempre mediante nuestra perseverancia ante la presencia del Espíritu del Señor; sólo mediante la perseverancia devocional interior plena de amor y fe a Dios Padre, es que conseguiremos para nosotros el Pan de la Vida (cualidades y valores divinos) de las manos complacientes del Padre eterno que está en el cielo. Este Pan de la Vida ennoblecerá y vivificará nuestra alma para la consecución de la vida eterna, en que nuestra alma vivirá eternamente unida a nuestro espíritu Ajustador del Pensamiento.

Jesús nos alerta y nos dice que: “Al entrar al reino no podéis eludir sus responsabilidades ni evitar sus obligaciones, pero recordad: El yugo del evangelio es cómodo y que el peso de la verdad es ligero”. 1766:3.

Es por esto que Jesús nos insta a hacer la voluntad del Padre; a orar y adorar a Dios; a producir los frutos del espíritu; a crecer diariamente en la gracia y en el conocimiento de la verdad; a amar y a servir al prójimo con altruismo; a adquirir verdadero discernimiento espiritual y a compartir las bendiciones recibidas con nuestro prójimo. El Padre divino requiere de nosotros lealtad total o nada.

Jesús enseñó lo siguiente: Habéis oído decir: “Si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán al precipicio” - “Si deseáis conducir a otras personas hacia el reino, vosotros mismos tenéis que caminar en la clara luz de la verdad viviente”. “En todos los asuntos del reino, os exhorto a que mostréis un juicio justo y una sabiduría penetrante”. 1571:5.

Estas declaraciones de Jesús fueron para los apóstoles, los creyentes, y son para nosotros por igual. Las personas que no viven en rectitud espiritual y que no están iluminadas interiormente por la verdad divina, difícilmente podrán conducir a otras personas de la misma pobreza espiritual hacia el reino de Dios, porque ambos al no hacer la voluntad del Padre, al no conocer a Dios y al desconocer su verdad divina, caerán en una situación de gran conflicto y confusión. Jesús nos insta a buscar y a encontrar a Dios en nuestro interior, a conocer por la fe la verdad divina y vivirla en nuestra vida diaria; sólo así el espíritu divino nos preparará, inspirará y habilitará para que podamos conducir con seguridad, amor y sabiduría a otros hermanos hacia el Reino de Dios, con poder espiritual, no sólo con palabras, mostrando juicio recto y sabiduría penetrante en los asuntos del reino, como nos aconseja nuestro Maestro Jesús. Si en verdad deseamos guiar a nuestros hermanos hacia el reino de Dios, debemos nosotros mismos caminar en la “clara luz de la verdad viva”, de la verdad viva descubierta por nuestra alma en unidad con nuestro espíritu interior. Este servicio para conducir espiritualmente al prójimo debemos realizarlo con amor, sinceridad y verdadero altruismo, en nombre de Cristo Jesús.

B) En la ciudad de Tiro, Jesús enseñó lo siguiente: “Aunque el hombre mortal tiene las raíces de su origen y su ser en el suelo animal de la naturaleza humana, mediante la fe puede elevar su naturaleza espiritual hacia la luz solar de la verdad celestial, y producir realmente los nobles frutos del espíritu”. “Para producir los frutos del espíritu, tenéis que haber nacido del espíritu. Debéis ser enseñados y guiados por el espíritu si queréis vivir una vida de plenitud espiritual entre vuestros semejantes”. 1737:5; 1738:1.

¿A que se refería nuestro Maestro Jesús cuando pronunció las palabras naturaleza espiritual?  El Maestro mismo nos responde con estas palabras: “Vuestra naturaleza espiritual —el alma creada conjuntamente-- es un desarrollo viviente, pero la mente y la moral del individuo son la tierra de la cual deben brotar las más elevadas manifestaciones del desarrollo humano y destino divino”. 1738:1.  Podemos elevar nuestra alma hacia la luz solar de la verdad celestial que es nuestro espíritu, si permitimos por la fe, que el espíritu nos enseñe y guíe en el camino de ascensión espiritual, exponiendo nuestra personalidad total a la conciencia de contacto con nuestro espíritu residente, mediante el camino interior de la oración y la adoración al espíritu del Padre que mora en nosotros. En verdad no existe otro camino para la autorrealización espiritual y la sobrevivencia del alma.

C) Durante un sermón Jesús dijo estas palabras: “Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios”. 

La revelación nos enseña que “ver a Dios por la fe” es adquirir verdadero discernimiento espiritual. Este discernimiento espiritual presente en nosotros mejora la guía de nuestro espíritu divino. La reunión del discernimiento espiritual y la mejora en la guía del Ajustador, producen un incremento de la conciencia de Dios en nosotros, en el alma y en la mente. 1574:6,7.

La mente que en verdad discierne a Dios, que escucha al Ajustador divino, es la mente pura; sin pureza mental ningún hombre puede ver a Dios. Toda comunión interna y espiritual de esta clase se llama discernimiento espiritual. Nuestra religión personal vivirá y progresará  por nuestra fe y el discernimiento espiritual interior, no por la vista y los sentimientos.  1104:6; 1105. 1.

D) “Los valores  de eternidad e infinidad del Paraíso, la verdad, la belleza y la bondad, se encuentran ocultos dentro de los hechos de los fenómenos de los universos del tiempo y del espacio”. 2078:7.

Estos valores espirituales y divinos de la verdad, la belleza y la bondad, sólo pueden ser descubiertos y discernidos por “el ojo de la fe” de las personas que han nacido del espíritu. Estos valores del progreso espiritual, no son proyecciones psicológicas, ni fantasías glorificadas de nuestra mente humana, son las proyecciones espirituales de nuestro espíritu interior, el espíritu de Dios que reside en nuestra mente humana, y que por nuestro amor y fe, él  nos entrega para nuestro crecimiento espiritual. 2078:8.

E) Una tarde en el jardín de Celsus, Jesús declaró enfáticamente a los apóstoles, lo siguiente: “Tampoco podéis hacer obra espiritual en ausencia de poder espiritual. Y no podéis hacer ninguna de estas dos cosas, aunque su potencial esté presente, sin la existencia de ese tercer factor humano esencial, la experiencia personal de la posesión de la fe viviente”. 1758:5.

Lo mismo, estas palabras para los apóstoles son también para nosotros. Pensando en aquellos hermanos nuestros que desean conducir a otras personas hacia el reino del Padre, recordamos lo siguiente: es fundamental e indispensable que la presencia del amor verdadero a Dios Padre y a todos los seres humanos estén presentes en cada uno de ellos; deben haber nacido del espíritu, haciendo regularmente la voluntad del Padre que está en el cielo; para que en comunión con Dios por medio del amor y la fe se vuelvan conocedores de la verdad divina. Estos hábitos espirituales y sinceros para con Dios Padre, propician la aparición del poder espiritual otorgado por Dios Padre, que unido a la posesión de la fe viviente permite la realización de la obra espiritual, genuina, amorosa,  altruista y auténtica, de la mano del Señor. No se puede hacer obra espiritual si  Dios no participa. Entonces, tomando en cuenta las enseñanzas de Jesús al respecto, el ministerio espiritual del potencial servidor o instructor deberá estar imbuido espiritualmente de:

1.- Un amor comprensivo; 2.- Una intención pura; 3.- Un móvil divino; 4.- Un ideal espiritual; 5.- Una ambición altruista; 6.- De la ausencia de la exaltación del yo, sirviendo siempre a los hermanos de acuerdo a la voluntad del Padre divino. Jesús declaró una vez: “No sólo en palabras, sino también en poder y en el Espíritu Santo. Esto significa que no bastan las palabras, sino que se requiere del poder del Espíritu en unidad con el Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo para que se pueda realizar una auténtica obra espiritual al prójimo, de la mano de Dios y Cristo Miguel (Jesús).

Todo hijo de Dios, todo ser humano puede alcanzar el poder espiritual al cumplir con las demandas del Evangelio del Reino de Jesús. El creyente decide si desea ser instructor o no, es una cuestión personal. A todo hijo que ama a Dios y es sincero con él, Dios le otorga poder espiritual para ejercer su ministerio. El potencial instructor deberá estar muy preparado espiritualmente, conociendo lo más ampliamente las verdades del Evangelio del Reino de Jesús y luchar por ayudar a iluminar el sendero espiritual  de sus hermanos del mundo, para el logro de la salvación de sus almas.

Un Mensajero Poderoso nos dice que el propósito de la ministración espiritual y divina para la humanidad es: “Que nosotros podamos ser fortalecidos con poder en nuestra alma interna a través de nuestro Espíritu, el Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo”. 381:4.

Dentro nuestro y junto a nosotros, existen fuerzas espirituales y poderes divinos que luchan para liberarnos de la esclavitud material y las limitaciones finitas. Tratan de ayudarnos  a exponer nuestra voluntad a la guía del espíritu. Buscan dotarnos de voluntad y poder espiritual para elevarnos por encima del nivel animal de la existencia humana, alcanzando la perfección de la fe y el servicio, mediante el amor divino en la plenitud de Dios. 381:3.

LA RELIGIÓN DEL ESPÍRITU: Se denomina Religión del Espíritu porque esta religión recurre o se dirige principalmente al Espíritu divino del Padre Universal, en contraste con las religiones tradicionales que recurren principalmente a la mente, al asentimiento intelectual. La religión del espíritu nos brinda una verdadera y superior comunión espiritual. La religión del Espíritu requiere de nosotros: esfuerzo, lucha, conflicto, fe, determinación, amor, lealtad y progreso espiritual. 1728:8; 1729:6.

La religión del Espíritu nos revela los valores sobrenaturales del espíritu, permitiéndonos discernir y/o percibir parcialmente las Realidad Eternas y divinas. Implica la participación activa de nuestra mente y alma con el Espíritu del Padre, el espíritu divino interior. Esta religión esta basada en nuestra experiencia espiritual humana con Dios. La religión del espíritu se construye en nuestra naturaleza espiritual, el alma evolutiva. La religión del espíritu nos conduce a encontrar a Dios mediante la fe viva. La religión del espíritu es el reino del cielo en nuestros corazones humanos.

En la religión del espíritu, Dios es nuestro destino; experimentamos su divina presencia mediante la técnica de Jesús, y aumentamos nuestro discernimiento espiritual por el conocimiento de la verdad. La religión del espíritu se basa en nuestras relaciones espirituales personales con el Padre Universal. La religión del espíritu produce en nosotros la fe viviente que capta la realidad de la presencia de Dios y todo lo que se relaciona con su espíritu divino. Nuestra vinculación amorosa y de fe viviente con el espíritu divino interior, trae para nosotros la vida eterna de nuestra alma que se vuelve como Dios mediante la fusión espiritual con nuestro espíritu interior. 1731:2; 1732:2.

G) Jesús nos dice que sólo hay un Mandamiento, que  dice así:

“AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS
CON TODO TU CORAZÓN Y CON TODA TU ALMA,
CON TODA TU MENTE
Y CON TODA TU FUERZA”

Este Mandamiento es en verdad un mandato divino para nosotros y para todas las criaturas de Dios que existen en todos los universos evolutivos del tiempo y del espacio. A mi modo de ver, este Mandamiento contiene en sí mismo la estructura espiritual de la técnica de la oración-adoración, el fundamento esencial para el culto a Dios, para acercarnos al Señor y para comulgar con su Presencia Divina. La oración ideal es una especie de comunión espiritual que nos lleva directamente a la adoración inteligente. Mediante el acto de la adoración, los hombres y las mujeres comulgamos real y personalmente con nuestro Divino Padre y Creador. 1616:10.

Cuando por la fe tomamos conciencia de que somos hijos de Dios, que Dios es nuestro amoroso Padre Creador, debemos, durante la adoración a su Divina Presencia, amarle con todo nuestro corazón, valiéndonos de la mente, el alma y la fuerza de nuestra personalidad.

Al respecto, recordamos que la adoración se realiza en cuatro niveles de conciencia: 1- la conciencia de la mente; 2- la conciencia del alma; 3- la conciencia del espíritu y 4- la conciencia de la personalidad que unifica todos los niveles de conciencia. 66:4.

En cuanto a lo escrito sobre el Mandamiento y la oración-adoración a Dios, encontramos unas palabras relativas que Jesús dijo a Gadía en la ciudad de Jope, y son estas: “Amigo mío, todos tenemos una vida que vivir de acuerdo con la voluntad de Dios. Todas las veces que tratamos de esquivar el deber de la vida diaria buscando tentaciones lejanas, nos ponemos de inmediato bajo el control de influencias que no están dirigidas por los poderes de la verdad y las fuerzas de la rectitud. Escapar del deber es sacrificar la verdad. Escapar del servicio de la luz y de la vida, sólo puede llevarnos a conflictos angustiosos que nos conducen a las tinieblas y la muerte. Los que han abandonado a Dios y deseen volver su corazón a la búsqueda de Dios y su bondad, con hambre de verdad y sed de rectitud, nada habrá que los mantenga en cautiverio, no importa cuan profundo hayan caído, porque cuando buscan la luz de todo corazón, el espíritu del Señor Dios del cielo, los libera de su cautiverio, llevándolos a la tierra firme de nuevas oportunidades para un servicio renovado y una vida mas sabia”. 1428: 2. Estas palabras de Jesús tienen vigencia eterna. Pues el dijo una vez: “Aunque los cielos y la tierra desaparezcan, mis palabras de verdad no desaparecerán”. En verdad, qué maravillosa y alentadora verdad. 

H) SOBRE LA DONACIÓN DEL ESPÍRITU DE LA VERDAD

Primero que nada, debemos saber que todo Hijo Creador como Cristo Miguel o Jesús de Nazaret tiene UN ESPÍRITU DE PRESENCIA UNIVERSAL, y este espíritu se denomina EL ESPÍRITU DE LA VERDAD, que funciona en UNIDAD con el Espíritu Santo y el Ajustador del Pensamiento. El Espíritu de la Verdad nos guía hacia Cristo Miguel que personifica la Verdad en este universo local. 377:9.

El Espíritu de la Verdad que Jesús derramó sobre toda la humanidad, está suspendido sobre el mundo, junto a cada hombre y cada mujer, buscando enseñarles la Verdad e iluminar sus mentes temporales. Este Espíritu no está dentro de nosotros, sino junto a nosotros. 379:4. Este Espíritu es en realidad el Espíritu del Padre y del Hijo Creador Miguel; el Espíritu de la Verdad no es el Ajustador del Pensamiento. El Espíritu de la Verdad descendió para guiar a los creyentes, a los buscadores de la verdad, hacia toda Verdad.  2061:1; 2062:5. Este Espíritu nos enseña las verdades del amor del Padre y la misericordia del Hijo Creador. Este Espíritu, si lo aceptamos como consejero, va creando en nosotros los creyentes una conciencia de Cristo Miguel mediante la experiencia de una elevada comunión con él. 2061:2. El Espíritu de la Verdad da testimonio en nuestro interior espiritual de las enseñanzas de Cristo Jesús. 380:1; 2061:4.

El Espíritu de la Verdad vino también para que todos los creyentes sinceros con Dios, puedan predicar con mayor eficacia el Evangelio del Reino. Esto no sucede automáticamente, sino que debemos propiciar la acción-influencia del Espíritu de la Verdad sobre nosotros, con amor y fe viviente para que esto se haga realidad en nuestra vida espiritual. Esta realidad espiritual la logramos mediante la oración y adoración al Padre celestial y a Jesús (Cristo Miguel). El  Espíritu del Padre y del Hijo es el verdadero Instructor que nos conduce a la vida eterna. Cuando los hombres y las mujeres producimos los frutos del Espíritu en nuestras vidas, simplemente mostramos las características o atributos del espíritu, que el Maestro Jesús manifestó en su propia vida terrenal.   2063:3; 1796:1; 2062:10.

