GÉNESIS CAPITULO 39.
Verso 1; Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compro de los ismaelitas que lo habían llevado allá. Recuerda que Potifar, quiere decir “perteneciente al sol”. Verso 2; Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. Dios siempre ha estado con José, el egipcio lo conservaba, porque todo lo que José tocaba prosperaba con éxito. Verso 3; Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Y esto lo hacía a él agradable ante los ojos del que le rodeara, aparte de que José era una persona muy agradable. Verso 4; Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entrego en su poder todo lo que tenía. Prácticamente lo convirtió en su mano derecha, sobre todo lo que él tenía, y Potifar era un personaje de las altas esferas de los egipcios. Verso 5; Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. Y así lo es, Nuestro Padre bendice a todo aquel en el que pueda confiar, en tu arrepentimiento Él te perdona y te da la oportunidad de demostrarle a Él, que Él si puede confiar en ti. Verso 6; Y dejó todo lo que tenía en manos de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia. Y José tenía que tener cuidado de lo que comía en casa de Potifar, ya que la mayor parte de la comida egipcia era abominación para los hebreos, aparte de ello todo era tan bendecido que Potifar no se daba cuenta de todo lo que tenia, debido a las bendiciones. Verso 7; Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. José era un joven muy atractivo, ya que saco mucho del semblante tan bello de su madre Raquel, pero en la presencia de José también moraba el espíritu de Dios, y por ello su presencia siempre era una bendición. Verso 8; Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. Le está diciendo que Potifar, su marido confía en él, ha ojos cerrados. Verso 9; No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? Esto nos muestra la profunda honestidad de José, honestidad que hoy en día está ausente de la mayoría de la humanidad, y por mucho que les moleste a muchos, es la realidad del mundo en que vivimos hoy. Verso; 10; Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella. Verso 11; Aconteció que entro él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. Esta mujer día con día insistía a José que se acostara con ella, y normalmente el lugar habitacional del maestresala, se encontraba en el fondo de la casa, así que José tenía que cruzarse la casa diariamente, y diariamente la esposa de Potifar le acosaba. Verso 12; Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejo su ropa en las manos de ella, y huyo y salió. Y esto no se va ver bien, porque José se encuentra dentro de la casa de Potifar, y sale corriendo desnudo, y ahora se encuentra la mujer de Potifar en su dormitorio con la ropa de José en sus manos, es un cuadro totalmente acusador, y José es completa y totalmente. Verso 13; Cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera. Verso 14 Llamó a los de casa, y les habló diciendo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que hiciese burla de nosotros. Vino él a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces; Aquí puedes darte cuenta, que tan de inmediato la vida puede tornarse en odio, y eso es lo que aquí sucedió. Verso 15; Y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejo junto a mí su ropa, y huyo y salió. José siendo totalmente inocente, ella está elaborando un cuadro sumamente comprometedor, que le puede costar la vida a José, lo que ella no ha tomado en cuenta, es que Dios está del lado de José y se va encargar de que las cosa sean en beneficio de José. Verso 16; Y ella puso junto así la ropa de José, hasta que vino su señor a su casa. Ella estaba decidida a hundir a José, ella paso de deseo carnal a odio. Verso 17; Entonces le habló ella las mismas palabras, diciendo: El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme. Verso 18; Y cuando yo alce mi voz y grité, el dejo su ropa junto a mí y huyó fuera. Verso 19; Y sucedió que cuando oyó el amo de José las palabras que su mujer le hablaba diciendo: Así me ha tratado tu siervo, se encendió su furor. Aquí nosotros, debido al resultado que va tener esto, tenemos nuestras dudas de que si la cólera de Potifar en ese momento fue contra José, o contra su mujer, Potifar conocía a su mujer muy bien, y al final él no va culpar a José de esto. Verso 20; Y tomó su mano a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel. Y este verso nos confirma que Potifar aun sigue creyendo en José, porque ¿Quién crees que es el jefe de esa prisión? El jefe es el mismo Potifar, y la prisión se encuentra casi a la par de la casa de Potifar. Verso 21; Pero Jehová estaba con José y le extendió Su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel. Una vez más recalcamos, el jefe de la cárcel es Potifar. Verso 22; Y el jefe de la cárcel entregó en mano de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que se hacía allí él lo hacía. Así que Potifar sabiendo que José era bendecido y conociendo a José, y confiando en él, lo puso a cargo de todo lo de la prisión, y de esta manera mantiene la paz en su casa, y salva a José de la muerte, y seguiría recibiendo las bendiciones a través de José, Potifar era un hombre muy inteligente, y a la vez José le agradaba y estaba muy agradecido con él, de esto no hay duda, José era un hombre muy agradable, y Dios siempre estaba con él, no importando a donde fuera, es algo de lo que tú podrías tomar en cuenta en tu propia vida, que Él siempre va estar contigo, mientras tú le ames, le platiques y le digas y demuestres cuanto le amas haciendo Su voluntad. Verso 23; No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba. Todo lo que José tocaba prosperaba debido a la bendición de Dios en él, y aunque sus propios hermanos lo vendieron como esclavo, Dios tiene en sus manos el Plan y destino de todos nosotros, tú te puedes encontrar arrastrándote por el mundo intentando sobrevivir, y pensar ¡Mis propios hermanos me han traicionado! Y eso te puede llevar a una vida de amargura pensando en ello, pero si buscas cual es todo El Plan de Dios, he aquí que viene una hambruna, y los hijos de Dios los Israelitas van estar sin comida, sin nada que comer, así que Dios tiene mucho que ver con esta venta de José a los ismaelitas que lo llevaron a Potifar como esclavo, y ahora José va terminar siendo el amo y señor de todo Egipto, porque él tiene a Dios, y las bendiciones de Dios con él, y va haber bastante grano, y su familia va llegar a Egipto y él los va alimentar, así que te puedes dar cuenta que cuando tu le sirves a Dios, muchas veces es difícil comprender las circunstancias que Dios permite para llevar a cabo Su Voluntad y Su Plan Maestro, y muchas veces cometemos el error de dudar, pero si tú verdaderamente le amas tú vas a confiar en Él y las bendiciones van a llegar, van a existir obstáculos, pero con Dios a tu lado nada es imposible, Dios nunca te va poner una prueba que tú no puedas vencer, ¡Nunca! Lo va hacer, con Él tú puedes, porque El mismo te va mostrar la salida, tú tienes que buscarla y Él te la va dar, Dios tiene un Plan Maestro para Su gente, Gente que sí puede hacer las cosas bien hechas, y muchas veces es un poco difícil comprender ese Plan, así que abre tú mente para poder ver y entender la forma que Dios quiere las cosas, pero si tú las haces a la manera de Él, tú vas estar mucho mejor. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 40, HAZLE EL DIA A NUESTRO PADRE Y COMPARTE ESTO CON LOS QUE AMAS, Y QUE EN SU VOLUNTAD DIOS TE BENDIGA………………………AMEN…..

GÉNESIS CAPITULO 38.
El Capitulo treinta y ocho nos habla de Judá, la semilla de donde vendría El Niño Cristo Jesús, es uno de los lugares en Las Escrituras donde te darás cuenta cómo es que Dios interviene en cada individuo, especialmente cuando se trata de Su Plan Maestro, y en este caso tiene que ver con mantener el linaje puro, para el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, porque Nuestro Señor tendría que venir de la tribu de Levi, y la tribu de Judá, bajo la orden de Melquisedec, y aquí también nos daremos cuenta de los malos hábitos de Judá, muy malos hábitos, así que veamos. Verso 1; Aconteció en aquel tiempo, que Judá se aparto de sus hermanos, y se fue a un varón adulamita que se llamaba Hira. Judá se alejo de su gente. Verso 2; Y vio allí Judá la hija de un hombre cananeo, el cual se llamaba Súa; y la tomo y se llegó a ella. Verso 3; Y ella concibió, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Er. ¿Judá el linaje de donde Cristo tenía que venir, y se casa con una cananea? Esto no puede ser, pero a continuación vamos a ver cómo, sin que uno se dé cuenta Dios arregla las cosas. Verso 4; Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Onán. Verso 5; Y volvió a concebir, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Sela. Y estaba en Quezib cuando lo dio a luz. Y Quezib quiere decir “mentir” o “falsedad”. Verso 6; Después Judá tomó mujer para su primogénito Er, la cual se llamaba Tamar. Tamar quiere decir; “árbol de palma” y ella es una hija muy dotada, y seria parte de la semilla del Linaje del Perfecto, es decir de Cristo Jesús, y aquí está siendo casada con alguien que no es parte de la verdadera tribu de Judá, ya que es hijo de una mujer cananea, y esto no es nada bueno ni correcto. Verso 7; Y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de Jehová, y le quito Jehová la vida. Aquí, Dios está protegiendo el