Diftero-viruela

Parte III

Practicando la autopsia, veremos las lesiones tuberculosas en la siguiente forma:
Hígado: el hígado normal es de una consistencia bastante sólida, de superficie brillante y lisa de color rojo oscuro; el hígado tuberculoso está agrandado (ocupa a veces casi toda la cavidad abdominal) de color mucho más pálido que el hígado normal, de consistencia débil (como cocido), se desgarra con facilidad, y la ruptura produce una abundante hemorragia; en la superficie se ven nódulos o esferitas cuyo tamaño puede variar desde la cabeza de un alfiler, hasta mayor que la de un garbanzo, que hacen saliencias en la superficie y de color tirando a amarillento; su número es muy variable.
La vesícula biliar o la hiel tuberculosa, está alargada y como retorcida, con nódulos iguales a los del hígado aunque más pequeños y sólo se hacen confluentes en casos muy avanzados de la enfermedad.
Bazo o Pajarilla: Siempre que se encuentren nódulos tuberculosos en el hígado, se encuentran en la pajarilla o bazo; éste está muy aumentado de volumen y de color rojo pálido, en lugar del rojo oscuro del bazo normal.
Intestinos: Las lesiones tuberculosas se presentan ya sea como nódulos o úlceras; los nódulos pueden ser pequeños y estar situados en la membrana interna o mucosa, aunque comúnmente están situados en la membrana externa, haciendo saliencias; los nódulos pueden ser pequeños y aislados o aglomerados, con una apariencia pérlea o grandes (hasta el tamaño de un huevo de paloma), de color amarillento y opacos, con consistencia que puede llegar a la dureza; las úlceras de la pared interna o mucosa intestinal, son pequeñas y con una especie de punta ligeramente levantada.
Pulmones: Pueden encontrarse nódulos tuberculosos metidos en el interior del tejido del órgano y de consistencia blanduzca, formados por una materia caseosa.
Riñones: Cuando están atacados, presentan nódulos similares a los del hígado.
Ganglios linfáticos: Con mucha frecuencia están invadidos, y se presentan aumentados de volumen y endurecidos.
Puede encontrarse tanto en la cavidad torácica como en la abdominal, una cantidad de líquido más o menos abundante de color cetrino o rojizo.
Profilaxia: Constatada la tuberculosis, es necesario hacer la Intradermo-reacción y sacrificar a todos los animales que reaccionen ante la prueba.
Los dormitorios y gallineros deben ser desinfectados a fondo.






FORMULARIOS DE MEDICAMENTOS MAS USADOS

- DESINFECTANTES.
Creolina ..................................... .................................................... 1 a 5 grs.
Agua .......................................... .................................................... 100 grs.
(Mézclese) 
Acaroína .................................... .................................................... 1 a 5 grs.
Agua .......................................... .................................................... 100 grs.
(Mézclese) 
Acido fénico ............................... .................................................... 1 a 3 grs.
Agua .......................................... .................................................... 100 grs.
(Disuélvase) 
Permanganato de Potasio ......... .................................................... 0.25 grs.
Agua .......................................... .................................................... 1000 grs.
(Disuélvase) 
Sulfamidas ................................. .................................................... 0.50 grs.
Agua .......................................... .................................................... 1000 grs.
(Disuélvase) 
- OTROS.
Cloruro de zinc puro ................. .................................................... 10 grs.
Agua .......................................... .................................................... 100 grs.
(Disuélvase) 
Yodoformo o xeroformo ............ .................................................... 10 grs.
Cloroformo ................................ .................................................... 100 grs.
(Disuélvase) 
Yodoformo o xeroformo ............ .................................................... 10 grs.
Eter ............................................ ................................................... 100 grs.
(Disuélvase) 
- ESTIMULANTES.
Limadura de hierro ................... .................................................... 10 centgr.
(Mezclar con la comida durante varios días)   
- ESTIMULANTES.
Acido arsenioso en polvo ..........  .................................................... 1 miligr. al día 
(Mezclado con la pasta seca)   
Licor de Fowler:.
Acido arsenioso ............................................... 1 gr.
Agua pura ........................................................ 100 grs.
Carbonato de soda ........................................... 1 gr.
Se hace hervir hasta disolución completa y se añade agua hasta volver a completar los 100 centímetros cúbicos.
Se dá una miga de pan antes de la comida del mediodía, el primer día dos gotas, aumentando una diariamente hasta 8 gotas y disminuyendo una diariamente hasta 2 gotas. Una semana de reposo y se comienza de nuevo.
- RECONSTITUYENTES.
Tintura de yodo recientemente preparada   
(5 gotas en un poco de leche)   
Aceite de hígado de bacalao ..... .................................................... 10 grs.
Yodo metálico ............................ .................................................... 1 gr.
(1 gramo al día diluido en la pasta seca) 

