La espantada dada por Instagram a Twitter tiene rápida solución: echar mano de ua extensión para poder seguir viendo las fotos en el navegador
Shared publiclyView activity