Personalmente no conocía el Oath de Harvard, pero si el juramento Hipocrático de los médicos. Pienso que en escrito y en intención todos los acuerdos y juramentos que los distintos gremios e instituciones son realmente valiosos y son modelos a seguir.
Sin embargo, temo decir que en el caso del Tecnológico de Monterrey no es así. En primer lugar, en el caso del Oath de Harvard, el juramento es siempre voluntario y sigue los lineamientos de cómo ser un profesionista en su totalidad. En el caso del código de ética del Tec, básicamente nos compromete a no llevar a cabo actos de deshonestidad académica. Asimismo, el juramento de Harvard se hace en el momento de graduarse, y en el Tec se hace en cada examen, por lo que considero que se le ha perdido credibilidad, y hasta respeto.



Tras enterarme y leer acerca del Oath de Harvard que firman las personas que cursan un MBA en esta institución pude darme cuenta que el propósito principal de el mismo es formar líderes con valores y con una ética que rija su profesión de manera correcta. Considero que los estudiantes de este MBA se comprometen de la misma manera que lo hacemos los estudiantes del tec cuando firmamos el código de ética, ya que por medio de esta firma asumimos la responsabilidad de nuestras acciones y reafirmamos que actuamos en base a unos valores y principios que no afectan a la sociedad y no ven únicamente por el bien propio sin importar a quien afectemos.
Aún así creo que firmar estos códigos, es solo un mero compromiso, y el verdadero reto esta en cada persona, en cada profesionista que cumple con él, y que actúa conforme a lo que es éticamente correcto en su campo de acción aún cuando nadie lo ve o no hay un intermediario juzgando sus acciones como buenas o malas.

Creo que el problema es que no basta con tener un código, hay que educar a las personas para que sepan buscar los bienes intrínsecos de la profesión más que los externos. En mi opinión LA EDUCACIÓN ES LA BASE DE LA ÉTICA y del comportamiento profesional y humano.

Me parece muy interesante lo que leímos en la página de "The MBA Oath" acerca del juramento al código de ética en donde los graduados se comprometen a cumplir con su rol profesional y social de acuerdo al código de ética.

Aunque en realidad creo que este juramento es algo extra, en realidad importa más los valores que tú personalmente tengas. Muchos podrán jurar, pero que lo cumplan o no depende más de su persona y su forma de ser y actuar. Considero que, tanto los de MBA Oath o los del Tecnológico de Monterrey, estarán igual de comprometidos a su juramento siempre y cuando este vaya de acuerdo a sus valores y a su moral personal.

Estoy de acuerdo en que este juramento es una forma oficial y que ayuda a reforzar la importancia de cumplir con cierto código de ética al momento de ejercer nuestra profesión, no está de más hacerlo. Sin embargo, como mencioné anteriormente, creo que lo más importante del juramento es hacerlo nuestro y que creamos de verdad en el.

Navegando por la pagina del MBA Oath en donde se firma este proyecto que pretende que los profesionistas asuman su rol ético y responsable hacia la sociedad y el mundo podemos observar que las grandes empresas hacen el esfuerzo para el crecimiento de la responsabilidad social mediante el uso de la ética profesional.

En el caso de Tecnológico de Monterrey el hecho de contar con un código de ética nos acerca al ideal de responsabilidad social y contribuye sin lugar a dudas en el crecimiento de una sociedad con profesionistas responsables.

Al leer el articulo de Pablo Ayala pude saber un poco o refrescar la memoria sobre Weber y sus principios en donde dice que "un político profesional debe tener pasión responsabilidad y mesura" (Ayala, P.) en este caso al tomarse en cuenta como foco de atención la responsabilidad, creo que es deber del gobierno responder desde la verdad y no solo hacerlo para calmar a la sociedad.
Ahora bien si vamos al rol que la sociedad debe tomar ante este caso podemos decir que están en todo su derecho de exigir se esclarezca cuanto antes el hecho y puedan ver que realmente se esta haciendo algo que permita dar respuestas y soluciones.
Si el secretario de gobernación esta actuando con la ética de la convicción la cual actúa desde "los valores, deberes y principios" (Ayala, P.) que le genera su puesto como secretario de gobierno la ciudadanía esta en todo su derecho de pedir al gobierno que se de una respuesta seria, puntual y real que beneficie a la mayoría y no solo calme a los molestos y tranquilice a los dolidos ahora bien el tener una ética de la responsabilidad implica "tener en cuenta las consecuencias de la propia actuación" si el secretario esta diciendo que van a dar solución al problema entonces la sociedad esta en todo el derecho de reclamar si esto no se cumple ya que se supone que si el acto fue salir a decir que todo estaría bien la consecuencia tendría que ser que estas personas aparezcan o que el pueblo lo demande.

Ayala, P. Las enseñanzas de Weber frente a los desaparecidos recuperado el 5 de abril de 2017 de https://www.dropbox.com/s/79d81gmego2q8xy/Las%20ense%C3%B1anzas%20de%20Weber%20frente%20a%20los%20desaparecidos_Pablo%20Ayala%20Enriquez.pdf?dl=0

El término ciudadanía, es un concepto que contiene las responsabilidades y deberes que un ciudadano tiene con la sociedad en la que vive, y para que lleve a cabo dichas responsabilidades, es necesario mantenerse informado sobre las problemáticas de su país, con el propósito de mejorarlas.
Por lo tanto, el ser ciudadano implica, involucrarse en las decisiones que el gobierno toma sobre el futuro del país.
Tras leer el artículo “las enseñanzas de Weber frente a los desaparecidos”, podemos recalcar lo que conlleva el termino ciudadanía. Al presentarse una problemática de tal grado e importancia como la del caso de Osorio Chong, es necesario que como ciudadanos nos involucremos en el caso y actuar como nos gustaría que las demás personas actuaran, es decir, debemos pensar en los otros como si fuéramos nosotros, tal y como menciona Dora Elvira García en su libro Ética, profesión y ciudadanía.
El ser ciudadano, es no pensar únicamente en que los políticos son los responsables de los problemas que se viven en el país, el ser ciudadano significa formar parte de este ámbito como si fuéramos miembros de este cuerpo político. Es por eso, que al hablar de corrupción e injusticias, es fundamental pensar en las acciones que estamos llevando a cabo para que dichos problemas acaben, y si seguimos pensando en que nuestros representantes son los culpables ya que no llevan a cabo las medidas necesarias para terminar con estas problemáticas, e incluso en ocasiones son quienes las fomentan, debido a que no actúan conforme a lo que prometieron, es nuestra responsabilidad y obligación exigir que actúen de acuerdo a sus responsabilidades, siempre pensando en los intereses mutuos.
Gracias a esto, pude reflexionar que en el caso de Osorio Chong, es nuestro deber como ciudadano exigir que la autoridad además de hablar, debería de actuar, debido a que sus decisiones impactan a miles de personas, las cuales en ocasiones solo velan por sus propios intereses, sin tomar en cuenta lo que conlleva el concepto de “ciudadano”, el cual acorde a Dora Elvira García, significa “salvar al hombre, dándole seguridad, y moralidad pública para protegerlo” (García, 2010).

Recuperado de:
García, D. (coord.). (2013). Ética, profesión y ciudadanía. Una ética cívica para la vida común. Edición Kindle. México, DF: Porrúa & Tecnológico de Monterrey.

Una vez leído el artículo del profesor Ayala y de entender los principios de la ética weberiana, podemos entender claramente la posición y responsabilidad de las figuras de autoridad (en este caso políticos) y por ende, de la sociedad. Vivimos en un país donde los políticos hacen todo menos lo que se supone que deben hacer, y si el profesor menciona que el envilece miento viene de no cumplir promesas, bueno, nuestros políticos son muy viles. Sin embargo, es ahí donde la sociedad tendrá ventana de acción. Como en el caso explicado de Yugoslavia, las medidas se llevaron a cabo debido a la acción y exigencia de la comunidad. Gente pasiva no puede llevar a cabo acciones revolucionarias como las dadas en Europa del Este. Esa es nuestra responsabilidad como sociedad (especialmente como profesionistas). El rol de la ciudadanía es pues, tener claro lo que quiere y necesita, entablar conversaciones entre grupos con opiniones diferentes y presentarse sus exigencias a los cuerpos de autoridad. Una vez hecho esto exigir su cumplimiento y seguir de cerca el proceso.

Post has attachment
Ciudadanía abarca el conjunto de derechos y deber que un ciudadano tiene en relación con la sociedad en que vive, en el caso de Osorio Chong, su deber es el de cumplir y responder a las víctimas, ver por ellas y no solo por sus intereses propios. Recordemos lo que menciona Hortal, en su libro ética de las profesiones “el mejor servicio que un profesional puede prestar a la sociedad es el de hacer el bien. En este caso Chong no esta prestando un servicio bueno puesto que no está haciendo un bien, él está siendo indiferente a las necesidades de los desaparecidos y sus familias.
Chong debe actuar éticamente y con responsabilidad, es decir, con la dedicación apasionada a una causa sobrepersonal, pero establecida en el conocimiento de la realidad en la cual la actitud ética tendrá que ser objetivada. El solo está viendo por su imagen de político más que por los demás.

Aquí puede ser que el secretario se vea presionado por el hecho de hacer algo realmente por las víctimas y el hecho de no hacer nada debido a que a otras autoridades no les puede parecer. Aquí podemos ver como la actitud de Osorio Chong es injusta debido a que no le esta dando a la sociedad en este caso las familias de los desaparecidos la respuesta que merecen y la investigación merecida para saber donde se encuentran y que es lo que pasó con ellos, tampoco se esta dando una reparación de daños ni nada.

Creo que una alternativa vista desde un punto ético para ayudar a las familias de los desaparecidos en invertir dinero, tiempo y recursos en una justa investigación, así como dar respuesta a los familiares acerca de lo sucedido con los desaparecidos. Decir que se hará algo, dar el pésame y ser indiferentes no soluciona las cosas y no ayuda a cumplir con la responsabilidad social de un funcionario publico.

http://www.uel.br/grupo-estudo/processoscivilizadores/portugues/sitesanais/anais11/artigos/04%20-%20Bezerra.pdf

¿Cuál debe ser el rol de la ciudadanía? Es algo muy complicado de describir. En la lectura de "Las enseñanzas de Weber frente a los desaparecidos" entendemos la importancia de que un funcionario público actué con responsabilidad y el autor recalca que las palabras de un funcionario deben de convertirse en acciones. Después de este caso presentado sobre la situación de los desaparecidos creo que el rol de nosotros como ciudadanos sería el de involucrarnos más en los problemas de nuestra sociedad. Estamos llegando a un punto en donde solo nos involucramos en los problemas que nos afectan directamente pero no nos metemos cuando son problemas que son de alguien más. ¿Y si fuera mi papa? ¿o mi mama? Estoy segura que en esa situación sería la primera que le estuviera exigiendo al funcionario una solución, pero como no lo son.. no he hecho nada al respecto. Es verdad que los funcionarios carecen de responsabilidad y de ética y que se conforman con solo hablar y no actuar, pero también es verdad que nosotros se los hemos permitido, nosotros dejamos que llegaran hasta este punto. Es nuestro deber recuperar la fuerza de la voz ciudadana y esto solamente se podrá alzando la voz, juntarnos todo a abogar y a exigir por nuestros derechos, hacer que nuestros gobernantes no puedan dejar los problemas solo en soluciones verbales. Es nuestro deber ciudadano re acomodar las cosas a donde estaban y que tanto ellos como nosotros cumplamos con nuestra responsabilidad y no nos quedemos solo en puras palabras. 

Post has attachment
El rol de la ciudadanía en esta situación es asegurarse de que el secretario de gobernación cumpla con su ética de la responsabilidad y que continúe con su promesa hasta que se cumpla. Porque una cosa es que lo diga y otra muy diferente es que se cumpla. Y en México pasa muy seguido que los actores políticos prometen demasiado y terminan cumpliendo nada. Así que el rol de la ciudadanía es tener una participación activa y exigente para que se haga cumplir las iniciativas e intenciones. Donde la opinión pública tiene un papel muy importante para influir en el poder administrativo y controlarlo si se actúa correctamente. Para que esta influencia sea efectiva, la sociedad necesita organización y unión para buscar que se cumplan los objetivos adecuadamente. Si la sociedad no se une en una participación efectiva nunca se logrará movilizar a los políticos y si no se hacen acciones contundentes el cambio nunca llegará.


http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=81501009
Wait while more posts are being loaded