Linaje de La Semilla, sabemos que mucha gente tiene problemas comprendiendo esto, pero debes de tener en cuenta, que si Dios no interviene para poder traer al Salvador de la manera en que tenía que venir, hoy en día hubiera muchísima gente sin posibilidad de ser salvos, por mucho que quisieran y se esforzarán, así que el amor de Dios por sus hijos se pone al frente para que pudiéramos tener un Salvador, y únicamente por la gracia de Dios, en mantener el Linaje puro, porque como podemos ver no podíamos contar con Judá, para que hiciera las cosas correctamente, Gracias que tenemos un Dios que sabe hacer y mantener las cosas en su lugar. Verso 8; Entonces Judá dijo a Onán: Llégate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella, y levanta descendencia a tu hermano. Y esta era la forma en que lo hacían los israelitas, y no los incrédulos, y este muchacho Onán, era un incrédulo. Verso 9; Y sabiendo Onán que la descendencia no iba a ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano. Verso 10; Y desagradó en ojos de Jehová lo que hacía, y a él también le quitó la vida. Y Dios continuaba protegiendo a Tamar. Verso 11; Y Judá dijo a Tamar su nuera: Quédate viuda en casa de tu padre, hasta que crezca Sela mi hijo; porque dijo; No sea que muera él también como sus hermanos. Y se fue Tamar, y estuvo en casa de su padre. Y aquí Jacob está mintiendo, él no tiene ni la menor intención de darle Sela a Tamar, una, seria la gran diferencia en las edades, y dos, está un poco preocupado por lo que ha pasado con los dos primeros. Verso 12; Pasaron muchos días, y murió la hija de Súa, mujer de Judá. Después Judá se consoló, y subía a los trasquiladores de sus ovejas en Timnat, él y su amigo Hira el adulamita. Y cuando estos dos andan juntos es de preocuparse. Verso 13; Y fue dado aviso a Tamar, diciendo: He aquí tu suegro sube a Timnat a trasquilar sus ovejas. Verso 14; Entonces se quitó ella los vestidos de su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso en la entrada de Enaim junto al camino de Timnat; porque veía que había crecido Sela, y ella no era dada a él por mujer. Tamar se dio cuenta que Judá le estaba mintiendo. Verso 15; Y la vio Judá, y la tubo por ramera, porque ella había cubierto su rostro. Aquí Dios está permitiendo un acto de engaño, muy necesario para los mismos propósitos de Dios, Dios tiene todo el derecho absoluto, de utilizar todos y cualesquiera que sean los medios que se necesiten para que Su Plan Maestro se cumpla y lleve a cabo al pie de la letra, si esto se te hace un poco difícil de comprender, es porque aun no has recapacitado quien realmente es Nuestro Dios Padre Celestial, y Tamar sí, estaba vestida como una prostituta. Verso 16; Y se apartó del camino hacia ella, y le dijo: Déjame ahora llegarme a ti; pues no sabía que era su nuera; y ella dijo: ¿Qué me darás por llegarte a mi? Le hizo la pregunta lógica; ¿Con que pretendes pagarme? Verso 17; Él respondió: Yo te enviaré del ganado un cabrito de las cabras. Y ella dijo: Dame una prenda hasta que lo envíes. En ese tiempo no había tarjetas de crédito, y ella quiere algo en garantía, Tamar se la está haciendo muy bien hecha. Verso 18; Entonces Judá dijo: ¿Qué prenda te daré? Y ella respondió: Tú sello, tú cordón, y tú báculo que tienes en tú mano. Y él se los dio, y se llego a ella, y ella concibió de él. Bien se dice, que las mujeres son mucho más listas que los hombres, y lo que debes de saber aquí es lo que Tamar acaba de hacer, el sello es su anillo, con el que se sella tu autoridad, y el que lo posea es como el que tiene el derecho de firmar tus cheques, y el cordón y el báculo te identifican, así que ella ya está previendo el futuro, y ahora ella ya los tiene bajo su custodia, así que futuramente no habrá discusión sobre de quien es esto o de quien no, Judá en varios aspectos no era muy buena persona, como podemos ver, y es por ello que Dios tuvo que intervenir con Tamar. Verso 19; Luego se levanto y se fue, y se quito el velo de sobre sí, y se vistió las ropas de su viudez. Verso 20; Y Judá envió el cabrito de las cabras por medio de su amigo el adulamita, para que éste recibiese la prenda de la mujer; pero no la halló. Tamar no era una prostituta, y ya se había ido, con su misión cumplida. Verso 21; Y preguntó a los hombres de aquel lugar, diciendo: ¿Dónde está la ramera de Enaim junto al camino? Y ellos le dijeron: No ha estado aquí ramera alguna. Verso 22; Entonces él se volvió a Judá, y dijo: No le he hallado; y también los hombres del lugar dijeron: Aquí no ha estado ramera. Así que ahora Judá tiene un problema, porque el sello es el que se utiliza para sellar asuntos legales y oficiales, y siendo cabeza de la tribu, el sello prácticamente es tu oficina, es lo mismo que tu firma hoy en día. Verso 23; Y Judá dijo: Tómeselo para sí, para que no seamos menospreciados; he aquí yo he enviado este cabrito, y tú no la hallaste. Aquí Judá, está pretendiendo justificarse, primero se casa con una mujer cananea, y ahora está preocupado, de que si peco o no, típica reacción del humano en la carne, porque peco. Verso 24; Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha fornicado, y ciertamente está en cinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada. Aquí podemos ver la velocidad con que el ser humano está presto a juzgar y ejecutar de inmediato, y Judá no es la excepción, porque esta mujer lo que hizo fue seguir la ley de Dios, mantener la pureza dentro de la tribu de Judá, que es el linaje de los reyes, pero Judá está presto a quemarla. Verso 25; Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy en cinta. También dijo: Mira ahora de quien son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo. ¡Ho Misericordia de Dios! Judá ha encontrado su sello, su cordón y su báculo. Verso 26; Entonces Judá los reconoció, y dijo: Más justa es ella que yo, por cuanto no le he dado a Sela mi hijo. Y nunca más la conoció. Judá reconoció el hecho de que ella había hecho esto porque él no había cumplido con su palabra, ni con la ley de Dios, así que ella era más justa que él. Verso 27; Y aconteció que al tiempo de dar a luz, he aquí había gemelos en su seno. Es común que cuando hay una intervención Divina hay gemelos de por medio, como Caín y Abel, Jacob y Esaú, y Zara y Fares. Verso 28; Sucedió cuando daba a luz, que saco la mano el uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero. Y por supuesto posteriormente este hecho viene a ser muy significativo, (diferente tema para otro tiempo). Verso 29; Pero volviendo él a meter la mano, he aquí salió su hermano; y ella dijo: ¡Que brecha te has abierto! Y llamó su nombre Fares. Y Fares en el lenguaje hebreo quiere decir “recarga”. Verso 30; Después salió su hermano, el que tenía en su mano el hilo de grana, y llamó su nombre Zara. Y Zara quiere decir “el alba de la vida” Así que aquí tenemos a estos gemelos que dio a luz Tamar, y que se encuentran citados en la lista genealógica de Nuestro Señor Jesucristo, en el Capítulo 3 de Lucas, y a través de esto vendría la salvación, porque Noé no se había entremezclado con las demás razas, y aun traía el pedigrí adámico de Et-Ha-Adán, puro y necesario para que naciera El Perfecto, Cristo Jesús, y bendito Dios por todas Sus intervenciones para asegurar que ese linaje se mantuviera puro, y nosotros ahora podemos optar por La Salvación, en el arrepentimiento contrito y sincero, porque Él ya pago el precio por nosotros, Él se hizo carne y hueso y camino entre nosotros, y de esa manera nos trajo La Salvación. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 39, MANTENTE EN LA VERDAD DE SU PALABRA…BENDICIONES…

GÉNESIS CAPITULO 37.
Verso 1; Habitó Jacob en la tierra donde había morado su padre, en la tierra de Canaán. Verso 2; Esta es la historia de la familia de Jacob: José siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; he informaba José a su padre la mala fama de ellos. En otras palabras, Dan, Neftali, Gad y Aser renegaban inconformes, y José amaba a su padre y se lo hacía saber, y no era que José fuera un chismoso, sino que él amaba grandemente a su padre, y esto no le daba puntos con estos muchachos. Verso 3; Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. Esto hasta cierto punto es un poco degradante para con los otros hermanos de José, pues José no es más que un patojo de diez y siete años, y esta túnica de diversos colores, es para que se lo ponga el jefe, es decir la cabeza de la familia, o para el heredero del mando de una familia, así que es una afrenta para los hermanos de José. Verso 4; Y viendo sus hermanos que su padre le amaba más que a todos sus hermanos le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente. Así que José no era del nada popular entre sus hermanos, y se puede ver que Israel tenía un poco de culpa en esto, pero debes saber que Dios tiene Su Mano sobre este joven, y este joven vendría a ser el boleto para la salvación de toda la familia, cuando todo esto llegue a su final, porque cuando el hambre invadiría todo el territorio, él estaría en Egipto en una posición para poder ayudarles, y de esa manera se salvarían y no morirían de hambre. Verso 5; Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron aborrecerle más todavía. Y el sueño venia de Nuestro Padre. Verso 6; Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado. Verso 7; He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío. Y esta no es la fórmula para ganar amigos, o influir en la gente, muchas veces cuando Nuestro Padre te da algo, es mejor guardártelo para ti, si va causar celos o confrontación con los demás, porque probablemente no lo van a entender, porque la mayoría de las veces, el mensaje va ser para ti y solo para ti en relación a algo que debes hacer o llevar a cabo, y aquí Dios le está hablando a José haciéndole saber lo importante que va a ser su persona, en relación a poder salvar a su familia, y su familia le va a respetar, y amar cuando todo esto se lleve a cabo. Verso 8; Le respondieron sus hermanos: ¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras. Cada día se ponía más desagradable para sus hermanos su relación con José. Verso 9; Soñó aun otro sueño, y lo conto a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí. Y por supuesto ellos son los once y él es el doceavo, encerrando el zodiaco, y con el sol y la luna, aquí estamos hablando de altas esferas. Verso 10; Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? Porque esto les cayó a ellos como un pelo en la sopa, aun a Israel no le sonó muy agradable, José era tan solo un jovencito de diez y siete años, y Dios ya estaba tratando con él, y por supuesto Dios tiene un propósito para esto, y es difícil comprender ciertas cosas cuando tu las estás viviendo, aparte de entender que estamos en un mundo real, y si tú amas a Nuestro Padre, y tienes fe en Él, Él te va mover al destino donde Él quiere tenerte, y eso es precisamente lo que está haciendo con este jovencito José, y va causar que los hermanos lo detesten a tal extremo de llegar a venderlo como esclavo, y en cierto momento lo iban a matar, pero este hecho trajo la salvación de las doce tribus, así que José tiene a toda la familia corriendo en círculos sin saber qué es lo que está pasando. Verso 11; Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto. Israel estaba acostumbrado a que Dios le hablaba a él también. Verso 12; Después fueron sus hermanos a apacentar las ovejas de su padre en Siquem. Verso13; Y dijo Israel a José: Tus hermanos apacientan las ovejas en Siquem; ven, y te enviaré a ellos. Y él respondió: Heme aquí. José siempre estaba dispuesto, hacer lo que su padre le pidiera, José no le temía a nada. Verso 14; E Israel le dijo: Ve ahora, mira como están tus hermanos y cómo están las ovejas, y tráeme la respuesta. Y lo envió del valle de Hebrón, y llego a Siquem. Y cuando llegue a Siquem ya se le paso en día. Verso 15; Y lo halló un hombre, andando él errante por el campo, y le pregunto aquel hombre, diciendo: ¿Qué buscas? Verso 16; José respondió: Busco a mis hermanos; te ruego que me muestres donde están apacentando. Diligentemente José busca información. Verso 17; Aquel hombre respondió: Ya se han ido de aquí; y yo les oí decir: Vamos a Dotán. Entonces José fue tras sus hermanos, y los halló en Dotán. Y esta palabra Dotán, significa “dos posos”, así que ellos se fueron buscando más agua, y este lugar se encuentra en el camino, que las caravanas, que trasportaban insumos y productos de comercio utilizaban cuando se dirigían hacia Egipto, así que no era gente de mucho confiar. Verso 18; Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle. Estos la tienen profundamente contra su hermano José. Verso 19; Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador. Ellos sentían que él siempre se estaba engrandeciendo ante ellos, y a ellos los hacía de menos. Verso 20; Ahora pues, venid, matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños. La relación entre ellos y José, ya era insoportable para ellos. Verso 21; Cuando Rubén oyó esto, lo libró de sus manos, y dijo: No lo mataremos. Rubén sabía muy bien que esto destrozaría el corazón de su padre. Verso 22; Y les dijo Rubén: No derraméis sangre; echadlo en esta cisterna que está en el desierto, y no pongáis mano en él; por librarlo así de sus manos, para hacerlo volver a su padre. Rubén necesitaba hacer tiempo, para intentar razonar con ellos, y aparentemente no solo habían dos pozos de agua en el área, sino que también uno que estaba seco, Rubén buscaba como salvarle la vida a José, debes de saber que Dios utiliza lo necesario para que Su Plan se lleve a cabo. Verso 23; Sucedió, pues, que cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica, la túnica de colores que tenia sobre sí; Verso 24; Y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua. José, probablemente ni siquiera se percataba de la razón, del porque estaban haciendo esto con él, ya que el que le dio la túnica fue su padre, y todo el tiempo, todo lo que él había hecho era contarles y decirles la verdad. Verso 25; Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto. Estos eran descendientes de Agar, la madre de Ismael. Verso 26; Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? Y mucha razón tenía. Verso 27; Venid y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él. Verso 28; Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto. El precio de un esclavo eran treinta piezas de plata, y ellos lo vendieron por tan solo veinte, y cuando lees “madianitas” debes de saber que ellos son los descendientes de Abraham, a través de Katura, y a la vez dice “ismaelitas” descendientes de Ismael, es decir; los árabes, y que quede en tu mente bien claro que solo porque alguien vive en determinado lugar controlado por los medianitas, no quiere decir que no sean ismaelitas, y puedan ser llamados así, únicamente por su residencia geográfica, y en dos lugares está escrito que estos eran árabes, así que José fue vendido a los árabes. Verso 29; Después Rubén volvió a la cisterna, y no halló a José dentro, y rasgo sus vestidos. Rubén sabia que esto iba casi a matar a su padre. Verso 30; Y volvió a sus hermanos, y dijo: El joven no parece; y yo, ¿adónde iré yo? Rubén se puso sumamente preocupado, fuera de sí. Verso 31; Entonces tomaron ellos la túnica de José, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la túnica con la sangre. Y esto por supuesto para engañar a su padre, y tan cruel como esto te parezca, Dios está en medio de todo esto, es parte de Su Propio Plan, porque este jovencito va ser un prototipo de un salvador, es decir similar a Cristo, quien al final terminaría salvándole la vida a sus hermanos, y toda la familia, es asombroso, que tan real puede llegar a ser la vida. Verso 32; Y enviaron la túnica de colores y la trajeron a su padre, y dijeron: Esto hemos hallado; reconoce ahora si es la túnica de tu hijo, o no. Ellos sabían muy bien que era la túnica de José, fingiendo nunca haber visto a José. Verso 33; Y él la reconoció, y dijo: La túnica de mi hijo es; alguna mala bestia lo devoró; José ha sido despedazado. Verso 34; Entonces Jacob rasgo sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardó luto por su hijo muchos días. Humanamente hablando, no hay nada más terrible que perder un hijo de esa manera, y especialmente si uno pierde a su hijo favorito, y es por ello que es un grave error tener uno de sus hijos como su favorito, es un error que tu no debes de cometer. Verso 35; Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre. Que grande tristeza habrá sufrido Israel, pero llegaría el día en que Jacob sería recompensado por ese gran amor, porque ese hijo va llegar a salvarle la vida a toda la familia. Verso 36; Y los madianitas lo vendieron en Egipto a Potifar, oficial de Faraón, capitán de la guardia. “Potifar” quiere decir “perteneciente al sol” y este era un oficial de alto rango, Dios siempre escoge en donde va colocar a los que Él va utilizar, y es donde esa persona pueda llegar a influir grandemente en los demás. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 38, MANTENTE EN LA VERDAD DE SU PALABRA…BENDICIONES…

GÉNESIS CAPITULO 36.
En este Capítulo 36, vamos a encaminarte, desde el Verso 1, hasta el Verso 40, que contienen los nombres de los duques, y Esaú fue destinado a vivir fuera de la grosura de la tierra, y donde vivían los dos hermanos ya se había puesto muy apretado para convivir juntos, ambos tenían mucho ganado, ambos eran muy ricos y en el verso 6, Esaú se traslada a otra tierra, y sabemos a qué tierra iba ir a dar, es decir Ru-sh, (Rusia), el capítulo 38 de Ezequiel lo declara, y continua hablando sobre sus esposas, que eran heteas e ismaelitas, descalificadas para poder ser parte del Linaje puro y necesario para traer al Perfecto, es decir a Nuestro Señor Jesucristo, no eran Adámicas, y es por ello que no es de mayor importancia, a excepción de poder identificar a los edomitas, y Edom significa rojo, y representa la nación roja que tenemos entre nosotros hoy en día, es decir a Rusia, y habla de la familia de Esaú, y los nombres de los duques, un duque edomita tiene el estatus que poseen los patriarcas en Israel, y así nos dice el Verso 40; Estos, pues, son los nombres de los jefes de Esaú por sus linajes, por sus lugares, y sus nombres: Timna, Alba, Jetet. Verso 41; Aholibama, Ela, Pinón. Verso 42; Cenaz, Temán, Mibzar, Verso 43; Magdiel e Iram. Estos fueron los jefes de Edom según sus moradas en la tierra de su posesión. Edom es el mismo Esaú, padre de los edomitas. Y por supuesto los edomitas son la nación Roja, por lo cual son identificados, y también lo encontramos en la historia secular que los cainaneos terminaron conviviendo con ellos, y así esta hasta el día de hoy. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 37, POR AHORA MANTENTE EN LA VERDAD DE SU PALABRA…BENDICIONES…

GÉNESIS CAPITULO 35.
Verso 1; Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-el y quédate allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú. Le está diciendo que regrese al lugar de donde se llevo la piedra, el lugar donde los ángeles de Dios abrieron una escalera que iba directo al cielo, y le pones por nombre a ese lugar Bet-el, y esa piedra es aun llevada hasta el día de hoy, y sabemos que muchos no están de acuerdo con esto, pero antes de que terminemos esta libro vamos a documentarlo, sobre La Piedra de las piedras, la piedra de Jacob, y la escalera al cielo es Cristo Jesús, porque es el único camino que te puede llevar al cielo, y es amándole a Él, y sabiendo que Él es Dios Con Nosotros. Verso 2; Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos. En otras palabras dejen de ser perversos, y límpiense de todo mal pensamiento, y cámbiense lo que visten, hoy en día, ponte La Armadura de La Verdad del Evangelio, y póntela bien puesta, y póntela completa y llévala puesta con orgullo. Verso 3; Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y aré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino que he andado. Dios nunca te abandonará y nunca te defraudará, y Dios había escogido a este uno, que su propio hermano le quería matar, y Dios lo protegió y lo consoló, y le dio autoridad y permiso, por decirlo así, de ser ese comunicador entre Dios y la gente, y así lo es hasta el día de hoy. Verso 4; Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una encina que estaba junto a Siquem. Verso 5; Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob. Quien se iba atrever, cuando vieron que solo dos de ellos prácticamente borraron del mapa a una ciudad entera, con tan solo dos espadas, pero nosotros sabemos que Él Brazo de Dios estuvo con ellos, así que nadie quería parte en ello, porque sabían que Él Dios Vivo sonreía sobre esta gente. Verso 6; Y llegó Jacob a Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo que con él estaba. Y Luz quiere decir almendro, y así se llamaba antes de que se le pusiera por nombre Bet-el. Así que Jacob regresa a ese mismo lugar donde Dios había abierto las puertas del Cielo, y había descendido para estar con Jacob, y para hacerle saber que ese era un lugar muy especial, y que ellos eran esa gente que Dios había escogido muy especialmente, debido a que ellos traerían Al Salvador del mundo, al niño Cristo Jesús, quien abriría la puerta para La Salvación a todas las razas, era El Plan de Dios para La Salvación, que lugar más bello el que ha de haber sido. Verso 7; Y edifico allí un altar, y llamó al lugar El-bet-el, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano. El Dios de Bet-el, El Dios, de La Casa de Dios, traducido completamente. Verso 8; Entonces murió Débora, ama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut. Verso 9; Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Verso 10; Y le dijo Dios: Tú nombre es Jacob; no se llamará más tú nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. Verso 11; También le dijo Dios: Yo soy El Dios Omnipotente: Crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. Él es La Matriz que da vida, y los Pechos que alimentan, tenemos La Biblia ¡King James! Biblia que procede de esta promesa, de este Linaje, y el que hizo esta promesa fue: El-Shaddai, Dios, El Todo Abastecedor y Suficiente, y por Él, tenemos esta carta, que Dios nos ha enviado, y así puedes comenzar a comprender, el por qué Dios, protegió este Linaje que traería esta Palabra donde La Salvación estaría, porque Dios siempre va a proteger a Sus hijos. Verso 12; La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra. Verso 13; Y se fue de él Dios, del lugar en donde había hablado con él. Que privilegio más grandioso seria que Dios le visitara a uno en persona y uno en estado consiente cara a cara, y no solo cuando está dormido, antes del milenio. Verso 14; Y Jacob erigió una señal en el lugar donde había hablado con él, una señal de piedra, y derramo sobre ella libación, y echo sobre ella aceite. Jacob siempre estuvo poniendo a Dios en la ecuación y dándole gracias, ¿Haces esto tú, en tu vida? Porque es muy importante hacerlo, porque si quieres Sus bendiciones tienes que agradecerle por lo que Él te da, especialmente si te da algo para que lo puedas compartir con Sus hijos, más te vale que se lo agradezcas, y que lo compartas, y siempre dadle crédito a quien se lo merece, y el crédito le pertenece a Nuestro Padre Celestial. Verso 15; Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el. La Casa de Dios, esa es Su Casa y allí esta Dios, y es así dándole a Él todo el crédito, como cabeza de Su Casa, la casa donde Su Palabra seria enseñada. Verso 16; Después partieron de Bet-el; y había aun como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto. Y aquí es donde Raquel va morir, y todo esto está sucediendo en lo que hoy es Belén, el mismísimo lugar en donde Cristo nació, así que viene a ser el mismo lugar en donde el último de los doce patriarcas naciera, en La Palabra y en El Plan de Nuestro Padre, no hay casualidades, Él definitivamente esta en control de todo. Verso 17; Y aconteció, como había trabajado en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo. Ella tendría al hijo pero perdería su vida aquí en la tierra. Verso 18; Y aconteció que al salirse el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; más su padre lo llamo Benjamín. Interpretando Benoni, quiere decir “hijo de mi tristeza” Pero Israel (Jacob) le cambio el nombre a Benjamín que quiere decir “Hijo de mi mano derecha”. Verso 19; Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén. Encuna esto en tu mente, y que nunca se te olvide, ¡Benjamín Nació en Belén! el mismo lugar a donde José y María fueron, y María daría a luz a Nuestro Señor Jesucristo. Verso 20; Y levanto Jacob un pilar sobre su sepultura; esta es la señal de la sepultura de Raquel hasta el día de hoy. Y necesitas saber un poco al respecto de esto, porque el sepulcro no es un hoyo en la tierra, la palabra en hebreo es “keber” y keber es un sepulcro, y en este sepulcro, fue ella colocada. Verso 21; Y salió Israel, y planto su tienda más allá de Migdal-edar. Verso 22; Aconteció que cuando moraba Israel en aquella tierra, fue Rubén y durmió con Bilha la concubina de su padre; lo cual llego a saber Israel. Ahora bien, los hijos de Israel fueron doce. Esto no fue nada bueno para Rubén, y donde Raquel fue colocada es parte del acróstico que conforma la palabra “Israel” porque es un sepulcro donde esta toda la familia. Verso 23; Los hijos de Lea: Rubén el primogénito de Jacob; Simeón, Levi, Judá, Isacar y Zabulón. Lea tuvo seis hijos. Verso 24; Los hijos de Raquel: José y Benjamín. Dando a Luz a Benjamín, murió Raquel. Verso 25; Los hijos de Bilha, sierva de Raquel: Dan y Neftalí. Verso 26; Los hijos de Zilpa, sierva de Lea: Gad y Aser. Estos fueron los hijos de Jacob, que le nacieron en Padan- aram. Y Por supuesto sabemos que Benjamín no nació en Padan- aram, Benjamín nació en Belén. Verso 27; Después vino Jacob a Isaac su padre a Mamre, a la ciudad de Arba, que es Hebrón, donde habitaron Abraham e Isaac. Verso 28; Y fueron los días de Isaac Ciento ochenta años. Verso 29; Y exhalo Isaac el espíritu, y murió, y fue recogido a su pueblo, viejo y lleno de días; y lo sepultaron Esaú y Jacob sus hijos. Y aquí tenemos a estos dos hermanos que pelearon dentro de la matriz de su madre, aun antes de nacer, uno que Dios odiaba, y el otro que Dios amaba, como está escrito en Malaquías Capitulo uno, y en el Capitulo 9, del libro a Los Romanos, que ellos pelearían y vendrían a ser estas dos súper potencias de los últimos tiempos, y así lo es, y esto es historia, así que no permitas que nadie te diga que no es así. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 36, MANTENTE SIEMPRE EN LA VERDAD DE SU PALABRA, Y EL SIEMPRE VA A SONREIR SOBRE TU MORADA…BENDICIONES…

GÉNESIS CAPITULO 34.
Y ahora Jacob es llamado Israel, y ya traslado a su familia de regreso a su tierra, y lo primero que hizo fue edificar un altar, y le puso por nombre El-Elohe-Israel, es decir Dios El Dios de Israel, y con toda la experiencia que ha adquirido, y habiendo luchado con Dios, se encuentra de vuelta en su tierra, y ahora vamos a enterarnos que es lo que pasa cuando tú no te encuentras alerta, y vigilando. Verso 1; Salió Dina la hija de Lea la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver a las hijas del país. Salir a visitar y convivir con los incrédulos, no es nada inteligente. Verso 2; Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró. Verso 3; Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoro de la joven, y habló al corazón de ella. Éste se enamoro de ella, pero que forma más horrible de presentarse ante una jovencita. Verso 4; Y habló Siquem a Hamor su padre, diciendo: Tómame por mujer a esta joven. Verso 5; Pero oyó Jacob que Siquem había amancillado a Dina su hija; y estando sus hijos con su ganado en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen. Verso 6; Y se dirigió Hamor padre de Siquem a Jacob, para hablar con él. Verso 7; Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel acostándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho. Debes de recordarte que aquí estamos hablando de la semilla (Israel) por la cual Cristo tenía que venir, y Nuestro Dios Todo Poderoso ha protegido este linaje desde el diluvio de Noé, protegiendo a Noé y su familia, juntamente con dos de cada raza, y carne, porque la familia de Noé se había conservado pura sin contaminación alguna, de ninguna otra raza, y protegería a ésta familia hasta que naciera Cristo Nuestro Señor. Verso 8; Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Siquem se ha apegado a vuestra hija; os ruego que se la deis por mujer. Y por supuesto que esto no puede ser. Verso 9; Y emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras. Y esto es un extremadamente ¡No, No! Se debe defender el linaje por el cual Cristo vendría. Verso 10; Y habitad con nosotros, porque la tierra estará delante de vosotros; morad y negociad en ella, y tomad en ella posesión. Realmente ¿Qué saben ellos? Ellos no están que se diga muy bien económicamente, pero si ya vieron la riqueza de Israel, y naturalmente tienen interés en ella, ellos quisieran posesionarse de ella. Verso 11; Siquem también dijo al padre de Dina y a los hermanos de ella: Halle yo gracia en vuestros ojos, y daré lo que me dijereis. Verso 12; Aumentad a cargo mío mucha dote y dones, y yo daré cuanto me dijereis; y dadme la joven por mujer. Verso 13; Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había mancillado a Dina su hermana. Israel los va a trabajar engañosamente como se lo merecen, pues es El Plan de Dios el que se encuentra de por medio, lamentablemente mucha gente hoy en día no comprenden a fondo el por qué Dios protege y defiende a este linaje, porque a través de este linaje vendría El Perfecto Cristo, y Cristo es Él Salvador de todos, Heveos, Heteos, Ceneos, y demás, y naturalmente de Israel, y de todo aquel que crea, y es por ello la importancia de mantener este linaje protegido, ¡Es La Salvación del mundo! En otras palabras Cristo, Emanuel, Dios Con Nosotros, solo podía venir de un linaje perfecto y puro, linaje que Dios creó con ese propósito. Verso 14; Y les dijeron: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana ha hombre incircunciso, porque entre nosotros es abominación. Israel, está siendo tajante y muy claro al respecto. Verso 15; Mas con esta condición os complaceremos; si habéis de ser como nosotros, que se circuncide entre vosotros todo varón. Verso 16; Entonces os daremos nuestras hijas, y tomaremos nosotros las vuestras; y habitaremos con vosotros, y seremos un pueblo. Hablando de engañar, este es el mejor, Israel jamás podría hacer esto. Verso 17; Mas si no nos prestaréis oído para circuncidaros, tomaremos nuestra hija y nos iremos. Pero Israel sabía muy bien que no se iban a ir solo así por así. Verso 18; Y parecieron bien sus palabras a Hamor, y a Siquem hijo de Hamor. Verso 19; Y no tardo el joven en hacer aquello, porque la hija de Jacob le había agradado; y él era el más distinguido de toda la casa de su padre. Siquem era probablemente, lo mejorcito de este pueblo, y tenía palabra. Verso 20; Entonces Hamor y Siquem su hijo vinieron a la puerta de su ciudad, y hablaron a los varones de su ciudad, diciendo. Verso 21; Estos varones son pacíficos con nosotros, y habitarán en el país, y traficarán en él; pues he aquí la tierra es bastante ancha para ellos; nosotros tomaremos sus hijas por mujeres, y les daremos las nuestras. Pero esto no todo lo que a estos les interesa. Verso 22; Mas con esta condición consentirán estos hombres en habitar con nosotros, para que seamos un pueblo; que se circuncide todo varón entre nosotros, así como ellos son circuncidados. . Verso 23; Su ganado, sus bienes y todas sus bestias serán nuestros; solamente convengamos con ellos, y habitarán con nosotros. ¡Bingo! Ellos lo que quieren son los bienes, pero el engaño les va cachetear la cara. Verso 24; Y obedecieron a Hamor y a Siquem su hijo todos los que salían por la puerta de la ciudad, y circuncidaron a todo varón, a cuantos salían por la puerta de su ciudad. Y ese cuchillo ha de haber cortado, muy bien, debido a lo que a continuación va suceder. Verso 25; Pero sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, dos de los hijos de Jacob, Simeón y Levi, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad que estaba desprevenida, y mataron a todo varón. Simeón y Levi eran puros hermanos de Dina, los tres eran hijos de Lea con Jacob, y ellos solos acabaron con todos los varones de ese pueblo, limpiaron la casa completamente. Verso 26; Y a Hamor y a Siquem su hijo los mataron a filo de espada; y tomaron a Dina de casa de Siquem, y se fueron. Verso 27; Y los hijos de Jacob vinieron a los muertos, y saquearon la ciudad, por cuanto habían mancillado a su hermana. Se apoderaron de todo cuanto querían, se apoderaron de toda la ciudad, es una venganza total, y si tú eres uno de los cristianos de corazón blando y consentidor, comienza primero, por analizar con suficiente inteligencia y sabiduría todo lo que sucedió aquí; cuando solo dos hombres con una espada cada uno, y no con un artefacto de destrucción masiva, ellos dos, y solo ellos dos, con espada que es un arma que utilizas uno a uno, y con ella no puedes matar a granel, pero ellos mataron a todos en la ciudad, tu propia mente te debería de decir que Dios estaba con ellos, o no lo hubieran logrado, así que Dios estaba en el centro de todo esto, ¿Qué, por qué Dios haría todo esto? ¡Protegiendo a La Semilla, de Nuestro Salvador! Nunca olvides esto, y vas a comprender el verdadero significado de Las Sagradas Escrituras, y si nos vas a decir; ¿Y que de Hamor y Siquem? Yo te pregunto, ¿A dónde Fue Nuestro Señor Jesucristo, mientras estaba en la tumba? Y Él fue a donde estos dos se encontraban, al Paraíso, donde estos dos estaban esperando ser juzgados, y les dio la oportunidad de recibir a Cristo como su Salvador, a Cristo, La Semilla que ellos intentaban contaminar, así que tuvieron la oportunidad de recibir Salvación eterna, así que nunca se te ocurra acusar a Nuestro Padre Celestial de ser injusto, Él piensa en todos sus hijos. Verso 28; Tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que había en la ciudad y en el campo. Estos dos lo hicieron estaban en su día. Verso 29; Y todos sus bienes; llevaron cautivos a todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que había en casa. Se los llevaron como esclavos. Verso 30; Entonces dijo Jacob a Simeón y a Levi: Me habéis turbado con hacerme abominable a los moradores de esta tierra, el cananeo y el ferezeo; y teniendo yo pocos hombres, se juntarán contra mí y me atacarán, y seré destruido yo y mi casa. Y los ferezeos son donde los ángeles caídos llegaron y causaron todos los problemas, Jacob, debió de haber pensado antes de expresarse de esa manera, porque Nuestro Padre ya le había dado Su Palabra, de que su descendencia seria como las estrellas del cielo y la arena del mar, y Dios ¡Siempre cumple Su Palabra! Y estamos seguros que esto no fue del nada agradable para Jacob, pero estos dos eran los puros hermanos de Dina, y ellos no se iban a quedar de brazos cruzados, y estamos seguros que el Ángel de Dios iba con ellos, ellos estaban ofendidos y dolidos, e hicieron venganza con todo el derecho de llevarla a cabo, porque esto no puede suceder en la casa de Israel, Jacob les llama la atención, y los hermanos le respondieron: Verso 31; Pero ellos respondieron: ¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera? Estos dos hermanos no se iban a quedar quietos ante semejante atropello, y esto sale a relucir de nuevo cuando las promesas se están dando, a los patriarcas, es decir a las tribus, y aun se aplica hasta el día de hoy, en Génesis Capitulo 49, versos 5 y 6, veamos; (5) Simeón y Levi son hermanos; Armas de iniquidad sus armas. (6) En su consejo no entre mi alma. Ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, Y en su temeridad desgarraron toros. (7) Maldito su furor, que fue fiero. Y su ira, que fue dura. Yo los apartaré en Jacob. Y los esparciré en Israel. Y debes comprender que a través de Levi vendría el sacerdocio, y es por ello que fueron esparcidos entre Israel, y están haciendo un muy buen trabajo hoy en día, así como lo hicieron en Siquem. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 35, NO TE LO PIERDAS POR AHORA MANTENTE EN LA VERDAD DE SU PALABRA…BENDICIONES…COMPARTE EL ALIMENTO ESPIRITUAL QUE DIOS TE PROVEE CON TUS SERES QUERIDOS…

GÉNESIS CAPITULO 33.

Alzando Jacob sus ojos, miró, y he aquí venia Esaú, y los cuatrocientos hombres con él; entonces repartió él los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas. Verso 2; Y puso las siervas y sus niños delante, luego a Lea y sus niños, y a Raquel y a José los últimos. Y es obvio que aquí Jacob está siendo parcial hacia Raquel y José, párate de la naturaleza humana, y a la verdad, Jacob no tenía nada de qué preocuparse, Dios estaba con Él, y por supuesto Dios también demanda de uno, que sea cuidadoso. Verso 3; Y él pasó delante de ellos y se inclino a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano. Nosotros creemos que fue un procedimiento un tanto exagerado, y reconocemos que solo Dios sabe el porqué de su proceder. Verso 4; Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se hecho sobre su cuello, y le besó; y lloraron. Es obvio que Esaú le había perdonado, así que todo este ritual de Jacob, fue por gusto, no era necesario, el tiempo sana todas las heridas, el tiempo es una gran herramienta para sanar, pero lo más importante es que nunca dejes a Dios fuera de la ecuación, y debes de entender que Jacob por sí, nunca hubiera podido cambiar la mentalidad de Esaú, pero Dios si, y Dios estaba de promedio, y que no te quepa la menor duda que Dios puede cambiar la mentalidad de quien Él quiera cambiarla, así que si tienes algún necio, tan necio que pareciera irrazonable todo lo que tienes que hacer es pedirle a Dios que lo cambie, y si está en la voluntad de Él, esa persona va cambiar, Dios cambio a Esaú le saco del corazón el odio que tenia hacia su hermano, Dios sabia que Esaú había vendido su primogenitura a Jacob, Dios estaba con Jacob, y no es que Dios estuviera siendo parcial, simplemente Dios sabia quien era Esaú desde la primera dispensación de la tierra, si tú no estás con Dios, Dios no está contigo, es así se simple y sencillo, y así que aquí tenemos a estos dos que al final de los tiempos vendrían a ser los poderes sobre todos los poderes de la tierra, y entonces aparentaba que se llevarían muy bien, pero en estos tiempos es todo lo contrario, pues a los comunistas no les interesa Dios para nada, y si tu eres de Dios ellos van estar en contra tuya, y por supuesto que no estamos juzgando a toda la gente de Rusia, simplemente nos estamos refiriendo al partido político comunista y todos aquellos que a él pertenezcan, en Rusia existen muy buenos cristianos, pero el partido comunista siempre va estar en contra de los Estados Unidos de América, al igual que el partido comunista es ilegal en Estados Unidos, y siempre estarán en guerra, pues esta profetizado por Dios, puedes verlo en los capítulos 38 y 39 del libro de Ezequiel, y debes de tener siempre presente, que si tú sigues, amas, y confias en Dios, Él se va encargar de pavimentarte el camino de tu vida, si tu perteneces al equipo de Dios, tú perteneces al equipo ganador, porque siempre vas a tener éxito, y Él espera que lo comuniques, comunícalo, comunícalo, comunícalo. Verso 5; Y alzó sus ojos y vio a las mujeres y los niños, y dijo: ¿Quiénes son éstos? Y él respondió: Son los niños que Dios ha dado a tu siervo. Y Jacob sigue jugando el juego de “siervo”. Verso 6; Luego vinieron las siervas, ellas y sus niños y se inclinaron. Verso7; Y vino Lea con sus niños, y se inclinaron; y después llegó José y Raquel, y también se inclinaron. Las cosas parece que están volviendo a su normalidad. Verso 8; Y Esaú dijo: ¿Que te propones con todos estos grupos que he encontrado? Y Jacob respondió: El hallar gracia en los ojos de mi señor. Jacob continúa llamándole señor. Verso 9; Y dijo Esaú: Suficiente tengo yo, hermano mío; sea para ti lo que es tuyo. Esaú tiene suficiente, y le hace saber que no lo necesita. Verso 10; Y dijo Jacob; No, yo te ruego; si he hallado ahora gracia en tus ojos, acepta mi presente, porque he visto tu rostro, como si hubiera visto el rostro de Dios, pues que con tanto favor me has recibido. Jacob le insiste, se están llevando muy bien, y en ocasiones como esta, era casi un insulto no aceptar un regalo. Verso 11; Acepta, te ruego, mi presente que te he traído, porque Dios me ha hecho merced, y todo lo que hay aquí es mío. E insistió con él, y Esaú lo tomó. Verso 12; Y Esaú dijo: Anda, vamos; y yo iré delante de ti. Jacob aun se encuentra algo incierto de la situación y no muy quiere viajar con sus hijos, juntamente con estos cuatrocientos hombres, quiere mantenerse independiente. Verso 13; Y Jacob dijo: Mi señor sabe que los niños son tiernos, y que tengo ovejas y vacas paridas; y si las fatigan, en un día morirán todas las ovejas. Lo que le está diciendo es que prefiere llevar por su cuenta la caravana, porque los hombres podrían apresurar a sus animales, y en el desierto eso sería desastroso. Verso 14; Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco a poco al paso del ganado que va delante de mí, y al paso de los niños, hasta que llegue a mi señor en Seir. Verso 15; Y Esaú dijo: Dejaré ahora contigo de la gente que viene conmigo. Y Jacob dijo: ¿Para qué esto? Halle yo gracia en los ojos de mi señor. Y lo que Esaú probablemente le estaba sugiriendo, era que esa gente conocía bien el camino, donde se encontraban los pozos de agua, las veredas y demás, y que los podían guiar, lo que Esaú no podía comprender es que Jacob tenia consigo el mejor guía que uno puede pedir, y es la Dios Vivo. Verso 16; Así volvió Esaú aquel día por su camino a Seir. Verso 17; Y Jacob fue a Sucot, y edifico allí casa para sí, he hizo cabañas para su ganado; por tanto, llamó el nombre de aquel lugar Sucot. Verso 18; Después Jacob llego sano y salvo a la ciudad de Sequiem, que está en la tierra de Canaán, cuando venía de Padan-aram; y acampó delante de la ciudad. Y así fue como Jacob llevó a cabo ese largo viaje, en el cual Dios le bendijo enormemente, ¿Esta Dios siendo parcial? No necesariamente, Jacob, es decir Israel siempre tuvo a Dios con él, Jacob comulgaba con Él, adoraba a Dios, él confiaba en Nuestro Padre, le obedecía a Nuestro Padre, y aunque tenía un espíritu con tendencia a contender, él le obedecía. Verso 19; Y compró una parte del campo, donde plantó su tienda, de mano de los hijos de Hamor padre de Sequiem, por cien monedas. Verso 20; Y erigió allí un altar, y lo llamó El-Elohe-Israel. ¿Comprendes? Edifico un lugar donde adorar a Dios, EL-Elohe- Israel, que quiere decir “Dios, El Dios de Israel”, Jacob había luchado con Dios, había comulgado con Él, le había vista cara a cara, Jacob éste uno que traería a los doce patriarcas de la casa de Israel, que personaje, pero a la vez que nunca se te olvide, que él no era diferente a ninguno de nosotros, Jacob era simplemente un hombre que si le confiaba a Dios, y mientras Dios estaba con él, él podía con todo, Dios le dio la estabilidad, la fe necesaria, aun la fe en sí mismo para poder lograr lo que fuera, y es algo en lo que todos nosotros debemos de pensar, EL-Elohe- Israel, Dios sea Dios de Israel, Nuestro Padre Celestial. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 34, COMPARTE EL AMOR DE NUESTRO PADRE CON TUS SERES QUERIDOS…BENDICIONES…


GÉNESIS CAPITULO 32.
Jacob se acaba de separar de Labán, y va en camino con su familia para encontrarse con Esaú su hermano, quien había dicho que iba a matar a Jacob, y va con un poco de ansiedad al respecto, y aquí no vamos a decir que tenía miedo, pero si iba preocupado, debido a que llevaba consigo a sus mujeres y a sus hijos, y por supuesto se preocupaba por ellos, así que nos comienza diciendo el Verso 1; Jacob siguió su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios. ¿Y como te puede ir mal si tienes a los ángeles de Dios contigo? Verso 2; Y dijo Jacob cuando los vio: Campamento de Dios es este; y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim. Que quiere decir campamento de ángeles y de gente, los ángeles de Dios siempre están, con los que están con Él, así que no hay nada de qué preocuparte. Verso 3; Y envió Jacob mensajeros delante de sí a Esaú su hermano, a la tierra de Seir, campo de Edom. Verso 4; Y les mandó diciendo: Así diréis a mi señor Esaú: Así dice tu siervo Jacob: Con Labán he morado, y me he detenido hasta ahora. Y Labán por supuesto era tío de Esaú también, y a Jacob aquí se le está pasando la mano un poco con este mensaje, porque él sabe muy bien que él no es siervo de Esaú, porque Jacob no era ningún cobarde, pero hay que darle crédito que probablemente estaba pensando en la seguridad de los suyos. Verso 5; Y tengo vacas, asnos, ovejas, y siervos y siervas; y envío a decirlo a mi señor, para hallar gracia en tus ojos. En otras palabras le está diciendo, que quiere tener paz, y amor entre ellos. Verso 6; Y los mensajeros volvieron a Jacob, diciendo: Vinimos a tu hermano Esaú, y él también viene a recibirte, y cuatrocientos hombres con él. Y esto de cuatrocientos hombres con él, es como para preocupar a quien fuera, y pensar en cómo defenderte, porque cuatrocientos hombres ya es un ejército, y también podría ser que Esaú después de todos estos años ha llegado amar a su hermano Jacob, y está llevando consigo todos estos hombres para ayudarle con el viaje, y existe también la posibilidad de que sea un serio problema para Jacob. Verso 7; Entonces Jacob tuvo gran temor, y se angustió; y distribuyó el pueblo que tenía consigo, y las ovejas y las vacas y los camellos, en dos campamentos. Verso 8; Y dijo: si viene Esaú contra un campamento y lo ataca, el otro campamento escapará. Verso 9; Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Jehová, que me dijiste: Vuélvete a tu tierra y a tu parentela, y Yo te haré bien. Detente por un momento y piensa, ¿cuándo Jacob tenia ansiedad, y veía venir problemas, hacia donde se dirigía? ¿Pensaba en el poder propio de él? No, el inmediatamente se dirigía a Dios Padre, podría haberse preocupado un poco, pero al final del día Jacob no tenia de que preocuparse, ya Dios le había prometido, que Él le acompañaría en el viaje de vuelta a su parentela, pero Jacob trae a Dios a la ecuación, y tú siempre deberías hacer lo mismo, si verdaderamente eres uno de los siervos elegidos de Dios, cuando tu tengas problemas, habla con Él, ni tengas pena, ni vergüenza de hacerlo, siempre comunícate, con Nuestro Padre. Verso 10; Menor soy que todas las misericordias y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; pues con mi cayado pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos. Jacob dividió a su gente en dos grupos, y lo hace a uno pensar de la manera que lo hizo, porque; Verso 11; Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; no venga acaso y me hiera la madre con los hijos. El teme por la mujer y sus hijos, porque el en si no teme, Capitulo, porque Jacob lucho aun con Dios mismo cuando Dios lo puso a prueba. Verso 12; Y tú has dicho: Yo te hare bien, y tu descendencia será como la arena del mar, que no se puede contar por la multitud. Y Jacob estaba consciente de que estos niños deberán multiplicarse enormemente. Verso 13; Y durmió allí aquella noche, y tomo de lo que le vino a la mano un presente para su hermano Esaú: Como buen sabio está pensando en cómo ablandar a su hermano Esaú. Verso 14; Doscientas cabras y veinte machos cabrillos, doscientas ovejas y veinte carneros. Verso 15; Treinta camellas paridas con sus crías, cuarenta vacas y diez novillos, veinte asnas y diez borricos. Magnifico regalo diríamos nosotros. Verso 16; Y entrego a sus ciervos, cada manada de por sí; y dijo a sus ciervos: Pasad delante de mí, y poned espacio entre manada y manada. Jacob quería que se notara la cantidad de animales. Verso 17; Y mando al primero, diciendo: Si Esaú mi hermano te encontrare, y te preguntare, diciendo: ¿De quién eres? ¿Y a dónde vas? ¿Y para quien es esto que llevas delante de ti? Verso 18; Entonces dirás: Es un presente de tu siervo Jacob, que envía a mi señor Esaú; y he aquí también el viene tras nosotros. Y Jacob no es su siervo, pero lo está exponiendo en una manera humilde. Verso 19; Mando también al segundo, y al tercero, y todos los que iban tras aquellas manadas: Conforme a esto hablareis a Esaú, cuando lo hallareis. Hay que darle a Jacob crédito por ser extremadamente precavido, para proteger a los suyos, porque pareciera demasiado cauteloso. Verso 20; Y diréis también: He aquí tu siervo Jacob viene tras nosotros. Porque dijo: Apaciguare su ira con el presente que va delante de mí, y después veré su rostro; quizás le seré acepto. Jacob espera que su hermano Esaú se arrepienta de querer matarlo, Jacob sabe muy bien que no se puede comprar la amistad, pero está haciendo todo lo posible por proteger a su descendencia, está siendo muy sabio, pues Jacob no está preparado para hacerle frente a un ejército de 400 hombres, y la gran ventaja que Jacob lleva es que Dios está con él. Verso 21; Paso, pues, el presente delante de él; y él durmió aquella noche en el campamento. Verso 22; Y se levantó aquella noche, y tomo sus dos mujeres, y sus dos ciervas, y sus once hijos, y paso el vado de Jaboc. Verso 23; Los tomo, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. Hizo esto por seguridad. Verso 24; Así se quedó Jacob solo; y lucho con él un varón hasta que rayaba el alba. Y este varón era el Ángel de Dios, y esto documenta que Jacob no era ningún cobarde, y no se dio por vencido, Jacob lucho toda la noche, y es por esto que fue llamado, contendiente o agarrador de talón, Jacob contendió con Esaú, y le gano la primogenitura, contendió con Labán y le gano, Jacob es un ganador nato, y aquí Dios le va ensenar la lección de su vida. Verso 25; Y cuando el varón vio que no podía con él, toco en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyunto el muslo de Jacob mientras con el luchaba. El Ángel probablemente le desalojó el nervio asiático, algo que es muy doloroso, que te deja casi paralizado, El Ángel de Dios se sorprendió de que Jacob simplemente no se daba por vencido. Verso 26; Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejare si no me bendices. Jacob sabía con quién estaba luchando, o no estuviera pidiendo una bendición. Verso 27; Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y el respondió Jacob. Verso 28; Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. Mucha gente quiere interpretar esto como “El príncipe que prevaleció ante Dios” pero no es así, porque aquí Jacob no gano, pero si es el príncipe que prevalece para la gente, y Dios le cambio el nombre de contendedor, porque Jacob perdió en la lucha, y su nombre es cambiado al Príncipe que esta con Dios, no es posible ganarle a Dios, eso nunca va suceder, pero valla si Dios no amaba a Jacob. Verso 29; Entonces Jacob le pregunto, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. Jacob sabía quién era, era el Ángel del Señor, es decir la presencia misma de Nuestro Padre. Verso 30; Y llamo Jacob el nombre a aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma. Peniel quiere decir “La Cara de Dios” Él fue cambiado y su alma permanece en muy buenas manos. Verso 31; Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera. Jacob apenas si podía caminar, había luchado con Dios toda la noche. Verso 32; Por esto no comen los hijos de Israel, hasta hoy día, del tendón que se contrajo, el cual está en el encaje del muslo; porque toco a Jacob este sitio de su muslo en el tendón que se contrajo. Y así lo fue y así lo es, Nuestro Padre es tan maravilloso, que nos aguanta, permanece con nosotros, y escogió a este uno, Jacob quien es el padre de los patriarcas, quien traería las doce tribus de la casa de Israel, incluyendo a los judíos de la tribu de Judá, y su nombre cambio de Jacob a Israel, Dios siempre se va asegurar que las cosas sea a Su manera, y no a la manera de los hombres, y nunca se te olvide que mientras permanezcas en las manos de Dios, tu siempre vas a triunfar, y que nunca se te ocurra acreditarte de lo que Dios hace, siempre debes darle el crédito, la honra y la gloria a Nuestro Padre, sirviéndole siempre, y nunca lo dejes fuera de las ecuaciones de tu vida, y siempre serás bendecido. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 33, NO TE LO PIERDAS Y COMPARTE EL ALIMENTO QUE NUESTRO PADRE TE PROVEE CON TUS SERES QUERIDOS…BENDICIONES…

GENESIS CAPITULO 31, 2ª PARTE.

Verso 33; Entro Labán en la tienda de Jacob, en la tienda de Lea, y en la tienda de las dos siervas, y no los halló; y salió de la tienda de Lea, y entro en la tienda de Raquel. Verso 34; Pero tomó Raquel los ídolos y los puso en una albarda de un camello, y se sentó sobre ellos; y buscó Labán en toda la tienda, y no los halló. Esta era una silla de montar para mujer, y ella se sentó sobre ella. Verso 35; Y ella dijo a su padre: No se enoje mi señor, porque no me puedo levantar delante de ti; pues estoy con la costumbre de las mujeres. Y él busco, pero no halló los ídolos. Raquel era tan lista como su padre, así que él no los encontró. Verso 36; Entonces Jacob se enojo, y riñó con Labán; y respondió Jacob y dijo a Labán: ¿Qué transgresión es la mía? ¿Cuál es mi pecado, para que con tanto ardor hayas venido en mi persecución? Jacob le está reclamando, el porqué lo está tratando como que fuera un criminal, siendo Jacob un hombre muy honesto, debes recordarte que Jacob no sabía lo que Raquel había hecho. Verso 37; Pues que has buscado en todas mis cosas, ¿qué has hallado de todos los enseres de tu casa? Ponlo aquí delante de mis hermanos y de los tuyos, y juzguen entre nosotros. En otras palabras, pon las cosas a la luz del día. Verso 38; Estos veinte años he estado contigo; tus ovejas y tus cabras nunca abortaron, ni yo comí carnero de tus ovejas. Verso 39; Nunca te traje lo arrebatado por las fieras: Yo pagaba el daño; lo hurtado así de día como de noche, a mí me lo cobrabas. Jacob le está haciendo ver que él ha sido, más que honesto para con él. Verso 40; De día me consumía el calor, y de noche la helada, y el sueño huía de mis ojos. Jacob ha trabajado a conciencia, durante veinte años, y se lo está haciendo saber a Labán. Verso 41; Así he estado veinte años en tu casa; catorce años te serví por tus dos hijas, y seis años por tu ganado, y has cambiado mi salario diez veces. Labán es totalmente culpable de abusar de la nobleza de Jacob. Verso 42; Sí el Dios de mi padre, Dios de Abraham y temor de Isaac, no estuviera conmigo, de cierto me enviarías ahora con las manos vacías; pero Dios vio mi aflicción y el trabajo de mis manos, y te reprendió anoche. Jacob le está diciendo a Labán, que Dios se lo hizo ver bien claro anoche, diciéndole que por su cuenta él lo dejaría viendo las cuatro esquinas, pero Dios no va dejar que eso suceda, Dios había ya prometido que Él estaría con Jacob, y que se fuera a la casa de su padre Isaac. Verso 43; Respondió Labán y dijo a Jacob: Las hijas son hijas mías, y los hijos, hijos míos son, y las ovejas son mis ovejas, y todo lo que tú ves es mío; ¿Y qué puedo yo hacer hoy a estas mis hijas, o a sus hijos que ellas han dado a luz? en otras palabras; ¿cómo voy yo hacerle daño a los míos? en esta pregunta Labán está hablando de propiedad, y si bien es cierto que son sus hijas, él las vendió, y todo ese ganado no es de él, no importa de qué manera quieras verlo, el acuerdo hecho entre él y Jacob, asignado por Dios en el verso 11 y 12, de cómo llevarlo a cabo, para que Jacob fuera bendecido, así que Labán es estirando la verdad hasta desenchufarla, al grado que ya está mintiendo, y el único crédito que se le puede dar es que las hijas fueron engendradas por él, eso sí es cierto, pero no la propiedad. Verso 44; Ven, pues, ahora, y hagamos pacto tú y yo, y sea por testimonio entre nosotros dos. Labán sabe que la verdad está clara, que Dios ya habló, y así como Dios quiere así va ser. Verso 45; Entonces Jacob tomó una piedra, y la levantó por señal. Verso 46; Y dijo Jacob a sus hermanos: Recoged piedras. Y tomaron piedras e hicieron un majano, y comieron allí sobre aquel majano. Allí se llevo a cabo el pacto, y quedaría como señal, y seria la línea fronteriza entre ellos dos. Verso 47; Y lo llamó Labán, Jegar Sahaduta; y lo llamó Jacob, Galaad. Labán lo dijo en arameo o lenguaje caldeo como lo quieras llamar, y Jacob lo llamo en hebreo, y las dos palabras significan lo mismo; “el testificar” Verso 48; Porque Labán dijo: Este majano es testigo hoy entre nosotros dos; por eso fue llamado su nombre Galaad. Verso 49; Y Mizpa, por cuanto dijo: Atalaya Jehová entre tú y yo, cuando nos apartemos el uno del otro. Verso 50; Si afligieres a mis hijas, o si tomares otras mujeres además de mis hijas, nadie está con nosotros; mira, Dios es testigo entre nosotros dos. Verso 51; Dijo más Labán a Jacob: He aquí este majano, y he aquí esta señal, que he erigido entre tú y yo. Jacob fue el que hizo el arreglo, y Labán se está dando el crédito por ello. Verso 52; Testigo sea este majano, y testigo sea esta señal, que ni yo pasaré de este majano contra ti, ni tú pasarás de este majano ni de esta señal contra mí, para mal. Y este es el momento de la separación y establecimiento de la frontera, Labán sabe que aquí termino su aprovechamiento de Jacob, y es mejor retirarse en términos amigables, tanto por sus descendientes como para con su yerno, aquí se termino, y Labán no quiere guerra ni problemas, así que tienen ahora un lugar como testimonio de paz y separación. Verso 53; El Dios de Abraham y el Dios de Nacor juzgue entre nosotros, el Dios de sus padres. Y Jacob juró por aquel a quien temía Isaac su padre. Y recuérdate que Abraham es el abuelo de Jacob, y Nacor es el padre de la casa de Labán, Abraham y Nacor eran hermanos, y por esa razón no debería de existir problemas entre ellos, y El Dios Todo Poderoso esta en medio de todo esto, así como siempre lo está en medio de la vida de todos aquellos que le sirven y veneran, las bendiciones de Dios siempre van estar sobre los que le sirven, Dios siempre cuida de los Suyos, y la mayoría no se dan cuenta hasta qué extremo puede Dios influir en pro y beneficio de los que le aman, hasta influir en la crianza de los animales para beneficio de los Suyos, y hasta en la sagacidad de una persona muy sabia Dios sabe muy bien como influir en su comportamiento, para que todos le sirvan con fidelidad al Dios Vivo, que placentero es saber que Dios guie, dirija, y el consuelo de saber hasta qué extremo esta Él dispuesto a llegar por nosotros, si tu le sirves Él te va bendecir grandemente, recuérdate que todo lo que tú puedas darle a Él, El te lo dio a ti primero, así que en tu vida Él siempre debe de ser primero, Él nunca te va fallar, ni engañar, ni defraudar, Jacob es un ejemplo de cómo Dios bendice la casa de Israel, porque aquí tenemos al fundador de ella. Verso 54; Entonces Jacob inmoló victimas en el monte, y llamo a sus hermanos a comer pan; y comieron pan, y durmieron aquella noche en el monte. Le agradeció a Dios por su libertad y las bendiciones, Jacob llego solo con su persona, y regreso con una gran familia y una gran riqueza, porque él es un verdadero hijo del Dios Vivo, y se lo agradeció dándole a Dios el crédito por ello, porque fue Dios quien le guió, y le dio la sabiduría, la paciencia y las instrucciones para lograrlo. Verso 55; Y se levantó Labán de mañana, y besó sus hijos y sus hijas, y los bendijo; y regresó y se volvió a su lugar. Aquí se separaron, y Labán los va extrañar, porque él está acostumbrado a juguetear, con dioses prefabricados, que Raquel en su rebeldía de no perder su herencia se los robo, como parte de su herencia. CONTINUAREMOS CON EL CAPITULO 32…BENDICIONES..…

GÉNESIS CAPITULO 31, 1ª PARTE.
Jacob ha tenido mucho éxito en la crianza de sus animales, y en la manera que él hizo los arreglos, en la crianza la mayoría de los animales han nacido pintados, que son los de él, y uno pensaría que él fue muy listo para lograr esto, pero en este capítulo nos vamos a dar cuenta que todo fue idea de Dios y no de él, Dios le dijo como hacerlo, así que los palos y la madera no tuvieron nada que ver en ello, fue el embudo, pero fue Dios el de los arreglos, Dios siempre te va hablar si confías en Él, y le permites a Él que te guie, y te enseñe como vencer siempre al enemigo, Nuestro Padre siempre va a respaldar a Sus elegidos, esta es una verdad con la que puedes contar siempre, es una promesa que Él nos ha hecho, y Él siempre cumple Su Palabra. Verso 1; Y oía Jacob las palabras de los hijos de Labán, que decían: Jacob ha tomado todo lo que era de nuestro padre, y de lo que era de nuestro padre ha adquirido toda esta riqueza. Verso 2; Miraba también Jacob el semblante de Labán, y veía que no era para con él como había sido antes. Labán era un hombre muy listo, especialmente cuando se trataba de que las cosas fueran a su favor. Verso 3; También Jehová dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y Yo estaré contigo. Más seguro no te lo puede poner Nuestro Padre, cuando Él te dice eso, nada puede salir mal porque Él se va asegurar que todo salga bien, de eso puedes estar seguro. Verso 4; Envió, pues, Jacob, y llamó a Raquel y a Lea al campo donde estaban sus ovejas. Ellas cuidaban su propiedad, y podemos ver el amor hacia ellas. Verso 5; Y les dijo: Veo que el semblante de vuestro padre no es para conmigo como era antes; más El Dios de mi padre ha estado conmigo. Dios Padre ha estado hablando con él. Verso 6; Vosotras sabéis que con todas mis fuerzas he servido a vuestro padre. Jacob trabajo lo más duro que pudo, trabajo siete años por cada una de ellas, y un periodo adicional ha trabajado arreando el ganado. Verso 7; Y vuestro padre me ha engañado, y me ha cambiado el salario diez veces; pero Dios no le ha permitido que me hiciese mal. Dios le permitió que hiciera eso pero nunca que se saliera con la suya. Verso 8; Si él decía así: Los pintados serán tu salario, entonces todas las ovejas parián pintados; y si decía así: Los listados serán tu salario; entonces todas las ovejas parián listados. Verso 9; Así quito Dios el ganado de vuestro padre, y me lo dio a mí. Así que Dios me ha hecho muy rico. Verso 10; Y sucedió que el tiempo que las ovejas estaban en celo, alcé yo mis ojos y vi en sueños, y he aquí los machos que cubrían a las hembras eran listados, pintados y abigarrados. En otras palabras Dios le dio un vistazo de como se lograba esto. Verso 11; Y me dijo el Ángel de Dios en sueños: Jacob. Y yo dije: Heme aquí. Verso 12; Y Él dijo: Alza ahora tus ojos, y verás que todos los machos que cubren a las hembras son listados, pintados y abigarrados; porque Yo he visto todo lo que Labán te ha hecho. Dios siempre le va salir adelante, a todos aquellos que se opongan a ti, o sean tus enemigos, Él siempre te va dar a ti la delantera, nunca te olvides Él está en control total, Él está en El Trono, y cuando tú te dedicas a servirle, y tu estas produciendo frutos, Él va actuar en tu favor, incluyendo todo lo que Satanás pretenda hacerte, y en este caso no era que Jacob le estuviera jugando sucio a Labán, Jacob siempre fue honesto y cabal con Labán, pero Dios quería bendecir a Jacob, punto y aparte. Verso 13; Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto, levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento. Y esta es una orden departe de Dios, y no solo eso sino que le esta recordando de su compromiso para con Él, y le dejo ver en el futuro, la escalera al cielo, que era representativa de Cristo, porque solo Cristo tiene todas las entradas al cielo, porque nadie jamás va entrar si Cristo no lo autoriza. Verso 14; Respondieron Raquel y Lea, y le dijeron: ¿Tenemos acaso parte o heredad en la casa de nuestro padre? En otras palabras, ellas están manifestando que deberían de heredar, algo de su padre. Verso 15; ¿No nos tiene ya como por extrañas, pues que nos vendió, y aun se ha comido del todo nuestro precio? En otras palabras, él nos vendió, se lo comió todo, nos despojo, fuimos vendidas a ti, casi se podría decir que él las prostituyo. Verso 16; Porque toda la riqueza que Dios ha Quitado ha nuestro padre, nuestra es y de nuestros hijos; ahora, pues, has todo lo que Dios te ha dicho. Ellas están muy del lado de su esposo, porque su padre no las ha tratado justamente a ellas tampoco. Verso 17; Entonces se levantó Jacob, y subió sus hijos y sus mujeres sobre los camellos. Verso 18; Y puso en camino todo su ganado, y todo cuanto había adquirido, el ganado de su ganancia que había obtenido en Padan-aram, para volverse a Isaac su padre en la tierra de Cannán. Listo para viajar. Verso 19; Pero Labán había ido a trasquilar sus ovejas; y Raquel hurtó los ídolos de su padre. Y estos son artefactos de oro, y probablemente por ello es que Raquel los tomo, pensando en que su padre se lo debía, y esto también te hace ver que Labán no le era fiel al Dios Vivo. Verso 20; Y Jacob engaño a Labán arameo, no haciéndole saber que se iba. Jacob simplemente procedió hacerle caso a Nuestro Padre Celestial. Verso 21; Huyó, pues, con todo lo que tenia; y se levantó y pasó el Éufrates, y se dirigió al monte de Galaad. Se dirigió hacia los riscos rocosos de Galaad. Verso 22; Y al tercer día fue dicho a Labán que Jacob había huido. Así que a Labán se le fue el que le producía las ganancias y riqueza que tenia, ¿Y ahora que va hacer Labán? Porque Labán sabe muy bien que El Dios Vivo ha bendecido a Jacob, y Labán también a alcanzado parte de esa bendición, recuérdate lo que Labán tenía cuando Jacob llego con ellos, no tenía más que un pequeño rebaño de ovejas que la pequeña Raquel manejaba por sí sola. Verso 23; Entonces Labán tomo a sus parientes consigo, y fue tras Jacob camino de siete días, y le alcanzó en el monte de Galaad. Verso 24; Y vino Dios a Labán arameo en sueños aquella noche, y le dijo: Guárdate que no hables a Jacob descomedidamente. En otras palabras, no vayas abusar de él, ni le vallas a proferir maldiciones, y este era El Dios Todo Poderoso hablándole a Labán, y Labán sabía muy bien que era mejor escucharle, tuviera o no pequeños dioses hechizos en su casa, Labán era familia de Abraham, Abraham era su tío, así que él sabía muy bien que a Dios es mejor escucharle, y no llevarle la contraria. Verso 25; Alcanzó, pues, Labán a Jacob; y éste había fijado su tienda en el monte; y Labán acampó con sus parientes en el monte de Galaad. Verso 26; Y dijo Labán a Jacob: ¿Que has hecho, que me engañaste, y has traído a mis hijas como prisioneras de guerra? Y aquí, si hacemos memoria Jacob le trabajo a Labán durante catorce años por las hijas, haciendo de ellas sus esposas, es cierto que son las hijas de Labán, pero ahora ya son las esposas de Jacob, y con todos los derechos, y el hecho de que Labán las haya vendido, pone en duda cualquier derecho que Labán pretenda tener sobre ellas. Verso 27; ¿Por qué te escondiste para huir, y me engañaste, y no me lo hiciste saber para que yo te despidiera con alegría y con cantares, con tamborín y arpa? Y Labán continúa acusándole, y esto de una alegre despedida, no es más que una sagaz retorica, si Labán hubiera tenido la oportunidad hubiera hecho todo lo posible para que Jacob continuara trabajando para él produciéndole más dividendos. Verso 28; Pues ni aun me dejaste besar a mis hijos y mis hijas. Ahora, locamente has hecho. Labán no está directamente acusándole, pero está empujando el sobre un poco. Verso 29; Poder hay en mi mano para haceros mal; mas el Dios de tu padre me hablo anoche diciendo: Guárdate que no hables a Jacob descomedidamente. Claramente le está manifestando, que él sabe que Jacob se encuentra bajo la protección de Dios. Verso 30; Y ya que te ibas, porque tenías deseo de la casa de tu padre, ¿por qué me hurtaste mis dioses? Labán directamente, lo está acusando, y Jacob no sabe que Raquel se los había llevado, y Jacob jamás en su vida había robado nada a nadie, Jacob siempre fue justo y cabal, y Labán se cruzó la línea cuando acusa a Jacob de robarse algo, y peor aun de robarse un dios falso. Verso 31; Respondió Jacob y dijo a Labán: Porque tuve miedo; pues pensé, que quizá me quitarías por fuerza tus hijas. Verso 32; Aquel en cuyo poder hallares tus dioses, no viva; delante de nuestros hermanos reconoce lo que yo tenga tuyo, y llévatelo. Jacob no sabía que Raquel los había hurtado. Y Raquel siendo su preferida, la acaba de sentenciar a muerte, y Raquel conociendo bien a su propio padre va saber cómo lidiar con esto, pero desafortunadamente ella va morir, cuando dé a luz a Benjamín, y ella es digna hija de Labán, como lo vamos a ver a continuación. CONTINUAREMOS CON EL VERSO 33, POR AHORA MANTENTE SIEMPRE EN LA VERDAD DE SU PALABRA, Y QUE NUESTRO PADER EN SU VOLUNTAD TE BENDIGA GRANDEMENTE…AMÉN…
Wait while more posts are being loaded