Profile cover photo
Profile photo
Tinta Roja
607 followers -
El sueño de la razón produce monstruos y las alubias gases.
El sueño de la razón produce monstruos y las alubias gases.

607 followers
About
Tinta's posts

Post has attachment

Esculpida en piedra. (Un nuevo comienzo.) Capítulo 1. "La niña y el sapo."

Plena la luna, noche estrellada, monótono canto el de sapos y ranas. Todos están de fiesta en la pequeña charca. Sobre una piedra, contento, se encuentra el sapo Batracio. Con el est...

Post has attachment

Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.

Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.

Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.


Post has attachment
Mensaje en una botella.

Hay que ser mucho más que pedante
para auto proclamarse caballero andante.
Ansiar zanjar disputas y deshacer entuertos,
ganar batallas después de muerto
y acabar de leyenda en los libros de texto.
Pero ahora no tengo otro anhelo
otro deseo que ganarme tu afecto.
A cambio te ofrezco una vida sin sueños
y como muestra de mi respeto,
hinco la rodilla en el suelo
humillo la cabeza y te rindo mi espada.
¡No más cuentos de hadas!
Que en esta mi isla no tengo galgo que me ladre,
ni rocín flaco, ni otra tinta que la propia sangre.
Has de disculparme por ser tan breve,
que escribir es morir y cada palabra duele
cuando ni el eco te las devuelve.
Cesa el bramar de las olas y llega la calma
le hablo a la luna sentado en la arena.
Yo sé que me escucha porque palidece.
Sé que me entiende, tan sola en el cielo.
Le brindo el último trago,
rubrico de mi puño y letra
y lanzo al mar la botella.

Wait while more posts are being loaded