Post has shared content
VERGÜENZA

Se le pone al sol la cara roja,
siente vergüenza ajena
cuando ve circular desde lo alto
al amiguismo en bicicleta,
sin frenos corren los trepas,
lamiendo culos se entrenan,
solo importa su cartera,
ya es vergüenza;

ya es vergüenza el enchufismo,
la negación de derechos,
jugar con panes y vinos,
bajo yugo de tortura
por hacer valer los mismos,
ya es vergüenza;

ya es vergüenza en éste siglo.
Photo

Post has attachment
Aquellos ojos verdes ,serenos como lagos Aquellos ojos verdes q nunca olvidaré
Photo

Post has attachment
Photo

Post has attachment
Photo

And when you fall in love with a beautiful woman

...Y cuando vi a esa bella mujer,
el amor llegó a mi corazón.

Iba sonriente con un sexy caminar,
sus caderas de un lado al otro.

Debo confesar; que por un momento
creí que su jeans me habló,
pues a sus bellas caderas solo eso les hacía falta.

Con la vista la seguí, era una bella mujer
y de nuevo, ella la cabeza volteó y su mirada
hasta mi llegó.

Mi corazón se descolgó, el aire me faltó,
hasta taquicardia me dio.

Sus caderas y su jeans seguían de un lado al otro,
cómo ella entró en ellos, es algo que aun no sé.

Cuando te enamoras de bella mujer
estás fregado si ella te ignora,
pero si te sonríe y te persigue con la mirada
estás en el cielo, ahí es donde resido hoy.

Sus jeans me dijeron con el lenguaje de señas:
Sígueme y ámame.

Creí, loco estoy, pues no conozco ese lenguaje,
pero el lenguaje de sus nalgas; ese si lo conozco muy bien.

Así que, detrás de ella me fui.

Ella con su andar de lado a lado,
que me sentí marinero mareado,
pues parecía un barco en alta mar, mecido
en medio de furiosa tormenta
y sobre esos zapatos con tacón de aguja.
Me dije; debe ser trapecista, que equilibrio Dios mío.

Ella tenía el control, pues con cada bamboleo de sus caderas,
su cabellera la tiraba al costado contrario de sus enormes ojos castaños y con una caída de pestañas, las cuales simulaban unas manos que con el dedo indice me decían: Ven para acá querido.

...Y cuando vi esa bella mujer,
supe que el amor llegó a mí en hermoso paquete.

Mis ojos no dejaban de hablar con sus apretados jeans
ellos me decían: Camina más rápido y alcánzame,
quiero estar junto a ti, quiero sentir tu aroma.

Al mismo tiempo, su sonrisa me decía: No seas tímido
y aborda el barco que esta por zarpar para alta mar.

Mientras yo traducía sus señales, su mirada me confirmó;
si eres tú, el que trae el motor que nos hará navegar por
aguas azules y profundas del amor, el sexo y la pasión.
Colócalo en su lugar, qué esperas, zarpemos ya;
las aguas están a su nivel qué no lo ves.

Me apresuré con el motor para de una zarpar,
hacernos a las aguas calientes del mar.

Océano Pacifico que pronto será Atlántico,
con furiosas olas que nos elevarán hasta el cielo
y en breve, nos llevarán hasta las profundidades del placer.

Soy el motor y ella la quilla,
ambos nos mantendrán a salvo
en el basto océano de la pasión, el sexo y el amor.

...Y cuando vi esa bella mujer,
oí a sus jeans decir: Sígueme y ámame.
Luego vi, que con sensual sonrisa me acariciaba
para después con su mirada sensual la cita concretó
y por ultimo, sus enormes ojos castaños le dieron la orden
a sus enormes pestañas para que me indicara que me acercara.

Ahora viajamos por los siete mares:
El deseo, la pasión, el erotismo, el sexo,
el éxtasis, la lujuria y el amor tambien.





Publicadas por sergio raga

Post has shared content

My Sweet Lord (Mi Dulce Señor) (Las canciones de mi vida)

Mi Señor Jesús, mi Dulce Señor...

Ciertamente, deseo ver Tú Gloria mi Señor.
Ciertamente, quiero sentir Tú amor mi Dulce Señor.
Ciertamente, quiero conocer Tú gracia mi Dulce Señor.
Ciertamente, siempre he creído en Tú poder mi Señor, Jesús.

Mi Señor Jesús, mi Dulce Señor...

Ciertamente, creo que has muerto por mí en la cruz, mi Señor.
Ciertamente, sé que es por ti, que podré llegar al cielo, Tú hogar, mi Dulce Señor.
Ciertamente, te confieso, que he visto Tú Gloría mi Señor, a través de tus milagros, mi Dulce Señor.
Ciertamente, entendí que para recibir Tú gracia hay que ser paciente y nunca desesperar, mi Señor.

Mi Señor Jesús, mi Dulce Señor...

Ciertamente, digo que he sido testigo de las maravillas de un milagro mi Dulce Señor.
Ciertamente, te digo me gustaría estar a Tú lado mi Señor y ahí estaré, mi Dulce Jesús.
Ciertamente, se que hay renglones torcidos y sé que lo has permitido, para luego demostrar Tú enorme poder, Mi Dulce Señor.
Ciertamente, eres mi pastor y en pastos verdes descaso mi estrés del diario quehacer, mi Dulce Señor Jesús.

Mi Señor Jesús, mi Dulce Señor...

Mi dulce Señor, mi Señor, en Ti he puesto toda mi fe, mis esperanzas descansan en Tus Llagas y la Sangre que impregnó Tú Santo Cuerpo en la fría cruz.
Mi Dulce Señor, mi Señor, mis penas son livianas, lo pesado de mis pecados los has cargado camino al Calvario, con Tú pesada cruz, mi Dulce Señor.
Mi dulce Señor, mi Señor, esa corona de espinas y cada flagelo en Tú espalda, son el bálsamo que sanan mis heridas de cada día; mi Dulce Señor Jesús.


Oración de fe, para alguien que apenas conozco, que empiezo a conocer y que a mi vida a llenado de alegrías y bendiciones, de milagros, pues; he sido victima de uno muy especial.
Pero he visto Tú gracia en otros mil, mi Dulce Señor Jesús.
Pon Tú Gracia y Bondad en los que lean esta oración. Inspirada de otra, de una canción, pues miles de maneras de adorarte y agradecerte las hay... Mi Dulce Señor Jesús.





Inspirado en la canción: Sweet Lord, de G. Harrison. (adaptación de: S. Raga)
Publicadas por sergio raga

I´ve got you, under my skin

Te tengo, bajo mi piel, ahí vives tú,
veo que eres feliz y te siento
porque te tengo en especial lugar.

Viajas a través de mis venas
y me llenas de energía.

Me ruborizo al sentir
como acaricias
cada espacio de mi cuerpo.

También cuando transpiras
por mis poros
eso me enciende
y luego me sonrió.

Y no se diga cuando me besas,
mis mejías las enciendes
y las coloreas de un rojo pasión.

Lo sabes muy bien
y juegas conmigo
pero soy feliz teniéndote aquí
justo bajo mi piel.

Cuando dispones viajar
por mis venas
y recorres todo mi cuerpo
visitas lugares ajenos,
no para ti.

Pero el lugar preferido para ti
es y siempre será, mi corazón
a quien pones a latir a mil.

Lugar cálido para ti
me lo llenas con ese amor
que me hace feliz
que lindo que vivas ahí.

Desde que llegaste a mi
te metiste en mi piel
y ahora vives feliz,
te tengo bajo mi piel.

Me conoces mejor que yo
me recorres por dentro y por fuera.

Pero si algo me gusta
es sentirte como mil mariposas
volando locas en mi estómago.

Esas cosquillas me
ruborizan y me hacen reír,
me hacen sentir lleno de vida
y es que soy tan feliz
de tenerte bajo mi piel.

Ya nunca saldrás de ahí,
pues si lo intentarás
cerraría cada poro
para mantenerte ahí bien segura,
justo bajo mi piel.

Llegaste un día
y te metiste por los poros de mi piel
y yo te lo permití.

Y atrapada quedaste adentro de mi,
que feliz soy con tenerte aquí,
de tenerte bajo toda mi piel.

Te tengo bajo mi piel
y ahí estarás
hasta que un día mueras conmigo.

Te tengo bajo mi piel
ahí tengo todo tú amor;
te tengo bajo mi piel
y en lo más profundo
de todo mi ser;
te tengo bajo mi piel
y tambien en mi mente
que solo piensa en ti;
te tengo bajo mi piel
esas son las cosas mágicas
que da el verdadero amor;
te tengo bajo mi piel
eres mi sangre y cada latido
de mi romántico corazón;
te tengo bajo mi piel
conoces mis más íntimos secretos;
te tengo bajo mi piel
y beso cada poro
para sentir tu aroma de mujer;
te tengo bajo mi piel
y te mantengo ahí,
viajas por mis venas
y a mi corazón lo haces vivir;
te tengo bajo mi piel
quiero residas ahí,
nunca te vayas de mi;
te tengo bajo mi piel,
cerraré cada poro
que hay en mi piel
para que nunca salgas de mi.

Te tengo bajo mi piel,
vives ahí, te amo mujer,
quédate siempre junto a mi;
no permitas a mi corazón
dejar de latir, pues,
si sales de mi podría morir.
Quédate ahí bajo mi piel
por siempre y para siempre.






Publicadas por sergio raga

Post has attachment
Photo

Post has attachment
Photo
Wait while more posts are being loaded