Post has shared content
CRISTALES ROTOS

No tenías derecho.
Y aún así, despojaste a mis hadas
de la luz que desprendían
taciturnas con su vuelo
sobre el dintel de mi cama.
Allí, entre el suelo y la mugre de tus manos,
prisionera
de tus torpes caricias
sobre la tierna carne a medio hacer.
Despojada de la magia de mis ojos
ciega,
entre el cielo y el infierno
perdida,
entre lo que estaba mal o bien.
Tu hambre adelantó mi tiempo
y me forzaste a crecer.
No tenías derecho
a florecer una primavera
en el precoz despertar
de mi infantil letargo.
No tenías el derecho,
tú me lo robaste,
dejando una estela de cristales rotos
sobre la muñeca color carmesí.














Photo

Post has shared content

Post has shared content
Hasta viviendo en el rancho mas miserable puede surgir la idea mas asombrosa que revolucione al mundo!
El futuro tiene que empezar en algún punto.(Podría ser este)
Es lo que dice en la pizarra de este local, en Palermo Viejo, Buenos Aires.
Photo

Post has attachment
Último dia para baixar grátis o livro REFLEXÕES PASTORAIS.
El último día para descargar gratis el libro REFLEXÕES PASTORAIS.
Last day to download free book REFLEXÕES PASTORAIS.
https://amzn.to/2N5957A

Post has attachment
NUNCA MÁS
Bajo el brillo de la luna
serpenteaba una canoa
y con ella alguien
aburrido de no hacer nada
plañía en medio del lago
buscando esa paz
que el opiáceo no le daba
y afligido
por su destino incierto
exhalaba
con los brazos abiertos
clamando amor
cual ave en el desierto
bajo un cielo azul
en mar adentro.
Un remolino lo sorprendió
envolviendo la canoa
y sin contemplación ninguna
al fondo los sumergió.
Nada pudo hacer el sol
y frente a la luna lloró.
Nunca más nadie los vio.
Malania.
Photo

Post has shared content
SE ROMPIERON LOS ESPEJOS
Y MI ROSTRO EN MIL PEDAZOS
DE CRISTAL SE REFLEJÓ.
Y FUERON EN ESAS IMÁGENES
QUE VI Y ME MIRABAN
QUE ENTENDÍ EL PORQUE
DE SEGUIR ENTERA AÚN QUEBRADA...
NP.

Photo
Commenting is disabled for this post.

Post has attachment

Post has attachment
El Primer Amor
El Primer Amor
chicasoledad.blogspot.com

Post has attachment

Cambiamos de pan y buscamos en el vino el sabor de siempre. Cada vez hay más tiendas de pan y cada vez se bebe menos vino. En tiempos tan interesantes como el nuestro lo de “el pan cambiao y el vino acostumbrao” se ha hecho una realidad comercial. Una antigua maldición china: “Quiera Dios que vivas tiempos interesantes”. Asisto con resignación al hecho de que cada vez me gusta más la música que he estado siempre escuchando, los amigos que hace más tiempo tengo… incluso por el bosque recorro los senderos de siempre, respirando por los pequeños cambios que soy capaz de pillar. Me embriago con ellos.
Me he hartado de decirles a los jóvenes que el alcohol es malo, que eso de que a pequeñas dosis puede ser bueno es mentira. Que hay que embriagarse, pero con otras cosas. Que si no las pillas acabarás alcoholizado, que el imperio que el alcohol ejerce sobre la humanidad se debe a que puede estimular facultades generalmente trituradas por los fríos hechos y las críticas descarnadas. La sobriedad reduce, discrimina y dice no; la embriaguez expande, une y dice sí. ¡Ennivrez vous!, pedía el poeta. De vino, de virtud o poesía, à votre guise, pero ¡Embriagaos! Il faut être toujours ivre, tout est là ; c'est l'unique question. En la embriaguez del éxtasis nos encaramamos en el carruaje de los vientos, insiste el Rig Veda.
Es una regla de buen gusto, en el sentido fisiológico de la palabra, que una copa de vino nunca debe hacer añorar la anterior. Y elegir un buen vino, una droga tan metafórica como sea posible, pero una droga poderosa. Al menos si no queréis someteros a la tiranía de la costumbre, a la vergüenza de la adicción. Porque lo que la tendencia a la adicción excluye, ya de entrada es la forma ritual del éxtasis y la definición sacramental de las realidades manifestadas mediante la sustancia embriagadora. Para esos mundos se podría proclamar la regla empírica: cuanto más profunda es la experiencia de la droga, más imposible la adicción.
No basta decir que no. Suprimid el opio, pero no impediréis que haya almas destinadas al veneno que fuere... Veneno de la debilidad, veneno del alcohol, veneno de la asociabilidad. Hay almas incurables y perdidas para el resto de la sociedad. Quitadles un recurso de locura e inventarán otros mil, absolutamente desesperados.
Para no acabar sin ganas de salir de casa, del sendero, de las relaciones de siempre, como los viejos que no hay nunca que llegar a ser. Para no caer en la sociedad de consumo y acontecimiento, o ceder al impulso irrefrenable a “crearnos una morada en entornos discrecionales”, como plantas de invernadero.
¡Qué decepción darse cuenta de que la película que estás viendo ya la habías visto! Los espectáculos más interesantes ante los ojos de los que van siendo incapaces de interesarse en nada. ¿Qué es esto más que miserable adicción? ¿Qué son aquellos sino un medio de llegar a esta? ¡Ay! ¿Quién nos contará la historia completa de los narcóticos? ¡Casi es la historia de la civilización, de lo que llamamos civilización superior. Que como Tiberio acabemos exclamando: ¡Qualis spectator pereo!
Algo de pan, algo de vino y tú mirando la luna a mi lado. El Tú radical en la soledad radical. El intimor intimo meo, en palabras de San Agustín. “En el nombre del padre, que fizo toda cosa/ et de Don Iesuchristo, fijo de la Gloriosa/ et del Spiritu Sancto, que igual dellos posa,/ de un confesor santo quiero fer una prosa./ Quiero fer una prosa en román paladino/ en el cual suele el pueblo hablar a su vecino/ ca non so tan letrado por fer otro latino/ bien valdrá, como creo, un bon vaso de vino”.
A veces vuelvo a oír los cánticos de los borrachos de mi pueblo a San Roque Glorioso… “de vino, de vino Señor, hasnos, hasnos partécipes… de lanca, de lancarnacioooón… que es un misterio tan grandeee, ¡que no lo entiende ni Dióóós!”
Wait while more posts are being loaded