El nuevo ayudante o instructor, es la “convicción de la verdad”, estas palabras significan que el creyente leal y sincero de fe, logra por su esfuerzo espiritual, poseer la conciencia y la certeza de los verdaderos significados de los valores supremos en los niveles espirituales reales y auténticos, en los especiales niveles donde se conoce la verdad divina. El Espíritu de la Verdad Viviente,  crece, se expande, se desarrolla y se adapta en todos los buscadores sinceros de la verdad divina.  Jesús dijo: “El que no trabaje, no comerá”; debemos entender que el que no se esfuerce espiritualmente mediante el método y los caminos enseñados y establecidos por Jesús, no estará habilitado para recibir el nutriente espiritual para la construcción del alma y su sobrevivencia.  1949:3, 1951:1.

I) La Verdad divina es una Realidad Viva que discierne o descubre nuestra alma en los elevados niveles espirituales de la comprensión de Dios y la conciencia de la comunión con ÉL. La Verdad divina es un valor de la realidad espiritual que podemos experimentar si nos ubicamos en los niveles supramateriales de la conciencia universal, para comprender o conocer la verdad, permitiendo nosotros que el espíritu activador de la verdad viva y reine en nuestras almas. Podemos entrar, valga la expresión, a los niveles supramateriales de la conciencia universal, únicamente mediante el ejercicio perseverante de la comunión verdadera con Dios, por el método y camino que estableció Jesús: la fe y la oración-adoración a Dios Padre. Podemos experimentar el crecimiento de la Verdad divina descubierta en nuestra alma. La Verdad divina descubierta, aumenta en nosotros la conciencia de Dios. Esta Verdad viviente y dinámica, tiene una “existencia experiencial” en nuestra mente humana, por eso se dijo y se dice: “el que pide, recibe y el que busca encuentra”.  1949:4.

Jesús dijo que la salvación del alma se logra mediante la fe y la enseñanza revolucionaria de lograr la libertad humana mediante el reconocimiento sincero de la verdad: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. Entonces, vinculemos esta enseñanza de Jesús con esta revelación sobre El Espíritu de la Verdad: La misión del Espíritu consiste en fomentar y personalizar la verdad en los seres humanos que la buscan; el hecho de la personalización de la verdad significa que el creyente ha conocido la verdad, que la verdad vive en él, exhibiendo el logro de la verdad al prójimo en su vida diaria, unido a las fuerzas espirituales que le asisten. Este logro espiritual constituye la forma más elevada de libertad humana; así se cumplen las palabras de Jesús: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.  1593:7; 2060:7.

Así, mediante el camino del Espíritu:

1.- Pasaremos de la esclavitud del yo a la libertad espiritual. 2.- Mediante la fe y la transformación que el Espíritu realiza en nosotros, nos convertimos en templos de Dios, porque de esta manera el “Espíritu vive realmente dentro de nosotros”, liberándonos de la esclavitud material. Por la gracia del Espíritu nos convertimos en hijos del Espíritu liberados por la fe. El Espíritu nos libera de  deseos inconvenientes, placeres esclavizantes, tontos temores, malicia, envidia y odio vengativo. 1609:6.

J) La fe salvadora no proviene de nosotros, sino que es un don de Dios a nosotros sus hijos humanos. Al ser hijos de la fe viviente, dejamos de ser esclavos de nuestro yo y nos convertimos en dueños triunfantes de nuestro yo. Entonces, habiendo nacido del Espíritu, estaremos liberados para siempre de la esclavitud autoconsciente y de la vigilancia sobre los deseos de la carne; de esta manera manifestaremos espontáneamente los “frutos del Espíritu” que son reveladores del más elevado autocontrol que podemos lograr: el verdadero autodominio.

K) En la página 381:5 dice “El espíritu nunca impulsa”. La palabra inglesa drives se tradujo como impulsa. Creo que la traducción más apropiada es fuerza, que el espíritu nunca nos fuerza u obliga, que sólo nos guía. Si sinceramente deseamos alcanzar las alturas divinas, el espíritu nos guiará dulce y amorosamente por el sendero de la filiación y el progreso espiritual. En cada paso que demos, debemos tener buena voluntad y cooperar con nuestro espíritu de una manera inteligente y alegre. La guía de nuestro espíritu nunca se manifestará mediante la presión o el apremio para forzar nuestra voluntad a hacer la voluntad del Padre. 381:5.

Si aceptamos la guía del espíritu de manera inteligente y sin ninguna restricción,  desarrollaremos en unidad con él, dentro de nuestra mente, la conciencia positiva del contacto divino y la certeza de la comunión con su espíritu. En cualquier momento el Espíritu atestiguará con nuestro espíritu Ajustador que somos hijos de Dios. Nuestra vida guiada por el espíritu producirá manifestaciones de las características del Espíritu divino. Guiados e iluminados por el espíritu y a pesar de caminar por los senderos humanos, cumpliendo con nuestros deberes terrenales, comenzaremos a discernir las luces de la vida eterna que resplandecen en las orillas lejanas de otro mundo. Como hijos de Dios nacidos del espíritu estaremos sostenidos por la esperanza que trasciende todo temor, porque el amor de Dios se esparce a todos lo corazones mediante la presencia de su Espíritu divino. 381: 6, 7.

L) En la ciudad de Filadelfia Jesús enseñó a los apóstoles una norma positiva de rectitud. Les dijo que cualquiera que deseara seguirlo, ser su discípulo, debería no hacer caso sí mismo y encargarse diariamente de la totalidad de sus responsabilidades y seguirlo. Estas palabras de Jesús significan que los seguidores del Maestro de ayer y de hoy, deberían vivir su vida diaria con energía y entusiasmo, viviendo la totalidad de sus responsabilidades humanas y sus privilegios divinos en el reino de Dios; haciendo la voluntad del Padre y produciendo los frutos del espíritu en sus vidas.1760:2; 1770: 2.

En otra ocasión el Maestro dijo estas palabras a los apóstoles: “Pero para vosotros hijos míos, y para todos los demás que quieran seguiros en este reino, una dura prueba se prepara; sólo la fe os permitirá pasar a través de sus puertas, pero tendréis que producir los frutos del espíritu de mi Padre si deseáis ascender en la vida progresiva de la hermandad divina”. 1569:1.

Esta realidad espiritual sólo se puede lograr mediante la fe experiencial y dinámica, profesando un gran amor y una gran lealtad al Padre celestial. Tomemos nota de que el hecho de haber aceptado en algún momento la filiación en el reino de Dios, no nos salvará, si rechazamos a sabiendas y persistentemente las verdades que se relacionan con la producción progresiva de los frutos espirituales como hijos de Dios en la carne.  1916:3.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

1.- ¿Qué es hacer la voluntad de Dios?

La voluntad de Dios es el camino de Dios, asociarse o aliarse con Dios Padre ante cualquier alternativa potencial. Hacer la voluntad de Dios consiste en “asemejarse de manera progresiva a Dios” mediante la verdadera comunión espiritual. La voluntad de Dios puede hacerse en cualquier ocupación terrenal. 1431:2; 1732:4.

2.- ¿Cómo puede una persona asemejarse a Dios?

Recibiendo en el alma las cualidades de Dios, los valores supremos.

3.- ¿Cómo puede una alma recibir las cualidades de Dios?

Mediante la técnica vigorosa y constructiva de Jesús: la oración-acción de gracias-adoración a Dios; es decir, oramos pidiendo al Padre divino lo que necesitamos espiritualmente para ascender en el reino; acto seguido damos gracias al Señor por todo lo que nos ha dado; a continuación dedicamos un tiempo o rato para adorar al Señor mediante la “receptividad silenciosa o acallada” enseñada por Jesús. El Descubrimiento espiritual de la Divinidad, está determinado por el desarrollo de nuestra capacidad espiritual de receptividad y por el grado de  la dedicación entusiasta de nuestra voluntad, de hacer la voluntad divina. Las tres fases de esta Técnica, debemos hacerlas cómodamente sentados y con los ojos cerrados sin presionar los párpados, hasta finalizar las tres fases para el mayor provecho espiritual. 1621:3,4; 1641:1,64:1.

4.- ¿Qué es la Receptividad silenciosa o acallada?

Jesús enseñó a los apóstoles, a los creyentes y a nosotros, que después de haber hecho las oraciones al Padre divino, deberíamos permanecer por un rato en “Receptividad silenciosa o acallada”, para dar al espíritu interior la mejor oportunidad de  hablar a nuestra alma que escucha atentamente. El espíritu del Padre nos habla mejor  cuando nuestra mente se encuentra en una actitud de “verdadera adoración”. Adoramos a Dios con la ayuda de nuestro espíritu interior y la iluminación de la mente mediante el ministerio del Espíritu de la Verdad. Jesús enseñó que la adoración hace al adorador cada vez más semejante al ser que está adorando. La adoración es una experiencia espiritual transformadora, mediante la cual las personas que adoran a Dios, se acercan gradualmente a la presencia de Dios y finalmente la alcanzan.

 Entonces, de acuerdo a la enseñanza que Jesús nos dejó, realizamos la meditación espiritual que conlleva la oración, la acción de gracias y la adoración al Padre Divino. Una vez que finalizamos la fase de la oración (4 mins) que nos ayuda a calmar la mente, continuamos con los ojos cerrados y con devoción damos gracias al Padre divino. Ahora sigue la fase de la adoración, en que vamos a “escuchar atentamente al Señor”, en que no vamos a  hacer más peticiones a Dios; adoptamos el estado mental de la receptividad silenciosa o acallada;  dirigimos la atención de nuestra mente al Padre divino que mora en ella,  nos dedicamos con amor y fe a escuchar a Dios, como si fuéramos a escuchar algo, estamos ahí ante Dios, con mucha paciencia; la paz mental progresiva vendrá, mantenemos la atención de nuestra mente en la chispa divina interior (Dios); si surgen pensamientos no los alimentamos, dejamos que se vayan y continuamos escuchando al Espíritu del Señor; no nos preocupamos si no escuchamos nada, el Señor se comunica con nosotros mediante el silencio que estamos propiciando, algo muy bueno está ocurriendo en el alma y en la mente. Este proceso de la adoración requiere de tiempo adecuado para que la mente se  eleve al nivel del contacto divino. Es bueno iniciar con unos 15 minutos diarios, e ir aumentando los minutos mediante la práctica diaria para que nuestra mente se vaya disciplinando y logremos la relajación mental adecuada, plenos de felicidad. Necesitamos mucho amor a Dios, paciencia y fe. La práctica hace al Maestro. Realmente seremos recompensados por el Padre divino por nuestra lucha espiritual, es lo mejor que podemos donar a nuestro Padre Divino que nos ha dado  la vida y la oportunidad de vivir eternamente con Él. Repetimos: El Espíritu del Padre nos habla mejor cuando nuestra mente se encuentra en una actitud de verdadera adoración. 1641:1.

