Post has attachment
Estimados Amigos soy Peluso un pequeño mestizo y esta es la historia de como conocí a mi papi de adopción.

-- (1ª PARTE)
-- Cuando nací un 5/enero/2001, los propietarios de mis papis biológicos, separándome de ellos y mis hermanitos, me vendieron a un comercial que me metió en una pequeña urna junto a dos cachorros mayores que yo, y como no me sentía querido por nadie, solo hacia que dormir y dormir.

-- Los dias en aquella pequeña urna eran muy tedios, ya que había poco espacio para los tres perritos y apenas podía retozarme, la tienda tan repleta de otros animalejos y pájaros olía muy mal y yo detrás del escaparate veía el espacio que había frente al establecimiento y tenia muchas ganítas de correr y también veía como pasaban las personas y los niños y me venían deseos de jugar con ellos y como no podía hacerlo me sentía muy triste y deprimido y lloraba para que que sacaran de la urna pero no me hacían caso. Y así fueron pasando las semanas y lamentaba esta situación en mi vidita.

-- Al cabo de unas semanas entró en la tienda un matrimonio con su hijita y se pusieron a observarnos y dar golpecitos en la urna para así llamar nuestra atención, y tras unos breves minutos de gesticulaciones con el comercial, este se acercó a la urna, levantó la tapa de esta y para mi sorpresa me cojió y acto seguido me depositó en los bracitos de la niña, la cual junto a sus papis se pusieron muy contentos y empezaron a tocarme la cabeza......Al poco de seguir cruzando unas palabras con el comercial y para mi nueva sorpresa ¡La niña y la mami salieron de la tienda conmigo en sus brazos! y so se imaginan mis amigos lo nervio sete que me puse y las ganitas de correr que tenia, y al minuto salió el papi de la familia y me subieron a una urnas de esas grandes con ruedas y nos dirigimos según intuía a la casa.

-- A los poquitos minutos llegamos a una pequeña urbanización compuesta de varios bungalow y con una hermosa zona ajardinada que la rodea y yo me imaginaba las carreras que me daría por el, y me preguntaba cuantos niños vivirían en la comunidad y si a las personas mayores les gustaría las gracias y trastadas que pensaba hacer para divertirlos y sacarles así unas risotadas...Y
cuando la niñita me bajó de esa gran urna me puse a correr y correr como un loquito, de tanta alegría que tenia en mi cuerpecito y por el estrés acumulado después de semanas encerradero en aquella pequeña urna.....Y raudo y veloz corría de un lado para otro y cuando quería frenar arrastraba la gravilla que cubría el suelo del jardín, y me parecía muy divertido....Cuando de pronto, oí
la voz seria y fuerte del propietario que le decía a la esposa ¡Coje al perrito que aquí No se puede correr! y yo no entendía por que ya que había mucho espacio.

-- Cuando entré al interior de la casa mis emociones seguían latentes muy contento por tener un nuevo hogar y cuando empecé a correr por el pasillo, a entrar y salir de la cocina, a sentarme con la niña en el sofá...¡el propietario por todo me reñía!, y pronto descubrí que tampoco le gustaban mis juegos y las gracias que le hacia para ganarme su
cariñito.
Al dia siguiente después de haber dormido en una caja en la cocina, me sacó al jardín y poniéndome una áspera cuerda alrededor de mi cuellecito, (ni siquiera un pequeño collarcito), me ató al poste de un tendedero de ropa y allí pasé el día hasta que llegó la niña del cole, y me sentía muy triste y desolado por que comprendía que yo no era el tipo de perrito que esas personas buscaban y lamente como me estaba tratando la visita siendo un tierno cachorrillo. Y así atado muchas horas al día allí solito, sin poder correr como yo había imaginado al ver el jardín, durmiendo en una cajita en el suelo de la cocina y riñéndome por que era un cachorrillo muy curioso y me metía en la habitación a oler las cosas y me gustaba hechar un sueñecillo en la camita... se iban pasaban los días con el único consuelo de jugar un ratito con la niña.

-- Y llegó un día Sábado, 7 de Abril del 2001...Ese día mi propietario se levantó muy temprano, antes que su mujer y la niñita y me sacó al jardín y en lugar de atarme al poste del tendedero de ropa que daba a la parte trasera de la finca, para mi sorpresa me llevó a la entrada de la finca y tomándome en brazos, me arrojó violentamente por la valla de la finca de mas de 2 metros de altura al jardín del vecino, ¡Imagínense mis amiguitos la brutalidad del golpe que recibí en la caída! ¡Realmente me incorporé muy aturdido y dolorido, y rápidamente busqué un refugio en aquella casa ajena casa por que corría el peligro de perder mi corta vidita! ¡Que miedo pasé amigos!

-- 2ª PARTE
Pues bien amiguitos después de la brutal caída y una vez que encontré ese pequeño refugio entre un depósito de agua y la pared de la valla por donde caí (presentaré las pruebas fotográficas) me quedé acurrucado y temblando de miedo... Y muy triste me preguntaba, ¿Qué será ahora de mi vidita? ¿Qué hará conmigo el propietario del jardín? ¿Me llevará a un refugio de perritos? ¿Me encerrarán en una jaula con muchos perritos, recordándome esa pequeña urna de la tienda donde en la que estuve varias semanas? ¿Se me privará de mi fuerte deseo de correr y correr?, pero mi inmediata preocupación era si perdería mi pequeña vidita, si sería muerto en unos instantes...Cuando de pronto la tierra comenzó a temblar, parecía como si fuera el galopar de mil caballos...y de repente dos grandes canes, muy furiosos violentados por mi presencia en su territorio me ladraban ensordecedóramente, el un tenaz atlético Husky Siberiano, ella una grandullona y potente Montaña del Pirineo, Yo hacía días que los observaba desde la terracita del bungalow y es cierto que me daban miedo, es por eso que después de la brutal caída mi mayor preocupación era buscar un refugio para que no me mataran, y ahora todo yo asustadito comprobaba que ellos no cabían por este pequeño para darme alcance.... Cuando al minuto oí una voz que les decía ¡Yako Nelita, ¿qué pasa por ahí, por que estáis tan nerviosos? y otra voz ahora femenina dijo...
- Quizás hay algo medito por ahí adentro, a lo mejor es un gato.
- Un gato ya se habría marchado, respondió el, a lo mejor es una culebra le respondió el amigo y propietario de los grandullones canes...y les dijo
¡Yako, Nelita atrás, venga, para atrás y le dijo a su amiga...
- Yo voy sujetar al Yako y a Nela, y tu mira a ver que pasa por ahí.
- ¡Es un perrito, un perrito pequeño! ante su asombro respondió ella.
- ¿Pero como que un perrito, que hace un perrito aquí?
y acto seguido las gráciles manos de aquella fémina me tomaron y me depositaron en sus brazos...Y jamás olvidaré las primeras palabras que dijo sobre Mí....
- ¡Pero que hace este perrito aquí, como ha podido entrar al jardín, a lo mejor es que dejé la puerta abierta! ¡Pero mira que guapo que es, que carita más tristona y que pelaje tan hermoso que tiene que multitud de tonalidades que tiene...Es Precioso, le voy a llamar Peluso!
Y esa inolvidable frase Le Voy a Llamar Peluso...Me tranquilizó mucho y me dió un rayito de esperanza...y mientras esto acontecía los grandotes se tranquilizaban, ya que muy bien educados y obedientes ellos, habían cambiado de actitud y ahora al verme en brazos de su papi, intentaban dando saltitos olerme el culete y hacían sonidos guturales en señal de curiosidad y de comprensión por tal extraña situación.
Momentos después y ante la total curiosidad y seguimiento de los dos grandes canes, me llevaron a la casa, me dieron agua y ente el asombro del propietario de Yako y Nela al ver que las puertas de entrada al jardín estaban bien cerradas y las conversaciones que tenia con su amiga al respecto y entre las muchas carantoñas en mi cabecita, lomete, patitas y barriguita fueron pasando las horas, hasta que para mi gran sorpresa y llegado el atardece, mi nuevo papi me llevó a una zona independiente del jardín , donde no tenían acceso mis nuevos y grandullones compis y allí empezó a jugar conmigo a pillarme y por fin por primera vez en mi triste infancia pude correr y correr y correr, el quería atraparme pero Yo un pequeño mestizo internauta y mucho más listo que el, no me dejaba cojer y el se reía mucho con mis trastadas y yo corría y corría y me sentía feliz y jamas olvidaré ese día ya fue el día que mi gran y amado papi de verdad, que ustedes conocen como Jesús de Nazaret, entregó su vida en sacrificio expiatorio por personas como el propietario de ese
amable par de canes , que tan bien me acogieron en su acuoso jardín y que ya trascendieron la vida animal hace unos años y que tan gratísimo recuerdo dejaron en papi y en Mí...Era un día 13 del mes Nisán, según el calendario Hebreo, es decir trece lunaciones después de la luna nueva de la primavera.
Esta experiencia sucedió hace dieciséis añitos y hoy mi papi de adopción sigue aprendiendo mucho de mí y nos amamos muchísimo, es el soltero por vocación y me dice :
- Pelusete después de Jesús, Tú eres el gran amor de mi vida, y me dá besitos y mordisquitos en mi morete, y Yo le lamo las manos y la carita y entró en su mente mientras el duerme y le transmito cuanto de mi verdadero papi yo he aprendido.

-- 3ª Parte
Wait while more posts are being loaded