Post has attachment

Parte II

Vacunación: Todos los procedimientos anteriores tienen el grandísimo inconveniente de ser engorrosos, pues la curación por cada animal es sumamente lenta y trabajosa.
El medio más práctico y seguro es el uso de suero antidiftérico, el cual actúa tanto curativo como preventivo.
Como suero curativo se hace una inyección de un décimo de centímetro cúbico en el espesor de un barbillón, si el animal es muy joven se hace la inyección debajo de la piel del ala; la inyección se repite cada 4 ó 5 días, hasta la curación completa; generalmente 3 ó 4 inyecciones son suficientes, y hay casos que sólo una inyección basta.
Como preventivo basta una sola inyección.
Actualmente existen varios tipos de vacunas contra la Diftero-viruela, en donde la mayoría de ellas están elaboradas a base del virus vivo. Particularmente prefiero las vacunas que están elaboradas a base del virus muerto, ya que estas tienen un alto poder antigénico. Estas vacunas tiene como ventajas sobre las vacunas a base de virus vivo la de no propagar la enfermedad, ni causar muertes por reacciones adversas. Tampoco convierte a las aves vacunadas en portadoras del virus, o sea, es totalmente inocua. Además de no producir reacciones alérgicas ni postvacunales, no convierte a nuestras aves en ELIMINADORAS. Por ELIMINADORAS se entienden aves que transmiten el virus no sólo a través de los huevos, sino que también lo eliminan mezclando con la mucosidad nasal; debiendo tener esto en cuenta cuando se transportan las aves de un sitio a otro.
La vacuna contra la Diftero-viruela, es una práctica aconsejable para todo criadero que quiera verse libre de esta epidemia. No debemos esperar que se presente la enfermedad para poder actuar, ya que esta enfermedad puede atacar muchas veces a pollos de tan solo tres semanas de edad.
Profilaxia: Si no se hace la vacunación preventiva, hay que desinfectar bien el gallinero y dar agua salicilada (ácido salicílico 1 gramo por litro de agua).






Laringotraqueitis infecciosa

Esta enfermedad es muy común que se confunda con la difteria. El animal atacado respira con mucha dificultad, estirando el pescuezo en el momento de la inspiración y produciendo al respirar una especie de ronquido o estertor. Hay abatimiento, pérdida del apetito y empalidecimiento de la cresta y a veces diarrea verde esmeralda amarillenta. Lo que hace que esta enfermedad se confunda con la difteria, es que se produce una acumulación de mucosidades en la entrada de la laringe, casi siempre de un blanco sucio y a veces sanguinolentas y que igual que en la difteria, presenta derrames nasales y complicaciones oculares. Muchos animales que consiguen resistir, conservan por mucho tiempo ronquidos y estertores en el momento de respirar y tienen la cresta amoratada, siendo este estado crónico el que se observa comúnmente en animales que han sobrevivido.
Siendo la enfermedad producida por un agente específico, es casi seguro que los animales que han podido resistir la enfermedad, se conviertan también en portadores o focos de infección.
Profilaxia: Como en el cólera y vacuna preventiva a todos los animales del mismo gallinero en cuanto se note la presencia de la enfermedad. En la bebida permanganato al 1 x 1000.






Tuberculosis

Enfermedad infecto-contagiosa, de marcha lenta e insidiosa. Sumamente extendida en los países europeos, no es todavía muy común entre nosotros, pero cada vez se puede constatar en mayor cantidad, en especial en las aves que se crían en los suburbios de las grandes ciudades. Ataca toda clase de aves domésticas, especialmente a la gallina y al pavo.
Causa: El agente que causa la enfermedad es el Bacillus de Koch, tipo aviar que es simplemente una forma del bacilo tuberculoso tanto humano como bovino. De allí es cuando comienza a abrirse camino la idea de que el verdadero agente es un virus filtrable.
En las aves, la infección se produce casi siempre por las vías digestivas, al ingerir productos contaminados con bacilos tuberculosos ya sean aviares, humanos o bovinos. Los excrementos de animales enfermos, las achuras y desechos de animales muertos, que generalmente se arrojan a las aves y la leche proveniente de vacas tuberculosas, son los principales vehículos de la infección.
Todas las condiciones que debiliten al animal, son causas que predisponen a la tuberculosis; la mala o escasa alimentación, la mala limpieza de los locales, la falta de sol, la falta de ventilación en los dormitorios, la humedad en el piso, etc., que debilitan la resistencia del organismo, son puertas de entrada para la infección.
Síntomas: Como es una enfermedad de marcha bien lenta, genuinamente crónica, los síntomas son al principio sumamente vagos e inciertos, y únicamente cuando el mal está avanzado es cuando nos damos cuenta de él. El síntoma dominante es el enflaquecimiento progresivo a pesar de que el animal conserva su apetito normal; el enflaquecimiento se nota sobre todo en el pecho, que la atrofia de los músculos pectorales llega a dejar reducido al pellejo sobre el hueso, hasta que la cresta del esternón o quilla hace una completa saliencia, como si fuera la proa afilada de un navío.
Cuando la enfermedad está avanzada, el animal entristece, se acoquina, la pluma pierde el lustre, y semeja pluma muerta; la cresta, cara y barbillones empalidecen, y todos estos signos de debilidad y la actitud apática del animal, contrastan frecuentemente con el brillo de los ojos, que es superior al normal; hay fiebre pero no alta.
La atrofia progresiva de los músculos, puede ir acompañada de inflamaciones tuberculosas de las articulaciones; si las articulaciones atacadas son las de las alas, puede verse una o las dos caídas y sin movimiento, y si son las patas, hay al principio cojera, hasta producirse finalmente la sentada e inmovilidad del animal; en todos estos casos, las articulaciones están hinchadas y dolorosas, y a veces hay ulceraciones que dan salida a una materia espesa y caseosa.
Si hay tuberculosis de la piel o muy cercana a ella, se notan unos nodulitos pequeños, esféricos, duros y movibles bajo los dedos; pueden permanecer en ese estado o reblandecerse, produciendo la inflamación de la piel vecina a ellos, que se hace adherente y toma un color violáceo; el tubérculo termina por ulcerarse y deja escapar una materia espesa y caseosa, igual a la de las articulaciones ulceradas.
Si hay tuberculosis ósea, se notan tumefacciones o hinchazones junto a los huesos, que son sumamente dolorosas al tacto; pueden también ulcerarse.
Muy avanzada la enfermedad y como síntoma final, se produce una diarrea amarillenta o verdosa que acabando de extenuar al animal, es anunciadora de una muerte próxima.
Tratamiento: No hay ninguno por el momento.
Diagnóstico: Siendo los síntomas visibles tan vagos en especial en sus principios y para no dejar que el animal enfermo sea durante mucho tiempo un foco de infección, pues únicamente en casos avanzados se puede tener la casi seguridad del diagnóstico, se impone la prueba de "tuberculinización", que nos demostrará la existencia de la enfermedad desde sus comienzos.
El mejor medio de efectuar la tuberculinización es la "Intradermo-reacción" o inyección de tuberculina en el espesor del dermis y si el animal reacciona localmente, es tuberculoso; el animal sano no reacciona. La "Oftalmo-reacción" no sirve como forma de diagnóstico en las aves.
Modo de hacer la Tuberculinización:
En el espesor de un barbillón (se sujeta éste entre el pulgar y el índice de la mano izquierda) se hace una inyección de un octavo a un décimo de centímetro cúbico de una dilución de una parte de tuberculina en tres de agua destilada; para que la inyección sea superficial se introduce la aguja de la jeringa no perpendicular, sino oblícuamente.
Si hay tuberculosis, se presenta una reacción positiva, que consiste en que el barbillón se pone espeso, liso y brillante, con la parte espesada, pálida y de un color amarillento. Estos cambios se notan mejor, al comparar el barbillón en que se ha hecho la inyección con el otro (además de los síntomas descritos anteriormente, el barbillón inyectado aumenta de tamaño si la reacción es positiva).
La reacción debe observarse a las 24 horas de la inyección y debe persistir 36 horas y hasta 48 a veces. Antes de las 24 horas puede producirse en animales sanos, un ligero espesamiento del barbillón, estado que desaparece antes de las 24 horas.
Todo animal que reaccione a la tuberculinización, debe ser sacrificado.
Autopsia: En caso de no tener a la mano la tuberculina o los medio de hacer la tuberculinización, se impone la autopsia para cerciorarse de la existencia de la tuberculosis; Los órganos más atacados son los digestivos (hígado, de 94 a 99% de los casos; bazo o pajarilla, de 78 a 91%, intestinos de 75 a 92%; el pulmón está atacado en un 27 a 45% de los casos y el riñón en un 3 a 10%; el corazón raramente muestra lesiones tuberculosas).

Diftero-viruela

Parte I

Es una enfermedad espizoótica, contagiosa y virulenta que se distingue por la aparición de exudados pseudo-membranosos al nivel de varias mucosas (nasales, faríngeas, laríngeas, bucales, etc.) o por la formación de nódulos epiteliomatosos en la piel, en especial en la cresta, cara y barbillones. Estos procesos diferentes, pueden presentarse aislados o asociados; esto hace que se pueda distinguir tres entidades mórbidas; moquillo contagioso, difteria y viruela o epitelioma contagioso, las tres son producidas por el mismo agente, pero en distinta localización, y que pueden también ir asociadas entre ellas.
Causa: El agente específico es un virus filtrable o ultra-virus, invisible hasta con un microscopio normal y por ende desconocido.
Formas de la enfermedad: Se pueden distinguir tres formas;
Sobreaguda, tóxica y atípica.
Aguda de localizaciones variadas
Crónica.
Sobreaguda: Sin ningún síntoma visible, salvo una disnea (respiración dificultosa, superficial y muy seguida) y respiración silbante. El animal muere a las pocas horas.
Aguda: Es la modalidad más frecuente.
Síntomas generales: Son iguales a los que se presentan en todas las enfermedades graves: tristeza, abatimiento, pérdida del apetito, actitud en bola, erizamiento de las plumas, alas caídas, cresta y barbillones fláccidos, la mayoría de las veces de color pálido, fiebre.





Síntomas según las localizaciones de la enfermedad

Inflamación de la mucosa nasal y de los sinus o cavidades adyacentes (Moquillo contagioso): En su comienzo semeja una coriza o moquillo simple: ligero catarro ocular con formación de espumilla en los ojos, salida de un líquido flúido por las ventanas de la nariz, respiración algo dificultosa, que obliga a abrir mucho el pico y dar boqueadas; después la secreción se hace más espesa, más viscosa; al contacto del aire se deseca y forma unas masas que obstruyen las narices; el animal tiene que hacer esfuerzos para respirar, y la respiración la hace como si fuera un resuello; el animal agita frecuentemente la cabeza y estornuda expulsando parte del moco; las secreciones despiden el olor característico del moquillo, parecido a cuero o pezuña quemada; las plumas del frente y del arco del ala suelen estar sucias con el moco.
La inflamación avanza generalmente e invade la membrana que tapiza la parte inferior de la órbita, más comúnmente de un solo lado, formándose entonces una hinchazón debajo del ángulo interno del ojo y detrás de la base del pico; la hinchazón bastante pronunciada, es muy dolorosa si se aprieta, y hace salir, con la presión, una cantidad de moco por las narices. Esta hinchazón aumenta y ocupa casi toda la cara del animal; si se abre prematuramente, sale un líquido espeso, cremoso o masas blandizcas como queso; más tarde el líquido se hace más seco y consistente, de un color blanco sucio o amarillento. Como la abertura que tiene en el paladar y que comunica la boca con las narices, puede también obstruirse con los exudados, el animal puede morir por asfixia.
Inflamación de las mucosas bucal y faringea (Difteria): En sus comienzos puede no ser notada, pues hay tan sólo una ligera hinchazón de la mucosa bucal, que poco después se descubre, en sitios, como de una escarcha, aumenta de espesor, y se convierte en una masa o placa blancuzca, de superficie casi plana, brillante, blanda y muy adherida a la mucosa; estas placas tienen un olor característico, fétido e inconfundible. Las placas van tomando un color amarillento y luego pardusco, con superficie áspera y quebradiza. Estas placas o llagas ocupan preferentemente el paladar, la fisura palatina, la cara inferior, bordes y punta de la lengua, las paredes internas de los carrillos, las comisuras del pico y alrededor del orificio de la laringe.
El animal respira con dificultad, con el pico abierto, y tiene muchas veces que extender el cuello para hacer posible la respiración. La deglución de los alimentos es difícil y dolorosa.
Si no hay complicaciones de las vías respiratorias, que ocasionan rápidamente la muerte del animal, las llagas se desprenden y caen dejando la mucosa al descubierto, y en ese momento pueden producirse hemorragias, muchas veces de cierta gravedad.
Inflamación de las mucosas de la laringe y de la tráquea: Es muy común que la inflamación bucal se extienda a la laringe y la tráquea, formándose grandes acumulaciones de exudados a la entrada, en la mucosa de la laringe y en la parte superior de la tráquea; esto ocasiona una gran dificultad en la respiración, que se hace ronca, estertónea, y silbante; el animal tose frecuentemente y puede morir por asfixia.
Las secreciones expulsadas ensucian en pescuezo y pecho del animal, se descompone y produce el olor fétido característico.
Inflamación de las mucosas del ojo (Oftalmia): Comienza con una ligera salida de líquido espumoso, éste muy pronto se convierte en un pus viscoso que se acumula en el ángulo interno del ojo, el cual sale hacia fuera. Las conjuntivas tanto ocular como parpebral están congestionadas y hay intensa fotofobia (dolor producido por la luz en los ojos); los párpados están hinchados y sus bordes se pegan con la misma secreción; ésta aumenta de consistencia y toma un color amarillento, debido a que los bordes parpebrales se pegan, el exudado se acumula y si se abren los párpados, salen grandes masas purulentas o caseiformes. Si no se hace posible la salida del exudado, éste sigue acumulándose y se forma un grueso absceso que levanta toda la cara del animal, tanto arriba como abajo del ojo, y hay una atrofia o pérdida de éste, ya sea por la presión o porque la infección perfora la córnea, aunque la mayoría de las veces la muerte llega antes, debido a la falta de alimentos, pues el animal en esas condiciones no busca nada de comer.
Todas estas localizaciones de la enfermedad son más peligrosas, cuanto más joven es el animal.






Localización en la piel (Viruela o epitelioma contagioso)

Esta localización del virus se caracteriza por la formación de pústulas o nódulos cutáneos, cuyo tamaño varía desde el de la cabeza de un alfiler hasta el de una arveja; se sitúa preferentemente en la cresta, cara y barbillones y rara vez en otras partes del cuerpo, pudiéndose localizar hasta en las partes que están libres de escamas en las patas.
Estas viruelas aparecen al principio como unas granulaciones planas de la piel, de color rojizo nacarado, que al aumentar de tamaño se hacen salientes y se cubren de una costra blanco grisáceo sucio, gris amarillento o rojo pardusco. Pueden estar aisladas o agrupadas, figurando grandes verrugas. Si son viejas se agrupan y se ponen ásperas.
Si no sobrevienen complicaciones y queda sólo como viruela sin pasar a difteria, los animales curan casi en su totalidad.
Tratamiento: Este debe variar según las localizaciones de la enfermedad.
En el Moquillo: colocar al animal en sitio seco y de temperatura templada; limpieza de la nariz con permanganato de potasio (1/4 de gramo en un litro de agua) o con azul de Metileno (1 gramo en 100 de agua) o glicerina yodada (1 parte de yodo por 5 de glicerina) o con kerosene (5 partes en 45 de aceite) o con nitrato de plata (1 gramo en 400 de agua) o con solución (27) o con creolina al 2%. Algo que ha dado buenos resultados, son las nebulizaciones de gomenol. Para esto se meten a los animales atacados por el moquillo en un local cerrado en el que se hacen hervir 10 litros de agua a la que se le añaden 10 ó 15 gramos de gomenol. El agua se deja hirviendo durante toda la noche y la nebulización se repite dos o tres noche seguidas o con una de intervalo.
La cantidad de gomenol variará según la capacidad del local que se utiliza. La cantidad indicada es para un local de 50 a 60 metros cúbicos de aire.
En caso de estar las aberturas nasales tapadas, se ablandan con agua tibia y se desobstruyen. La curación debe hacerse también por la fisura palatina, inyectando por ella con una jeringuita con pico de goma, el medicamento elegido.
Los tumores de la cabeza deben abrirse y evacuárseles del contenido; si hay hemorragia, se tapona con un pedazo de algodón mojado en una solución de percloruro de hierro (el mismo que se utiliza para parar la sangre cuando se les cortan las espuelas naturales a los gallos).
En las formas Bucales, Faríngeas, Laríngeas y Traqueales, usar cualquiera de los medicamentos indicados, en pinceladas sobre las membranas, sin hacer esfuerzo para desprendérselas; si se desprenden con facilidad, mejor, y entonces se vuelve a tocar el sitio que ocupaban. Los exudados abundantes de la laringese ayudan a expulsar con una pluma.
En las localizaciones Oculares u Oftalmia, lavar los párpados con agua tibia, abrirlos y limpiar los ojos, lavándolos con una solución desinfectante débil.
En la inflamación Intestinal o Enteritis, se da sufato de hierro o tanino al 2%.
En la Viruela o Epitelioma contagioso , ablandar los nódulos con glicerina y cauterizar con tintura de yodo o nitrato de plata.
En cualquier localización, siempre que se note mucho abatimiento en el animal, hacer una inyección de leche (7) o suero glucosado (28 )



Cómo reducir la mortandad durante la cría del canario


Por Enrique Moreno Ortega
Veterinario especialista en aves


Son muchos los aficionados a la canaricultura en España, y también son muchos los que tienen problemas de mortalidad entre sus ejemplares durante la época de la cría. En ocasiones es bastante difícil establecer las causas por las que los canarios se mueren, pero la mayoría de las veces el origen hay que buscarlo en prácticas incorrectas. Si se siguen los consejos que a continuación daré se conseguirá reducir en gran medida el número de bajas.

La mortalidad puede ocurrir antes del nacimiento (aborto) o bien una vez que el polluelo ya se ha liberado del cascarón.

ABORTOS

La muerte del embrión puede suceder en los primeros días de la incubación, en una etapa intermedia o bien próximo al nacimiento.

a) Las alteraciones cromosómicas, la presencia de pesticidas, medicamentos o toxinas y las infecciones transmitidas por los padres son causas suficientes para que el embrión se muera a los pocos días de empezar la incubación.

b) La muerte en un periodo intermedio del desarrollo puede deberse a una mala nutrición de los padres, los cuales han transmitido esas deficiencias a los hijos. Así tenemos que la carencia de vitaminas como la vit. D3, vit. K, vit B2,vit B5, vit. B6, vit. B12, biotina, ácido fólico y otras sustancias como manganeso, fósforo, ácido linoleico, etc. puede ser responsable de bajas en esa etapa. Este déficit nutricional puede ser provocado indirectamente al abusar de antibióticos, ya que éstos destruyen la flora digestiva capaz de sintetizar alguna de las sustancias anteriores en los intestinos de los padres.

Las infecciones víricas, bacterianas y fúngicas también pueden ser señaladas como responsables de los abortos a esta edad.

c) Finalmente la muerte del canario poco antes de nacer puede deberse a la presencia de genes letales o alteraciones cromosómicas. Recordemos que en el afán de fijar características determinadas en la raza de canarios con la que se está trabajando se recurre con demasiada frecuencia a la consanguinidad, con todos los efectos indeseables que esto conlleva.

El déficit de vitaminas como la A, D3, E , K, ácido pantoténico y ácido fólico las enfermedades infecciosas como el famoso "punto negro" también son responsables de la muerte del embrión.

A veces prácticas tan sencillas como poner bañeras a los padres o aumentar la humedad del aviario puede evitar que el polluelo se quede pegado en el interior del huevo, ya que de ser así no podrá girarse para romper correctamente la cáscara y morirá en el intento.


MUERTE TRAS EL NACIMIENTO
En otras ocasiones la muerte se produce una vez que el canario ya ha nacido. Algunas de las causas responsables son:

a) Abuso de antibióticos.
Es práctica habitual por parte de muchos canaricultores el abusar de antibióticos en los momentos previos a la cría y durante la misma. Con el pretexto del "blanqueo" o preparación para la reproducción los canarios son bombardeados con cócteles de antibióticos. Este mal uso de los medicamentos provoca, a mi parecer, más inconvenientes que ventajas. Los efectos indeseables que aparecen son:

· Inmunodepresión: está comprobado que ciertos antibióticos, como las tetraciclinas, deprimen el funcionamiento del Sistema Inmunológico en las aves, con el consiguiente peligro de poder contagiarse por cualquier agente infeccioso oportunista.

· Aparición de resistencias bacterianas: en ocasiones se usan dosis inadecuadas o durante un tiempo no apropiado. Esto provoca que las bacterias puedan hacerse resistentes a estos medicamentos, de tal manera que cuando realmente los necesitemos no nos servirán.

· Trastornos digestivos: con los antibióticos no sólo eliminamos las bacterias peligrosas sino también las beneficiosas, estas últimas encargadas de fabricar sustancias útiles para el organismo del canario como son las vitaminas.

· Aparición de infecciones fúngicas: las bacterias y los hongos se encuentran en equilibrio en el intestino de las aves, por lo que la eliminación de uno de los grupos favorece el crecimiento excesivo del otro. Por ejemplo, cuando se abusan de tetraciclinas es fácil que aparezcan candidiasis.

· Alteración del desarrollo embrionario: algunas sustancias como las penicilinas, tetraciclinas, cloranfenicol y sulfamidas se ha comprobado que interfieren con el normal desarrollo del embrión. Aunque la mayoría de las investigaciones se han realizado sobre antibióticos antiguos, como los mencionados anteriormente, no se descarta que los nuevos no sean también peligrosos. Lo razonable en estos casos sería usar con precaución lo medicamentos en hembras que están poniendo.

b) Hipo o hipervitaminosis.
Pequeñas deficiencias de vitaminas en las canarias pueden ser magnificadas durante la reproducción, sobre todo si se hacen varias puestas. Y es que niveles adecuados para un adulto pueden resultar insuficientes para una hembra que está criando.

Actualmente es igual de posible encontrar casos de hipervitaminosis, ya que resulta habitual que el canaricultor añada suplementos vitamínicos a las pastas de cría comercializadas, las cuales ya suelen venir con los niveles de vitaminas necesarios. Este exceso vitamínico resulta igual de dañino que su carencia. c) Preparación inadecuada de los alimentos.

La gran mayoría de los criadores de canarios suelen usar alimentos húmedos para favorecer la alimentación de los polluelos por parte de sus padres. El uso de semillas germinadas, cus-cus o pasta húmeda puede resultar dañino si no se prepara correctamente o si se deja un tiempo excesivo al alcance de las aves. Y es que las altas temperaturas y la humedad favorecen el enmohecimiento de los alimentos, no resultando extraño que los polluelos de muchos aviarios sufran de infecciones por cándidas.

d) Higiene deficiente.
La época de la cría es una etapa de mucho trabajo para el canaricultor, por lo que a veces la higiene es un aspecto que se descuida. Esto favorece las infecciones bacterianas intestinales que se van a traducir en diarreas en los polluelos.
En otras ocasiones, en un intento por mantener caliente el aviario, se produce una mala ventilación de las instalaciones, con los consiguientes problemas respiratorios (dificultad respiratoria, sinusitis, etc.) en las aves.
Estas son algunas de las causas de mortalidad entre los canarios durante la cría. Lamentablemente no son las únicas pero sí las que más fácilmente se pueden llegar a evitar. En situaciones de mortandad generalizada se hace aconsejable requerir los servicios de un veterinario experto en aves.
© Enrique Moreno Orteg

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Canarios Ágatas
La mutación ágata implica una concentración de la Eumelanina negra hacia el centro de la pluma de modo que aparecen los bordes más limpios a la hora de visualizar el lipocromo.
La Feomelanina casi desaparece del todo y el canario tiene la apariencia de pinceladas de tono negro sobre el fondo.
Si comparamos el canario Negro-Bruno con el Ágata veremos que mientras el primero posee la melanina más dispersa, lo que provoca una apariencia más oscura con unas pinceladas más anchas y alargadas; el segundo tiene un fenotipo más brillante con pinceladas más cortas y estrechas.

 Laser Pointer


Los picos, patas, dedos y uñas de estos canarios son de un todo grisáceo más claro que el Negro-Brunos, y el subplumaje es de todo gris oscuro (casi negro)
Presentan la cualidad de formar cejas (plumas sobre los ojos limpias de melanina) y bigotes (zonas melánicas estriadas cerca del pico) que se valoran positivamente en este factor.
Del mismo modo podemos encontrarlos en todas las variedades lipocrómicas siendo en cualquiera de ellas realmente un canario muy llamativo.
PhotoPhotoPhotoPhotoPhoto
2015-08-16
5 Photos - View album
Wait while more posts are being loaded