5.-  ¿Qué beneficios produce la Receptividad silenciosa?

Prepara y calma aún más nuestra mente para que alcance los niveles supramateriales del contacto divino, la comprensión de la conciencia de Dios y la comunión con Dios; de esta manera el alma recibe las cualidades divinas, los valores supremos de la Verdad, la Belleza y la Bondad. Estos valores adquiridos los vivimos durante nuestra vida humana haciendo la voluntad de Dios. Sólo en estos niveles superiores de la Realidad Espiritual y Divina podemos conocer la Verdad divina y permitir que su espíritu activador viva y reine en nuestras almas hambrientas de alimento y progreso espiritual. La verdad divina nos libera de la ignorancia, del temor, de las cadenas del materialismo y de los placeres de la inmadurez; viviendo nuestra vida cada vez más en la conciencia de la rectitud divina, guiados por nuestro espíritu interior que es Dios. 1459:2; 1949:5.

6.- ¿Algo más sobre la Receptividad silenciosa de la adoración?

Mediante esta actividad espiritual de la adoración, nuestra mente entra en contacto con nuestro espíritu residente y es  iluminada y purificada por el ESPÍRITU DE LA VERDAD y el ESPIRITU SANTO, conociendo la verdad. En la fase de la adoración, el Espíritu de la Verdad incide sobre el alma, fortaleciéndola con la Verdad a la vez que nuestra mente se renueva gradual y espiritualmente. Así recibimos el Pan Celestial para la salvación del alma. Jesús dijo:  No todos los hombres escogerán recibir al Espíritu de la Verdad como guía y consejero del alma, pero los que lo reciban, serán iluminados, purificados, fortalecidos, bendecidos y confortados; el Espíritu de la Verdad se transformará en ellos en una fuente de agua viva que estará brotando durante toda la vida eterna. 1949:3,4,5,6; 1954:1.

7.- ¿Entonces, es importante adorar a Dios?

En realidad es más que importante, es indispensable que adoremos a Dios, porque sin la adoración a Dios Padre difícilmente produciremos los frutos espirituales,  la autorrealización espiritual y el dominio de nosotros mismos. La actividad de la adoración provee la sustancia transformadora para que nuestra conciencia humana se eleve por encima del nivel material de la existencia y se convierta en conciencia divina; esto es lo que Dios requiere de nosotros. Mediante la actividad adoradora a Dios Padre hacemos la voluntad de Dios, nos asemejamos progresivamente a Dios, obtenemos los valores divinos, producimos los frutos espirituales requeridos y logramos crecer diariamente en la gracia divina y en el conocimiento de la verdad. Mientras más adoramos a Dios más verdad divina descubrimos; el descubrimiento de la verdad es progresivo. El progreso espiritual depende de nosotros mismos, nosotros decidimos avanzar espiritualmente o no. Nadie lo va a hacer por nosotros. Dios nos ha dado todo lo necesario para ascender hasta él, ahora toca a nosotros ascender los peldaños de la rectitud mediante la fe, el amor, la determinación y el valor espiritual para aliarnos con Dios positiva y realmente, esto es lo mejor que podemos hacer en esta nuestra vida humana ascendente. No debiéramos partir de este mundo con las manos vacías; elijamos a nuestro Padre Divino, Señor y Dios Creador, honrémosle, mostremos nuestra gratitud a  Él  por cuanto nos ha dado y enseñado.

8.- ¿Es bueno que nuestra alma reciba valores divinos?

Sí, es muy bueno porque los valores divinos son los que necesita el alma para no morir de verdad, para lograr la sobrevivencia eterna. Con estos valores presentes en el alma, el alma se vuelve indestructible. Producimos en nuestras vidas los frutos espirituales que requiere el Padre divino. Los valores y frutos espirituales asemejan nuestra alma  a Dios. Sin la semejanza divina, Dios no nos puede atraer hacia él para la fusión divina y eterna. Recordemos que lo semejante atrae lo semejante.

9.- ¿Todas las almas pueden salvarse?

Sí, Dios ha dado a todas las almas la oportunidad y el potencial para la salvación. La salvación del alma es una elección de la persona. Al respecto Jesús hizo la siguiente declaración: “La salvación no es para los que no están dispuestos a pagar el precio de una dedicación entusiasta a hacer la Voluntad de mi Padre”. Jesús agregó que no podrán ser recibidas en el reino todas las personas que no libren el buen combate de la fe; pero que las personas que deseen sinceramente encontrar la vida eterna entrando en el reino de Dios, hallarán con seguridad la salvación eterna,  mediante el poder espiritual y los asaltos constantes de la fe viviente en los ámbitos elevados e inexplorados de la Verdad. 1829:1,2; 1729:6.

10.- ¿Qué debe entenderse por  los asaltos constantes de la fe viviente?

La salvación de un alma que discierne la verdad y ama la belleza, queda asegurada por el hambre y el deseo de esa alma de vivir en la rectitud de Dios, mediante los “continuos intentos” de hacer la voluntad del Padre, de buscar y encontrar a Dios, de comulgar con Él y volverse progresivamente como Él Es, produciendo cada vez más los frutos del espíritu en su vida. La fe es para el alma lo que las velas son para una embarcación; la fe es un aumento de poder espiritual para el logro de lo divino. Debemos luchar contra la duda y la incredulidad; en verdad Dios vive en nosotros y es alcanzable fácilmente por la fe sincera y el amor. 1459:4; 1766:4.

11.- ¿Qué debe entenderse por el verdadero estado espiritual?

Es la medida en que mediante nuestra lucha espiritual de fe, nos hemos aproximado a nuestro espíritu divino; la medida en que nos hemos sintonizado con nuestro espíritu residente, el Ajustador del Pensamiento; la medida en que nos hemos aproximado a lo grande, lo bueno, lo verdadero y noble que es Dios el Padre. Sin esfuerzo o lucha espiritual nunca podremos ejercer lealtades en favor de nuestro Dios y Señor. 1096:2; 1097:6.

12.- ¿Para que sirve el esfuerzo o lucha espiritual?

Para que encontremos a Dios y su verdad divina;  para salvar a nuestra alma de la obliteración cósmica, es decir la destrucción eterna; para  esclarecer nuestra visión espiritual personal; para mejorar nuestro discernimiento espiritual sobre Dios y sus realidades divinas y cósmicas. 1097:6.

13.- ¿Qué significa la Religión del Espíritu?

Significa esforzarnos para vivir de acuerdo a la rectitud de Dios; luchar para obtener logros espirituales verdaderos; ser leales con Dios, tener fe para encontrar a Dios y hacer su voluntad divina; amar a Dios y al prójimo, tener la firme determinación de adorar a Dios constantemente, creciendo diariamente en la gracia y en el conocimiento de la verdad, haciendo realidad nuestro progreso espiritual. Hay personas temerosas y sin entusiasmo espiritual que huyen del esfuerzo   espiritual y de la incertidumbre mental que se relacionan con los audaces viajes de la fe a los elevados océanos de la Verdad inexplorada, buscando las realidades espirituales que están más lejos, pero que pueden ser descubiertas por la mente y experimentadas por el alma del hombre. 1729:6.

14.-  ¿Algunos ejemplos de Realidades espirituales?

El Padre Universal, Cristo Miguel, La Ministra Divina, El Ajustador divino, el Espíritu de la Verdad, el Espíritu Santo, el Poder Espiritual, el Amor de Dios, la Verdad, la Belleza y la Bondad. 
 
15.- ¿Qué es la Verdad divina y donde se encuentra?

La Verdad es un “valor vivo” de la realidad espiritual divina que es Dios. La Verdad no se puede definir con palabras; la Verdad se vive, se experimenta, se siente. La Verdad es más que los conocimientos que tratan de las cosas observadas; la Verdad está más allá de los niveles de nuestra existencia material,  La verdad se asocia con la sabiduría y comprende la elevada experiencia religiosa espiritual del hombre con las Realidades Espirituales Vivas de Dios. 1459: 2,3,4; 1949:4,5.

La Verdad divina es una ¡realidad viva y dinámica! perteneciente a  Dios. Podemos percibirla, conocerla y vivirla en nuestras almas mediante la fe viviente verdadera y mediante nuestra experiencia religiosa espiritual auténtica; al incursionar nosotros en los elevados niveles espirituales de la comprensión de la Divinidad y en la conciencia de la comunión con Dios.  En esos niveles supramateriales de la Conciencia Universal (Dios), existe la Verdad Divina, y es ahí donde podemos descubrirla, vivirla y sentirla. 1949:4.

La verdad Divina tiene una “existencia experiencial” en nuestra mente humana al buscarla mediante la fe en la experiencia religiosa espiritual auténtica. Las personas que tienen una fe viviente y que conocen a Dios, una vez que han conocido o vivido la Verdad en si mismos, dejan que el espíritu activador de la Verdad divina viva y reine en sus almas. Las personas que buscan y conocen a Dios, experimentan el crecimiento progresivo de la verdad descubierta en su alma evolutiva. 1949:4,5.

Cuando personalmente conocemos la Verdad que el espíritu nos revela en la experiencia religiosa espiritual, un deleite supremo invade toda nuestra  alma. Las personas o creyentes que nunca ejercitan la fe, jamás podrán conocer ni poseer la Verdad Divina. La fe verdadera en Dios nos permite alcanzar a Dios y sus realidades espirituales. Debemos recordar algo muy importante: la fe actúa para poner en libertad las actividades suprahumanas de nuestra chispa divina para beneficio de nuestra alma. 1459:4.

 Las personas que conocen a Dios y que conocen la Verdad, elevan constantemente la sabiduría hasta los niveles de la ¡Verdad Viviente donde continuamente  alcanzan lo divino! 1459:2; 1949:3,4,5,6.

16.- ¿Cuál es el secreto para la sobrevivencia de nuestra personalidad?

Desear verdaderamente “identificarnos con nuestro espíritu residente”. La elección positiva o negativa de nuestra voluntad determinará nuestro destino final en la ascensión espiritual. 445:5.

El secreto de la sobrevivencia involucra el deseo supremo de asemejarnos a Dios, con la firme determinación de hacer todas y cada una de las cosas  que son esenciales para el logro de nuestro muy valioso e importante objetivo. Este logro nos llevará a “ser alguien en el universo de Dios”. 1205:6.

“Hacer la voluntad de Dios” es el secreto para la sobrevivencia en este mundo y para lograr la perfección en los mundos morontiales y espirituales superiores. 

Hacemos la voluntad de Dios cuando nuestra personalidad consiente y elige entregar su voluntad a la voluntad del Padre, en que afirmamos positivamente: “Padre, es mi voluntad que se haga tu voluntad”. Nuestra personalidad experimentará una gran satisfacción al comulgar con la Personalidad de nuestro Padre divino durante el culto de la adoración. Esta realidad finalmente nos llevará a la fusión eterna con el Espíritu de Dios que mora en nuestro interior. Estas realidades espirituales dan nacimiento a una nueva unión eterna: “La voluntad del hombre y la voluntad de Dios”. 1221:3,5,7.

PALABRAS FINALES

Muy amados hermanos y muy amadas hermanas, a nada debemos temer durante nuestra búsqueda de Dios y su Verdad divina, porque al buscar a nuestro Padre divino con fe, amor y sinceridad, estamos siempre en sus manos divinas. Seamos pacientes y perseverantes durante la oración-adoración a nuestro Padre; confiemos absolutamente en Él que mora en nuestra mente.  No hay nada que debamos temer ante lo desconocido, porque el Señor vive en nuestra mente, vive con nosotros. La constancia confiada ante la Presencia de nuestro Padre y Señor, derrumbará todas las barreras mentales y los preconceptos humanos que tengamos; conoceremos la Verdad divina y ella nos hará libres. 

En verdad un gozo indescriptible se instala en todos los creyentes que sin temor alguno buscan a Dios Padre y su Verdad iluminadora, con fe, amor y devoción suprema. Hermanos y hermanas,  aprendamos simple y sencillamente a estar ahí con ÉL, amándole, es lo más maravilloso que nos puede ocurrir, donde el tiempo parece que no existe y donde Dios Padre colmará nuestra alma con bendiciones espirituales reales. Sepamos que Dios Padre desea expresarse a través de cada uno de nosotros sus hijos humanos, y esto es realmente posible si cada uno de nosotros le abrimos la puerta al Señor y le dejamos entrar en nuestra alma y corazón mediante la constante y sincera comunión de fe con ÉL. Permitamos que el Espíritu del Señor comparta con nosotros su espiritualidad absoluta, para que haciendo nuestras sus cualidades divinas por merecimiento, nos asemejemos de manera  progresiva a ÉL. Que nuestros pensamientos, palabras y obras le honren y le glorifiquen. Maravillas esperan a todos los hijos e hijas que creen y confían en su Señor, el Dios del amor, de la salvación y de  la suprema bondad universal y eterna. Mi amor, gratitud y saludo espiritual para todos ustedes. 

 Sinceramente su hermano Jaime.

Fuente: El Libro de Urantia.

Post has attachment
C O N F E R E N C I S T A  

" J A I M E - D I A Z - P A G E"

* * * * * * *Tema a Desarrollar * * * * * * *

REALIDADES del EVANGELIO del REINO de JESUS

> J U E V E S 29 de MAYO 2014 - 19.30 Hr A R G E N T I N A

Basada en el Libro de URANTIA - Quinta REVELACIÓN EPOCAL
TODOS SON CORDIALMENTE INVITADOS a la CONFERENCIA
www.urantia.com.br/sala  Ingreso sin registro ni clave, solo tu nombre-ciudad e Ingresar.

Post has shared content
I will pour out the Spirit of Truth upon all flesh. Already is my Father’s spirit in your hearts, and this day has now come when you have with you both the Father and the Son through this Spirit of Truth Comforter I AM. You have me with you even as you now have the Father. This new gift is the spirit of living truth. The unbelievers will not at first listen to the teachings of this spirit, but the sons of light will all receive him gladly and with a whole heart. And you shall know this spirit when he comes even as you have known me, and you will receive this gift in your hearts, and he will abide with you. You thus perceive that I am with you wheresoever you find yourself in the Earth or even throughout this local universe of mine sovereignty. My  help and guidance walks with you every step of your journey. My aspirants and all other men and women who desire my presence, my influences which will guide you into truth and offer thee a profoundly influential conviction of the spirit of truth, wherever you may be, and with each of you at the same time. 

Christ Michael Aton

Post has shared content
Para Ud Mis Queridos de America Latino...

Christ Michael Aton
And this Spirit of Truth which I will bestow upon you shall guide and comfort you and shall eventually lead you into all truth. For regardless of where you may find yourself to be living, My Spirit of Truth Holy Comforter will be your guide and teacher. Simple ask for my presence. Invite my guidance to show you truth .. and to renew your mind into becoming the Self Directive Governing I AM ... the Christos... which is one with the Greater Infinite Mind of the Father Son Spirit.

I am holding this flesh form and living in Oregon a fairly normal bestowal life, and I hold many forms simultaneously throughout our universe. Gabriel of our headquarters world comes and goes for me on errands and ventures ..

While my higher and fuller aspects are functioning in full force, I have been extended into this human octave for almost thirty years now. Both here and there in many expressions Interdimensionally awake and aware throughout. I come here as a physical presence and guide for those who are more child-like in their faith and trust.

Remember my beloved children. . Call upon Us ... the Mother and the Host .. as well as My Spirit of Truth.

I love each one of you dearly beyond what my words can express.

Your Father .. Sovereign Son .. and the very Life that dwells and resides with you every moment of your journey. You are never... ever ... alone!

Christ Michael Aton
Photo
Wait while more posts are being loaded