Profile cover photo
Profile photo
Alejandro Gallardo
235 followers
235 followers
About
Posts

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Menudo relatazo has sacado aquí Ana!!
Ya te lo he comentado alguna vez, pero valoro doblemente cuando un relato consigue conquistarme con temas que en principio no son de mis favoritos. La historia de la madre y sus hijas, instantáneamente me retrotrajo a "la casa de Bernarda Alba", una obra que no dudo magnífica, pero que a mí me obligaron a leer de adolescente, y creo que no era el momento. Con esto te quiero decir que, pese a mi esfuerzo, te reconozco que he entrado con cierto miedo a las primeras líneas. Y, a pesar de ello, he acabado devorando el relato, ansioso por seguir, gracias a una escritura dinámica (es de tus relatos más fluidos), unos personajes bien dibujados y una trama que se me hacía más interesante a cada párrafo.
Has demostrado aquí tu enorme capacidad para atrapar al lector, no sólo con el ritmo que te comentaba, sino con la creación de personajes diferenciados entre sí. Cada niña tiene su particularidad y eso es importantísimo, nos ayuda a empatizar con cada una por diferentes razones. Además, no las juzgas, otro acierto, permitiendo que todas tengan su motivación y su trauma psicológico; la causa siempre es la muerte del padre, pero cada una lo afronta de manera diferente, incluso con sentimientos muy enfrentados.
Es tan rico el texto que te da incluso para hacerlo una pequeña novela, pues fíjate que decías en facebook que era un poco largo, y yo creo que es hasta corto, que yo quiero saber más de Ofelia, Isolda, Lucía, Aída o Violeta. Has hecho un gran trabajo con ellas, que hasta un ignorante como yo recuerda sus nombres.
Todos los capítulos fluyen con mucha regularidad, dando la sensación de empaque, de que no hay capítulo flojo. Destaco especialmente el capítulo de Lucía, pues me ha parecido muy inesperada y fresca la manera de afrontar el trauma de la pequeña.
De los diálogos ya te han comentado muchas cosas positivas. Es un campo en el que no paras de mejorar y se nota. Si acaso, por ponerte un pero, creo que el cambio de Virtudes en reconocer la verdad es muy brusco; un segundo antes realmente parece que no sabe de lo que están hablando y al instante se desmorona, reconociendo la mentira. Creo que para hacer ese cambio creíble hay que dar algo más de espacio, verla más dubitativa, que realmente se intuya que miente. Pero vamos es una nimiedad que no ensombrece nada el magnífico trabajo que has presentado.

Ana, compañera, sabes que sólo puedo disculparme por nunca acabar de ponerme al día con tus relatos (ni con los de Isabel, ni Isidoro, ni Jorge, Ni Ariel...), pero quiero que sepas que cada vez que vuelvo al crujir de la escarcha, me alegro mucho de haberlo hecho. Si me permites el atrevimiento te digo que, bajo mi subjetivo criterio, antes eras una escritora muy notable con algún relato sobresaliente; ahora eres una escritora sobresaliente en prácticamente todos tus relatos.

Mis respetos, mi admiración, y por supuesto, mi aprecio.
Al pie del limonero
Al pie del limonero
elcrujirdelaescarcha.blogspot.be
Add a comment...

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Muy bueno, compañera. Qué bien reflejas las emociones de la niña, qué acertada es tan bien el uso de la repetición. El final no se queda atrás, dando un bonito pero a la vez siniestro desenlace (parece incluso que te inclinas por la ezquizofrenia).

El uso que haces del lenguaje y algunas expresiones (las caras de globo), entroncan directamente con un mundo casi imaginario, de cuento. Son imágenes poderosas que nos sitúan en los ojos de ella y nos ayudan a entender su agobio.

En definitiva, por no enrollarme que siempre lo hago más de la cuenta, que es un gran trabajo, y pese a ser más corto que lo habitual, te has desenvuelto con nota. Enhorabuena.
Solo quiero que me dejen tranquila
Solo quiero que me dejen tranquila
elcrujirdelaescarcha.blogspot.be
Add a comment...

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Creo que este pequeño texto evidencia el viraje que has tenido, en el que lo que escribes tiene muchas veces ahora un reverso oscuro. Aquí le das una nueva visión al texto, jugando con el contraste de la suavidad de los primeros compases. Más que un relato, diría que casi entronca más con la poesía libre, a mi incluso me resuena como una canción. Conociéndote, imagino que te ha costado limitarte el número de palabras (en eso nos parecemos), aunque debo decirte que para este mensaje, no te hace falta más, es un alegato que funciona como está. Interesante y meritorio este ejercicio Ana, nos da una nueva faceta de tu siempre excelente labor.
Hay manos que acarician
Hay manos que acarician
elcrujirdelaescarcha.blogspot.be
Add a comment...

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Querida Ana, es un placer reencontrarme con tus cuidadas letras, siempre medidas y trabajadas, siempre a favor de lo que quieres contar.

Hace un tiempo te comenté que consideraba un acierto tu viraje hacia historias menos edulcoradas, más oscuras (sin desmerecer algunas historias románticas que tienes que son buenísimas). Este texto parecía que iba más por ese lado, pero ya desde el principio se aprecia que algo no encaja, aunque ni mucho menos se intuyen por donde van los tiros. Únicamente el tono te pone sobre aviso de que algo va a ocurrir,  y que esto no tiene pinta de ser agradable.

El hecho de jugar con dos líneas temporales (o una línea real y la otra no), favorece mucho la inmersión del lector. Resulta muy atractivo ver que con los capítulos de Luis se van desgranando un poco los de Blanca, así hasta llegar al final y caerse todo como una baraja de naipes. Se aprecia el gran trabajo de contención y dosificación de la información, claves para que el conjunto funcione. Has ido dejando semillas en el camino para que con el final se defina perfectamente a Blanca, convirtiéndola en un personaje muy interesante, con taras emocionales y un bagaje demoledor (esa madre que está fuera de plano, pero cómo influye). Es más, leyéndolo por segunda vez, aprecio los magníficos detalles del primer encuentro, cuando ella lo está viendo por primera vez, empezando a sentirse atraída por él. Ahí está esa extrañeza que te comentaba, que nos hace intuir que algo falla, pero eres lo suficientemente ambigua para dejarnos con la duda. Muy bien llevado.

En definitva, un gran trabajo, sin pegas ninguna. Muy tuyo, pero a la vez aprecio tu voluntad (ya desde hace tiempo) por contar cosas diferentes, incidiendo en la psique de los personajes. Sigues siendo una escritora de emociones, pero yo te aprecio mucho más madura, a punto ya, como te dice Isabel, de lanzarte a la novela.

Enhorabuena, compañera. Excelente trabajo.
Levanta el manto de niebla
Levanta el manto de niebla
elcrujirdelaescarcha.blogspot.be
Add a comment...

Post has attachment
Después de muchos meses, traigo la novela corta en la que he estado trabajando; una historia sobre una mujer decidida a romper las cadenas que la atan a su destino. Espero que la disfrutéis.
Novela corta: COWBOY SONG
Novela corta: COWBOY SONG
guionistacuentista.blogspot.be
Add a comment...

Post has attachment
Segundas oportunidades para volverse a equivocar... o no. Lo escribe mi amiga +Ana Madrigal Muñoz 
El buen samaritano
El buen samaritano
elcrujirdelaescarcha.blogspot.com.es
Add a comment...

Post has attachment

Una pequeña joya de +Ana Madrigal Muñoz 
Tal vez no fue sino una ilusión
Tal vez no fue sino una ilusión
elcrujirdelaescarcha.blogspot.com.es
Add a comment...

Post has attachment

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Poco que decirte de este pequeño gran texto. Si en “el buen samaritano”, me resultaba un tanto ajena la dulzura de los personajes, en este texto encuentro la ingenuidad de ella completamente justificada.
Tú, como yo, tiendes a dilatar las historias (es algo que me encanta) y dotarlas de un tempo sosegado, nada acelerado. Eso hace que no te prodigues mucho en textos más cortos. Pero te diré una cosa, creo que se te dan de maravilla. Aquí condensas de maravilla una historia que se siente grande, pero el uso de las elipsis le da una fuerza especial, casi como si ella sólo vive en los momentos en que el soldado es consciente, y cuando este se desvanece su vida se detiene. Así, en esas y venidas de conciencia, nos adentras en una situación que tiene algo de alucinógena y mucho de platonicismo. Esa chica, que más que enamorada de una persona, se enamora de una esperanza en contraste con el horror que la rodea. Él representa la oportunidad de salir de ahí, pero también le da un propósito y un sentido, y le hace sentir en sus carnes el sinsentido del conflicto, en que un enemigo puede salvarte la vida, pero al final del día, no puede renunciar a su honor.

Me has enternecido, emocionado y metido en situación. He visto a esa mujer, casi una niña, juguetear con sus sueños para huir de su realidad. He visto a ese soldado, casi culpable de la lucha, echar la mirada atrás en un adiós. Y a ella, creo que infantilmente, soñar con que se trate de algo más que la resignación de un hombre que sabe que no va a volver…

Excelente trabajo, Ana, de diez.

Me encantó. Enhorabuena.
Tal vez no fue sino una ilusión
Tal vez no fue sino una ilusión
elcrujirdelaescarcha.blogspot.com.es
Add a comment...

Post has attachment
Alejandro Gallardo commented on a post on Blogger.
Hola de nuevo, mi amiga Ana. He decidido retomarte por donde me quedé, allá por Septiembre y con este buen samaritano. Te pido disculpas por mi continuada ausencia. Me gustaría decirte que estaré más por aquí, pero lo cierto es que no tengo claro que vaya a volver todavía. Iremos viendo.
Entrando en el texto, decirte que, como siempre, escribes de maravilla, con un rico uso del léxico y (para mí una gran virtud que tienes) la paciencia necesaria. Camina tu historia con una cadencia muy adecuada a lo que nos cuentas, parándote en lo necesario, otorgándole ese tono contemplativo, de relato clásico. Me ha llegado especialmente tu recreación de Madrid, pues me ha parecido estar de nuevo en el café central (he vivido algunos allí) y contemplar la ciudad, que es tal como dices, que aún siendo enorme y frenética, a ratos respira mucha tranquilidad y evoca a siglos pasados. Esa parte me encantó.

También me gustaría destacarte el formato circular que utilizas presente-pasado-presente, enfatizado con el uso de las mismas palabras al final. Creo que es algo que ayuda a poner de relieve el carácter azaroso y casi irónico del encuentro. Por otra parte, creo que tus diálogos funcionan bastante bien, aunque sí creo que podrías haberte dilatado un poco más en ellos, pues a lo mejor van muy al grano para la cadencia del resto del relato.

Otro acierto es el título, pues resume muy bien el carácter del protagonista, bienintencionado y por qué no decirlo, ingenuo.

Aún así, y como me gusta ser sincero contigo, lo he disfrutado algo menos que otros tuyos, ya que me cuesta conectar con el personaje masculino, para mi gusto un tanto edulcorado o idealizado, que incluso cuando relata la pasión con Teresa resulta muy candoroso. Sé que es cuestión de gustos, y el tuyo por los clásicos del XIX difiere del mío. De todas maneras, te he leído algún otro texto en el que los personajes no son tan blancos y sí un poco más grises (Teresa sí podría apuntar en esta dirección).

Más allá de eso, que como te digo, tiene que ver con mi gusto personal, has elaborado un relato sin fisuras, muy visual (describes estupendamente) y con una cosa que valoro especialmente, que, como ya te he comentado, es la capacidad de tomarte tu tiempo en contar las cosas. Personalmente, creo que es algo que distingue a buenos escritores de los que no lo son, pues hay muchos textos que te da la sensación de querer contar demasiado en muy poco tiempo, y al final la historia parece que se hubiera contado a toda prisa. No es tu caso, pues es un muy buen trabajo.
Un beso enorme, compañera.
El buen samaritano
El buen samaritano
elcrujirdelaescarcha.blogspot.com.es
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded