El hígado y sus funciones metabólicas.

La mayoría de los productos de la digestión absorbidos en intestino son conducidos por la vena porta y ofrecidos en primera instancia al hígado, el cual está sometido a un aporte discontinuo de nutrientes, muy variado en cantidad y calidad, que exige de este órgano una gran ductilidad metabólica. 

El hígado es el principal encargado del procesamiento inicial de esos nutrientes y de su distribución al resto del organismo; la regulación de estas funciones contribuye decisivamente a mantener constantes los niveles sanguíneos de diversos metabolitos.

El tejido hepático experimenta importantes cambios en su contenido de glucógeno y proteínas según el aporte de nutrientes; además muestra gran adaptabilidad funcional, la cual se expresa principalmente por la inducción de enzimas específicas, en relación con la disponibilidad de sustratos.

Del total de monosacáridos absorbidos en el intestino después de cada comida, aproximadamente dos tercios son captados por el hígado; el resto pasa a la circulación general. La glucosa que llega por la vena porta penetra en los hepatocitos por un proceso de difusión facilitada. Así se va a llevar a cabo la glocogenogénesis, gluconeogénesis y la lipogénesis.

Los aminoácidos, absorbidos en el intestino, también llegan al hígado por la vena porta. En cuanto a los lípidos, salvo el glicerol y ácidos grasos de cadena menor de 10 carbonos, que ingresan por el sistema de la vena porta, llegan al hígado por la circulación general.

A diferencia de la glucosa y los triacilgliceroles, para los aminoácidos no existen mecanismos de almacenamiento hepático.

Consejos para los dolores lumbares.

Los dolores lumbares o los dolores de espalda baja son uno de los dolores más comunes que padece la mayoría de las personas hoy en día. Las causas son muchas, variando desde la adopción de malas posturas, las largas horas sentados en el trabajo, hasta la mala alimentación y el sedentarismo. Los dolores de espalda pueden llegar a ser muy molestos, pudiendo interferir con nuestras actividades importantes. En este artículo, y también en la siguiente parte, te contamos 10 consejos para los dolores lumbares. De esta forma te aseguramos que aliviarás el dolor y estrás un paso más cerca a solucionar tus problemas de espalda.

Los médicos, generalmente, tratan los dolores con distintas medicaciones y terapias. Sin embargo, desde hace algunos años atrás, se ha adoptado la costumbre de proponer ejercicios y estiramientos para la espalda, con el fin de aliviar los dolores más fuertes, y a través de la higiene de columna, como se le llama popularmente, corregir algunas de las posturas causantes de estos dolores.

 

A continuación, compartimos con ustedes algunos consejos para los dolores lumbares de espalda:

 

Consejos para los dolores lumbares de espalda:

 

1. Ejercítate

 

Según la totalidad de estudios que se han realizado, las personas que se encuentran en forma, con una buena capacidad aeróbica, y que realizan ejercicios frecuentemente, presentan menos dolores de espalda. El fortalecimiento de los músculos de la espalda ayuda a prevenir muchos problemas, además de mejorar la salud general de la persona. Si tienes dolores de espalda baja, una buena idea es comenzar con algunos ejercicios, siempre ayudado por un entrenador que conozca tu condición física y tus problemas de espalda.

 

2. Cuidado con los pies

 

Cuando realices ejercicios, es muy importante que tus pies se encuentres suficientemente “acolchonados”. Con esto queremos decir que evites, todo cuanto puedas, el pisar en duro sobre el piso. El impacto de las pisadas en el suelo, genera estímulos que pueden resultar negativos para la espalda y que, en suma, pueden provocar dolores.

 

Aconsejamos adquirir un calzado apropiado que disminuya el impacto de los pasos. Según un importante estudio, el 80% de las personas que sufrían dolores de espalda, luego de haber cambiado de calzado, solucionaron sus problemas de espalda.

 

Continuamos con más consejos en la siguiente parte…

Si quieres ver productos naturales que puedan ayudarte, te recomendamos visites el mayor marketplace de productos naturales y suplementos nutricionales: Visita Suplments

La dermatitis atópica o eczema atópico, es un trastorno de la piel crónico y recurrente, normalmente esta condición se presenta en personas con asma, fiebre del heno, alergias a los alimentos o si hay algún familiar con estos trastornos.

El viento, la falta de humedad, el frío, el exceso de lavado sin hidratar y el uso de jabones fuertes que resecan la piel, pueden causar problemas y empeorar el eczema.

La dermatitis de la piel es algo tremendamente molesta y desagradable estéticamente, ya que suele presentar hinchazón y enrojecimiento. Pero eso no quiere decir que no pueda ser tratada por intermedio de remedios caseros y naturales.

Para estos casos se recomienda rociar el agua del baño con bicarbonato de sodio, la harina de avena sin cocer o avena coloidal. Esto sella el agua y hace que la piel pique menos y no esté tan seca.

El aloe vera suele ser uno de los mejores complementos para cualquier tipo de problemas con la piel, resulta perfecta como humectante y ayuda a las células de la epidermis a regenerarse.

