Post has attachment
¿Qué es el éxito?

a) Ser una persona reconocida
b) Ser una persona que tiene todo lo que quiere
c) Ser una persona feliz
b) Ser muy bueno en tu trabajo
Photo

La gran mayoría de las personas exitosas tuvieron grandes fracasos en algún punto de sus vidas: Walt Disney estuvo en la bancarrota, Benjamin Franklin dejó la escuela a los 10 años y Theodor Geisil (mejor conocido como Dr. Seuss) fue rechazado por 27 casas editoriales con su primer libro. Los éxitos vienen del trabajo duro y de la determinación. Nadie los logra gratis.

Para triunfar debes seguir tus talentos, enfocarte en metas realmente valiosas y sobre todo, ser persistente y trabajar duro.
Sigue tus talentos. Es realmente útil el tener pasión por tus propios objetivos, pero la pasión sin talento es como un auto sin un tanque lleno de combustible –no irá tan lejos como deseas. El libro The Element lo discute: no importa para qué eres bueno (ya sea para escribir, dibujar, programar o dar pláticas motivacionales), enfócate en esa área y desarróllate en ella. Todos tenemos un don, así que encuentra el tuyo y usa tu tiempo para mejorar en él.

Post has attachment
Photo

Post has attachment
¿Alguna vez tuviste que hacer un deporte o tomar una clase que detestabas?
Photo

Limita tus opciones. “Mantén tus opciones abiertas” parece un mantra de nuestros tiempos. Nuestra afinidad a mantenernos abiertos a las opciones desafortunadamente nos lleva a limitarnos, ya que pavimenta el camino a la mediocridad y no al éxito.

Al limitar tus opciones pones la apuesta alta y te fuerzas a dar tu mejor esfuerzo para alcanzar tu objetivo. Tener cierta seguridad es importante, por lo que vale la pena crear un plan de respaldo. Sin embargo, hacer un compromiso a un camino o meta te hará intentarlo más –y potencialmente a ser más exitoso en tus esfuerzos.

No intentes construirte un muro. No intentes pensar que crearás el muro más increíble e impresionante que se haya construido, en vez de eso, di: Voy a colocar este ladrillo de la manera más perfecta que se pueda construir un ladrillo, y haz eso todos los días.
Enfoca tu travesía. La travesía para la grandiosidad en un área ha tomado el asiento trasero, dejando como protagonista al concepto de genio universal, o la habilidad de alcanzar la grandiosidad en varias áreas. Sin embargo, esto está destinado al fracaso. La razón es simple: nadie puede ser el mejor en todo. o se construye un muro.

Si quieres algo, hazlo, todo lo que esté en tu mano; cada hora, cada día, cada semana, para conseguirlo. Dicen que el precio del éxito es altísimo, pero la recompensa también. Si te arriesgas puedes perderlo todo, pero si ganas vas a ganar un montón. Deja de lado la negatividad y deja de ponerte excusas para no salir de tu zona de confort. Deja de decirte que ya lo harás, porque ayer era tarde; ya tendrás tiempo de volver cuando lo hayas conseguido y decirle a todos los que te han dicho que no es posible que ya lo has hecho.

Nunca te des por vencido. Si mides 1.65 y eres lento probablemente debas renunciar a tu meta de ser un jugador de la NBA. Pero si tienes una meta que es alcanzable a través de un talento que tienes y de trabajo duro, no te des por vencido nunca. Cometerás errores y fracasarás. Pero sigue practicando, aprendiendo, aceptando el rechazo e intentándolo de nuevo.

Wait while more posts are being loaded