Profile cover photo
Profile photo
A todo punto
6 followers -
Teje la vida
Teje la vida

6 followers
About
Posts

Post has attachment
Calcetines de patchwork. Una vez vi en una página rusa de internet la foto de unos calcetines patchwork y me picó gusanillo. Imaginaba la construcción del calcetín, pero como no lo había tejido,no sabia si funciona o no. 
Estoy muy contenta con el resultado, lo único que para los primeros me han salido grandes, como para la talla 41-42. Los siguientes los voy a tejer más pequeños, como para mí. Pero estos los dejaré a mi marido, al que no le espantan no las rayas, ni rara construcción.
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Ahormando chal. Hay veces que las alumnas no lo han hecho nunca y lo mejor que puedes hacer es ahormarlo en el taller.
Primero lavas el chal con champú de pelo (si es de lana, es imprescindible), dejas un rato con suavizante (por falta de tiempo y porque ya estaba lavado antes, eso no lo hicimos). 
Después enrollas el chal en la toalla grande y pisas por encima. Con tu peso ayudaras que salga todo el agua sobrante. 
Coges las alfombritas de puzzle de chino y con alfileres sujetas primero las esquinas y luego todo lo demás hasta que el chal ha obtenido la forma deseada. 
Lo dejas así hasta que esté completamente seco. Lo ideal es una noche entera o más si aún no tienes la calefacción. 😉
Photo
Add a comment...

Post has attachment
¿Te gusta tejer ranglan desde arriba? ¿Cuantos modos de aumentar puntos sabes? Yo conozco 7 maneras diferentes. Aquí te las cuento.
Add a comment...

Post has attachment
Entrevista con una de las verdaderas conocedoras de manoplas letonas, Maruta Grasmane. Espero que os guste. 
A proposito, tengo kits de manoplas. 
Add a comment...

Post has attachment
A la chaqueta de Marisol sólo le faltan las mangas. Es una chaqueta empezada por el cuello que tiene 18 franjas de calado que van paulatinamente ensanchando, hasta conseguir el ancho necesario, dejar los puntos de mangas en espera y ya no crecer más.
Marisol lo teje de royal baby alpaca 100% verde azulado y mohair con seda (70%, 30%). El resultado es muy amoroso, delicado y femenino.
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Soy Guna, una letona que hace ya casi diez años que vive en Madrid. Vengo de un país con el clima bastante más duro, así que para los letones abrigarse siempre ha sido importante, y de ahí el tejer y coser. Además, todas las mujeres de mi familia han tenido siempre «las manos de oro», como decimos en Letonia. Han tejido con dos agujas, en telar, han hecho ganchillo, han bordado, han hecho macramé, han hilado…

Tejo desde que tenía cinco años y nunca he dejado de hacerlo. En unas épocas más, en otras menos, pero siempre he tenido un buen arsenal de agujas circulares y unos ovillos de lana a mano. Cuando empecé a vivir en España, parece que tejer era de alguna manera como volver a mi tierra, continuar la saga familiar de labores. Lo hacía cada vez más hasta que mis amigas me pidieron que compartiera con ellas mis conocimientos. El primer taller que di fue de manoplas letonas y el interés de la gente fue sorprendentemente grande.

manoplas letonas
Manopla letona de una alumna
Así seguí, organizando monográficos de vez en cuando, porque también tenía trabajo y no podía tejer todo lo que me hubiera gustado. Pero lo que es la vida, me quedé embarazada, me despidieron, la niña iba creciendo y poco a poco podía volver a hacer lo que a mí de verdad me gustaba: tejer y enseñar a hacerlo.

Mi tatarabuela Anna
Mi tatarabuela Anna
A lo largo de este tiempo también he colaborado con la casa de moda Delpozo y he tejido para tres colecciones suyas. Era un trabajo muy intenso, interesante y creativo. Tenía que hacer cosas que nunca había hecho para conseguir lo que quería el diseñador. Y tenía mucha imaginación. Tanta, que a veces tenía que reconocer que no era técnicamente posible hacer lo que quería. Pero las prendas quedaron muy bonitas y ahora, de vez en cuando, al volver a ver alguna foto, estoy muy satisfecha de esta experiencia tan fascinante.

Di clases de punto de un sitio en otro hasta que me encontré con Marta y juntas creamos «Ada Madeja». Han sido casi dos años llenos de alegría, satisfacción y muchos quehaceres, aunque a veces también de varias dificultades y problemas. Marta encontró trabajo en su profesión y se dio cuenta de que no podía con todo. Así que yo tenía que dar una vuelta al taller y seguir. ¡Y aquí estoy!
Photo
Add a comment...

¡Bienvenidas al taller lanero «A todo punto»!
«A todo punto» ha nacido como continuación del proyecto «Ada Madeja» que aproximadamente hace dos años emprendí junto con Marta. Como suele pasar, nuestros caminos nos llevaron a distintos sitios. Me quedé sola, pero decidí seguir con mi pasión de tejer y enseñar a las demás a hacerlo bien.
Así que «A todo punto» es un taller lanero donde puedes aprender a tejer, a hacer ganchillo, a hilar y lo básico de coser. En general, todo lo relacionado con la lana y otras fibras naturales que tanto me gustan.
Aparte de clases presenciales, habrá también clases on-line para que puedan participar todas las personas interesadas que viven fuera de Madrid o que por la razón que sea no pueden acudir a las clases presenciales.
«A todo punto» tiene un blog que aún se está haciendo y donde aparte de información sobre las clases y tutoriales, encontrarás artículos sobre cosas que te pueden interesar: tejedoras y tejedores de referencia, distintos tutoriales sobre detalles importantes en el proceso tejeril, diversas técnicas y prendas, reseñas sobre los libros y revistas, así como el resumen de lo que habitualmente hacemos en el taller.
Espero que todo esto te resulte útil e interesante.
Aquí estoy para todas tus preguntas y comentarios.
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded