Profile cover photo
Profile photo
Carmen Pinedo
1,179 followers
1,179 followers
About
Posts

Post has attachment
"Los juegos con las sombras y la luz en sus diversas representaciones artísticas han sido siempre fuente de entretenimiento popular. A partir de los teatros de sombras chinescas surge en la Europa del s. XVII la linterna mágica, un sencillo invento óptico (precursor del cinematógrafo) que en el s. XIX vivirá sus años dorados como aparato de divertimento social llegando a obtener una gran relevancia cultural a nivel mundial".

"‘Linternauta’ ofrece un viaje al pasado de la cultura visual europea y promueve el acceso e interpretación de las placas de linterna mágica de la época con una innovadora aplicación web on-line y multi-idioma. Ha sido seleccionado por la Comisión Europea para la Feria Internacional de Innovadores Europeos en Patrimonio Cultural".

Aquí, el texto de la noticia: https://www.salamanca24horas.com/texto-diario/mostrar/1255486/universidad-salamanca-muestra-europa-patrimonio-valor-cultural-linterna-magica-espana-siglo-xix?fbclid=IwAR28euqApBo1qvMeEAtR3h2_4tYSOpKVTWaKA0z2LsMPfQKmjae4WAUbN1E

Añado un vídeo de Linternauta y mi felicitación a Maika y a Francisco Javier, coordinadores del proyecto.

Add a comment...

Post has attachment
La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos ha restaurado la primera adaptación cinematográfica de 'Frankenstein', una producción de Edison de 1910 dirigida por J. Searle Dawley. Se puede ver aquí.
Add a comment...

Post has attachment
Mirad. Mirad estos árboles. Todos los árboles. Miradlos. Si prestáis atención, escucharéis su voz.
Carlo Mattioli: la voz del árbol
Carlo Mattioli: la voz del árbol
carmenpinedoherrero.blogspot.com

Post has attachment
Regreso a menudo a la cartuja de Parma. Me refiero, claro está, a “la más bella novela del mundo”, como la definió Italo Calvino. Cada uno de estos retornos me permite renovar mis maldiciones a Ambroise Dupont, el editor que obligó a Stendhal a recortar el final de la novela, así como mi devoción por la duquesa Sanseverina, un sentimiento que comparto con el conde Mosca y con infinidad de lectores. Hoy os invito a acompañarme a Parma a través de las obras de un artista cuya pintura aprecio y quien, por cierto, ilustró La cartuja de Parma y Vanina Vanini, de Stendhal, así como obras de Pietro Aretino, Maquiavelo, Petrarca, Guido Cavalcanti y otros autores. Hablo de Carlo Mattioli. Y de sus árboles.
Carlo Mattioli: la voz del árbol
Carlo Mattioli: la voz del árbol
carmenpinedoherrero.blogspot.com
Add a comment...

Post has attachment
A través de José Esteban Bava y Pancho Spinetto.
Add a comment...

Post has attachment
En la obra, postula, confluyen la representación de la realidad contemplada con las emociones y los pensamientos del artista: lo importante es que los medios pictóricos utilizados puedan dar expresión a ese encuentro entre mundos. De eso se trata, en realidad. Más interesante resulta centrarse en el modo en que Bernáth lo consigue a través del uso de los colores, los contrastes de estos y los efectos perspectivos que obtienen y la rigurosa estructuración de las imágenes.
Aurél Bernáth: un mundo no tan pequeño
Aurél Bernáth: un mundo no tan pequeño
carmenpinedoherrero.blogspot.com

Post has attachment
Decía que había que centrarse en “pintar la imagen perfecta y no preocuparse por el mundo de las teorías". Lo dijo en tiempos de teorías, discursos y discusiones interminables en torno a las mesas de los cafés, en los talleres de los artistas, en cualquier lugar: debates en los que, como pintor, ilustrador, escritor, crítico de arte, profesor y periodista, Aurél Bernáth participó –con interés y entusiasmo, intuimos-.
Aurél Bernáth: un mundo no tan pequeño
Aurél Bernáth: un mundo no tan pequeño
carmenpinedoherrero.blogspot.com
Add a comment...

Post has attachment
“Clausura y geometría. Las líneas de las paredes, el suelo, el techo, delimitan la caja espacial; los confines del papel encierran la escritura que no nos es dado descifrar. Un texto ausente que, sin embargo, protagoniza la escena y, desde su silencio, habla”.

(“La carta pintada: informe de la ausencia”, en Cartas, cuerpo y escritura, Revista Shangrila, nº 32).

Gracias, Shangrila, por haber acogido entre las páginas de tu revista alguna de mis “cartas”, junto a las de otros autores cuya escritura admiro.

*

Nota: es una publicación en papel. Podéis consultar las diversas publicaciones de la editorial Shangrila en estos enlaces:
https://shangrilaediciones.com/
http://textosred.blogspot.com/
Photo
Add a comment...

Post has attachment
"Me tiraron porque pensaban que me habían matado. Pero lo curioso fue que no solo no me habían matado sino que tampoco me mataron cuando me tiraron" (José Luis Cancho).

Escribes desde el instante de tu muerte, como Blanchot, pero con razón rechazas quedarte suspendido en el aire. «Solo Butes saltó», escribe Pascal Quignard. O le hicieron saltar. Butes es el disidente. El que se levanta de su asiento y se va. Quignard habla también de los pocos humanos «que se lanzan al agua para alcanzar la voz del agua, la voz infinitamente lejana, la voz sin ser voz, el canto todavía no articulado que viene de la penumbra». Entre ellos, algunos «escritores más silenciosos que los demás, en páginas más mudas todavía».

Comparto con vosotros mi no-reseña del excelente libro de José Luis Cancho Los refugios de la memoria, Premio de la Crítica de Castilla y León en 2018.

Add a comment...

Post has attachment
No os olvido. Sigo aquí, aunque apenas pueda detenerme. Estoy desbordada por el trabajo: escritura e investigaciones por encargo y por cuenta propia, otros trabajos relacionados con mi especialidad... Disfruto, pero también quisiera tener más tiempo para ver, con calma y gusto, vuestras publicaciones. Sé que me estoy perdiendo mucho de lo que publicáis y que me interesa. También me gustaría compartir con vosotros algunos de los textos que voy publicando y traer algunos artículos y notas que indican, aunque de forma aproximada, el itinerario que sigo desde hace casi un año: sobre todo, porque sé que podéis ayudarme en esas búsquedas con vuestras sugerencias y conocimientos. Bien, espero que lleguen tiempos de menos ajetreo. Disculpad, hasta entonces, esta presencia mía tan escasa, tan veloz. Me interesa lo que generosamente compartís en este lugar. No os olvido. Sigo aquí. Y hay muchas cosas de las que quiero hablar con vosotros. Sobre todo, escucharos.
Photo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded