Profile cover photo
Profile photo
Amor brujo
1 follower -
Amor, ángeles, magia, druidas, meigas, aire, tierra, fuego, agua, جبرائيل
Amor, ángeles, magia, druidas, meigas, aire, tierra, fuego, agua, جبرائيل

1 follower
About
Posts

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Leyenda de Matrioska - Dimitar Janakiew Inkiow


Érase una vez, un viejo carpintero ruso llamado Serguei.
El viejo Serguei, fabricaba preciosos objetos de madera: silbatos, juguetes, instrumentos musicales... Para ello, todas las semanas, salía a buscar buena madera al bosque para su trabajo.

Aquella noche había nevado mucho, pero con los primeros rayos de sol de la mañana, nuestro amigo salió esperando tener fortuna y encontrar un buen tronco con el que poder trabajar la madera. Pero sólo encontró viejos trozos de madera húmedos y pequeños, que con suerte solo podían servirle para calentarse al fuego.

Cuando iba a retirarse rendido por el cansancio, algo llamó su atención: un bulto grande sobresalía sobre la nieve. Al agacharse, vio el más hermoso de los troncos que nunca había recogido, de una maravillosa madera blanquecina. Serguei tomó fuerzas y recogió el tronco, que transportó hasta su casa. Tomó aquel tronco como el mayor de los tesoros y pensó que debía valer para hacer algo muy especial.

Pasó días y noches sin dormir, hasta que por fin se le ocurrió hacer una muñeca con la madera y así lo hizo. Cuando terminó, estaba tan orgulloso de su trabajo, que decidió no ponerla en venta. Se sentía muy solo y aquel pequeño objeto lo acompañaba en su soledad.

Te llamaré "Matrioska" dijo a la pequeña muñeca.
Cada mañana, Serguei se levantaba y saludaba a su amiga:
Buenos días, Matrioska. Hasta que un día, la Matrioska contestó:
-Buenos días, Serguei. Serguei se quedó muy impresionado y volvió a responder:
-Buenos días, Matrioska.
El viejo carpintero se sentía muy afortunado de tener alguien con quien conversar en su soledad. Pero Matrioska solo hablaba cuando los dos estaban solos.

Un día, Matrioska se levantó muy triste. Serguei, que lo había notado, preguntó:-¿qué te pasa, mi querida Matrioska?¡que no es justo!¿el qué? contestó el carpintero.
Cada mañana me levanto y veo a la osa con sus oseznos, a la perra con sus perritos... incluso tú me tienes a mí. Yo querría tener una hijita contestó la Matrioska.
Pero entonces le dijo Serguei- tendría que abrirte y sacar madera de ti, y eso sería doloroso.Ya sabes que en la vida las cosas importantes siempre suponen pequeños sacrificios contestó la bella Matrioska.

Y así fue como el carpintero abrió a su pequeña muñeca y de ella extrajo madera de su interior, para crear una muñequita más pequeña pero exactamente igual a ella, a la que llamó Trioska.
Desde aquel día, todas las mañanas saludaba:-Buenos días Matrioska, buenos días "Trioska".Buenos días, Serguei respondían al unísono.
Muy pronto ocurrió que Trioska también sintió la necesidad de ser madre. Así, el viejo Serguei volvió a repetir el proceso y de ella sacó otra muñeca exacta a ella pero más pequeña a la que llamó "Oska".

Al cabo de un tiempo, también el instinto maternal se despertó en Oska, que rogó a Serguei que la hiciera madre. Al abrir a Oska, se dio cuenta de que sólo quedaba un mínimo trozo de madera. Sólo una muñeca más podría realizarse.

Entonces, el viejo carpintero tuvo una gran idea. Fabricó un diminuto muñeco y antes de terminarlo, le pintó unos grandes bigotes. Cuando lo hubo terminado, lo puso delante del espejo y le dijo:-mira, "Ka",... Tú tienes bigotes. Eres un hombre. Por tanto, no puedes tener un hijo o una hija dentro de ti.

Después abrió a Oska. Puso a Ka dentro de Oska. Cerró a Oska, abrió a Trioska. Puso a Oska dentro de Trioska. Cerró a Trioska, abrió a Matrioska. Puso a Trioska dentro de Matrioska y cerró a Matrioska. Un día, Matrioska desapareció misteriosamente de la casa de Serguei.

Si alguna vez encontráis a Matrioska, Trioska y Oska y en su interior, al pequeño Ka, no duden en darles cariño. 
Photo
Add a comment...

Post has attachment
¡Ojalá te enamores!

¡Ojalá te enamores! Los gitanos maldicen, y la peor maldición jamás dicha es solo una. La más funesta. La más terrible. Basta que crean tener un enemigo, un enemigo específico, concretamente, un desapasionado (la ausencia de pasión es una afrenta para quien vive con ella a flor de piel) que lanzan el guante y el hechizo. Lo sentencian para siempre, y el condenado convive eternamente con el peso del dictamen sobre su cabeza, su alma y corazón. ¡Ojalá te enamores! Ojalá te enamores, dicen y maldicen. Ojalá te enamores, digo yo. Y no es solo una sentencia, es además un profundo anhelo. Ojalá te enamores y sientas el deseo descontrolado de recorrer las calles mojadas yendo de la mano, de noche, sonámbulo y ebrio. Desconcertadamente feliz. Ojalá te enamores y no sepas qué hacer. Que sientas el alma bellamente desgarrada y desees que cada girón sea unido solo por una persona en el mundo, solo una. Aquella persona que pueda desnudarte con pensarlo, y que el despojo no te inunde de frío. Ojalá te enamores y no puedas con eso. Que cada rincón de tu memoria sea habitado por un solo pensamiento, y que aquellos que huyen en otra dirección no encuentren el rumbo si no es con la guía de quien todo lo abarca. Ojalá te enamores y sientas que no es posible estarlo si no es con la proyección vital del deseo, que no concibas la vida si no es reflejándote en otra mirada y otras manos. Pero enamorarse no es para cobardes y convivir con dicha maldición no es para necios. Enamorarse solo es para aquellos que pueden con un destino atravesado, para aquellos que lleven un escudo y un carcajada por las dudas, y que por las mismas dudas pueden dejarlo en tierra. Enamorarse es para hombres comunes, esos que van vulnerables por la vida y que cuando es necesario, se la juegan por el suspiro de una mujer que baila. Enamorarse es para aquellos a los que no les incomoda ser espectadores, a sabiendas de que pueden ser protagonistas con solo quererlo. Enamorarse es para quienes pueden correr bajo la lluvia sin que las gotas los mojen, solo movidos por la pulsión de subirse a un tren que los espera. El tren espera, y ellos corren justamente por ese motivo, para evitar la espera del otro. Eso es enamorarse, creo. Y eso es poner el amor en acción. Enamorarse, en fin, no es para cualquiera. Solo unos pocos pueden con tamaña maldición. 
¡Ojalá te enamores! Y no puedas con eso. Y corras hacia el tren bajo la lluvia. Y no te mojes. 

¡Ojalá te enamores!
Photo
Add a comment...

Post has attachment
ESPEJO

Así es la vida, devuelve todo lo que das, tarde o temprano retorna. Algunos dicen que multiplicado siete veces siete. No hice un balance contable al respecto pero es posible que se incremente. Entonces la vida es un espejo, un reflejo de nuestras acciones. Si quiero justicia soy justo, si quiero paz armonizo con el alrededor. Doy felicidad si deseo la mía y se continúa hasta el infinito con todo lo positivo que quiero que refleje el espejo, que retorne a mi. De igual manera lo malo vuelve así que trato de no pensar ni hacerlo. Imagínese que llegue incrementado siete veces siete...
Quiero amor doy amor primero. El amor se consigue amando. 
Espejo, la vida no es casualidad, la vida es causalidad exactamente un reflejo de mi.

Gabriela
Photo
Add a comment...

Post has attachment
ME DECLARO VIVO

“Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome. ¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!
Desde entonces me atreví a ser como soy. Tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: vegetarianos que devoran al prójimo con su intolerancia, personas que caminan con un cartel que dicen: “Yo se más que tu”; médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.
El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo. La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando imparable, soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad, y si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción, prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida. Quizás solamente teníamos que ser humanos.
El que tú no veas los átomos, no significa que no existan. Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos. Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos, sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz. En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio.
Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida. El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles. La educación oficial te prepara para que seas tu propia interferencia.
Es interesante ver cómo los programas educativos eligen cuidadosamente todo lo esencial para descartarlo; así, no se enseña a vivir ni a morir, a amar ni a reír. La gente feliz no es rentable, con lucidez no hay necesidades innecesarias. No es suficiente querer despertar, sino despertar. La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado.
Recuerda que el deseo de hacerlo bien será un interferencia; es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto; la
meta no existe, el camino y la meta son lo mismo, no tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente. No, no te resistas, ríndete a la vida, quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, encarna utopías y lo imposible se pone a su disposición. La mejor manera de ser feliz es: “ser feliz”; reconstruye tu raíz y saborea la vida; somos como peces de mares profundos, si salimos a la superficie reventamos.
El corazón está en emergencia por falta de amor, hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella; nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz. Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros, mas no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel. La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado. Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez, amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones.
El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica. Sin amor, el síndrome de inmunodeficiencia será adquirido inevitablemente y ello es mortal. Desde mi corazón indígena sospecho que ser infeliz es una evasión. ¡Cuán fácil es hacer tonterías en este mundo moderno! Sospecho que el hombre empezó a equivocarse hace mucho tiempo, es decir que ya es tiempo de rectificar la marcha, y reorientando el paso, retomar la sagrada senda del sol.
No es posible llegar a nuestro sitio sin trascender el egoísmo; no es posible acceder a la vida plena sin haberse purgado previamente de miedos y temores. La gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad; la gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa; la gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza. Hay cosas que son muy razonables y… apestan. Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.
Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada. Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz solo lo que puedas, y
fundamentalmente celebra lo que tengas. La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia, cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual, la noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo. No importa lo que digan de ti… Lo que los demás esperan de ti pueden convertirte en una cárcel; digan lo que digan de mí yo soy el que soy."
Del libro, “Me declaro Vivo” por Luis Espinoza (Chamalú), 1994
Photo
Add a comment...

Post has attachment
TU Y YO

"La devoradora noche concluye. Se abrió una puerta  como una presencia en la que deje de ser límite, el absurdo cuerpo encerrado. Ahora soy tú (me siento dos) somos uno mismo, atraídos por un secreto que nos ama y que nos junta. En silencio fundidos, amando, saberse amado.
Costó aceptar querer ser de otro, saberse de otro y que el otro quiera ser tú al perder el yo.
Y es que al mirarme te miras, al amarme te amas, al acariciarte me acaricio y al besarme te besas. Todo es piel redonda, un solo ser que ama por lo invisible y queda libre de cualquier atadura al entregarse el yo.
No puedo respirar sino el aliento de tus venas, no puedes mover tu sangre sin mis latidos, somos una misma llama que alumbra los pasos. Ando la tierra, soy al verte en los utensilios que toco, en la lluvia, en el aroma, en el abrazo de los que se encuentran. Yo era sola, mi voz no tenía cauce ni memoria. Ahora sé que alguien me escucha desde su profunda fuente y comprendo a quien me dice desde lo claro del agua. Y esa palabra eres tú. Conozco más que nunca tu amor, tu paciencia a disculpar todo, porque antes también fui la de la espera. Y a quienes amé también supe entender; sus actos, sus caprichos, sus vaivenes del yo. Ahora al a saberte me enseñas la poderosa pasión de ya no ser. Los amores que tuve me prepararon para este amor. Sé como me amas porque así amé antes. Sé que te pierdes por mí y que sólo te encuentras cuando estas en mi yo que sólo puede ser tú. Porque te amo con todos tus defectos, con tu modo de ser tal como es yo. Mi puerta quedó abierta, tú que eres yo tienes la llave y entras a estar contigo cuando quieres. Ya no podré ser tú, que eres yo."
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Te amo y te quiero

Hoy en el colectivo me deje caer por un instante, estuve jugando con las patentes, con los modelos y colores de los coches que pasaban al lado y pensaba un poco en vos. En que le jazmín de luna (o chino) ya trepa los muros de las casas de barrio Cofico, anuncio certero de la llegada de la primavera.
Tus manos recorriendo mi espalda...dicho esto por segunda o tercera vez si consideramos las innumerables cartas que te he escrito. Esas que no te doy para no hacerte perder el tiempo, para que no te distraigas en pensar lo que nos pasa., esas que sueño un libro. Todas las palabras que callo (algo infinitamente complicado para mí) y enjaula mi inconsciente...Tus manos recorriendo mi espalda, tomando mi cintura genera en mí problemas motrices, por lo que resultaba difícil dar vuelta a mirar de forma tonta la calle, el puente ferroviario, los murales sin marearme y trastabillar mientras el autobús salta. Entonces llegan a mi mente esas caminatas subiendo la calle (nunca recuerdo el nombre) que llevaba a tu casa. Las interminables charlas proyectivas o en las que simplemente reíamos como locos de nuestras ocurrencias o de algún desconocido que pasaba absorto en sus pasos y no nos miraba ni de reojo. Llevado al presente los proyectos te aseguro que no te quiero faltar el respeto porque sí hay algo de lo que estoy segura es que de metafísica sabes más que yo. No quiero traer a la memoria todas las peleas y lo no dicho para no quebrantar la tregua. Comprende que si te pido un abrazo no es simplemente un capricho, ni ganas de terminar enroscados en otros varios, espléndidos y astrales sobre la cama. Sólo necesito sentirte cerquita un momento, piel con piel, aspirar tu perfume y confirmar que aparte de mi amor eres mi amigo.
Bueno verás en estas líneas que desomito varias cosas, notese mi frustración por ello, porque de todas maneras no es más que un puñado de palabras y no encuentro positivo contarte tanto. Prefiero demostrártelo. Sigo tus enseñanzas y hago. Y no te lo digo  mucho pero además de amarte te quiero.

♥ Gabriela ♥
Photo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded