Mónica Aspe, hasta hoy subsecretaria de Comunicaciones y Transportes, especialista en Tecnologías de la Información y egresada de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, será la nueva representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Ahora que está de moda poner el dedo en la llaga del nepotismo en la alta burocracia de las democracias occidentales, se vale resaltar que Mónica es hija de Pedro Aspe, secretario de Hacienda y Crédito Público durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, y una de las poderosas manos que mecieron la cuna del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Shared publicly