Profile cover photo
Profile photo
rosana esther Gutierrez
4 followers
4 followers
About
Posts

DEUTERONOMIO 20:1-9
1 Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.
2 Y cuando os acerquéis para combatir, se pondrá en pie el sacerdote y hablará al pueblo,
3 y les dirá: Oye, Israel, vosotros os juntáis hoy en batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos;
4 porque Jehová vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros.
5 Y los oficiales hablarán al pueblo, diciendo: ¿Quién ha edificado casa nueva, y no la ha estrenado? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la estrene.
6 ¿Y quién ha plantado viña, y no ha disfrutado de ella? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la disfrute.
7 ¿Y quién se ha desposado con mujer, y no la ha tomado? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la tome.
8 Y volverán los oficiales a hablar al pueblo, y dirán: ¿Quién es hombre medroso y pusilánime? Vaya, y vuélvase a su casa, y no apoque el corazón de sus hermanos, como el corazón suyo.
9 Y cuando los oficiales acaben de hablar al pueblo, entonces los capitanes del ejército tomarán el mando a la cabeza del pueblo
COMENTARIO
Vv. 1—9. En las guerras en que Israel se comprometiera conforme a la voluntad de Dios, podían esperar la ayuda divina. El Señor sería su única confianza. En este aspecto son tipo de la guerra del cristiano. Quienes no están dispuestos a pelear, deben ser despedidos. La indisposición puede surgir de alguna circunstancia externa del hombre. Dios no debe ser servido por hombres obligados que no tienen la disposición de hacerlo. Tu pueblo se ofrecerá voluntariamente, Salmo cx, 3. Al correr la
carrera cristiana y pelear la buena batalla de la fe, debemos dejar de lado todo cuanto nos impida ofrecernos. Si la falta de voluntad de un hombre surge de la debilidad y el miedo, tendrá que devolverse de la guerra. La razón dada es que no sea que apoque el corazón de sus hermanos como el suyo. Debemos considerar que nosotros no tememos lo que ellos temen, Isaías viii, 12.
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded