Post has shared content

Post has shared content

Post has shared content

Post has attachment

Post has shared content

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Un espacio para aprendices y maestros de la filosofía. Pasa, lee, comenta, ¡únete! Conoce todas las publicaciones del blog "Protagonistas de la filosofía" y comparte las tuyas.
https://plus.google.com/u/0/communities/107751593477015073239

Post has shared content
(KANT: LO BELLO Y LO SUBLIME) La inteligencia es sublime; el ingenio, bello; la audacia es grande y sublime; la astucia es pequeña, pero bella... La veracidad y la rectitud son sencillas y nobles; la broma y la lisonja obsequiosas son finas y bellas.

La amabilidad es la belleza de la virtud. La solicitud desinteresada es noble. La cortesía y la finura son bellas.

Las cualidades sublimes infunden respeto; las bellas, amor. Los que sienten principalmente lo bello, sólo en casos de necesidad buscan sus amigos entre los hombres rectos, constantes y severos; prefieren tratarse con gentes bromistas, amables y corteses.

Se estima a algunos demasiado para que pueda amárseles. Infunden asombro, pero están demasiado por encima de nosotros para que podamos acercarnos a ellos con la confianza del amor.

La amistad presenta principalmente el carácter de lo sublime; el amor sexual, el de lo bello.

La delicadeza y el respeto profundo dan, sin embargo, a éste último cierta dignidad y elevación, mientras las bromas traviesas y la confianza le acentúan el carácter bello.

La tragedia se distingue, en mi sentir, principalmente de la comedia en que la primera excita el sentimiento de lo sublime, y la segunda el de lo bello. En la primera se nos muestra el magnánimo sacrificio en aras del bien ajeno, la decisión audaz y la fidelidad probada. El amor es en ella melancólico, delicado y lleno de respeto; la desdicha de los demás despierta en el espectador sentimientos compasivos y hace latir su corazón con desdichas extrañas. Nos sentimos dulcemente conmovidos y vemos íntimamente la dignidad de nuestra propia naturaleza.

La comedía, en cambio, presenta sutiles intrigas, confusiones asombrosas, gentes despiertas que saben salir de apuro, tontos que se dejan engañar, bromas y caracteres ridículos. El amor no es aquí tan triste, sino alegre y confiado. Lo mismo que en otros casos, sin embargo, puede en este hacerse compatible hasta cierto grado lo noble con lo bello.

...

Post has shared content
Wait while more posts are being loaded