Profile cover photo
Profile photo
Medicina Integrativa
19 followers -
La vida nos habla en susurros; si no la escuchamos nos grita. Ese grito es el dolor o la enfermedad.
La vida nos habla en susurros; si no la escuchamos nos grita. Ese grito es el dolor o la enfermedad.

19 followers
About
Posts

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
El Desmodium, mucha experiencia en su uso medicinal
____________________________________________________

Los curanderos tradicionales del África ecuatorial y América Latina emplean el Desmodium adscendens para tratar las enfermedades del hígado y los ataques de asma. También dan un té hecho con sus hojas en caso de nerviosismo o para tratar las infecciones vaginales por medio de un baño.

Un estudio en el que se entrevistó a más de 8.000 indígenas de diferentes partes de Brasil mostró que es el remedio más popular para tratar la malaria mediante la decocción de las raíces secas. 

Los nativos de la tribu Garifuna, Nicaragua, utilizan decocciones de las hojas para tratar la diarrea y las enfermedades venéreas y para facilitar la digestión.

En África, el Desmodium se utiliza tradicionalmente para proteger el hígado. Los curanderos tradicionales utilizan en el tratamiento de diversas enfermedades hepáticas como la hepatitis viral y para controlar los ataques de asma.

El Desmodium, o Desmodio, es una planta rastrera con largos tallos que se enrollan alrededor de las palmeras aceiteras o de los cacaoteros.

A principios de la década de 1960, el médico francés Pierre Tubéry y su mujer, la doctora Anne-Marie Tubéry-Crauzes, que ejercían la medicina en un ambulatorio fundado en Camerún por los Hermanos y Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús, pudieron recoger el testimonio de varios europeos que se habían curado en pocas semanas tras sufrir hepatitis graves.

Con la ayuda de un enfermero camerunés identificaron la planta que habían usado los curanderos tradicionales, que no era ni más ni menos que el Desmodium adscendens.

De vuelta a Francia, en la Universidad de Toulouse, empezaron a investigar sobre esta planta. El análisis de los principios activos dio muestras de una importante concentración en alcaloides (isovitexina, entre otros), saponinas, antocianinas y flavonoides.

Numerosos ensayos clínicos emprendidos en Francia, Inglaterra, Canadá y en algunos países del África ecuatorial confirmaron que esta planta no sólo actúa en el tratamiento de disfunciones hepáticas (problemas del hígado), sino que también tiene otras dos indicaciones principales: la protección del hígado durante tratamientos médicos de larga duración (por ejemplo, quimioterapia) y en casos de alergia.

En Ghana, el Centro de Investigación Médica de plantas medicinales lo utiliza en enfermos con asma, mientras que en Costa de Marfil, Camerún y Senegal, se utiliza para tratar las úlceras de estómago y el estreñimiento.
S
u capacidad para normalizar niveles elevados de enzimas del hígado, la acción relajante sobre las fibras musculares lisas, sus propiedades broncodilatadoras y también antihistamínicas han sido probadas.

De inmediato, el remedio se erigió como el tratamiento natural más eficaz en la lucha contra los ataques que sufre el hígado, ya fueran virales o químicos, y sobre todo como consecuencia de una intoxicación alcohólica o medicamentosa.
Propiedades hepatoprotectoras
Estudios en animales muestran que el Desmodium adscendens disminuye la hepatotoxicidad que ocasiona el tetracloruro de carbono al disminuir el nivel de transaminasas, que son el marcador del daño hepático.

Se ha puesto en evidencia el efecto beneficioso sobre las transaminasas administrando durante 4 días, por vía oral, una decocción de Desmodium adscendens (equivalente a 100 mg de planta seca por kg) que disminuye de manera significativa la alanina transferasa (GPT).

El Desmodium se utiliza en Francia por algunos médicos en el tratamiento de la hepatitis viral.  Si se comienza a administrar el Desmodium antes del tercer día de ictericia, a los 5 días la piel y la orina vuelven a su color normal. Después de este período, las transaminasas GOT y GPT, que de promedio antes del tratamiento eran 730 y 640 unidades respectivamente, se reducen hasta 65 y 58 (lo normal son entre 30 y 25). En este caso, aun harían falta veinte días más para lograr volver a los niveles normales.

Cuando se comienza la administración de Desmodium entre el tercer y el décimo día tras la aparición de la ictericia, las transaminasas caen por debajo de un tercio de su valor entre el primer y el décimo día de tratamiento.

En los casos que inician el tratamiento con posterioridad, los resultados son variables y la normalización no se produce en todos los casos, algunos se convierta en la hepatitis crónica autoinmune. Cuando se realiza la normalización, se tarda en alcanzarla entre dos a cuatro meses.
Actividad sobre los pulmones
Los curanderos tradicionales en Ghana durante mucho tiempo han usado las hojas del Desmodium para tratar el asma bronquial. 

Este tratamiento es tan eficaz que ha atraído la atención de la comunidad científica.

En 1977 se realizó un estudio clínico observacional.  Se demostró que dos cucharadas diarias de polvo de hojas secas de Desmodium en té produjo la mejoría y remisión del asma en la mayoría de los pacientes tratados.

Para tratar de comprender las propiedades del Desmodium sobre el asma, los científicos han efectuado diversos estudios con animales.  En diez estudios diferentes, observaron que el Desmodium interfiere con la producción de numerosos productos químicos que normalmente se liberan durante un ataque de asma.

Estas sustancias se conocen como espasmógenos porque causan contracciones en los pulmones.  Estos son la histamina, que desencadena la respuesta alérgica, y los leucotrienos, conocidos por potenciar la broncoconstricción y aumentar la producción de moco en las vías respiratorias.

El Desmodium no actúa como un antihistamínico, pero inhibe la acción de la histamina sobre el músculo liso y por lo tanto, reduce la constricción de las vías respiratorias y los pulmones.

Muchas sustancias y alérgenos pueden causar una reacción alérgica con riesgo vital, llamada anafilaxia. Varios estudios realizados en animales han demostrado que el Desmodium tiene una acción antianafiláctica frente a muchas sustancias conocidas por desencadenar estas reacciones alérgicas.

La broncoconstricción es una respuesta de las vías respiratorias por la que se comprime o estrecha la luz bronquial, causando dificultad en la respiración en respuesta a diferentes estímulos y alérgenos. E

sta reacción es característica del asma y la anafilaxis.

Los investigadores han observado que Desmodium tiene un efecto relajante sobre los tejidos pulmonares e inhibe las contracciones y constricciones inducidas por diferentes sustancias. 
L
as pruebas han demostrado que el efecto de relajación de los músculos bronquiales se produce muy rápidamente (en uno o dos minutos).

El Desmodium también activa los canales de potasio que juegan un papel importante en la regulación del tono del músculo liso de las vías aéreas y sobre la liberación de sustancias que actúan constriñendo los pulmones.

La actividad antialérgica del Desmodium no se manifiesta sólo en la contracción del músculo liso en las vías aéreas del sistema respiratorio superior, sino también en la contracción muscular en otras partes del cuerpo.

Esto podría explicar que el Desmodium también se utiliza tradicionalmente para tratar el dolor de espalda y los espasmos musculares.
 

Fuente: Journal of Intercultural Ethnopharmacology.

Vínculo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4566765/pdf/JIE-4-1.pdf
Photo
Add a comment...

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
El sistema linfático también en el SNC
El sistema linfático también en el SNC
criticosdesaludpublica.blogspot.com.es
Add a comment...

Post has attachment
La Medicina Naturista siempre ha defendido la lactancia materna, en particular porque le atribuía valores mayores que el de un mero aporte calórico-proteico.

Recientemente se ha confirmado que la lactancia materna prolongada mejora el rendimiento escolar, aumenta el cociente intelectual en el adulto y se relaciona con unos ingresos altos en el futuro, según un estudio realizado sobre una extensa muestra de miles de bebés brasileños.


Es fácil entender que millones de años de evolución, a lo largo de generaciones y generaciones de hembras contribuyendo a la selección y adaptación de su descendencia a los entornos en los que debieran vivir, no podían reducirse a un sencillo aporte alimentario fácilmente sustituible.

El equipo de investigadores analizó los datos de cerca de 6.000 bebés que nacieron en el año 1982 en el municipio brasileño de Pelotas. De ellos, 3.493 realizaron un test de inteligencia intelectual a los 30 años (Wechsler Adult Intelligence Scale, 3rd versión).

Los expertos dividieron a los participantes en cinco grupos, basándose en el tiempo en el que habían recibido la lactancia materna y controlaron diez variables sociales y biológicas que pueden contribuir al incremento del cociente intelectual, como ingresos familiares, nivel de escolarización de los padres, genética, edad de la madre y hábito tabáquico durante el embarazo, el peso del bebé y el tipo de parto.

El estudio muestra la primera evidencia de que la lactancia materna durante más de doce meses tiene un gran impacto en el desarrollo cognitivo, efectos que persisten también en la edad adulta.

Un niño que reciba lactancia materna un mínimo de un año conseguirá a los 30 años un cociente intelectual mejor (diferencia de 3,76 puntos; IC 95% = 2,20-5,33) y tendrá más años de escolaridad (0,91 años más; IC 95% = 0,42-1,40) y un mejor salario en comparación con los que sólo reciban lactancia materna durante menos de un mes.

Fuente: The Lancet. Global health.

Vínculo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4365917/
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
                   Migraña e intolerancias alimentarias
                              ________________________

El dolor de cabeza por migraña, que es la forma más severa del dolor de cabeza, en realidad es uno de los problemas de salud más comunes en el mundo. 
 
Un dolor de cabeza por migraña se caracteriza por una sensación pulsátil o palpitante, por lo general en un área o lado de su cabeza y suele estar acompañado de náuseas, vómito, sudoración, escalofríos y una sensibilidad extrema a la luz, al sonido y a los olores. Algunas personas experimentan "auras" antes de su aparición.

La migraña es  una enfermedad frecuente que afecta a más de 5 millones de españoles.

Se trata de una enfermedad crónica muy incapacitantes y de difícil solución. Como no comporta mortalidad se considera una patología de segundo orden, pero es muy seria desde la perspectiva de pérdida de calidad de vida.

Más de 1.500.000 personas sufren más de 15 crisis de migraña al mes en España y casi un 70% de ellos no se halla diagnosticada ni tratada.

La migraña es frecuente en mujeres adultas asociada con la menstruación. Comienza antes que la aparición del período. También es común encontrarla en las mujeres con dolor pélvico crónico, o asociada con depresión.

Una teoría largamente sostenida es que la migraña se debe a cambios vasculares en el cerebro. Investigaciones recientes han determinado que se produce por un aumento del flujo sanguíneo. Un pequeño estudio observacional encontró que los enfermos con migraña tienden a tener una estructura de vasos sanguíneos diferente en el cerebro respecto de los sanos. Otras hipótesis apuntan a causas genéticas.

Sin embargo, buscando en la literatura médica utilizando los términos "migraña" y "alergias alimentarias" se encuentran casi 160 estudios. Por ello es necesario considerar esta relación.

Un exceso de histamina en el cuerpo puede ser el desencadenante de una crisis de migraña. La enzima diaminooxidasa (DAO) es responsable de metabolizar la histamina. Si la actividad de la DAO es reducida, la histamina se acumulará en exceso por lo que se deberá de tomar medidas para minimizar sus efectos.

Como la histamina está presente en mayor o menor grado en todos los alimentos, hay que reducir el consumo de alimentos altos en histamina, como embutidos, pescados y mariscos, algunos quesos, cítricos y bebidas alcohólicas, entre otros.

Ciertos medicamentos, como analgésicos y antiasmáticos, también inhiben la actividad de esta enzima.

La acumulación de histamina, en términos médicos, se conoce como histaminosis alimentaria y ocasiona, además de la migraña, otros trastornos como dolores osteopáticos, piel atópica o síndrome de colon irritable.

Se puede descubrir si la causa de esta enfermedad se relacionan con la alimentación mediante un análisis de sangre que determina el nivel de actividad de la enzima diaminooxidasa (DAO).

Esta relación explica porque esta enfermedad es más frecuente en mujeres que en hombres, ya que la actividad de esta enzima suele ser más baja en las mujeres. También explica que las mujeres embarazadas tengan menos crisis de migraña, pues durante el embarazo la actividad de la DAO puede aumentar hasta 500 veces, por la producción de esta enzima en la placenta.

Por otra parte, algunas publicaciones científicas estudian la retirada de alimentos en base a un test ELISA que determina que alimentos reaccionan con anticuerpos IgG, y observan que esta intervención reduce la frecuencia de los ataques de migraña.

El paso de antígenos alimentarios a través de la mucosa intestinal provoca la activación del sistema inmunológico, el cual sintetiza anticuerpos IgG, encargados de neutralizar y depurar a las macromoléculas alimentarias. Este tipo de reacción es corriente y no suele provocar manifestaciones clínicas relevantes. Pero en algún caso se produce una reacción exagerada y patológica, donde la formación de inmunocomplejos Ag-Ac resulta lo suficientemente intensa como para dar comienzo a un proceso inflamatorio, en el que se liberará histamina.

Así pues, la migraña no tiene su origen en la cabeza, sino en el intestino.

Para saber si tiene síntomas debidos a una histaminosis alimentaria este sencillo cuestionario puede servir de orientación. Responda a las siguientes preguntas con sí o no:

1.- ¿Padezco crisis o ataques de migraña al menos dos veces al mes?
2.- ¿Tengo estreñimiento y/ o tengo diarrea en ocasiones sin saber por qué?
3.- ¿Tengo la sensación de hinchazón de abdomen?, ¿tengo flatulencia, molestias o dolores, o digestiones pesadas después de las comidas, aún sin haber comido en exceso? (Sentirse hinchado/a)
4.- ¿Me duele la espalda o tengo dolores musculares y/o articulares o contracturas?
5.- ¿Tengo la piel seca, se pone roja en determinadas ocasiones, o me salen con frecuencia rojeces, granitos o erupciones, o me ha dicho alguna vez que tengo piel atópica?
6.- ¿Me encuentro muy cansado/a siempre y no sé por qué?
7.- ¿Alguna vez me han sugerido, insinuado o diagnosticado que tengo fibromialgia?
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded