Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 14 de Septiembre: Disponte a Beber
Escucha:
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva (Juan 7:37-38)






Piensa:
Jesús es nuestra fuente inagotable de vida, por eso hace la invitación: “venga a mí y beba”. Sin embargo por las diversas circunstancias de la vida podemos olvidar los requisitos para poder beber del Espíritu. Estos están expresados en el mismo pasaje: 1. Creer en él, 2. Acercarse a Él, 3. Tener sed de Dios.
La obra del Espíritu Snato en el creyente es comparada aquí con la obra de los ríos que emanan de una fuente de agua viva. Es aquella fuente que nunca se agota, los ríos que de ella salen producen vida, limpian, transforman el árido paisaje en hermosos valles y verdes montanoas , que generan vida continuamente. Eslo que Dios nos ha regalado: vida, renovación, limpieza.
Recuerda, la misericordia de Dios es para siempre y por ello entrega al hombre el maravilloso don del Espíritu Santo, no por méritos humanos, sino por la gracia en Cristo Jesús. Por su Espíritu, podemos ser transformados y avanzar hacia su plan divino para nosotros.








Ora:
Señor, gracias por tu amor y bondad. Permíteme creer y permanecer a tu lado, haciendo continua mi sed por Tu Palabra, para asi ser digno de beber de Tu Espíritu, que es la fuente inagotable que limpia, renueva, transforma y guía nuestras vidas. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 12 de Septiembre: Fe Desde Sus Promesas
Escucha:
No faltó palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel; todo se cumplió (Josué 21:45)

Piensa:
Ocasionalmente, Dios nos llama a empresas inusuales. (Trata de ser un Noé y construir un trasatlántico en el Sahara). Cuando asumimos tales tareas, la familia se preocupa, los enemigos se burlan, y puede que los amigos cercanos se pregunten si hemos perdido la cabeza. Las empresas de fe desafían el pensamiento convencional. Pero la diferencia entre el llamado de Dios y el autoengaño es Su promesa.
Nosotros ponemos a prueba nuestra empresa de fe. Pero Dios ya ha prometido proveer aquello que estamos buscando. ¿Tienes necesidad de alimento y vestido? Dios promete suplirlos (Mateo 6:25-34). Pide con expectación.
¿Requieres de guía y sabiduría? Dios te dará lo que necesita (Proverbios 3:5-6; Santiago 1:5-7).
Examina las muchas referencias bíblicas a la fe y encontrarás que la mayoría de ellas no son del tipo de “tener fe para obtener lo que queremos”, sino que son un aliento a tener fe en Él. La fe cristiana está cimentada en el carácter de Dios, y esto trae gran consuelo.
Por ellos, guardémonos hoy y siempre, en una gran verdad: las promesas hechas por el Señor son infalibles. Como lo dicta la palabra: “No faltó palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel; todo se cumplió” (Josué 21:45)

Ora:
Señor, confío cada día en la grandeza y lealtad de las palabras que nos has dejado. Fortalece mi fe para continuar obrando conforme a tu voluntad, para ser digno de las promesas infalibles que guardas para los que Te siguen. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 13 de Septiembre: Disfruta El Momento
Escucha:
Este es el día que ha creado el Señor; regocijémonos en él (Salmos 118:24)






Piensa:
El verdadero gozo de la vida esta en el viaje. La estación es solo un sueño. Se aleja de nosotros sin cesar. Porque preocuparnos del pasado, si ya recorrimos ese camino. Porque hacernos eco del futuro cuyo camino todavía no se encuentra ante nosotros.
“Disfruta el momento” es un buen lema, sobre todo si lo complementas con el versículo de hoy: “Este es el día que ha creado el Señor; regocijémonos en él”.
No son las cargas del hoy lo que enloquece al hombre. Son los arrepentimientos por el ayer y el miedo al mañana.
Por eso, deja ya de recorrer los pasillos y contar los kilómetros. En Cambio, escala más montañas, toma más helado, camina descalzo con más frecuencia, zambúllete en más ríos, contempla más atardeceres, ríe más, llora menos…
Es preciso vivir la vida en pleno viaje. La estación llegará demasiado pronto, y cuando nos percatemos de ellos será tarde para recuperar el tiempo que habremos perdido en preocupaciones que al final superamos, porque contábamos con Dios.








Ora:
Señor, que mis errores pasados y mis angustias por aquello que pueda venir, desaparezcan al saber que cuento contigo. Se que no me abandonas y me sostienes en todo momento, por lo que hoy decidiré disfrutar cada momento presente sabiendo que camino contigo, y por ello, la victoria será el único resultado al final. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 11 de Septiembre: Fuente Inagotable
Escucha:
Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras (Salmos 145:18)






Piensa:
En agosto de 2010, el mundo centró su atención en una mina de Chile. Treinta y tres mineros estaban atrapados unos 700 metros bajo tierra. No sabían si la ayuda llegaría. Después de 17 días, escucharon una perforadora… y apareció un pequeño agujero en el techo de la mina, al que le siguieron tres más, los cuales se convirtieron en el medio de suministro de agua, alimentos y remedios. Los mineros dependían de esos canales para contactarse con el exterior, donde los rescatadores tenían provisiones para que sobrevivieran. Sesenta y nueve días después, el último minero fue sacado sano y salvo.
En este mundo, solo podemos sobrevivir con provisiones que nos llegan de afuera de nosotros mismos. Dios, el Creador del universo, es quien nos provee todo lo necesario. Como las perforaciones para aquellos mineros, la oración es para nosotros lo que nos conecta con el Dios que provee todas las cosas.
Jesús nos instó a orar: «El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy» (Mateo 6:11). En aquella época, el pan era el alimento básico y representaba todas las necesidades de la gente. Así, además de las necesidades físicas, Jesús estaba enseñando a orar por todo: consuelo, salud, ánimo y sabiduría.
¿Cuál es tu necesidad hoy? Ora al Señor, porque”cercano está […] a todos los que le invocan” (Salmo 145:18).








Ora:
Señor, te doy gracias por cada bendición que pones en mi vida, por mantener Tu mirada fija sobre mí. Porque me suples en suficiencia, para mis necesidades físicas y por sobre todas las cosas para el alimento de mi alma y de mi espíritu. Amén
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Post has attachment
Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 10 de Septiembre: Realmente Descansar
Escucha:
Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo (Salmos 55:22)








Piensa:
Una de las maravillosas promesas que nos ofrece Dios, es que en Él encontraremos el descanso para nuestras cargas. Sin embargo, muchas veces, no es fácil, encontrar el camino para entregarnos de lleno a tan hermosa promesa.
Aprendí a descansar mis cargas en Dios, entregándolas plenamente a Él, de forma consciente, alejándome por completo de mi preocupación por el resultado final de la situación que me angustiaba.
Mientras buscaba con desesperación un empleo y habiendo asumido que dejaría al Señor la carga de encontrar alguna ocupación, me mantuve ojeando constantemente mi resumen curricular, llamando a cada empresa a la que me dirigía en busca de una respuesta más rápida, ojeando, a pesar de mi compromiso de dejar esa carga a Dios, todos los clasificados que podía en busca de más oportunidades.
Finalmente, decidí olvidarme del resultado de todo esa búsqueda, y ahora si de manera consciente y decidida, sabiendo que había dado mi mejor esfuerzo, resolví descansar plenamente en Dios esa carga, con lo que procuré continuar ocupándome en el empleo informal a tiempo medio que tenía en aquel entonces.
Al cabo de unos meses, fui contactado por un compañero de la universidad, por la vacante de un empleo en la docencia, bien remunerado y con excelentes beneficios extras. No era ninguno de los empleos a los que había aplicado, pero para mi sorpresa, fue por mucho, mejor que cada uno de ellos.
La lección aprendida fue hermosa y reveladora: Nuestro deber es el mejor esfuerzo y descansar “total y plenamente” nuestras preocupaciones en Dios. Él nos sorprenderá dentro de sus tiempos con sus maravillosas maneras, con planes que revelan su voluntad de bien para cada uno de los que le siguen.
Empieza hoy a confiar verdaderamente tus cargas al Señor, porque algo es seguro Él te sustentará






Ora:
Señor, enséname a no solo afirmar que dejo mis cargas en Ti, sino a realizarlo completamente. Enséñame a confiar profundamente y de corazón,  no en mi prudencia, sino en la tuya y en los planes de bien que guardas para mí. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 09 de Septiembre: Dónde Está La Riqueza
Escucha:
Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.  Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama (Lucas 16:19-24)



Piensa:
¿Cómo piensas que Dios observa la riqueza? ¿Si Él te diera una descripción de una persona rica para Él, cuál crees que sería? En mi caso pienso que su concepto de riqueza involucraría indudablemente a una persona llena de amor.  Aquel que procura buscar del Señor y reflejar en su obra diaria el propósito que ha puesto en su vida.
En el pasaje de hoy el hombre rico, da muestras de haber recibido grandes bendiciones expresadas en su riqueza material, sin embargo no es Él, aquel que termina siendo acogido, sino el mendigo, demostrando que la riqueza material no es lo que al final prevalece ante El Señor. La humildad del mendigo se contrasta con la vida exagerada de derroche y despilfarro llevada por el hombre rico, quien a su vez ignora la situación de escasez que rodeaba al hombre pobre.
La palabra de Dios es sabia y nos invita en consecuencia, a cosechar riquezas, a ser ricos pero ricos en Él. Conociéndolo, buscándolo, obedeciendo su disposición.
Cambiemos asi, el concepto de riqueza que el mundo nos presenta; ante la prosperidad ofrezcamos al necesitado y caminemos junto al Señor guiándonos en su palabra, para reflejar en nuestras vidas la mayor de las riquezas: El Amor de Dios por nosotros.






Ora:
Señor, Te agradezco las riquezas que has derramado en mi vida. Ayúdame a compartirlas para el bien de otros, de manera que ellos puedan conocerte, buscar de Ti y cosechar Tu infito amor que es la mayor de las riquezas. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Las oraciones tienen poder cuando son invocadas en el Nombre del Padre, del Hijo y el Espíritu Santo. Oremos Todos para que los daños del Huracan Irma sean menos.


Señor DIOS, que dominas los Cielos y la Tierra y calmas las tempestades, escucha nuestras súplicas y aleja la furia de la naturaleza de nuestra isla y de todas las tierras de nuestros hermanos, que este huracán se dirija al mar abierto y pierda su fuerza para que nuestro temor se convierta en jubilosa acción de gracias. Estos son favores que te pedimos en el nombre poderoso de Cristo Jesus, nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos Amén.

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 06 de Septiembre: Regalar Ánimo
Escucha:
Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre (Hechos 4:36)








Piensa:
José, oriundo de Chipre, fue uno de los primeros seguidores de Jesús. Los apóstoles lo llamaron Bernabé, que significa “hijo de consolación”. También lo vemos en Hechos 4:36-37, cuando vendió una propiedad y donó el dinero para ayudar a otros creyentes necesitados. También en 9:26, cuando llevó a Saulo —conocido después como Pablo— ante los apóstoles, quienes le tenían miedo, y lo defendió por ser un hombre al que Cristo había transformado.
Estamos rodeados de personas que necesitan recibir ánimo. Una palabra oportuna, una llamada telefónica o una oración con ellas pueden fortalecer su fe en Jesús.
La generosidad y el apoyo de Bernabé demuestran qué significa ser un hijo de consolación.
Cuando luchamos con las circunstancias de la vida, una palabra de aliento de los demás puede levantar nuestro espíritu y nuestros ojos al Señor. Isaías, el profeta del Antiguo Testamento, escribió: “Dios el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado” (50:4). Cuando miramos al Señor, Él ofrece palabras de esperanza y luz en la oscuridad.






Ora:
Señor, ayúdame a escuchar tus palabras de esperanza hoy. Ayúdame a expresarlas a los demás para que los guíen a ti. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc

Mensaje Diario/Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional): 03 de Septiembre: Hazte Experto
Escucha:
Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien (Salmos 34:10)








Piensa:
Una de las maravillosas verdades nos muestra la Palabra de Dios, pero que muchas veces podemos pasar por alto, es que en el Cuerpo de Cristo no existe escases. Todo aquello que podamos necesitar y toda circunstancia apremiante que podamos atravesar se encuentra bajo el control de Nuestro Padre mediante las preciosas promesas de provisión que nos ha entregado.
Sin embargo, ¿Por qué entonces muchos sienten que continúan en la escasez? Porque, como dice Hebreos 5:13, se mantienen inexpertos en la Palabra de justicia.
Volvernos expertos en la Palabra, además de estudio, es reconocer y practicar la paciencia y obediencia ante El Señor. La rapidez con la que se mueve la sociedad de hoy, hace que nos acostumbremos también a buscar y a proveer respuestas instantáneas a cualquier situación y podemos llevar esta realidad a nuestra relación con Dios, haciendo por ejemplo, una oración veloz, muchas veces atareada y con poco sentido, esperando que sea contestada. Si nuestro médico entrara, nos tirara un frasco de píldoras y dijera: “Aquí tiene esto, tómeselo”, sin ni siquiera tratar de examinarnos, saldríamos de su oficina y nunca volveríamos. Sin embargo, llegamos a sorprendernos cuando esa misma actitud apresurada en el ámbito espiritual hace que nuestras oraciones no sean eficaces.
Ha llegado la hora de despojarnos de esa mentalidad “instantánea” y darnos cuenta de que hay situaciones en las que debemos tomarnos el tiempo para orar y escuchar las instrucciones de Dios.
Si en algún área de tu vida te sientes inexperto, las relaciones con otros, con tu pareja, el ser misericordioso, aprender a perdonar, toma la Biblia y lee las promesas, enseñanzas de la Palabra de Dios, en esa área que deseas mejorar.
Al hacernos expertos en entender el mensaje del Señor, al llenarnos de su paz, ser pacientes y darnos el tiempo para escucharlo con atención, encontraremos el camino hacia  la abundancia eterna que nos aseguran esas preciosas promesas.






Ora:
Señor, permíteme hacerme experto en tu palabra, siendo paciente, obediente y humilde, alejándome de la rapidez del mundo de hoy, de manera que pueda hacerme experto en Tu palabra y así, digno de recibir las maravillosas promesas de provisión y abundancia en todo tiempo, que me brindas. Amén.
Para mas mensajes diarios descarga Caminando con Dios (Versículo del Día y Devocional) gratis en Google Play Store, siguiendo este link: https://goo.gl/KikLWc
Wait while more posts are being loaded