Profile cover photo
Profile photo
SuperEco Market
About
Posts

Post has attachment
SOYA:
De entre todos los beneficios que se han atribuido a esta especie de la familia de las leguminosas, no todas han sido refrendadas por la ciencia, pero se trata de un alimento positivo para la salud. Durante siglos fue la principal fuente de proteínas de los países orientales, y hoy en día ya es consumida en todo el mundo. Entre sus propiedades se encuentra su capacidad para controlar el colesterol (puede llegar a reducir el colesterol malo en hasta un 10%) o ayudar a retrasar el envejecimiento gracias a sus fosfolípidos, sus ácidos grasos poliinsaturados y la vitamina E de la lecitina de soja.
Es una importante fuente de ácido fólico, tiamina, riboflavina, hierro, zinc y magnesio
Además, como ocurría con los alimentos anteriormente presentados, la soja puede reducir significativamente el riesgo de sufrir un infarto. Una investigación publicada en Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases llegó a la conclusión que aquellos que habían consumido alimentos con soja como la pasta, la leche de soja o la judía mungo durante más de cuatro semanas mejoraron su circulación en un 0,72%.
Es un alimento muy rico en proteínas, minerales y vitaminas, entre las que destacan las del grupo B como la B1, B2 y B5 o las vitaminas A y E. También proporciona fósforo y potasio, así como ácidos grasos poliinsaturados. Pero si por algo destaca la soja es por su elevado aporte proteínico, que llega a superar al de la carne, los huevos y la leche, alimentos con un mayor nivel de grasas saturadas. Por último, es una importante fuente de ácido fólico, tiamina, riboflavina, hierro, zinc y magnesio. 
Photo
Add a comment...

Post has attachment
AVENA:
Se trata de un alimento rico en proteínas de alto valor biológico, que proporciona hidratos de carbono de fácil absorción, así como sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre, cinc y vitaminas B1, B2, B3, B6 y E. No obstante, su fama se debe ante todo a los altos niveles de fibra soluble que contiene, que contribuyen al buen funcionamiento intestinal, facilitando el tránsito y evitando el estreñimiento, así como reduciendo los ácidos biliares.
Los carbohidratos de absorción lenta que contiene ayudan a que la sensación de saciedad se mantenga durante más tiempo
También puede resultar particularmente beneficioso para las personas que sufren de diabetes, puesto que favorece la digestión del almidón y mantiene estables los niveles de glucemia (el nivel de concentración del azúcar en la sangre). Por su parte, los beta-glucanos que se encuentran en este nutriente reducen la absorción del colesterol por el intestino delgado. La abundancia de las llamadas grasas buenas como el omega 6 o el ácido linoléico también contribuyen a reducir el conocido como colesterol malo o LDL.
La avena contiene aminoácidos esenciales que ayudan al hígado a producir más lecitina, cuya función fisiológica más importante es contribuir al proceso bioquímico celular, mitocondrial y del plasma. Los carbohidratos de absorción lenta que contiene ayudan a que la sensación de saciedad se mantenga durante más tiempo.
Collins sugiere que con comer tres tazas de avena para desayunar a lo largo de la semana, conseguiremos reducir en un 4% nuestro riesgo de sufrir un infarto y haremos descender nuestros niveles de colesterol. Además, se trata de un alimento bastante barato.
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Photo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded