- Joaquina Dorado Pita: El 25 de junio de 1917 nace en el barrio de pescadores de Santa Lucía y Monelos de A Coruña (La Coruña, Galicia) la militante anarquista y anarcosindicalista Joaquina Dorado Pita, que usó el nombre de María en la clandestinidad . Su padre era cajero viajante y su madre ama. A raíz de los hechos revolucionarios de octubre de 1934, su familia emigró Cataluña. En Barcelona aprendió el oficio de tapicera y de barnizadores y el mismo 1934 se afilió la Sindicato de la Madera y de la Decoración de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), con hizo una gran amistad con Eduard Pons Prades. En julio de 1936 luchó contra el levantamiento fascista y formó parte del Comité de Defensa del barrio barcelonés del Centro. Más tarde se integró en las Juventudes Libertarias de Pueblo Seco. Durante los «Hechos de Mayo de 1937» se opuso al estalinismo como miembro del grupo «Luz y Cultura». Cuando las Juventudes Libertarias del Poble Sec quedaron fuera de la ley, pasaron a ser Juventudes Libertarias de la Madera Socializada, de las cuales fue secretaria. En 1936 había entrado como ser secretaria del carpintero Manuel Hernández, presidente del Consejo Económico de la Industria de la Madera Socializada, el cual sustituyó en el cargo a partir de 1938 cuando este marchó al frente. Caída Barcelona, ​​en febrero de 1939 pasó a Francia y fue internada en el campo de Briançon, de donde huyó. Con la ayuda del botánico anarquista Paul Reclus, se instaló en Montpellier y más tarde en Toulouse, donde participó activamente en la reconstrucción del Sindicato de la Madera, formando parte de su Comisión Coordinadora. Durante la guerra fue internada en dos campos de concentración. Tras la celebración del Congreso de París y una vez reorganizadas las Juventudes Libertarias, entró a formar parte del grupo «Tres de Mayo", con Liberto Sarrau y Raúl Carballeira, entre otros. En agosto de 1946, como miembro del Movimiento Libertario de Resistencia (MLR), pasó clandestinamente a la Península para intervenir en numerosas acciones antifranquistas y en la distribución del órgano de expresión de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) ruta, junto con su compañero Liberto Sarrau, hasta la detención de ambos el 24 de febrero de 1948. Pasó 18 días en calabozos de la Jefatura Superior de la barcelonesa Via Laietana, donde fue torturada por el comisario Polo. El 15 de marzo de 1948 ingresó en la prisión provincial de Las Cortes, donde coincidió con otras compañeras libertarias (Rosa Mateo, Francesca Avellanet, Antonia Martínez, etc.). Juzgada y condenada a 15 años de prisión por «auxilio a la rebelión», salió en libertad condicional el 12 de enero de 1949, por invalidación del consejo de guerra celebrado en junio del año anterior. El 11 de mayo de aquel año, fue detenida nuevamente en Ripoll cuando intentaba pasar a Francia con Liberto Sarrau. En esta ocasión fue condenada en firme a 12 años de prisión, también por «auxilio a la rebelión». Durante su estancia en la prisión de Les Corts enfermó gravemente, hasta el punto de que el 28 de diciembre de 1950 fue trasladada al Hospital Clínico de Barcelona, ​​donde le extirparon un riñón. Del hospital, donde permaneció casi tres meses, salir desahuciada para «morir en casa». Gracias al médico naturista Ferrándiz y al tratamiento con penicilina, financiada por el Sindicato Fabril y Textil de la CNT clandestina, se salvó. Una vez recuperada, y sabiendo que aún le quedaban tres meses de prisión por cumplir, decidió renunciar a la clandestinidad y devolver a la cárcel para poder mantener sus padres, ya mayores, así como Liberto Sarrau, también cerrado, con su trabajo de costurera entre rejas. El 21 de diciembre de 1953 se presentó a Las Cortes para cumplir los tres meses que le quedaban de condena. Finalmente fue puesta en libertad condicional el 13 de febrero de 1954. 1956 consiguió pasar a Francia con la ayuda del guerrillero anarquista Quico Sabaté y el 30 de junio de ese año le fue concedido el estatuto de asilada política, por segunda vez. 1958 consiguió huir también de la Península Liberto Sarrau, recién liberado, después de pasar 10 años encerrados los 20 y un día a los que fue condenado por el mismo consejo de guerra que su compañera. Su pareja se instaló en París, donde trabajó de dependienta y de cajera en una zapatería. Militó, con su compañero, en la II Unión Regional de la Confederación Nacional del Trabajo Francesa (CNTF), dicho de la Tour d'Auvergne. En 2002, un años después de morir su compañero, dio sus archivos y los de Liberto Sarrau en el International Institute of Social History (IISH) de Amsterdam. El 24 de julio de 2004 participó en un homenaje a los combatientes antifranquistas organizado por la CNT de Terrassa. En 2006 regresó a Cataluña y se estableció permanentemente en Barcelona, ​​aunque realizando constantes viajes a Francia. Colabora habitualmente en Le Combat Syndicaliste. El 1 de marzo de 2007, junto con una treintena de mujeres gallegas (Mulleres con Memoria), recibió en Santiago de Compostela el homenaje de la Xunta de Galicia y junio, en su nonagésimo aniversario, el de los compañeros anarquistas .
Photo
Shared publiclyView activity