Post has shared content
TARTA DE OREO SIN HORNO Y SIN GELATINA

#RECETA


#INGREDIENTES



Para la base

240 gramos de galletas oreo
80 gramos de mantequilla

Para el relleno de mousse de oreo

180 gramos de azúcar
500 gramos de queso tipo philadelphia
400 ml de nata para montar bien fría.
170 gramos de galletas oreo
2 cucharaditas de extracto de vainilla o en su defecto dos sobres de azúcar vainillado


Para la ganache:

200 gramos de nata para montar
200 gramos de chocolate para postres


Para la decoración:

Mini galletas oreo
Galletas oreo en trozos
Nata montada.


#PREPARACIÓN


Lo primero que haremos es hacer la base de la tarta, para ello trituraremos las galletas oreo, bien poniéndolas en una bolsa y machacándolas con el rodillo o en un triturador de alimentos.
Una vez que las tengamos trituradas añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien y extendemos sobre la base del molde (yo he usado un aro con acetato montado directamente sobre el plato de servir), con una cuchara aplastamos y nivelamos bien, reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.
Ponemos el queso crema en el bol de la kitchen aid, empezamos a batir primero a velocidad suave y luego un poco más rápido, añadimos el azúcar en forma de lluvia y el extracto de vainilla, seguimos batiendo un poco más. Luego añadimos la nata bien  fría y batimos hasta que quede bien montada.
Partimos en trozos las galletas oreo, no excesivamente pequeñas para que se noten en el pastel, las ponemos en la mousse y mezclamos con movimientos envolventes para  que no se baje.
Pasamos la mousse al molde que tenemos preparado con la base, tenemos especial cuidado en que queden bien llenos los bordes para que al desmoldar el pastel nos quede bien bonito.


Llevamos a la nevera mientras preparamos la ganache.

Para preparar la ganache, pondremos el chocolate en un recipiente (yo utilizo chocolate que viene en perlas, pero en caso de usar de tableta cortar lo más pequeño posible), calentamos la nata hasta que empiece a hervir y la vertemos sobre el chocolate, esperamos un par de minutos u con una espátula mezclamos bien, esperamos hasta que esté a temperatura ambiente para verter sobre el pastel.
Una vez que la ganache está a temperatura ambiente cubrimos el pastel con ella, hay que tener cuidado y hacerlo con suavidad para que no se haga un agujero. Reservamos de nuevo en la nevera hasta que bien frío.
Desmoldamos pasando un cuchillo por el borde la tarta, luego alisamos los bordes para que quede más presentable.
La decoración es a gusto del consumidor, en este caso, nata montada, galletas oreo en trozos y para rematar unos mini oreos.


Photo

Post has attachment
Photo
Wait while more posts are being loaded