Post has attachment
Si nos detenemos a pensar, encontramos en nuestra vida cotidiana varios aspectos en los que es necesario contar cosas. Quizá se trata de saber cuántas canicas tengo en una botella, o cuántas personas van a ir a una fiesta o cuántos puntos lleva cada quien en un juego.

En el mundo natural y social también hay ritmos que podemos contar. Por ejemplo, en el tallo de un árbol en crecimiento se forma un anillo cada año. Por ello, podemos conocer la edad de un árbol con sólo hacer ese conteo—los científicos tienen incluso taladros especiales para hacerlo sin dañar al árbol. En algunos fenómenos, encontramos patrones sencillos que nos permiten “contar sin contar”. Por ejemplo: yo tengo 2 padres, 4 abuelos, 8 bisabuelos, etc., y esto lo puedo saber sin tener a estas personas frente a mí. Otro ejemplo: hoy en día, muchas personas sacan créditos en el banco o en otros lugares. Si no sabemos cómo crece nuestra deuda, nos podemos meter en problemas para pagarla. Aunque este ejemplo es más complicado que el de los padres, abuelos, bisabuelos…, en realidad plantea un reto similar: estudiar un fenómeno de forma numérica y encontrar patrones para “contar sin contar”.

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Después de una visita a Guanajuato en octubre del 2015 para elaborar con maestros y asesores una gradación de competencia en el manejo de la tutoría, tanto para tutores como para aprendices, Richard Elmore escribió sus reflexiones sobre lo que descubre en la tutoría para explorar lo que deberá ser el futuro del aprendizaje. Es importante subrayar que en la visita a Guanajuato Elmore aprovechó la ocasión para recibir tutoría de una estudiante de telesecudaria, Scarlett, que lo impresionó tan profundamente como lo había impresionado cinco años antes la tutoría de Mari Cruz en Zacatecas. El texto merece lectura reposada para que no nos deje atrás la aguda visión futurista de Elmore, que se apoya en los rasgos que definen la tutoría que todos practicamos, pero que trasciende el universo escolar y nos empuja a seguir adelante.
Dr. Gabriel Cámara

Post has attachment

Post has attachment
Nos sorprendió que en la presentación del nuevo modelo en Palacio Nacional ilustrara el eje curricular, el “corazón del modelo” con la tutoría que emplea el Profesor Erick Rivera, de San José de Marañón, Guanajuato.
Wait while more posts are being loaded