También es fundamental mantener la piel bien húmeda, evitar el uso de ropas ajustadas o de lana, que solo conseguirán que la piel se irrite más. Se puede lograr  una buena humectación con lociones de pepino o incluso simplemente con un paño humedecido con leche.
Otro recurso efectivo es la manteca de Karité, es una especie de mantequilla que se obtiene de unos frutos africanos y que sirve de gran manera como remedio casero para la dermatitis con enrojecimiento, siendo además, muy útil para proteger la piel del sol y disfrutar al aire libre sin problemas.

Si quieres ver productos naturales que puedan ayudarte, te recomendamos visites el mayor marketplace de productos naturales y suplementos nutricionales: Visita Suplments

Post has attachment
Las algas marinas son buenas para adelgazar.

Las algas marinas son buenas para adelgazar, por eso muchas personas se apuntan a incluir algas en su dieta o incluso cambiar otros alimentos por algas, ideal especialmente para una dieta vegetariana. Una de las razones es que son alimentos sanos y con muchos nutrientes para el organismo, además muchas algas son ricas en yodo lo que es bueno para personas con tiroides.

Además de tener una alimentación saludable, se pueden incorporar las algas a la dieta, debido a que tiene muchos nutrientes interesantes que complementan la dieta, y además tienen efecto saciante, lo que es bueno para tomar las algas antes de las comidas, haciendo que de esta manera la persona coma menos pero se alimente bien. Podría ser un buen primer plato para las personas acostumbradas a comer dos platos, o un buen acompañante para una comida única.

Alguna de las algas para adelgazar importantes son:

Alga hiziki, con intenso sabor y mucho calcio.
Alga arame. Ideal para las ensaladas, salsas y sopas.
Agar agar. Ideal para ensaladas, o en infusiones. Tiene efecto saciante y regula el tránsito intestinal.
Alga wakame. Ideal para el arroz y las sopas.
Lechuga de mar. Ideal para acompañamiento de otros platos, tiene un peculiar sabor a marisco.
Chlorella. Ideal para ensaladas, o en infusiones. Desintoxica, es buena contra el estreñimiento y para el sistema digestivo.
Espirulina. Ideal para ensaladas, o en infusiones. El alga más famosa utilizada en las dietas de adelgazamiento, ya que es rica en fibra y es saciante.
Las algas no sólo se pueden consumir de la forma habitual sino también en pastillas y productos para adelgazar.

Si quieres ver productos naturales que puedan ayudarte, te recomendamos visites el mayor marketplace de productos naturales y suplementos nutricionales: Visita Suplments

Lo que no sabías sobre los oídos

Cuando no duelen y su audición es buena, apenas les prestamos atención. Pero eso no quiere decir que no debas saber cuáles son las mejores prácticas con el fin de evitar cualquier tipo de daño permanente.
Límpialos con agua. Aunque muchos de nosotros usamos bastoncillos de algodón para quitar el cerumen, no es muy recomendable. Puedes usarlos para limpiar los pliegues por fuera, pero debes ser muy cuidadoso y no lanzarte a la 'búsqueda y destrucción', porque sin darte cuenta puedes empujar más la cera o dañar el tímpano.

Es mejor usar gotas para ablandar el tapón y permitir su extracción.
En realidad, en la ducha podemos limpiarlos de un modo sencillo. Basta con dejar que el agua entre en el oído e inclinar la cabeza hacia un lado para volcarla hacia fuera. Si la acumulación de cerumen es un problema, los otorrinolaringólogos recomiendan usar unas gotas que ayudan a remover y ablandar la cera. También puedes inclinar la cabeza hacia un lado y añadir unas gotas de aceite de oliva o de bebé. Espera un par de segundos para que se disuelva, y luego inclina la cabeza en la dirección opuesta. Si ninguno de estos métodos funciona, pide cita al médico.
La cera cumple una función. Se cree que forma parte del proceso de auto-limpieza del oído ya que ayuda a equilibrar el PH y tiene propiedades antibacterianas. A nivel práctico, tiene una función preventiva porque 'captura' la suciedad, evitando que entre en el oído interno. Además, resulta venenosa para algunos insectos y microbios.
Son poderosos, pero delicados. El martillo, el yunque y el estribo son los tres huesos más pequeños del cuerpo. Actúan como amplificadores, convirtiendo la energía de las ondas de sonido en el aire desde el tímpano al oído interno y provocan la estimulación del nervio en el cerebro. Los daños que se les pueden causar son muy graves. Pueden ser desplazados, tener una infección, erosionarse y hasta desaparecer provocando una pérdida significativa de la audición. Aunque pueden ser reparados con cirugía o con una prótesis artificial para reemplazar el hueso.
Mirar al trasluz es ineficaz y peligroso. El 'Ear Conning' es una terapia de la medicina alternativa que utiliza un cono con forma de vela, fabricado con algodón y recubiertao de aceites herbales y cera de abeja, que se coloca en un extremo del oído con el fin de quitar la cera. Los  otorrinolaringólogos afirman que esta práctica puede provocar lesiones como quemaduras, oclusiones del conducto auditivo, perforación de tímpano, infecciones y pérdida de audición temporal.
Wait while more posts are being loaded