Profile cover photo
Profile photo
Ricardo Virhuez
Escritor e investigador independiente
Escritor e investigador independiente
About
Ricardo Virhuez's posts

Post has attachment
Hace poco estuve en Marca: paisaje perfecto, la naturaleza en su esplendor. Solo color, luz y viento. Desde Wancawasi el universo nos deja mudos. Volver a Marca, como mi novela, cada día, cada palabra...
PhotoPhotoPhotoPhoto
2015-10-19
4 Photos - View album

Post has attachment
Hasta ahora no comprendo el origen de estos "tres mundos" andinos. Se parece mucho a las tres reglas incas del ama-súa, ama-llulla, ama-kella, que luego se descubrió que habían sido creadas recién a inicios del siglo XX. ¿De qué fuente provienen los mundos del uku-pacha, kai-pacha y hanan-pacha? Algunos pueblos imaginaban mundos a veces más importantes como el mar entre los moche o el lago entre aimaras y puquinas; o los ríos entre los amazónicos, todos ellos subacuáticos; y a lo que podríamos añadir el mundo alucinógeno de la wachuma y ayahuasca. ¿Solo tres mundos o estaciones existenciales?... Quizá el error provenga de imaginar lo andino como algo homogéneo y no considerar sus contradicciones. La continuidad cultural de la civilización andina es evidente, pero dentro de una heterogeneidad abrumadora, creadora, mucho más rica que esta tríada más parecida al cielo-tierra-hades de los griegos que los cristianos copiaron a su gusto... La civilización andina sigue siendo un libro abierto.

Post has attachment
El primer libro de cuentos amazónicos del que tenemos noticia se titula "Apuntes de viaje en el Oriente peruano" (1905) de Jorge von Hassel. Ahora por fin podemos descargarlo en Pdf. Pese a que más que un libro de cuentos, se presenta como un libro de "apuntes", lo que en nuestro tiempo sería "crónicas", tiene cuentos memorables como "Mashco playa" que narra el duelo a mano descubierta entre un indígena y un cauchero; también destaca el cuento "La hija del cauchero" y las dificultades de los colonos y caucheros por convivir con los indígenas, antes de las matanzas de Arana. Quizá el relato "La mujer del curaca" inspirara la novela "Selva trágica": el rapto de una mujer cauchera por los indígenas que al final tiene familia propia e hijos, que Arturo Hernández convertiría en lucha entre "civilización" y "barbarie"... Un dato adicional es que Von Hassel señala que estos apuntes fueron publicados previamente en el diario El Comercio, de Lima... Provecho con la buena lectura!
http://www.banrepcultural.org/…/defau…/files/brblaa56268.pdf
Photo

Post has attachment
El caucho se explotaba en el Perú desde el siglo XIX. Los miles de caucheros que llegaron a la Amazonía desde diferentes regiones de nuestro país y del mundo crearon una nueva historia: los emprendedores de la región San Martín inventaron "lo amazónico" al colonizar la selva baja y trasladar su habla, gastronomía y costumbres. Surgió Iquitos como ciudad cauchera importante, tal como surgieron Rio Branco, Cruzeiro do Sul, Manaus y Belem do Pará en Brasil. El ciclo cauchero reprodujo un sistema inventado por los curas y encomenderos en la colonia: el enganche, la venta a precios altísimos de productos que nadie necesitaba, pero era obligatorio pagarlos. También reprodujo un sistema (documentado por lo menos desde el siglo XVII) en que algunos grupos indígenas esclavizaban a otros para venderlos a los caucheros; y desataron correrías contra pueblos indígenas (huitotos y boras, principalmente) para el trabajo forzado en el Putumayo, mientras que mestizos y europeos trabajaban meses enteros internados en la selva para conseguir bolas de caucho. Pero el árbol de caucho no resistía las incisiones para extraer el látex y caía enseguida, por eso los caucheros preferían extraer todo lo que podían y luego tumbaban el árbol. Una vez consumido el caucho, se pasó a explotar la shiringa, principalmente desde fines del XIX. Pero ambas formas de explotación del caucho y de la shiringa creaban otros hábitos, otros habitantes, que es lo que precisamente resalta Euclides da Cunha en estos apuntes... El ciclo cauchero no fue solo Arana y sus miserias. Fue mucho más, abarcó todo un siglo, creó ciudades, estableció fronteras, inventó la Amazonía mestiza que conocemos y nos dio una de las culturas más ricas del país. Conocer el ciclo cauchero y sus contradicciones en el Perú es una obligación para todos.
Photo

Post has attachment
Aparte de la literatura de la violencia, la literatura peruana parece haberse trivializado, y las conductas de muchos escritores, mercenarizado. Lo cual es explicable, pues el capitalismo contemporáneo ha lumpenizado la sociedad peruana mediante el narcotráfico, la destrucción ambiental y la corrupción. Nuestro país pasa por los peores momentos de su historia debido a la destrucción ambiental, el uso de la policía y fuerzas armadas para proteger las corporaciones mineras y las matanzas indiscriminadas contra obreros, campesinos, medioambientalistas e indígenas. El caso de los indígenas amazónicos quizá sea mucho más terrible, debido al etnocidio silencioso y permitido que sufren a causa de la masiva evangelización en la Amazonía. ¿Y qué hace la literatura ante estos hechos? ¿Responde a su tiempo, reclama su derecho a ficcionar y reflexionar sobre la destrucción de su propia sociedad? Al parecer, las literaturas mediáticas, criollas y de visibilidad mercantil están contentas con todo esto. Incluso muchos escritores jóvenes se reclaman herederos de la pose frívola, lo autorreferencial, lo anecdótico. Nuestra crisis no es solo social. También es literaria. Lo curioso es que la negación para conocer y ficcionar nuestros problemas más urgentes no es compartida por otras artes, como el cine. Existen innumerables películas que, con plena visión política, tratan el problema del narcotráfico, de la destrucción ambiental y la explotación minera en los países pobres; explican y muestran cómo las multinacionales privadas y gobiernos como Estados Unidos y Europa corrompen políticos, destruyen sociedades y utilizan el crimen indiscriminado para saquear las riquezas naturales. Y no son películas de tesis e ideológicas. Son películas de acción, que pasan como policiales o de espías, como la saga sueca del agente Hamilton, o la reciente The Gunman, el drama de los mercenarios que, luego de asesinar a poblaciones enteras y políticos en África, sienten remordimientos y deben ser llevados a la justicia. Aunque el desenlace es una vuelta al orden, el triunfo del sistema "justo" que la película precisamente muestra injusto, se trata de todos modos de una mirada crítica a la destrucción de nuestro mundo que realiza el capitalismo. Si nuestra literatura tuviera esta mirada crítica, por lo menos...

Post has attachment
Siempre es hermoso cuando la poesía se atreve a conminar, desafiar, soñar.
"La hoguera y la ilusión" de Walter Villanueva.
Photo

Post has attachment
Las tradiciones orales, que algunos llaman mitos, leyendas o folclore, son el motivo de estas reflexiones que fueron parte del diplomado que dicté en la Universidad Intercultural de la Amazonía, en Yarinacocha, Pucallpa... Pueden bajarse el breve estudio con todo gusto, y que siga el debate.

Post has attachment
Y en una librería de la Universidade Federal de Minas Gerais encontré este libro sabroso e imprescindible: Estas Estórias, de Guimarães Rosa, aún no traducido al castellano, que contiene, además del hermoso poema que le dedica Carlos Drummond de Andrade, el cuento "Meu tio o Iauaretê", una joya de relojería narrativa y una sorprendida mirada hacia el narrador-personaje y el cambio de sujeto... El sabor de la relectura.
Photo

Post has attachment
Entre los diversos discursos de colonización se encuentran los de intelectuales peruanos que radican en el extranjero. Pontifican sobre democracia, derechos humanos y libertad de expresión, pero en grado cero: la neutralidad política como otra forma del silencio. O del miedo. Ninguno de estos intelectuales se entera que todos los países europeos son traficantes de armamentos con los países pobres y eslabones del narcotráfico y del terrorismo financiero, ni que arman hasta los dientes a los mercenarios financiados por Estados Unidos e Israel para atacar o defender gobiernos. El compromiso de estos intelectuales es con la neutralidad más pura y dura, con la filosofía legitimadora y con la literatura autorreferencial. Y al referirse al Perú, es divertido oírlos o leerlos pontificar sobre democracia y libertad de expresión. Se saben domesticados pero se asumen como “ejemplo” para los demás. Su literatura es de una medianía exasperante, pero su trajín marketero, viralizante.
En este video vemos la esencia de la sociedad estadounidense y un formato de familia que enseña a niños a disparar y matar, y que todavía representa, para muchas personas, el mejor modelo de sociedad y de familia. El discurso colonial hace que los criminales más sangrientos sean los mejores modelos. Así vamos.

Post has attachment
En 1964 los matsés fueron bombardeados con napalm y ametrallados por marines norteamericanos y militares peruanos. Casi fueron exterminados. 30 años después fui a Requena, entrevisté a un par de atacantes que se consideraban "héroes" y publiqué esta nota que muchos amigos me pidieron y por fin encontré, traspapelado. Ahí lo tienen. La memoria es un arma poderosa.
Photo
Photo
2015-10-19
2 Photos - View album
Wait while more posts are being loaded