Rusia busca vender su tecnología militar en Latinoamérica para el combate al crimen organizado. Brasil y Venezuela, los más interesados hasta ahora, según fuentes periodísticas peruanas.
Shared publicly