Foto de portada de perfil
Foto de perfil
Úrsula Calvo
6 seguidores
6 seguidores
Sobre mí
Publicaciones

La publicación tiene un archivo adjunto
Qué difícil resulta asumir que aquello que tanto nos gustaba se acabó. C´est fini! En ese intento por resistirnos, a simplemente dejarlo ir, nos aferramos mental y emocionalmente. Haciendo que nuestro presente se llene de melancolía, de viejos recuerdos que nos impiden vivir en el momento presente y abrirnos a las oportunidades que este nos ofrece.
Allá donde miremos encontraremos esta tendencia a apegarnos, a no soltar. En tu facebook: ese amigo de la infancia, que ya no te aporta nada, pero lo mantienes por las veces que jugasteis juntos. En tu armario: esos vaqueros que nunca te pusiste, pero te resistes a dar por si algún día se alinean las estrellas y encuentras el modelito perfecto con el que estrenarlos. En tu mente: esa persona que desde que desapareció de tu vida vive instalada como ocupa en tu cabeza, y aunque te esfuerzas en echarla sabes que si está ahí es porque te niegas olvidar. En tu día a día: ese trabajo del que siempre te quejas y sueñas con dejar, pero del que nunca te vas. Y así una lista infinita que marca nuestra forma de vivir, nuestro sentimiento del día a día.
En el fondo de nosotros hay algo que se agarra con fuerza, con la esperanza de que las cosas vuelvan como eran, o se mantengan como son. ¡Que no cambien! Un anhelo que se esconde muy profundo en nuestro interior. Tan profundo que ni siquiera nos damos cuenta de él, de que somos nosotros mismos quienes no dejamos pasar página. Nos quejamos porque nos sentimos atrapados, pero al mismo tiempo nos aferramos a ese bucle del no dejar ir y no dejar venir. Y es que para salir de él, a veces hay que sacrificar y dejar cosas por el camino. Crear espacio que nos permita liberarnos y vivir mejor, más conscientes, más congruentes con nosotros mismos en este momento.
Otoño siempre es una buena fecha para dejar ir esas cosas que ya no nos sirven, que nos aportan más negativo que positivo, o que simplemente no nos aportan nada más que un peso interior. Ese peso que se traduce en miedo al aquí y al ahora. A lo que somos en estos momentos. El mismo miedo que no deja que nos abramos a las nuevas oportunidades que están ahí, pero que para verlas necesitamos haber soltado antes.
Dejando ir, es así como el verano deja venir al otoño. Permitiendo que los días sean cada vez más cortos y los árboles pierdan sus hojas para que todo vuelva a florecer con más fuerza en primavera.
www.ursulacalvo.com #YoAhora
Foto
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
Cómo vivir en el momento presente, en 7 claves psicológicas.
Las claves principales para saber cómo vivir en el aquí y el ahora de forma auténtica y sin excusas de la mano del portal especializado Psicología y Mente. https://psicologiaymente.net/meditacion/vivir-momento-presente
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
A través de una ventana podemos ver la maravilla que es la vida… Pero, ¿qué ocurre si llueve y la ventana se mancha de restos de agua y barro? Que la imagen de la realidad, de la vida, se distorsiona… La mente es esa ventana. Y cada vez que meditamos, le pasamos un trapito con un poco de limpiacristales… cuando empezamos a meditar y continuamos haciéndolo diariamente, no permitimos que las manchas se acumulen en la ventana… puede llover, pero no dejamos que la suciedad se acumule y no nos deje ver.
www.ursulacalvo.com #YoAhora
Foto
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
Es importante educar a los más pequeños en el marco del mindfulness pero, ¿cual es la mejor forma de fortalecer la práctica? Conoce esta selección de cuentos infantiles, de pequeño formato, que además de entretenerles, captarán su atención plena y conseguirán que se sientan aún más atraídos ¡Seguro que los disfrutan!
#YoAhora http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/2017/06/10-cuentos-para-explicar-mindfulness.html
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
#Microcuento sobre los pensamientos reiterativos.
Dos monjes llegaron a un río donde conocieron a una joven mujer. Con miedo a la corriente, ella les preguntó si la podrían llevar a hombros. Uno de los monjes dudó, pero el otro rápidamente la subió en sus hombros, cruzó el río y la dejó en la otra orilla. Le dio las gracias y se fue. A medida que seguían su camino, uno no paraba de darle vueltas y preocuparse. Incapaz de mantener el silencio, dijo:
“Hermano, nuestra formación espiritual nos enseña que tenemos que evitar cualquier contacto con las mujeres, pero tú la pusiste en los hombros y la llevaste”.
“Hermano,” respondió el segundo monje: “Yo la dejé en la orilla, mientras que tú sigues llevándola a cuestas.”
www.ursulacalvo.com #YoAhora
Foto
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
¡Date un respiro! Produce el mismo efecto revitalizante para tu cuerpo y tu mente. Siempre está disponible para ti, en cualquier momento. Sin tenerte que desplazar a ningún sitio “especial”. Nunca, jamás te fallará.
ursulacalvo.com/blog-ursula-calvo-center/310-date-un-respiro.html
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
He tenido el honor de ser entrevistada por mi querida amiga, Crina Budulan, una coach brillante y excelente persona http://ow.ly/hB6330gxcI3
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
"Los tratamientos para la depresión de ´mindfulness´ tienen tasas de éxito importantes, incluso para afrontar los casos de suicidio"
Domingo Quintana es neuropsicólogo clínico y especialista en la aplicación de tratamientos psicológicos basados en mindfulness para enfermos con enfermedad de alzhéimer y otras demencias y cuidadores.
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
Inicio de las clases de Yoga en Úrsula Calvo Center:
Ya puedes disfrutar de los enormes beneficios de la práctica del yoga en nuestro Centro de Ciudalcampo.
Experiméntalos con nuestro Abono de 10 días por sólo 25€.
Infórmate en: http://ow.ly/M56W30gSYrp http://ow.ly/i/ASGhd
Foto
Añadir un comentario...

La publicación tiene un archivo adjunto
Hace ya unos 12 años toqué fondo. La gota que colmó el vaso fue el diagnóstico de una enfermedad degenerativa en la columna vertebral que me provocaba unos terribles dolores con los que lidiaba cada día, entre pinchazo y pinchazo de cortisona. El pronóstico fue muy claro: los ataques serán cada vez más frecuentes e intensos, y no había cura. Este fue el último capítulo de una pesadilla que ya duraba demasiado.
En esos momentos, para las personas que me rodeaban yo era el ejemplo del éxito. Estudiante aplicada y entusiasta, había compaginado la Universidad con diferentes actividades laborales dentro de la banca y las telecomunicaciones. Y no había terminado el Master cuando ya tenía mi propia empresa. Con apenas treinta años tenía una familia maravillosa, una casa de ensueño, un deportivo y una empresa puntera.
Lo que nadie sabía era que, después de alcanzar el “éxito”, había entrado en una depresión y había empezado a enfermar: cólicos nefríticos, parálisis facial, embolia pulmonar, entre otras “anécdotas”. Y, sobre todo, por encima de todo, unas terribles ganas de no levantarme por la mañanas y enfrentarme a otro día.
¿Qué me había pasado? ¿Qué había cambiado? ¿Dónde estaba esa chica que, sin tener nada más que una pasión y energía desbordantes, se ponía al mundo por montera?
Haz clic en el enlace para continuar leyendo mi historia... #EnPrimeraPersona #YoAhora http://ursulacalvo.com/blog-ursula-calvo-center/309-empieza-a-entrenar-tu-mente-para-llevar-tu-vida-a-otro-nivel.html
Añadir un comentario...
Espera a que se carguen más publicaciones