Profile cover photo
Profile photo
Erika ƸӜƷ.
984 followers -
Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece (Filipence 4:13) http://mi-gran-amor2.blogspot.com/
Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece (Filipence 4:13) http://mi-gran-amor2.blogspot.com/

984 followers
About
Erika's posts

Post has attachment
Photo

Post has attachment
APRENDIENDO A CONFIAR

"Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno"
(Sal. 23:4).

Un viernes decidí visitar a mi padre enfermo. Dos de mis hermanos y dos amigos viajarían conmigo. Mi madre había venido a visitarme a principios de semana, porque me estaba sintiendo indispuesta. Ahora me sentía mal porque mamá había dejado a papá por venir a verme, así que, no fue difícil para mí tomar la decisión de regresar con ella el viernes a visitarlo, ya que me sentía mejor.
Nos preparamos para un viaje de cinco horas, los seis en un auto.
Después de viajar bajo una fuerte lluvia durante un tiempo, nos deslizamos en una zanja que había sido cavada en el camino, dañando una de las llantas de atrás.
Era obvio que la zanja había sido cavada por bandidos, que se aprovechaban de las víctimas desafortunadas para robar. Mi hermano, que estaba conduciendo, detuvo el auto, y todos salimos. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que no teníamos llanta de repuesto.
Continuamos muy lentamente, orando para que pudiéramos encontrar un mecánico o un lugar seguro donde quedarnos. Después de algún tiempo con un neumático en muy malas condiciones, vimos dos vigiladores nocturnos que cuidaban una estación de gasolina. Nos dirigimos a la estación. Los dos hombres nos explicaron que el único mecánico que había en esa zona no podía venir a esa hora de la noche; había un toque de queda en la ciudad donde él vivía, y ya eran pasadas las diez de la noche.
Mi peor temor se confirmó: tendríamos que dormir en la calle, al lado de unos vigiladores que no conocíamos. Entonces exclamé: "¡Mami, estos hombres son unos extraños!" Mamá respondió: "Oremos". Así que, oramos. Luego, uno a uno se fueron quedando dormidos. En cuanto a mí, vigilaba de vez en cuando. Justo en esos momentos, Dios me habló: "Hija, ¿realmente puedes protegerte a ti misma? ¿Por qué no confías tu vida en mis manos? Yo estoy aquí". Y eso lo arregló todo. Finalmente logré dormirme.
Por la mañana, mi hermano, en compañía de uno de los vigiladores, fue a arreglar el neumático, y poco después continuamos viaje. Desde entonces, he aprendido a confiar más en Dios. Él es el único que puede mantenerme a salvo en medio de cualquier temor, incluso a través del valle de sombra de muerte.

Mofoluke I. Akoja
Photo

Post has attachment
VIVIR EN SU AMOR
BIEN VERSADOS  "Las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza" (Rom. 15:4).  Estoy comprometida en una batalla a muerte... con el desorden. Es...

Post has attachment
COMO LEÓN RUGIENTE

Mientras que Satanás trata continuamente de cegar sus mentes para que no lo conozcan, los cristianos no deben olvidar nunca que no tienen que luchar "contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires" (Efesios 6:12).
Está inspirada advertencia resuena a través de los siglos hasta nuestros tiempos: "Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devore". "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo" (1 Pedro 5:8; Efesios 6:11).
Desde los días de Adán hasta los nuestros, el gran enemigo ha ejercitado su poder para oprimir y destruir. Se está preparando actualmente para su última campaña contra la iglesia. Todos los que se esfuerzan en seguir a Jesús tendrán que entrar en lucha con este enemigo implacable.
Cuanto más fielmente imite el cristiano al divino Modelo, tanto más seguramente será blanco de los ataques de Satanás. Todos los que están activamente empeñados en la obra de Dios, tratando de desenmascarar los engaños del enemigo y de presentar a Cristo ante el mundo, podrán unir su testimonio al que da San Pablo cuando habla de servir al Señor con toda humildad y con lágrimas y tentaciones (El conflicto de los siglos, p. 564).
El propósito de Dios es que su pueblo fije sus ojos en el cielo, para aguardar la gloriosa aparición de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
Mientras la atención de los mundanos se concentra en diversas empresas, la nuestra debería fijarse en el cielo; nuestra fe debería penetrar más y más en los gloriosos misterios del tesoro celestial, para que los preciosos y divinos rayos del santuario celestial resplandezcan en nuestros corazones, como resplandecen en el rostro de Jesús. Los burladores se mofan de los que esperan y velan, y preguntan: "¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Os habéis chasqueado. Uníos a nosotros y prosperareis en las cosas terrenales. Ganad dinero, y seréis honrados por el mundo". Los que aguardan miran hacia lo alto y responden:
"Estamos velando". Y al apartarse de los placeres terrenales y la fama mundanal, y del engaño de las riquezas, demuestran que han asumido esa actitud. Al velar, se fortalecen; vencen la negligencia, el egoísmo y el amor a la comodidad. Los fuegos de la aflicción arden sobre ellos, y el tiempo de espera parece largo. A veces se entristecen y la fe flaquea; pero se unen de nuevo, vencen sus temores y dudas, y mientras sus ojos están dirigidos al cielo, le dicen a sus adversarios: "Estamos velando, estamos esperando el regreso de nuestro Señor. Nos gloriaremos en la tribulación, en la aflicción, en las necesidades" (Testimonios para la iglesia, tomo 2, p. 176).
El tiempo de la demora casi ha terminado. Los peregrinos y extranjeros que durante tanto tiempo han buscado un país mejor, ya casi han llegado. ... "Por lo cual, oh amados, estando en esperanza de estas cosas, procurad con diligencia que seáis hallados de el sin macula, y sin reprensión, en paz" 2 Pedro 3:14 (Nuestra elevada vocación, p. 369).

