Profile cover photo
Profile photo
Cribecca Psicología-Psicólogos Sevilla
3 followers -
Psicólogos en Sevilla
Psicólogos en Sevilla

3 followers
About
Posts

Post has attachment

Post has attachment
Hoy, por el día de San Valentín, queremos compartir un vídeo sobre el amor romántico que hizo la Cruz Roja. Porque el amor no puede ser sinónimo de dependencia ni de control
https://www.youtube.com/watch?v=CBtR1Do46vw
Add a comment...

Post has attachment

Post has attachment
¿JUGAMOS?

En esta sociedad, donde se valora tanto el tiempo, en muchas ocasiones, caemos en el error de sentir que aprovechamos el tiempo cuando estamos en “el hacer” y nos olvidamos de la importancia del “ser”.
¿Mamá jugamos? No,tengo que hacer… Con el juego, fomentamos “el ser” de nuestros pequeños/as.
Los adultos, en muchas ocasiones, fomentamos una educación para nuestros niños y niñas centrada en los aspectos académicos y, a menudo, nos olvidamos de lo importante que resulta para los niños y niñas el disponer de tiempo para poder jugar a lo que quieran y como quieran. No nos damos cuenta de que los niños y niñas, jugando, pueden adquirir gran capacidad de organización y creatividad. A través del juego, van preparándose para su vida adulta.
Toda persona que juega vive una realidad relacionada con lo cotidiano de su día a día. En el juego, el mundo imaginario y el mundo real están interrelacionados. Esto lo observamos cuando el niño o la niña representa una experiencia, como por ejemplo, escenificar que está en su colegio y es profesor/a. En esta situación puede mostrarnos cosas que son reales, como por ejemplo, cómo se comportan sus compañeros/as, y otras que forman parte de su imaginación y que a lo mejor le gustaría que pasasen, como convertirse en profesor/a. Es un modo de construir la realidad o de reparar una carencia de su propia realidad.
Los adultos muchas veces pensamos que el juego cumple sólo una función lúdica y de distracción, pero también debemos saber que el juego ayuda en el desarrollo social, emocional e intelectual. El juego ayuda a vivir en el mundo y a expresar. Con el juego, crecemos.

¿A QUÉ JUGAMOS?
Tipos de juego según el momento evolutivo:

Juego presimbólico: juego funcional o motor (0 - 2 Años)

El juego funcional es el primer juego que aparece, se caracteriza por la interacción del niño o la niña con el medio, basada en la acción y donde además del juego funcional encontramos el juego de construcción simple. Se limita a acciones para explorar el entorno, y a la vez para obtener información de los objetos que manipula. Este juego funcional del bebé consiste en el descubrimiento de sus capacidades motoras, al jugar repite movimientos y sonidos que va aprendiendo de su entorno.
Los juguetes que utiliza en esta edad son relucientes, con sonido, movibles, porque así le permiten centrar su atención en ellos y manipularlos.

Juego de construcción (2 - 6 Años)

Son actividades más o menos complejas y con distintas intencionalidades. En este juego es como si hubiera una representación mental de lo que se quiere conseguir, como si existiera una idea de lo que se quiere hacer y a través de una serie de pasos se intenta obtener la meta. Unos ejemplos de estos juegos de construcción seria cuando se ponen unos cubos unos encima del otro, crear puzzles complejos, el montaje de una maqueta, etc.

Juego simbólico: juego de roles (sobre todo a la edad de 2 a 6-7 años)

Podría decirse que en esta etapa el niño o la niña ha evolucionado, de esta manera puede utilizar símbolos en su relación con el medio y no sólo acciones u objetos reales. A partir del segundo año de vida, con la llegada del lenguaje y de la capacidad simbólica, se relacionan con el mundo simulando, dramatizando, con la imaginación y la fantasía. De esta manera puede representar personas, acciones cotidianas, situaciones y objetos ausentes. Imitará los roles que hacen sus padres u otros adultos. Por ejemplo, puede utilizar sábanas para construir una cabaña. A medida que l@s niñ@s crecen, juegan cambiando la realidad en beneficio propio, representa entornos próximos, la escuela, la familia, los amigos… y viéndoles se puede observar cómo se relaciona con ellos. En el juego simbólico se socializan porque se relacionan con otros niños y aprenden a comunicarse con ellos. Por eso, cuando juega está desarrollando su lenguaje, aprende a escuchar a los demás, a ser creativo e imaginativo y a buscar soluciones a las dificultades que le están apareciendo.

Juego de reglas (Más de 12 Años)

Este juego se presenta con relaciones concretas con el medio, basadas en el pensamiento lógico. Este juego de reglas funciona con unas normas establecidas de antemano. Un ejemplo de estos serían los juegos de mesa y también los juegos deportivos competitivos. Nos sirven para observar cómo los niños aceptan las normas, y cómo se adaptan a la realidad social.

Jugar es darle libertad a lo más profundo de nuestro ser para expresarnos sin ser juzgados.
Photo
Add a comment...

Post has attachment
MIEDOS INFANTILES:

A medida que los niños y niñas cumplen años, van enfrentándose a unos miedos relacionados con su etapa de desarrollo. La tendencia natural será a que estos miedos vayan superándose a medida que van creciendo. Padres y madres pueden observar si algunos de estos miedos no se superan según van creciendo sus hijos/as, y se convierten en fobias o ansiedad que tienen que ser trabajadas con ayuda externa de profesionales.
Miedos más comunes de los/las niños/as:

0-2 años: ruidos fuertes, separación de los padres, animales, extraños, oscuridad.
3-5 años: separación, animales, oscuridad, daño físico y personas disfrazadas.
6-8 años: separación, animales, oscuridad, daño físico, seres imaginarios (fantasmas, monstruos…), tormentas, muerte y escuela.
9-12 años: animales, daño físico, escuela (exámenes, suspensos), aspecto físico, relaciones sociales y muerte.
13-18 años: escuela, aspecto físico, relaciones sociales y muerte.

Miedo a los extraños

En la fase del miedo a los extraños, respeta su necesidad de estar contigo y ayúdale a acercarse a las personas que no conoce desde tus brazos.

Miedo a la separación

Suele iniciarse a la entrada de la escuela infantil. Cuando te vayas dile siempre adiós y explícale cuándo vas a volver. Si te vas sin despedirte, cuando descubra que te has ido se sentirá abandonado/a y esto prolongará su miedo.

Miedo a los cambios

La rutina en los niños y niñas les da seguridad, y los cambios les pueden dar miedo. Es necesario que se adapten a los cambios y el mejor modo de ayudarles a esta adaptación es, en la medida de lo posible, realizando cambios graduales lo más adaptados a su rutina.

Miedo a la oscuridad

Es uno de los miedos más comunes en la infancia. Para trabajar este miedo debemos darle seguridad y vigilar el contenido al que tienen acceso, sobre todo antes de ir a dormir (programas de televisión, películas, lectura…) .

Miedo a los truenos y a las tormentas

Es importante familiarizarlos con los fenómenos atmosféricos, hay que explicarles cómo suceden para que no sientan que hay peligro.

Miedo a los animales

Es un miedo común que suele adquirirse por observación. Cuida no trasladar a tus hijos/as tu ansiedad o miedo a los animales.

Miedos en el cole

Por ejemplo, miedo al fracaso escolar. Lo más recomendable es fomentar su autoestima y seguridad, clima de confianza para que nos cuente qué cosas le suceden en la escuela y darle recursos para que se enfrente a esos problemas.

Otros miedos comunes

Otros serían los miedos nocturnos; los miedos al daño físico o el miedo a la muerte. Ante estos miedos hay que informarles sobre esos aspectos que temen o desconocen, y dar una información adaptada a sus edades.

Factores que pueden producir el miedo en niños y niñas:

Los patrones familiares: Según algunos estudios, padres y/o madres con tendencia a ser miedosos y/o con más trastornos de ansiedad suelen tener hijos/as con miedos o ansiedad en mayor proporción. A través del modelado (aprendizaje que efectúa el niño por observación de un modelo) pueden tener el mismo miedo que alguno de sus progenitores.
Otro factor que potencia los miedos es la información negativa: A veces podemos dar información errónea o incompleta que pueden provocar miedos injustificados. Por ejemplo: “Si tocas a los perros te muerden“.
Otra forma de adquisición de miedos es por condicionamiento: Por ejemplo: tener miedo a los petardos porque cuando era más pequeño/a le explotó uno y se quemó.

Cómo ayudamos a superar esos miedos:

• Identifica lo que le está produciendo miedo
• Habla sobre las cosas que le causan temor, que se sienta escuchado/a
• No avergonzar, ni regañar, respeta lo que siente. Si nota que le comprendes (“entiendo que te asusta”), se calmará antes que si le intentas convencer de que no pasa nada
• Transmítele seguridad y confianza
• Aliéntale a que se enfrente a sus temores de forma gradual, aunque al principio sea con vuestra ayuda, sin forzarlo y elogiando sus logros
• Fomenta su autoestima y autonomía
• Enséñale maneras de contrarrestar la ansiedad: escuchar música, relajarse…
• Predica con el ejemplo, de forma que tenga a su alrededor modelos adecuados de superación
• Utiliza el humor. Transforma aspectos aterradores en características graciosas mediante dibujos y bromas.

Y sobre todo… ¡No le exijas demasiado! Cada niño/a tiene su ritmo de desarrollo y si le comparas con los demás, temerá decepcionarte.
En Cribecca Psicología- Psicólogos en Sevilla tenemos una amplia experiencia en el tratamiento de fobias infantiles y otros problemas de ansiedad y emocionales. Si tienes alguna duda o quieres hacernos una consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

Algunos recursos:

Guía imprescindible de monstruos
Bye Bye Fears: Una app creada para ayudar a superar miedos a través del juego, además de consejos para los padres.
7 juegos para perder el miedo a la oscuridad
El cuento de los 7 Pets
Peluches “come miedos”: Los Sorgenfresser son 15 monstruos come-miedos que tienen como objetivo guardar todas las preocupaciones, miedos e inquietudes de nuestros peques para protegerles hasta que puedan enfrentarse a ellas con menos dificultad.



Photo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded