No me pregunten por qué, pero el mes de Diciembre se me pasa volando. Feriado por aquí y por allá, fiestas, vértigo y calor (al menos en Buenos Aires).

Es un mes que personalmente me gusta y que trato de aprovechar para hacer un balance del año. Pienso en las cosas que hice, en las cosas buenas y malas que me pasaron y trato de reflexionar también en lo que viene.

Por un lado no puedo dejar de pensar en lo rápido que pasa el tiempo y cuando te querés acordar pasaron 12 meses más. Podés sentirte contento, neutral, triste, cansado, frustrado. Los sentimientos se entremezclan según lo acontecido y por lo general uno o dos hitos importantes te definen tu balance anual...
Shared publiclyView activity