Photo

Post has attachment
Photo

Post has attachment
¿EN QUIÉN PUEDES CONFIAR?

"Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor"
(Hech. 3:19, NVI).

Recientemente, estuve hablando con una amiga de Nueva Zelanda. Ella es directora de un proyecto de recuperación de adicciones en el que estamos trabajando juntas. Me dijo: "Cheri, Dios te ha levantado para este tiempo". Yo le dije: "Se nos pide caminar una junto a otra en nuestra recuperación. A veces, cuando hago eso, lo hago bien, y otras veces no lo hago bien. Pero Dios es fiel".
Dios nos llama a hablarnos las unas a las otras; a caminar al lado las unas de las otras, para que cuando una esté cayendo, otra más espiritual la pueda levantar o asirla cuando esté cayendo. No estamos aquí para ocupar el puesto de Dios en la vida de los demás. El único que es fiel y constante es él. Por lo tanto, todo elogio es para él.
Mi amiga me recordó la promesa de Dios de derramar su Espíritu sobre nosotras para que podamos trabajar junto a él, trayéndonos mutuamente hacía él en busca de curación.
El libro El conflicto de los siglos dice que a medida que trabajamos con Dios y compartimos mutuamente lo que él dice, nuestros rostros se verán "iluminados y resplandecientes" (cap. 39, p. 597). Cuando caminamos al lado de otros de esa manera, vamos a hablar de nuestras cosas con sinceridad, ofreceremos la sanidad de Dios y nuestros rostros brillarán de alegría. Y esto es así porque Dios está haciendo su parte del trabajo.
Él está levantándonos, dándonos toda clase de cosas interesantes que vienen cuando nos animamos mutuamente. Él se deleita en sanarnos y darnos su alegría. "Cuanto más claramente podamos ver que Dios está loco por nosotros, más vamos a confiar en que él siente profunda alegría en nuestra recuperación y en que él puede devolvernos el sano juicio" (Steps to Christ, Recovery edition, p. 17).
La alegría del Espíritu Santo es tan increíble, que no podremos dejar de fortalecernos mutuamente.
¡No es de extrañar que nuestros rostros estén iluminados!
Yo digo: ¡Amén! ¡Ponlo a prueba! Él puede usar a la menor de nosotras. Y no hay alarde, solo alegría.

Cheri Peters
Photo

Post has attachment
JESÚS EN EL TRIBUNAL

"Pero cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis, porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar" (Mat. 10:19).

Señor, no sé de qué otra manera puedo demostrar mi inocencia", oraba.
"Este es tu juicio, no el mío". Me encontraba esperando el veredicto del jurado, en un país que no era el mío. Años antes había inmigrado, y me había inscrito en una universidad para conseguir un título. Trabajé muy duro para pagarme mis gastos de matrícula y apoyar a mi familia. Luego, dos meses antes de que mi visado inicial expirara, me dirigí a las autoridades académicas para pedir que presentaran mi pasaporte al Ministerio del Interior, para su renovación. Necesitaba esto, porque había ahorrado bastante dinero para pagarme la matrícula.
Mi pasaporte llegó a tiempo con un nuevo sello de visado ,que me concedía dos años más durante los cuales podría permanecer en ese país. Encontré trabajo, y parecía que todo se me estaba solucionando estupendamente. Aquellos dos años de mi nuevo visado se me pasaron en seguida, así que, necesitaba renovarlo otra vez. En este caso, la empresa para la que trabajaba aceptó conseguirme un permiso de trabajo. Mi jefe escribió una carta en mi nombre, para que yo la presentara en el Ministerio del Interior junto con mi solicitud del permiso.
Presenté en persona mi pasaporte junto con los documentos acreditativos. El funcionario que me atendió me indicó el día en que yo tenía que volver para recoger mi pasaporte con el permiso de trabajo. ¡Qué contenta me sentía con la idea de recuperar mi pasaporte!
En la fecha designada, entré en el edificio. Nada me había preparado para lo que estaba a punto de suceder. Me aproximé al funcionario que había intervenido en la renovación de mi visado la primera vez. "La recuerdo", me dijo. "Por favor, sígame". Al otro lado de la puerta, me estaban esperando dos policías.
Uno de ellos explicó: "Su sello del visado anterior era falso. Está usted detenida, por hallarse en este país con documentación falsa". El caso fue a juicio, y yo cooperé plenamente con las autoridades. Mi asunto fue transferido al jurado del Tribunal de la Corona. Solo Dios y los amigos que oraron por mí me sostuvieron durante este período de prueba. Después de que las evidencias fueron presentadas, el jurado deliberó y regresó con su veredicto: "Inocente".
"¡Inocente!" Es el mismo veredicto que pronuncia Dios en el Tribunal celestial, cuando ve las huellas de los clavos en las manos de Jesús y pondera la evidencia de la sangre que Cristo derramó por mí.

VIVIR EN SU AMOR
Devoción Matutina Para Mujeres 2017
Photo

Post has attachment
♥ Nuestro futuro está en las manos de Dios, no en lo que diga la gente.
Photo

Post has attachment
No pierdas de vista mis palabras; guárdalas muy adentro de tu corazón. ( Proverbios 4: 21)
Photo

Post has attachment
Manifestaciones del verdadero amor ♥
Photo
Wait while more posts are being loaded