Post has attachment
3 POSTRES CON MENOS DE 80 CALORIAS

¿Normalmente se te antoja algo dulce después de comer, pero reprimes este placer por miedo a subir de peso? Olvídate de ese sentimiento y deja que tu cuerpo disfrute de postres con menos de 80 calorías y ricos de propiedades nutritivas.
 
Cheesecakes individuales (45 calorías)
 
Ingredientes para 36 porciones

Tres cuartos de taza de migas de barquillos de chocolate
Tres huevos grandes
Un paquete de queso crema sin grasa y ablandado
Una cucharadita de extracto de vainilla
Media taza de sustituto de azúcar Splenda
Una taza de frambuesas o fresas
Una cucharada de sustituto de azúcar
Media taza de crema agria sin grasa
Media cucharadita de extracto de vainilla

Preparación

Precalienta el horno a 350 grados. Rocía tres moldes pequeños para mantecadas con espray vegetal para cocinar. Coloca en cada espacio una cucharadita de migas de barquillos, deja que se peguen un poco y pon boca abajo los moldes para desechar el sobrante. Reserva.
 
Bate el queso crema a alta velocidad hasta que tenga una consistencia cremosa. Agregar media taza del sustituto de azúcar hasta que se sienta ligero y esponjoso. Agrega las yemas de los huevos, la vainilla y bate hasta que todos los elementos se incorporen. Reserva.
 
Combina la crema agria con una cucharada de Splenda y el extracto de vainilla, esto te servirá como cubierta. Por otra parte, bate las claras de huevo e incorpora lentamente la mezcla de queso crema. Coloca una cuchara en los moldes preparados y hornea por 15 minutos.
 
Retira el molde del horno y agrega media cucharadita de cubierta en cada cheescake. Hornea por cinco minutos más. Deja que se enfríen antes de desmoldar. Decora con unas piezas de frambuesa o fresas y unas hojitas de menta.

Mordiscos de Ángel (60 calorías)
 
Ingredientes para cinco porciones

Cinco claras de huevo
Un tercio de taza de sustituto de azúcar
Una cucharadita y media de extracto de vainilla
Una pizca de sal

Para el relleno cítrico:

Media taza de jugo de naranja fresco
Un cuarto taza de jugo de limón fresco
Cuatro cucharaditas de almidón de maíz
Tres cucharadas de sustituto de azúcar
Una yema de huevo

Preparación 

Precalienta el horno a 350 grados. Engrasar una charola para hornear y reserva.  Coloca las claras de huevo en un tazón mediano y bate hasta que tengan una consistencia espumosa. Agrega lentamente el sustituto de azúcar, la vainilla y sal. Mezcla hasta que se formen picos. Con una cuchara coloca un poco de mezcla en la charola y hornea entre 10 y 15 minutos. Deja enfriar.
 
Para el relleno: Mezcla el sustituto de azúcar y la yema de huevo en un tazón. Agregar el jugo de naranja y el almidón de maíz hasta que estén bien incorporados todos los ingredientes. Vierte en una cacerola pequeña y cocina a fuego medio hasta que esté espesa. Deja enfriar y refrigera.
 
Toma dos mordiscos y coloca en medio un poco de relleno, de forma que se vea como un emparedado. Repite el procedimiento con el resto de los mordiscos. Decora con una cucharada de crema batida, ralladura de naranja y unas hojitas de menta.
Barras de frambuesa y limón (80 calorías)


Ingredientes para 16 porciones

Para la masa:
Tres cuartos de taza de sustituto de azúcar
Tres cuartos de taza de harina común
Un cuarto de taza de mantequilla baja en calorías
Una pizca de sal
Para el relleno:
Dos cucharadas de harina común
Una taza y cuarto de sustituto de azúcar
Media taza de sustituto de huevo
Media taza de combinación de crema y leche bajas en calorías
Media taza de jugo de limón fresco
Una cucharada de cáscara de limón fresco, rallada
Un cuarto de taza de conserva de frambuesas reducida en azúcar
Preparación
Precalienta el horno a 350 grados. Rocía un molde para hornear con aceite vegetal sabor a mantequilla. Reserva.
 
Masa: Bate la harina, sustituto de azúcar y la sal. Agrega la mantequilla y mezcla hasta que tenga una consistencia arenosa. Coloca la mezcla en el molde y presiona hasta que tome la forma de éste. Hornea entre 15 o 20 minutos. Reserva.
 
Relleno: Revuelve el sustituto de azúcar y la harina; agrega el sustituto de huevo y la combinación de crema y leche. Mezcla hasta que estén bien integrados. Agrega lentamente el jugo de limón y la cáscara de limón. Reserva.
 
Revuelve la conserva de frambuesas y úntala sobre la masa caliente. Vierte lentamente la mezcla de limón y hornea de 20 a 25 minutos. Retira del horno y dejar enfriar. Refrigera durante dos horas antes de servir.
 
Con estos postres bajos en calorías no subirás de peso y disfrutarás de algo dulce y delicioso por la tarde. Recuerda ingerir los alimentos dulces antes de las seis o siete de la tarde para que tu cuerpo queme las calorías correctamente y no se acumulen en el cuerpo. Combina tu alimentación con un poco de actividad física. Y tú, ¿te animas a preparar estos postres para no subir de peso?
Photo

Post has attachment
No existe casi nadie que al intentar una dieta no haya contado cada caloría que tenía el alimento que se llevaba a la boca. 56 la manzana, 100 el plátano, 22 la sandía. 

Ahora, vivirse la vida en ello parece ser una adicción tan importante como la adicción a la comida. 

Aunque no está dentro de los trastornos alimentarios reconocidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), la permarexia está siendo considerada por los expertos como un pre trastorno alimentario. 

Así lo señala el psicólogo de Clínica Santa María, Raúl Carvajal. “Efectivamente, es una preocupación en las consultas porque hay personas que están manifestando una cierta obsesión por controlar en detalle lo que comen en términos calóricos porque piensan que todo engorda”, explica. 

La permarexia está definida como la preocupación obsesiva de contar las calorías, saber cuántas tienen cada alimento y elucubrar cómo quemarlas, sin que la mayoría de las veces, se llegue a concretarlo. 

No está muy lejana de otro trastorno, la ortorexia, que es la obsesión por comer sólo alimentos sanos.

“No es que coman sano sino que su preocupación está más bien en el pensamiento, ya que no hay cambio de conductas como ocurre en un trastorno como la bulimia o la anorexia, que comen en exceso y después vomitan o simplemente no comen”, detalla el psicólogo. 

Es decir, el llamado pre trastorno mental se manifiesta cuando comenzamos a llevar la cuenta, controlar datos y seguir cuanta dieta se nos cruza, con las consecuencias de subir y bajar de peso en forma permanente por el efecto rebote.

“Hay una base bien obsesiva de saber y de controlar aquello que ingiero, pero me da la sensación que es cuestionado como diagnóstico porque no hay un cambio de conductas sino que queda sólo en el pensamiento”, aclara. 
PERMAREXIA
De todos modos, el especialista dice que si se está llegando a ese extremo, hay que ponerle atención, ya que quienes se encuentran en este camino lo pasan mal y pierden el sentido del disfrute por la comida. 

“Por eso se dice que es un paso previo a un trastorno alimentario como tal, ya que no es una visión sana de controlar el peso haciendo dieta y ejercicios, la preocupación es solo mental”, afirma el especialista. 
Photo

Post has attachment
Recetas rápidas de ensaladas para adelgazar

Estos son algunas de las combinaciones que existe de las ensaladas para adelgazar y que puedes hacer fácilmente para bajar algunos kilitos… Todo los ingrediente que veras los puedes mesclar en un bol para mayor comodidad a la hora de prepararlas, la elaboración de las recetas que veras a continuación tienen un tiempo máximo de elaboración de 15 minutos.

Las recetas con cantidades exactas de ingredientes rinden aproximadamente 2 porciones pero puedes modificarlas a tu gusto.

Ensalada refrescante:

Lechuga picada a la juliana
Un aguacate pequeño picado
Una taza de piña en trocitos
Una taza de melón en trocitos
Aderezo con jugo de limón, 1 cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta blanca
Ensalada anaranjada:

Lechuga picada a la juliana
100gramos de zanahorias a trozos.
50 gramos de cebolla picada
2 naranjas en trocitos
8 aceitunas
Aderezo con jugo de limón, 1 cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta blanca
Ensalada Los Ángeles:

2 tazas de repollo
Aceitunas al gusto
2 manzanas (preferiblemente ácidas) en trozos pequeños
1 taza de lechuga cortada finita.
5 rábanos en rodajas
Aderezo con jugo de limón, 1 cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta blanca
Ensalada de atún y pepino:

2 tazas de lechuga picada a la juliana
1 lata de atún al agua
1 pepino cortado en cuadritos
Aderezo con jugo de limón, 1 cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta blanca
Ensalada de pavo:

Una pechuga de pavo en trocitos
1 tallo de apio picado
2 tazas de lechuga picada a la juliana
1 pimiento (chiltoma de rellenar) en rodajas
Aderezo con jugo de naranja, 1 cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta blanca
Photo

Post has attachment
MOUSSE DE FRAMBUESA

Ingredientes para el Mousse de Frambuesa

* 2 tazas de frambuesas
* 500 ml de crema de leche
* 1 / 2 taza de azúcar
* 2 cucharaditas de gelatina de frambuesa o gelatina sin sabor

 Preparación del Mousse de Frambuesa

Bate la crema y el azúcar hasta que espesen y el azúcar se haya disuelto. Añade las frambuesas y sigue mezclando hasta que la mezcla adquiera un color rosa claro.

Disuelve la gelatina en 2 cucharadas de agua caliente, incorpora y revuelve con la mezcla de crema.

Vierte la mezcla en un recipiente de vidrio o en ocho copas individuales y refrigera.

Sírvelas cubiertas con chocolate rallado y con obleas de vainilla.
Photo

Post has attachment
YOGURT NATURAL CASERO

Ingredientes de la receta de yogur natural casero:

1 yogur natural (125 ml)
1 l de leche entera
15 gr de azúcar
hojas de menta para decorar
Elaboración de la receta de yogur natural casero:

Pon la leche en una cazuela a calentar y cuando rompa a hervir retira del fuego. Deja enfriar.
Echa la leche en un recipiente de plástico o vidrio y agrega el yogur y el azúcar. Mezcla bien y tápalo.
Deja reposar, removiendo de vez en cuando, durante 12 horas en un lugar a unos 25ºC de temperatura. Tras este tiempo, la leche habrá fermentado y el yogur estará listo.
Puedes repartir el litro de yogur casero en vasos o copas de vidrio y decorar con una hoja de menta.
Consejo a la hora de preparar yogur natural casero:

Si no es posible conseguir esa temperatura ambiente, puedes precalentar el horno durante 5 minutos a potencia máxima y apagarlo. Después mete el recipiente cerrado con la mezcla de yogur, leche y azúcar y deja reposar dentro 12 horas. Si tras ese tiempo no ha fermentado, repite la operación.
Photo

Post has attachment
ORTOREXIA: CUANDO COMER SANO SE CONVIERTE EN UNA ENFERMEDAD
Se trata de un trastorno de alimentación que se basa en estar obsesionado con la alimentación saludable. Cada vez hay más personas que sufren esta patología. Entérate de qué se trata.
La alimentación saludable y consciente está en un momento de pleno auge. Revisar las etiquetas de lo que comemos, evitar la comida chatarra y centrarse en una alimentación basada en el consumo de productos locales y estacionales, es una tendencia positiva para nuestro organismo y el cuidado del medio ambiente.
Pero ¿qué pasa cuando el cuidado se transforma en una obsesión? Primero dejar las carnes, después los huevos y los quesos, más tarde las harinas, el azúcar, los alimentos procesados y todo lo que venga en un envase. ¿Te parece una locura? La ortorexia es mucho más usual de lo que pensás: se estima que alrededor del 28% de la población de países occidentales tiene esta patología, aunque muchos ni siquiera lo saben.
A pesar de tener graves consecuencias para la salud, es difícil de diagnosticar porque a simple vista se cree que la persona es sana y que su preocupación por la alimentación es un hecho digno de ser admirado.
“Al principio me entusiasmé con la idea comer sano y empecé a comprar verdura orgánica y a dejar ciertos alimentos industrializados”, cuenta Agustina, de 29 años. “El problema fue que con el tiempo dejé cada vez más cosas y bajé mucho de peso. También se me complicó la vida social porque mis amigas se juntaban a cenar y yo nunca comía lo mismo. Si el plan era ir a comer una pizza ni siquiera iba. Para mí los equivocados eran los otros, tomé conciencia de que el problema era mío y de que se me estaba yendo la mano con la comida sana, cuando empecé a tener problemas de presión baja”.
Las personas con ortorexia tienen tal obsesión por comer sano que terminan enfermándose. En los casos más graves se puede padecer desnutrición, aunque también hay otras complicaciones como deficiencia de vitaminas, carencia de hierro y calcio, problemas cardiovasculares, baja presión y un nivel de masa corporal por debajo de lo que los médicos consideran saludable.
Gracias a la información que circula sobre el impacto de los productos transgénicos y la pésima calidad de vida de los animales que luego ingerimos —que pasan sus días hacinados y son inyectados con potentes medicamentos—, la conciencia de los consumidores creció, al igual que la oferta de productos ecológicos y libres de agrotóxicos.
Si bien esto es muy beneficioso para nuestra salud y el cuidado del medio ambiente, la ortorexia representa el lado oscuro de un cuidado que se transforma en obsesión. “El ortoréxico no sustituye los alimentos que rechaza por otros que puedan aportarle los mismos complementos nutricionales. Esto se traduce en anemia, carencias vitamínicas o de oligolementos o falta de energía”, dice la doctora Isabel Zamarrón, del Departamento de Nutrición del Hospital Ramón y Cajal, en Madrid.
Es muy común que las personas que sufren este trastorno alimentario dejen de comer fuera de su casa porque les preocupa la cantidad de sal, azúcar o grasas que tengan la comida que preparan otros. La paranoia, la culpa y los niveles de cuidado en relación a la calidad de los alimentos son tan extremos que ir a un restaurante o a una fiesta se convierte en una pesadilla.
La clave para una buena alimentación no es tener una dieta hiper restringida, sino comer variado y equilibrado. Saber disfrutar de un buen plato de comida y de una sobremesa con amigos, es también una manera de cuidar la salud.
Photo

Post has attachment
LA GELATINA, UN POSTRE RICO Y SALUDABLE
La gelatina es, sin ninguna duda, algo más que un postre delicioso, muy rico, sencillo y fácil de hacer, ya que se puede convertir en una buena y fresca alternativa, totalmente sana y con un alto valor nutritivo. Pero, ¿qué beneficios y propiedades tiene la gelatina? ¿Y el valor nutricional de la gelatina?
Numerosos estudios han puesto de manifiesto que la gelatina es sumamente beneficiosa para aquellas personas que padezcan de problemas digestivos, como pueden ser la gastritis, la hiperacidez, los cólicos y la colitis.
También es ideal para personas que sufran de indigestión, ya que facilita el proceso de la digestión evitando la aparición de digestiones pesadas, y por ende tener un sistema digestivo sano.
Contiene colágeno, y a partir de él grenetina, que viene a ser una proteína que es capaz de aportar nutrientes complementarios para la piel, uñas y cabello, ayudando a que estén mucho más saludables.
También es ideal en los más pequeños, formando parte por ejemplo de una dieta blanda, e incluso para personas de la tercera edad, enfermos, o personas que en definitiva se encuentren haciendo algún tipo de régimen alimenticio.
Valor nutricional de la gelatina
En lo que se refiere precisamente a ese valor nutritivo, la gelatina principalmente contiene colágeno (entre un 85 y un 90%), sales minerales, agua y azúcares.
Dicho sea de paso, debemos indicar que la proteína, su componente principal, está formada por eslabones llamados aminoácidos (que ya conocemos), y que 18 de los 20 existentes se encuentran presentes en la estructura de colágeno, por lo que forman parte de la composición de la gelatina.
No obstante, debemos indicar que la gelatina a pesar de ser un alimento proteico, el colágeno no contiene todos los aminoácidos esenciales, motivo por el cual no supone un aporte proteínico ciertamente complejo.
Principales propiedades de la gelatina
• Útil en caso de indigestión.
• Evita la aparición de las digestiones pesadas.
• Aporta nutrientes beneficiosos para la piel, las uñas y el cabello.
• Útil en caso de necesitarse dieta blanda.

Debido a que la gelatina está hecha a base de grenetina, que aporta colágeno, la manera más fácil de obtener la proteína es a través del consumo de este postre. Los beneficios que obtienes al consumirla.
1. Favorece el peso. Debido a que la gelatina contiene proteína es un alimento poco calórico. Sin considerar el azúcar y saborizantes, por cada cinco gramos aporta solo 17 calorías, es decir, alrededor de 60 calorías por un litro.
2. Favorece la piel. El consumo constate de gelatina aumenta la elasticidad de la piel, porque aporta alrededor de 30% de colágeno, vital para su firmeza y tono. Además, fortalece los tejidos conectivos de ésta.
3. Favorece la salud de huesos. Por ser una fuente de calcio, magnesio, fósforo, silicio y otros minerales que ayudan a reconstruir y fortalecer el sistema óseo.
4. Favorece la digestión. La gelatina contiene un aminoácido (glicina) que estimula el ácido clorhídrico en el estómago, necesario para la digestión y asimilación de nutrientes. También aumenta el aprovechamiento de las proteínas.
5. Disminuye las estrías. La gelatina es una gran opción para prevenir la aparición de estrías, por la firmeza y elasticidad que aporta a través del colágeno.
Por otra parte, especialistas afirman que la gelatina aporta arginina, un aminoácido a través del cual el cuerpo obtiene creatina, compuesto que ayuda al crecimiento de los músculos.
Debido a su fácil digestibilidad y al gran aporte en proteínas, la gelatina constituye un alimento que seguramente integrará la lista de comidas recomendadas que recete un médico para tratar todo tipo de convalecencias o enfermedades, y aunque en esencia se trata de un preparado muy nutritivo, veamos un poco más sobre su proceso de elaboración y la diferencia que tendría con una gelatina medicinal hecha en casa.

MITO DE LA GELATINA
“Si existe un producto inofensivo, ese es la gelatina. Es un alimento libre de colesterol, sin conservantes ni aditivos, que los médicos recomiendan para prevenir la osteoporosis y la artrosis, entre otras bondades. “
¿Qué es la gelatina?
Tal vez esto te sorprenda, pero la verdad es que cuando hablamos de gelatina estamos haciendo referencia a un producto de origen animal, elaborado a partir del colágeno de animales de granja, como vacas y cerdos, de los cuales se utiliza su piel y huesos para obtener la tan preciada proteína (el colágeno) Los recortes de piel sin curtir del ganado vacuno y los descarnes frescos de cabeza y huesos, que se desgrasan y trituran antes de las 24 horas del sacrificio del animal, para transformarlos en oseína. Tras lavarlos varias veces con ácido, los cueros y la oseína se exponen a una solución de cal, entre 5 y 10 semanas. La sustancia extraída es luego esterilizada a 145 grados y rápidamente se la enfría para solidificarla y así producir el polvillo que luego disolverás en agua para lograr una rica gelatina.
Probablemente esta noticia te cause un poco de impresión si no sabías el origen de la gelatina, pero dejando de lado cuestiones filosóficas y siempre y cuando no seas vegetariano, el hecho indiscutido es que la gelatina constituye un alimento nutritivo, muy recomendable cuando nuestra salud no acepta la ingesta de otro tipo de alimentos.
Debes tener en cuenta que, como sucede con gran parte de la industria alimenticia, también la gelatina se ve sometida a varios procesos industriales y agregado de químicos y conservantes que no resultan benéficos para nuestra salud, así como tampoco el hecho de que muchos de los animales que se utilizan para su producción son criados en condiciones de engorde, donde son sometidos a la aplicación de antibióticos y transgénicos, todo lo cual también estará integrando esa rica y colorida porción de gelatina que tienes en tu mesa.

¿Cómo consumir una gelatina natural?
Parte de estas condiciones puedes revertirlas utilizando gelatinas lo más orgánicas posibles, y principalmente renunciando a aquellas que vienen empaquetadas y listas para preparar, pues si bien permiten crear deliciosos postres, con lindos colores y ricos sabores, recuerda que estos han sido elaborados mediante el uso de químicos.
Photo
Wait while more posts are being loaded