Profile cover photo
Profile photo
Alejandro Gallardo
221 followers
221 followers
About
Alejandro Gallardo's posts

Post is pinned.Post has attachment
PIGS, la saga completa. Para los que tengáis ganas de una buena cogorza.

Post has attachment
Segundas oportunidades para volverse a equivocar... o no. Lo escribe mi amiga +Ana Madrigal Muñoz 

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Poco que decirte de este pequeño gran texto. Si en “el buen samaritano”, me resultaba un tanto ajena la dulzura de los personajes, en este texto encuentro la ingenuidad de ella completamente justificada.
Tú, como yo, tiendes a dilatar las historias (es algo que me encanta) y dotarlas de un tempo sosegado, nada acelerado. Eso hace que no te prodigues mucho en textos más cortos. Pero te diré una cosa, creo que se te dan de maravilla. Aquí condensas de maravilla una historia que se siente grande, pero el uso de las elipsis le da una fuerza especial, casi como si ella sólo vive en los momentos en que el soldado es consciente, y cuando este se desvanece su vida se detiene. Así, en esas y venidas de conciencia, nos adentras en una situación que tiene algo de alucinógena y mucho de platonicismo. Esa chica, que más que enamorada de una persona, se enamora de una esperanza en contraste con el horror que la rodea. Él representa la oportunidad de salir de ahí, pero también le da un propósito y un sentido, y le hace sentir en sus carnes el sinsentido del conflicto, en que un enemigo puede salvarte la vida, pero al final del día, no puede renunciar a su honor.

Me has enternecido, emocionado y metido en situación. He visto a esa mujer, casi una niña, juguetear con sus sueños para huir de su realidad. He visto a ese soldado, casi culpable de la lucha, echar la mirada atrás en un adiós. Y a ella, creo que infantilmente, soñar con que se trate de algo más que la resignación de un hombre que sabe que no va a volver…

Excelente trabajo, Ana, de diez.

Me encantó. Enhorabuena.

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Hola de nuevo, mi amiga Ana. He decidido retomarte por donde me quedé, allá por Septiembre y con este buen samaritano. Te pido disculpas por mi continuada ausencia. Me gustaría decirte que estaré más por aquí, pero lo cierto es que no tengo claro que vaya a volver todavía. Iremos viendo.
Entrando en el texto, decirte que, como siempre, escribes de maravilla, con un rico uso del léxico y (para mí una gran virtud que tienes) la paciencia necesaria. Camina tu historia con una cadencia muy adecuada a lo que nos cuentas, parándote en lo necesario, otorgándole ese tono contemplativo, de relato clásico. Me ha llegado especialmente tu recreación de Madrid, pues me ha parecido estar de nuevo en el café central (he vivido algunos allí) y contemplar la ciudad, que es tal como dices, que aún siendo enorme y frenética, a ratos respira mucha tranquilidad y evoca a siglos pasados. Esa parte me encantó.

También me gustaría destacarte el formato circular que utilizas presente-pasado-presente, enfatizado con el uso de las mismas palabras al final. Creo que es algo que ayuda a poner de relieve el carácter azaroso y casi irónico del encuentro. Por otra parte, creo que tus diálogos funcionan bastante bien, aunque sí creo que podrías haberte dilatado un poco más en ellos, pues a lo mejor van muy al grano para la cadencia del resto del relato.

Otro acierto es el título, pues resume muy bien el carácter del protagonista, bienintencionado y por qué no decirlo, ingenuo.

Aún así, y como me gusta ser sincero contigo, lo he disfrutado algo menos que otros tuyos, ya que me cuesta conectar con el personaje masculino, para mi gusto un tanto edulcorado o idealizado, que incluso cuando relata la pasión con Teresa resulta muy candoroso. Sé que es cuestión de gustos, y el tuyo por los clásicos del XIX difiere del mío. De todas maneras, te he leído algún otro texto en el que los personajes no son tan blancos y sí un poco más grises (Teresa sí podría apuntar en esta dirección).

Más allá de eso, que como te digo, tiene que ver con mi gusto personal, has elaborado un relato sin fisuras, muy visual (describes estupendamente) y con una cosa que valoro especialmente, que, como ya te he comentado, es la capacidad de tomarte tu tiempo en contar las cosas. Personalmente, creo que es algo que distingue a buenos escritores de los que no lo son, pues hay muchos textos que te da la sensación de querer contar demasiado en muy poco tiempo, y al final la historia parece que se hubiera contado a toda prisa. No es tu caso, pues es un muy buen trabajo.
Un beso enorme, compañera.

Post has attachment
Tras mucho tiempo perdido, traigo un nuevo relato. Una historia sobre la infancia, con un punto de vista y un tono algo diferentes.

Post has attachment
Realismo mágico por +R. Ariel 

Post has attachment

Nuevo capítulo de la intrigante novela de Isabel Caballero. Calidad profesional.
+Tirma Tiatula 

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Ana, en este magnífico relato vuelves a mostrarnos tu lado más sensible, no exento de amargura y cargado de nostalgia. Tiene esta historia lo atractivo de lo extraño, de lo irreal, como cuando Guillermo parece perderse en las calles que siempre ha conocido, o como el personaje de Elena, que aparece y desaparece cual fantasma. Aunque es evidente que no nos encontramos en el plano terrenal y sí en el terreno de morfeo, consigues captarnos la atención para seguir observando estos encuentros y desear descubrir el desenlace.
Muy acertado es el uso de las estaciones, dando un tono poético (las estaciones como el paso de los años) e incluso cromático. Que decir tiene que tus descripciones son soberbias, claras y visuales, escritas con elegancia sin llegar a ser cargantes. Te manejas con soltura en este ritmo pausado, retratando con mimo pequeños detalles que nos embelesan con su belleza. Pues es, ante todo, un texto bello, cargado de imágenes hermosas, así es la fuerza de la nostalgia, que se recuerda con mirada condescendiente, embelleciendo todo recuerdo.

Si te soy sincero, sí me perdí un poco con las referencias literarias (Riilke, James), ya que intuyo que tienen una simbología que al no haberlos leído, desconozco. Pero supongo que eso es culpa del que suscribe, que debería dedicar más tiempo a descubrir los clásicos, jeje.

En definitiva, Ana, un relato que nos deja un gran sabor de boca, sólido y emotivo, que nos deja sumidos en un estado de melancolía, esperando que Guillermo vuelva a encontrarse cada noche con su Elena.

Buen trabajo. Un abrazo.


Wait while more posts are being loaded