Post has attachment
El mayor tesoro que tienen los chipateños son sus oraciones, aquellas que recorren, como gota que cae por el aire, las praderas de Chipatá, Santander.
Photo
Wait while more posts are being loaded